Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2012

La importancia de la masa crtica revolucionaria y la crtica de la masa revolucionaria en la Cuba Socialista

Roberto Herrera
Rebelin


Toda descripcin coherente, metdica y sistemtica de cualquier fenmeno, es decir, toda transformacin, sea esta biolgica, fsica, qumica o econmico-social, en la naturaleza o en la sociedad, es parte del mtodo de investigacin que utilizan la ciencias naturales y poltico-sociales, para interpretar la realidad. En la fsica nuclear, la masa crtica est definida como la cantidad mnima de material fisible, capaz de mantener una reaccin nuclear en cadena. En el modelo leninista de organizacin revolucionaria, la masa crtica revolucionaria, estara concentrada en una docena de revolucionarios profesionales, altamente activos a nivel poltico-militar, capaces de iniciaren el sentido de ignicinun proceso de transformacin radical en la sociedad, pero incapaces de mantener por s solos, el proceso dialcticocomplejo y contradictorio de la revolucin social en la dimensin tiempo-espacio. Esta tarea, le corresponde a la masa revolucionaria crtica y consecuente.

Fidel Castro estaba consciente del papel histrico de las masas, cuando expres en el discurso pronunciado el 8 de enero de 1959 en la ciudad de la Habana, que la guerra la haba ganado el pueblo. Fidel, subray la importancia y el poder de la opinin publica y, como buscando una confirmacin a sus palabras, se dirigi al comandante guerrillero Camilo Cienfuegos, genuina imagen del pueblo cubano, y le plante retricamente la famosa pregunta: Voy bien Camilo?, y luego continu diciendo: .No hubiera hablado yo as cuando nosotros ramos un grupo de 12 hombres, porque cuando ramos un grupo de 12 hombres todo lo que tenamos por delante era pelear, pelear y pelear, y haba mrito en combatir en esas circunstancias; pero hoy, que nosotros tenemos los aviones, los tanques, los caones y la inmensa mayora de los hombres armados, la marina de guerra, numerosas compaas del ejrcito y un poder enorme en el orden militar (EXCLAMACIONES DE: Y el pueblo!, Y el pueblo!) y el Pueblo Entonces Fidel vuelve a reiterar en su discurso, el papel preponderante del pueblo y con humildad expresa: Y a quien le pido que nos ayude mucho, al que le pido de corazn que me ayude, es al pueblo, a la opinin pblica, para desarmar a los ambiciosos, para condenar de antemano a los que desde ahora estn empezando a asomar las orejas.

El postulado fidelista/leninista del puado de hombres no tena nada que ver con significados msticos y esotricos atribuibles al nmero doce, sinnimo de la perfeccin en la antigedad, sino ms bien, con la ley dialctica de cualidad y cantidad. La masa crtica revolucionaria ha sido siempre un puado de hombres y mujeres, que a lo largo de la historia de las revoluciones sociales, ha generado las condiciones objetivas y subjetivas mnimas para impulsar la lucha por la toma del poder poltico e iniciar seguidamente un proceso de transformacin radical de la realidad en las respectivas sociedades.

La consolidacin, conservacin y defensa de las transformaciones poltico-sociales y econmicas alcanzadas en Cuba desde el triunfo de la revolucin el primero de enero de 1959, es la tarea estratgica del pueblo cubano, en sentido general, y en particular, de la masa revolucionaria activa, culta , consciente y comunista. La Cuba Socialista es, en este sentido, despus de la cada de la Unin Sovitica, el parmetro con que se mide la validez histrica del comunismo. Es por ello, que tanto los amigos como los enemigos de la revolucin cubana, estn pendientes del desarrollo de las reformas del modelo de gestin econmica en Cuba.

El hilo conductor de muchos de los discursos de Fidel, referentes a la revolucin cubana, han sido, segn mi modesta apreciacin, dos grandes temas: El papel del pueblo y la verdad revolucionaria.

La contrarrevolucin bien puede ser planificada, azuzada y financiada desde afuera, pero el xito o fracaso de la misma, depender del grado de cohesin ideolgica y de la conviccin comunista de la masa revolucionaria crtica; y sta slo puede ser crtica, si es culta, libre y sin prejuicios; cuando corrobora en la vida cotidiana que los dirigentes polticos tambin practican lo que predican, cuando no tiene temor a expresar sus dudas e inquietudes.

La cuestin de la crtica tiene dos aspectos: lo formal y lo conceptual. Es decir, tiene mucho que ver con los mtodos utilizados para plantear los problemas y con el contenido de las posibles soluciones. Tener una actitud crtica revolucionaria significa plantear soluciones revolucionarias concretas a problemas tericos y prcticos de la revolucin. Vale decir, que el planteamiento correcto de los problemasa travs del mtodo cientfico de investigacin, implica su posible solucin. Muchas de las dificultades en Cuba, son derivadas de la crisis sistmica y coyuntural de la economa de mercado a nivel mundial; as como tambin, de los errores inherentes al modelo de gestin econmica heredado del socialismo sovitico, que dicho sea de paso, hizo aguas hace ya cuatro lustros.

La naturaleza de los problemas econmicos en Cuba tiene un origen, macro y micro econmico y las repercusiones mediatas e inmediatas de esta crisis, afectan gravemente a la gran mayora de la sociedad. Muchas de las carencias de bienes de insumo y de consumo que adolece la poblacin cubana, tienen su explicacin en el bloqueo poltico-econmico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de Norteamrica desde ms de medio siglo y es el factor exgeno permanentehabr bloqueo para rato ms importante a tomar en cuenta al momento de analizar objetivamente la economa cubana. Por otra parte, la falta de recursos monetarios financierosnacionales y extranjerosnecesarios para impulsar la actividad econmica del incipiente sector privado y para incrementar la productividad del sector agro-industrial estatal, dificulta seriamente la creacin de puestos de trabajo, lo que influye negativamente en el crecimiento anual de la produccin de bienes y servicios. La gestin econmica tambin se ve afectada por una retahla de vicios, malas costumbres y conductas laborales inapropiadas, de ciudadanos que no han desarrollado un grado de responsabilidad social tal, que les permita tomar conciencia del dao que le causan a la sociedad con su comportamiento. Entre los factores negativos endgenos, podran sealarse los siguientes: la poca eficiencia laboral, el ausentismo, el pasotismo, la falta de disciplina y chapuza en el puesto de trabajo, la corrupcin y el robo a la propiedad del estado.

Es obvio, que la implementacin de los lineamientos poltico-econmicos, aprobados por el VI Congreso del Partido Comunista Cubano en 2011 y sus frutos, a corto, a mediano y a largo plazo, dependeren gran medidadel nivel de conciencia de la masa revolucionaria crtica, y de la capacidad y voluntad del pueblo cubano, de asumir una economa de ahorro y vivir con menos gratuidades y subsidios que en el pasado.
El futuro de la revolucin cubana ya no depende de la masa crtica revolucionariacon Fidel a la cabeza, como representante de la generacin histrica que gest la revolucin, sino ms bien y esencialmente, del poder de la masa revolucionaria que ya no es annima, porque desde el triunfo de la revolucin, se ha ido forjando una personalidad propia, negando lo viejo y caduco en un proceso dialctico de desarrollo, transformando paulatinamente las condiciones materiales y espirituales, que le ha permitido al individuo y a la colectividad irse convirtiendo en sujeto y en el actor principal de su historia.

Si los que iniciaron la gesta revolucionaria cubana fueron una docena de hombres, los que la defendern en cualquier momento, sern muchos, muchsimos ms.

Blog del autor: http://robiloh.blogspot.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter