Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2012

Japn
El temor no frena las exportaciones nucleares

Suvendrini Kakuchi
IPS


Japn planea impulsar las exportaciones nucleares civiles mientras intenta aplacar a su poblacin, indignada por las filtraciones radiactivas ocurridas en su central atmica de Daiichi, en Fukushima, daadas por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011.

"El motivo por el que Japn toma esta peligrosa medida es conseguir oportunidades de negocios e influencia diplomtica en los pases en desarrollo", explic Yuki Tanabe, experto del Centro de Japn para un Ambiente y una Sociedad Sostenibles (Jacses, por sus siglas en ingls).

El Comit de Relaciones Exteriores de la Cmara de Representantes aprob en diciembre proyectos para permitir la exportacin de instalaciones nucleares a Vietnam y Jordania, como parte de la cooperacin bilateral con esos pases.

El primer ministro japons, Yoshihiko Noda, justific los acuerdos diciendo que estos pases "necesitan desesperadamente la tecnologa de alto nivel de Japn". Pero Noda tambin dijo que su nacin debe ayudar a "potenciar la seguridad de las plantas nucleares en esos pases".

Hay acuerdos pendientes con otros varios pases, entre ellos India, Bangladesh y Turqua, que abarcan la construccin de centrales nucleares, su operacin y manejo por parte de empresas japonesas.

Pero ambientalistas en Japn y en los pases receptores han unido esfuerzos contra estos proyectos, en una campaa que ha cobrado impulso a consecuencia del accidente nuclear de Fukushima.

Aparte de los enormes riesgos para la salud que implica la contaminacin radiactiva, los activistas sealan los exorbitantes costos de la energa nuclear, que en los ltimos meses quedaron demasiado evidentes en Japn.

La contaminacin radiactiva posterior al colapso de Fukushima oblig a huir a ms de 150.000 personas radicadas en sus cercanas.

Adems, decenas de miles de hectreas de tierras agrcolas fueron declaradas peligrosas para la produccin de alimentos. Anlisis realizados este mes en el mar revelaron la contaminacin de los recursos marinos, lo que hace que no sean aptos para su consumo.

La Empresa de Electricidad de Tokio, operadora de la planta de Fukushima, ahora debe pagar indemnizaciones por ms de 60.000 millones de dlares, lo que la oblig a pedir financiamiento pblico.

Estos complejos temas quedaron de relieve en una conferencia antinuclear organizada los das 14 y 15 de este mes por organizaciones japonesas e internacionales en la oriental ciudad de Yokohama.

Participantes de Corea del Sur, Canad y la Unin Europea, entre otros, presentaron casos que ilustraron una fuerte opinin interna contraria a la energa nuclear.

Praful Bidwai, activista indio por la energa segura y renovable, explic a la audiencia la importancia de que las poblaciones que viven cerca de las plantas nucleares realicen protestas con regularidad.

Actualmente, las plantas nucleares satisfacen tres por ciento de las necesidades energticas de India, pero hay planes para llevar esa proporcin a 20 por ciento para 2020, a fin de apoyar el crecimiento econmico y cumplir con la demanda.

Bidwai destac que India no firm el Tratado de No Proliferacin Nuclear y tiene malos antecedentes en materia de seguridad atmica, tras haber sufrido varios accidentes, incendios, explosiones y derrames de agua radiactiva, que han expuesto a trabajadores y al pblico a la radiacin.

En octubre de 2011, Noda y el ministro indio de Relaciones Exteriores, Somanahalli Krishna, acordaron reanudar las conversaciones sobre cmo crear las condiciones necesarias para una asociacin entre ambos pases para promover una energa atmica pacfica.

Funcionarios y empresarios que apoyan la tecnologa nuclear sealaron que las exportaciones nucleares de Japn continuarn.

El debate antinuclear se extiende a varios pases. En Corea del Sur, una encuesta realizada en octubre mostr que 68 por ciento de la poblacin se opone a la construccin de nuevos reactores, exponiendo la falta de apoyo pblico a los seis nuevos sitios nucleares propuestos por el gobierno.

Corea del Sur firm el ao pasado un nuevo pacto de exportacin nuclear con Emiratos rabes Unidos y compite con Japn para conseguir pedidos en Finlandia.

Mongolia, un pas rico en uranio, tambin se ha convertido en un punto focal del debate antinuclear, tras informes divulgados en mayo de 2011 en la prensa que sealaron que Japn y Estados Unidos planeaban construir all una planta de eliminacin de combustible nuclear usado.

Selnge Lkhagvajav, integrante del Partido Verde de Mongolia, dijo en la reunin de Yokohama que su pas no tiene los expertos o la tecnologa necesaria para aceptar energa o desechos nucleares.

"Los pases nucleares ven a Mongolia como un vertedero por sus leyes laxas. Lucharemos contra esas medidas", dijo a IPS.

Japn, que depende de la generacin nuclear para satisfacer 30 por ciento de su demanda energtica, viene prometiendo implementar medidas estrictas para aumentar la proteccin contra accidentes como el ocurrido en Fukushima. Pero Tanabe, de Jacses, dijo que esas medidas son intiles.

Mientras, anlisis realizados en instalaciones nucleares han reducido drsticamente la produccin atmica de Japn, y los activistas ven en esto una oportunidad para que el pas busque fuentes energticas ms seguras.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=99990



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter