Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-01-2012

Una breve biografa de Manuel Fraga
De enfermedades, brindis y posibles enjuiciamientos criminales

Luis Angel Aguilar Montero
Rebelin


Si buscamos en Google las noticias de esta semana sobre D. Manuel Fraga, fcilmente encontraramos tres bloques bien diferenciados:

1. Las que se refieren a que Fraga est "superando una infeccin respiratoria" que a sus 89 aos, se le pudo complicar: "Manuel Fraga Iribarne padece una infeccin consecuencia del agravamiento de un catarro y se encuentra convaleciente en su domicilio de Madrid" (Europa Press), "La salud de Manuel Fraga sigue siendo delicada‎" (La Voz de Galicia), "Los tres grupos parlamentarios desean una pronta recuperacin a Fraga"...(Cobertura completa aqu) que no tienen mas trascendencia que la que tiene, mxime cuando parece que est superando la enfermedad.

2. Las que hacen referencia a una polmica sobre una mala interpretacin de un concejal del PP a un tweet de otro concejal de IU, y que pese a la correcta aclaracin que hace el propio autor mas all de los 140 caracteres, ya se ha encargado de airear malintencionadamente la caverna meditica mas conservadora, llamndole poco menos que etarra (El Mundo, La razn, Intereconoma, La Vanguardia: "Un edil de IU en Madrid anima a brindar con Cava por la enfermedad ...‎ / "El brindis envenenado de un edil de IU por la delicada salud de Fraga", "El portavoz de IU en Las Rozas celebra la enfermedad de Fraga‎ /(Ver cobertura completa)

3. Y un tercer bloque, que es al que quiero llegar, en el que se habla del posible encausamiento en Argentina por su participacin en los crmenes del franquismo:"Envan informacin a una juez argentina para encausar a Fraga por (El Mundo.es)/ "Para ello aportarn documentacin sobre el ex presidente de la Xunta y ex ministro de Informacin y Turismo durante la dictadura/ "Fraga podra ser encausado en Argentina por su participacin en..." (Cobertura total aqu).

Pues bien, aclarado ya que nadie desea, ni ha deseado, la muerte de Fraga sino su pronta mejora (es cierto que unos por afecto a su correligionario o familiar y otros porque pueda finalmente ser juzgado por los posibles crmenes y presuntos delitos que seguramente le imputarn), si quiero dejar constancia de su biografa, porque creo que no es justo que luego, cuando tarde o temprano le corresponda como a m, el paso a mejor vida (que eso pensamos los creyentes), se trate de borrar una parte de la historia, como se ha hecho hasta ahora. Porque justo es reconocer que -probablemente con su mejor intencin- l cre el Tribunal del Orden Pblico (el clebre y terrible TOP) para evitar la aplicacin de los mas terribles todava, Juicios Sumarsimos (JJSS), que ya se reservaron a delitos de terrorismo y no como hasta entonces cuando los delitos de reunin ilegal, manifestacin y propaganda ilegal se consideraban delitos de rebelin militar y juzgados como JJSS. Y tambien fue cierto que acab con la censura previa, aunque dej lo de la presentacin antes de difundir. Pero lo que est claro es que hay una biografa quasi tan apcrifa como la del Rey, que nunca ha interesado que se conozca, y eso tambien forma parte de nuestra historia.

Por eso, saco esto ahora, pero para que nadie me acuse de haber cocinado nada, lo hago reproduciendo la biografa que enva por carta la Comisin por la Recuperacin de la Memoria Histrica de A Corua (CRMH), a la jueza argentina Da Mara Servini (respondiendo a la reciente peticin de dicha jueza al Gobierno Espaol). En dicha carta se acompaaba tambin una relacin de las actividades represivas que tuvieron lugar cuando Fraga era ministro de los varios gobiernos franquistas en los que particip.

Muy probablemente esta jueza va a venir a investigar directamente a Espaa, por lo que el tema no ha hecho sino empezar. Y tiene su relevancia porque puede ser la nica posibilidad de resolver esta asignatura pendiente, mxime cuando el juez Garzn, ya fue apartado de sus funciones por querer investigar esos posibles crmenes de la dictadura en Espaa. Si l lo hizo con Pinochet, puede que esta valiente jueza le devuelva la osada.

Y como estos temas an son tab en nuestro pas y no saldrn demasiado en los medios, aqu quedan los datos y que cada quien juzque por s mismo.

Carta de la CRMH de La Corua, a la jueza argentina Da. Mara Servini, informando de los servicios al franquismo prestados por Manuel Fraga Iribarne como ministro.

Sra. Da. Mara Servini de Cubra. Jueza Federal de Argentina

Estimada amiga:

En nombre de la Comisin por la Recuperacin de la Memoria Histrica de A Corua (CRMH) quiero agradecerle, en primer lugar, el trabajo que est desarrollando en la causa que investiga los crmenes del franquismo en Espaa, iniciada a instancia de un grupo de familiares de vctimas, bajo el principio de justicia universal por el que se pueden investigar crmenes de lesa humanidad ocurridos en terceros pases.

Usted debe saber que el Gobierno de Espaa no est investigando esos crmenes contra la humanidad. La justicia argentina es la nica esperanza que nos queda para conocer la verdad y que se haga justicia. Como usted ya conoce, el juez de la Audiencia Nacional Espaola, Baltasar Garzn, fue apartado de sus funciones cuando pretenda investigar esos crmenes, a instancia de numerosas asociaciones de la memoria histrica. Adems. Por si esto fuera poco, organizaciones relacionadas con el franquismo presentaron una denuncia contra el juez Garzn, que va a ser juzgado en los prximos das y tiene, entre otras, una acusacin de prevaricacin.

La llamada Transicin -pas de la dictadura a la democracia- que firmaron los principales partidos del Estado espaol, fue tambin un pacto de silencio que llev al olvido a cientos de miles de vctimas del peor de los terrorismos, del terrorismo de Estado.

La Ley de Amnista, demandada por todas las fuerzas democrticas cuando acabamos con cuarenta aos de dictadura, fue interpretada como una ley de punto final para no llevar ante los tribunales a los responsables de crmenes contra la humanidad, crmenes que no prescriben.

Queremos responder a su peticin de envo de informacin sobre los ministros de la dictadura de Franco desde el 17 de julio de 1936 hasta el 15 de junio de 1977, que se celebran las primeras elecciones democrticas.

Adjuntamos informacin sobre el ministro Manuel Fraga Iribarne (tiene una residencia en la localidad de Perbes, del ayuntamiento de Mio, en la provincia de A Corua) y las actividades que est desarrollando la CRMH para que se le retire la distincin honorfica de Hijo Adoptivo de A Corua, entre ellas el manifiesto Los tiempos son llegados, que tambin adjuntamos, con los numerosos apoyos recibidos. No se trata de juzgar ahora la trayectoria personal de algunos de estos ministros desde la conquista de la democracia hasta hoy; estamos analizando su papel como miembros activos del rgimen de Franco y participantes en un rgano colegiado, como el Consejo de Ministros de la Dictadura, que aplicaba una poltica de graves violaciones de los derechos humanos, como seala la Ley de la Memoria Histrica, aprobada en Espaa el 28 de octubre de 2007.

Algunos datos biogrficos del Camarada Fraga:

Esto deca el Decreto 154/1961, de 2 de febrero: A propuesta del Ministro Secretario General del Movimiento, cesa el camarada Manuel Fraga Iribarne en el cargo de Delegado Nacional de Asociaciones de Falange Espaola Tradicionalista y de las JONS, agradecindole los servicios prestados (Firmado por Francisco Franco y publicado en el BOE de 9 de febrero de 1961). Este cargo no figura en su biografa oficial.

Fraga estaba en el Consejo de Ministros, participando en la represin.

Consideramos que con estos antecedentes Manuel Fraga Iribarne debera formar parte de la causa que usted sigue por los crmenes del franquismo.

Debe saber que apoyamos el exhorto que envi al Gobierno espaol, para que informe si se est investigando en Espaa la existencia de un plan sistemtico, generalizado, deliberado y planificado para aterrorizar espaoles partidarios de la forma representativa de gobierno a travs de su eliminacin fsica y de la desaparicin legalizada de menores de edad con prdida de su identidad. Como contribucin a esa investigacin, en el prximo mes recibir usted un libro, que va a editar la CRMH, con una resea biogrfica de las 600 personas de diez ayuntamientos de la comarca de A Corua que fueron asesinadas por el franquismo.

A Corua, 5 de enero de 2012.

Fdo. Fernando Souto Surez

Presidente de la Comisin por la Recuperacin de la Memoria Histrica de A Corua.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter