Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2012

Petrocaribe Para los pueblos o los verdugos?

Roberto Quesada
Rebelin


es increble que ahora el gobierno (Pepe Lobo) vaya de rodillas con la mano extendida para pedir ayuda a quien tanto dao nos hizo (Venezuela). Santiago Ruiz, ultraderechista y parte del golpe de Estado, presidente del Consejo Hondureo de la Empresa Privada (El Heraldo, Tegucigalpa, 13 enero 2012).

En la hundida Honduras contempornea que hundieron unos cuantos avorazados piratas enemigos de la humanidad, tambin conocidos como golpistas, ahora se debate si este pas, uno de los ms empobrecidos de Latinoamrica, solo superado por Hait, debe o no volver a ser parte del acuerdo de Petrocaribe, iniciativa venezolana-bolivariana con el propsito de ayudar a los pueblos ms pobres, o empobrecidos.

En la VI Cumbre de Petrocaribe, realizada a mediados de junio del 2009, poco antes del golpe de Estado del 28 de junio en Honduras, los lderes centroamericanos y caribeos defendieron los avances logrados con la iniciativa venezolana en la regin, los jefes de Estado y/o Gobierno, reunidos en Basseterre, la capital de la Federacin de San Cristbal y Nieves, ratificaron en la declaracin final: Petrocaribe es una plataforma efectiva de unin y de cooperacin que ha alcanzado logros destacados en la lucha por un mayor grado de desarrollo econmico y social de sus miembros () Petrocaribe no es slo un escudo, es una espada que abre caminos a nuestros pueblos frente a las potencias ms poderosas del mundo, es un mecanismo importante de cooperacin justa y solidaria que supera cualquier esquema tradicional de comercio.

Por su parte, en su intervencin, el presidente de la Repblica Bolivariana de Venezuela, Hugo Chvez, sostuvo que el acuerdo energtico Petrocaribe es un instrumento de acercamiento, de cooperacin, de unin, de ayuda mutua y liberacin y en este mecanismo nuestro pas est jugando el papel que le corresponde: cooperar y ayudar () En Petrocaribe no hay ningn tipo de exigencia, ningn condicionante; cada pas tiene su particularidad, su soberana, es un espacio con un espritu de hermandad y confraternidad, y aadi: Queremos que Petrocaribe siga consolidndose y siga generando nuevos mecanismos. Petrocaribe tiene que ser como una madre, un vientre, con una gran capacidad de parir nuevos instrumentos en la lucha contra la exclusin, miseria, pobreza y para elevar el nivel de vida de nuestros pueblos. Petrocaribe es hoy una plataforma geopoltica, de gran importancia, vamos a fortalecerla (www.pdvsa.com).

Partiendo por lo expresado por el presidente Hugo Chvez instrumentos en la lucha contra la exclusin, miseria, pobreza y para elevar el nivel de vida de nuestros pueblos no se puede ni se debe reintegrar a Honduras a Petrocaribe solo porque s. En primer lugar, existe la obligacin humana y moral, de los miembros de Petrocaribe, de verificar si el actual gobierno hondureo verdaderamente representa al martirizado y hambriento pueblo hondureo o es nada ms un puente provisional mientras se intenta blanquear el golpe de Estado y borrarlo de la memoria colectiva hondurea. Que el presidente Daniel Ortega haya dicho que Pepe Lobo estudi en la Escuela de Cuadros de la Unin Sovitica no significa nada ni es garanta de nada (a las becas soviticas fueron unos por conviccin ideolgica, otros por necesidad econmica y no faltaron los infiltrados para aprender cmo se formaban esos cuadros).

Adems, eso es el pasado y ya no existen esas dos fuerzas enfrentadas, que utilizaban terceros pases para su guerra. Al deducir por lo recientemente realizado por la OTAN junto a los Estados Unidos, puede perfectamente definirse como una confrontacin directa, sin excusas, de pases poderosamente militares contra aquellos que tienen recursos que sean de sus intereses, como es hoy el petrleo y como no tardado ser el agua. Es quiz por ello que el liderazgo, las y los autnticos, de los pueblos latinoamericanos solo piden a los Estados Unidos respeto y un trato comercial y humano en igualdad de condiciones.

El dictadorzuelo Micheletti, rebautizado por el presidente Chvez como Goriletti, insinu cnicamente que la ayuda del ALBA se haba usado para asestar el golpe de Estado, y no hace mucho, antes de viajar a la Cumbre del Celac, Porfirio Lobo dijo que unos 50 millones de dlares de la ALBA que an quedaban, sera para hacerles viviendas a los policas (a una polica que est en tela de juicio y que no ha defendido sino reprimido al pueblo hondureo), sin duda, una burla de Pepe Lobo al pueblo hondureo y a la generosidad de los pueblos del Sur. Hace poco el presidente derrocado, Manuel Zelaya Rosales, declar que cuando dieron el golpe de Estado quedaron intactos los 180 millones de dlares recibidos de la iniciativa bolivariana, y ahora ni Micheletti ni Lobo dan razn de ese dinero que legalmente pertenece al pueblo de Honduras.

En Honduras se ha dicho que este 2012 es un ao poltico (dao poltico?), y quienes quieren perpetuarse en el poder para continuar exprimiendo al pueblo hondureo y que aun estn all enquistados en el gobierno de Lobo, se han sentido frustrados con los Estados Unidos al ser desaprobados de la Cuenta del Milenio, entonces creyndose ms listos que los otros pases (quiz amparados en la fama de ser los ms corruptos del mundo), han vuelto su mirada al Sur, con la idea de recaudar fondos que en nada paliaran la miseria del pueblo hondureo sino que se ir en la estril para el pueblo-- feria de las campaas electorales, tal como ya se ha hecho en estos dos aos con los escasos recursos de nuestro pueblo.

En reportaje publicado por RT.com (Televisin Rusa) el 10 de enero, se destaca el apoyo que Venezuela brinda a vecindarios pobres de la llamada primera potencia del mundo, como El Bronx, en los Estados Unidos: A pesar de las discrepancias que existen entre los gobiernos de EE. UU. y Venezuela y pese a las poco amistosas palabras que la administracin de Obama le dedica a las autoridades del pas latinoamericano, Venezuela llevar calefaccin a las casas de ms de 400.000 norteamericanos ya por sptimo ao consecutivo. Para ellos la imagen de Hugo Chvez, quien promovi esta iniciativa, no parece tan terrible como la pintan los medios estadounidenses

Por supuesto, tanto en los Estados Unidos como en otros pases, los beneficios de la Revolucin Bolivariana de Venezuela, van a sus destinatarios En Honduras esto amerita gigantescos signos de interrogacin, y es aqu que los miembros de Petrocaribe deben de estar ojo avizor, no dejarse sorprender nuevamente con que sus recursos sean utilizados para dar golpes de Estado o que en el nombre del pueblo esas ayudas se repartan entre los mismos pocos de siempre, mientras el pueblo agoniza de hambre y se pregunta: Petrocaribe, para el pueblo o para nuestros verdugos?

[email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter