Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2012

Contra la moral de los esclavos

Paula Castillejos
Diagonal

Recuperamos El sirviente, un largometraje de ficcin sobre la lucha de clases en el hogar dulce hogar de una familia aristcrata.


Basada en un texto del dramaturgo Harold Pinter, El Sirviente cuenta la historia de un criado (Dirk Bogarde) especializado en servir a gente de la aristocracia (y alrededores) que, un da, es contratado por un joven adinerado que habita una mansin en la que el lujo es la sea de identidad. Poco despus se incorpora como doncella su supuesta hermana que, con el trato y las seducciones, se convierte en amante del dueo de la casa. Con el tiempo, el grado de dependencia que se establece entre ellos es tal que los papeles, en un claro ejemplo de suplantacin social de la personalidad, parecen invertirse hasta el punto de que el empleado parece el empleador. La dirigi Joseph Losey (1909 1984), el director americano ms europeo, diez aos despus de exiliarse a Inglaterra por formar parte de las listas elaboradas por el senador McCarthy en su famosa caza de brujas (comunistas).

Todo en la casa, que nos recuerda a ciertas pelculas de Visconti y que, con algo de obra de teatro, es el escenario donde se desarrolla la mayor parte del metraje, es exquisito y sofisticado, y hasta el ms mnimo detalle habla de lo refinado del ambiente: obras de arte, cuadros con firma, esculturas de bronce, muebles de madera labrada, grandes ventanales, etc. Al ver esa decoracin tan selecta, tan elegante (y tan alejada de la austeridad), una no puede dejar de pensar en las novelas de Rafael Chirbes pues, al igual que sucede con los protagonistas de muchas de ellas, sus propietarios forman parte ya de esa generacin familiar que disfruta de los placeres de la vida, que entiende de aadas de vinos caros, que asiste a subastas de arte, que viaja con regularidad para asistir a un concierto de pera o para contemplar una exposicin en un lejano museo; y que, sobre todo, ya casi no recuerda (o no quiere recordar) el origen de su riqueza.

Ese principio de la particular acumulacin primitiva de capital que otorg a personas como las que protagonizan El sirviente un apellido conocido, el trabajo sucio que realizaron algunos de sus antepasados al aceptar ciertos encargos, la forma en que miembros de su genealoga se apropiaron de unas plusvalas que no les correspondan, y que, olvidndose del coste soportado, les permiti cambiar de clase social y procurarles una vida llena de satisfacciones y de buenos modales a sus herederos.

Especie depredadora

En medio de ese apacible bienestar Losey introduce, como si de una especie depredadora se tratase, a ese criado, de comportamiento exquisito y tacto impecable, dispuesto a disfrutar de lo que le rodea, a comerse, con cubertera de plata, su trozo de la tarta (y no, precisamente, el ms pequeo). El sirviente, sabiendo que su director era un marxista romntico, puede interpretarse y su intencin es ms que evidente como una metfora de la lucha de clases, y como una llamada al obrero consciente para que, haciendo uso de su inmenso poder, se apropie de los medios de produccin y se libere de ese intermediario que se lucra gracias a su fuerza de trabajo.

Tambin, desde otro punto de vista, la pelcula funciona como un ejemplo de las relaciones de dominacin y de sumisin que, a veces, se establecen entre dos personas unidas sentimentalmente, o bien situadas en una insana dependencia emocional. Y, por ltimo, hay una historia de amor homosexual, latente e imprevista; pues, al igual que las obras clsicas, son muchas las posibles interpretaciones a las que se presta.

El resultado es una pelcula memorable, con muchos guios a Buuel, que, con esa mezcla de surrealismo y alta sociedad, en no pocas ocasiones, nos recuerda a El ngel exterminador; una obra grande a la que, si se nos permite criticar algo, es ese final que se nos antoja excesivo en el que el criado parece estar dispuesto a repetir los mismos errores que su amo cuando, si queremos otros modelos de relacin menos injustos y ms igualitarios, se debera hacer todo lo posible por superar.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/Contra-la-moral-de-los-esclavos.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter