Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2012

Entrevista a Ferran Aisa
Diez preguntas sobre el anarquismo (IV)

Arturo Borra
Rebelin


  1) Al menos en la Europa de la ltima dcada algunos movimientos sociales tal como ocurre con el movimiento 15-M- han reactivado de forma ms visible un cierto espritu libertario. Qu factores inciden en este retorno del anarquismo? De forma inversa: por qu ese espritu libertario no cuenta con apoyos sociales ms amplios?

La situacin poltica y econmica actual es propicia para que se produzca la aparicin de fenmenos de aspecto o movimiento social, como ya fueron los de signo antiglobalizador de los primeros aos del siglo XXI, el movimiento Okupa y otros de signo ms o menos libertario que han fomentado o fomentan aspectos como la solidaridad o el soporte mutuo. En este aspecto hay que aadir al movimiento 15-M, que ha puesto en su haber la prctica libertaria asamblearia. Que el anarquismo no haya desaparecido del planeta tierra es todo un fenmeno sociolgico; a pesar de todo, el anarquismo, aunque sea en pequeas dosis, contina presente en el nuevo siglo. La falta de un apoyo social se debe sobre todo a la fuerza motriz del Estado y de sus soportes para combatirlo directamente de maneras muy sutiles basadas en calumniarlo o ignorarlo, incluso tergiversando los hechos histricos o la memoria colectiva. Por otra parte, la falta de una organizacin potente, dgase sindicatos o una coordinadora de movimientos sociales y libertarios, constituye el gran hndicap para encontrar apoyos sociales ms amplios.

2) Admitamos que no hay garantas para la promesa de otro mundo posible. En esas condiciones de incertidumbre, cmo movilizar a diferentes sujetos colectivos en la construccin de un porvenir deseado?

Las dificultades para crear un gran movimiento son muchas, pero la historia ensea que cuando las voluntades diversas quieren luchar para cambiar algo han de unirse, la fragmentacin solo sirve para dar continuidad al sistema que se pretende derribar. Otro mundo es posible pero hay que construirlo desde el presente, creo que la movilizacin ha de pasar por tender puentes de dilogo entre las distintas maneras de pensar o de obrar con el fin de conseguir la construccin de un movimiento lo ms amplio posible.

3) La frontera entre marxismo heterodoxo y anarquismo no siempre resulta ntida, aunque sus diferencias con respecto al estado son conocidas. En este punto, qu puede aportar ese discurso marxista al movimiento libertario?

Las diferencias que existen entre el marxismo heterodoxo y el anarquismo, que son muchas, pueden limarse en la unin por la base, a travs de la accin y la autogestin, por aqu se podra avanzar y sta quiz es la aportacin ms clara que puede presentar el movimiento libertario. Es decir: un planteamiento de libertad y descentralizacin por encima de la autoridad y el centralismo.

4) De qu forma podra concebirse la transicin desde los actuales estados-nacin a una sociedad sin estado, dando por sentado que los grupos hegemnicos ya despliegan todos los medios disponibles sin excluir la violencia- para retener su rgimen de privilegios? Cmo se regularan los conflictos tanto en la vida pblica como privada en esa sociedad autogobernada?

Romper la hegemona de los Estados-Nacin con sus poderes fcticos (nacionales e internacionales) es realmente una proeza de titanes, pero imperios igual de grandes han cado En todo caso si existiese una transicin hacia otra sociedad diferente de la actual se habra de tener en cuenta los valores libertarios, crendose colectividades de individuos libres. Las comunidades libres se tendran que organizar bajo los preceptos de federalismo, apoyo mutuo, solidaridad y, entre otras cosas, autogestin. La regularizacin de los conflictos habran de decidirlo las comunidades en su respectivo momento.

5) Uno de los reproches ms repetidos con respecto a la izquierda es su dificultad de construir frentes de lucha en comn. Qu responsabilidades histricas tiene el anarquismo en la fragmentacin de esos movimientos que buscan activamente una transformacin social radical?

Todos los movimientos de izquierdas tanto marxistas como libertarios son responsables de sus victorias y de sus fracasos, que, en realidad, han sido tambin las victorias y los fracasos de la sociedad en pos de su emancipacin. Para recuperar un movimiento unido o frente de lucha comn quiz tendramos que volver a los rasgos comunes de la Primera Internacional, anterior a la separacin de Marx y de Bakunin.

6) Por qu deberamos renunciar a abrir un frente de lucha tambin (aunque no solamente) en las instituciones del estado, considerando que sus polticas nos afectan de forma directa? Qu posibilidades reales hay de articular representacin parlamentaria y democracia directa?

Las posibilidades de que un movimiento revolucionario de izquierdas o de signo libertario participen en los organismos del Estado no son sinnimo de garanta emancipadora, todo al contrario, creo que como la historia demuestra- participar en la poltica burguesa significa quedar integrado en el sistema que se quiere destruir. Pero tampoco hay que olvidar que el anarquismo ibrico ya ha participado en el poder a todos sus niveles, en otras circunstancias claro, pero el fruto real conseguido fue contrario al anhelo revolucionario perseguido. Tambin hemos visto como los partidos llamados de izquierdas (PCE-PSOE) cuando han llegado al poder no han hecho otra cosa que cejar en su ideologa y dedicarse a apuntalar el Estado burgus.

7) Una lectura habitual de la clebre expresin pasar del gobierno de los hombres a la administracin de las cosas es que ese pasaje equivale a una clausura de lo poltico, esto es, a una sociedad reconciliada, libre de antagonismos. En caso que resulte vlida esa lectura, hasta qu punto no se reintroduce un principio teolgico en la historia humana, esto es, una dimensin mesinica en la que el Otro es plenamente integrado a la comunidad?

Los planteamientos libertarios no son ajenos a la crtica, ni tampoco pueden librarse de contrasentidos porque son realizados por seres humanos. Nadie tiene la verdad absoluta, por tanto nadie puede monopolizarla para imponerla. Suponer que un mundo libre de poderes fcticos el ser humano sea capaz de constituir un gobierno que no gobierne sobre los hombres y mujeres, sino solamente se dedique a administrar las cosas sera el mximo exponente de anarqua. Pero de aqu a creer que esta clebre expresin tiene que ver con la fe o con aspectos mesinicos me resulta difcil de responder. Considero que el anarquismo no es un dogma, sino un conglomerado de ideas y de conceptos que resultan ms filosficos que prcticos, por tanto en una hipottica sociedad libertaria, seran los individuos de las distintas colectividades o comunidades los que desarrollaran la poltica correspondiente para el bien comn de la sociedad.

8) En algunas variantes cratas, de modo similar a lo que ocurre en el liberalismo, la nocin de poder, circunscripta al estado, es concebida en trminos negativos y represivos. Ahora bien, qu implica desistir de toda forma de poder? Qu puede hacer el antipoder ante poderes imperiales globales, despreocupados de la injusticia cotidiana y de la violencia que ejercen sobre millones de seres humanos?

El anarquismo es mucho ms una tica de comportamiento, que no un compendio de instrucciones de organizacin social. Por tanto la tica o la moral anarquista, definida perfectamente por Kropotkin, considera toda clase de poder una obstruccin al libre albedro de los seres humanos. La lucha contra el poder ha sido uno de los grandes objetivos de los movimientos libertarios, as como la lucha contra la injusticia con el fin de concienciar a los individuos para avanzar hacia la emancipacin. Por lo menos eso fue lo que se hizo en Espaa mientras hubo un movimiento libertario popular encauzado sobre todo en la CNT.

9) La abolicin de todo principio de jerarqua a menudo choca contra el reclamo de autoridad por parte de una subjetividad que con Guattari podemos denominar capitalstica. Cules seran los espacios estratgicos fundamentales para cambiar esa subjetividad dominante y qu papel deberan jugar los intelectuales en este proceso de cambio?

Sabemos de las grandes dificultades que existen hoy en da para luchar contra las jerarquas autoritarias que dominan el mundo, y tambin del papel irrelevante que juegan los intelectuales en este proceso de cambio. Unos porque estn a lado del poder que los alimenta, otros porque son silenciados directamente por la jerarqua autoritaria que domina el mundo. A pesar de ello los intelectuales de izquierdas, comprometidos o libertarios deben de buscar las vas propias para intentar llevar su mensaje no solamente a los fieles, si no saltar todas las barreras posibles, a travs de todos los medios, para llevar su mensaje al resto de la sociedad.

10) La actual arremetida del capitalismo mundializado, facilitada por la institucionalizacin del estado de excepcin, parece estar conducindonos a un punto de no retorno en el que el desastre ecolgico y social es una posibilidad cierta, nada remota. Cmo reinventar las luchas libertarias en el siglo XXI, considerando esta dinmica econmico-poltica que nos enfrenta a una situacin indita en nuestra historia?

La fuerza del capitalismo globalizado actual con su ideologa neoliberal y con su capitalismo salvaje, slo puede ser contestada desde la unidad de accin de todos los movimientos que creen en un cambio radical y profundo del mundo. Dganse estos movimientos marxistas heterodoxos, libertarios, anarcosindicalistas, 15-M, etc. Precisamente las ocupaciones de plazas y el funcionamiento de las asambleas de barrio han venido a demostrar la viveza del anarquismo (aunque el adjetivo no se nombre) en sus valores fundamentales: Accin directa, solidaridad, federalismo, apoyo mutuo, autogestin y democracia directa. Todos stos conceptos, en mayor o menor medida, se han aplicado (o an se aplican) en la mayora de las relaciones asamblearias del 15-M. Por tanto las luchas libertarias, por encima incluso, de organizaciones contina viva en medio de la sociedad.

En el blog del autor: http://archipielagoenresistencia.blogspot.com/2012/01/diez-preguntas-sobre-el-anarquismo-una_17.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter