Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2012

Marta Lagos y su radiografa del pas
La Ley Antiterrorista abre una crisis de gobernabilidad

Hernan Soto
Punto Final


Conocida por su trabajo en la Corporacin Latinobarmetro, que realiza estudios de opinin en Chile y en una veintena de pases latinoamericanos, la economista Marta Lagos Cruz-Coke es tambin analista socio-poltica: su conocimiento emprico del comportamiento de las personas ayuda a la exactitud de sus pronsticos y estimaciones. De origen democratacristiano, Marta Lagos dej de militar en la DC hace unos quince aos. Mantiene sus ideas: nieta del Dr. Eduardo Cruz-Coke Lassabe, destacado cientfico y poltico socialcristiano que fue senador y candidato a la Presidencia de la Repblica en 1946, tiene una tradicin de pensamiento amplio que enriquece sus anlisis, casi siempre originales y polmicos.

Son posibles cambios de fondo en este gobierno?
Antes de entrar en materia, digamos que Chile tuvo un desarrollo de cambios hasta 1973. Hubo cambios estructurales muy importantes, como la reforma agraria y la nacionalizacin del cobre. Tambin fue muy importante el voto de las mujeres. Esta historia de cambios fue interrumpida por la dictadura. Despus, lo que hizo la Concertacin en sus veinte aos fue asegurar la gobernabilidad y no hacer cambios de fondo. Terminados los gobiernos de la Concertacin, lleg la derecha, paradojalmente elegida bajo el ofrecimiento del cambio. Para Piera el contenido de ese cambio es muy distinto de lo que entiende la mayora de la gente que vot por l.
Chile ha evolucionado pero su sociedad no se ha reestructurado. Esta sociedad est segmentada en una forma no adecuada al nivel de desarrollo que tiene el pas. Existe una tensin entre los medios que se necesitan en un cierto nivel de desarrollo y el grado de tradicionalismo de la sociedad, que est produciendo un choque constante. Hay perspectivas de un estancamiento que puede prolongarse si la derecha logra conquistar el prximo gobierno.
Puede haber una reforma tributaria, que de tal tenga el nombre y no altere las relaciones de poder. Habr, por otra parte, crecientes movilizaciones de diversos sectores. Por su parte, los estudiantes tendrn puestos los ojos en las elecciones presidenciales con el propsito de asegurar la satisfaccin sus demandas. Y qu pasa con la derecha? No hay una nueva derecha. Se hizo una hiptesis de que con Piera llegara una derecha ms centrista, sin los problemas de la vieja derecha chilena. No fue as. El gobierno est dominado por la UDI. Las tensiones que estamos viviendo y los desaciertos, desaguisados y metidas de pata tienen que ver con los desacuerdos y roces que existen al interior del gobierno. Una parte importante del gobierno quiere hacer una cosa y la UDI otra. Finalmente, se impone la UDI.
Como la Concertacin no sabe qu hacer y la Izquierda sigue marcando el paso, el nico partido que parece tener las cosas claras es la UDI. Y lo dice: el binominal para despus, ahora la reforma tributaria. Se trata de una derecha popular. El pinochetismo sociolgico del 43% en el plebiscito dio origen a la UDI, que representa a lo menos el 20% de los votos. RN, como partido del presidente, puede que se beneficie de esta condicin en las elecciones municipales y que gane estrechamente a la UDI. Si pierde, quedar en una situacin crtica.
En la Concertacin sus partidos estn en extrema debilidad. Sin iniciativa ni capacidad de reaccin, y desprestigiados. Lo ms probable es que no obtengan buenos resultados. Clamarn al cielo para que vuelva Michelle Bachelet con grandes expectativas de ganar las elecciones presidenciales, aunque no puede hablarse de seguridad. El triunfo de Michelle Bachelet no resolvera el problema. Contara con un apoyo parlamentario dbil y una situacin partidaria compleja. Bachelet tiene experiencia de gobernar sin partidos, y no fue buena. Entonces, el gran problema ser la gobernabilidad.

Ley Antiterrorista: grave error


Un problema que se est produciendo en este gobierno de derecha
Efectivamente. Y es una paradoja porque Piera prometi estabilidad. Pareciera que su gran herencia va a ser la ingobernabilidad.
Cuando el ministro del Interior anuncia que en Chile hay terrorismo de un pequeo grupo que incendia los bosques del sur, como l no sabe qu hacer, demanda la aplicacin de la Ley Antiterrorista. Me parece el error ms grave que ha cometido este gobierno, que abre as una crisis de gobernabilidad. Una puerta para empezar a declarar que eventuales actos de violencia -ni siquiera suficientemente acreditados- constituyen terrorismo. Adis reforma de la educacin, modificaciones al sistema poltico, reforma tributaria, porque, quin se va a preocupar de los impuestos si el tema es el terrorismo? Se est inventando una realidad que no existe y que incluso puede culminar en una profeca autocumplida.
El gobierno ha agregado una variable negativa a su gestin. Un ministro del Interior que no sabe de poltica orienta a un presidente que cree, de buena fe, que lo est haciendo bien y que es vctima de los medios que no comunican los xitos de su gobierno. Todo eso podra ayudar a una eventual candidatura de Michelle Bachelet, que asegur estabilidad, paz social y ausencia de terrorismo. Piera est enterrando la posibilidad de volver a esa estabilidad.
Es posible que en el futuro surja una nueva derecha como consecuencia de este gobierno, y no es claro lo que significara en este panorama confuso que, adems, puede agravarse por las consecuencias de la crisis econmica que de todas maneras afectar a las economas latinoamericanas. Michelle Bachelet no ha cambiado nada y tiene una visin muy aterrizada de la problemtica nacional. No me queda nada claro, sin embargo, que ella quiera gobernar el pas de hoy. Tendra que gobernar cuatro aos y hacer la reforma educacional, modificar el sistema poltico y hacer una reforma tributaria que distribuya poder, y para eso necesitara contar con un Parlamento que le d los votos necesarios.

Se necesita decir ms?
No comparto las visiones rosadas. Todos los estudios que hemos hecho nos indican que la gente est ms sincera, ms crtica, que no se pasa pelculas, y que hay un mucho mejor nivel de racionalidad y de capacidad de empoderamiento. Esa gente le entregara as no ms su voto a una seora que lo hizo bien en el pasado? No. Esa gente va a votar por una agenda de cambio que tenga posibilidades de xito, para lo que necesitar los votos en el Congreso que hoy por hoy no se ven dado el estado de la Concertacin y la realidad de la Izquierda. Insisto en que eso podra producir una crisis de gobernabilidad que pudiera convertirse en un vaco de poder.

El voto voluntario

Qu opina de la inscripcin automtica y voto voluntario?
Pensar que la gente va a votar porque hay un registro automtico es una ilusin. Es una reforma que debi hacerse hace diez aos. Este es un pas sin cojones en ese sentido. Y el Congreso es poco valiente. La ley de divorcio demor diez aos, y esta reforma llega con un atraso tal, que pierde todo impacto. En su momento habra revitalizado la poltica, y se habra visto como parte de la indispensable reforma al sistema electoral que ya entonces se adverta. Se habra visto ligada a la reforma del binominal, pero no ahora, con el binominal estancado o sujeto al arbitrio de la UDI.
Por otra parte, la gente no es tonta y sabe cuando le estn dando una opcin. Si no hay opcin, no vota. Por eso la eleccin de alcaldes tiene importancia y es probable que haya una irrupcin de independientes ligados o no a partidos.
Concretamente creo que la ley de voto voluntario elitizar el voto: votarn los ms educados. La gente ms pobre dejar de votar porque no hay multas ni sanciones. La ley de los grandes nmeros har que se sustituyan los votos de gente pobre que no ir a votar, por votos de gente que no ha votado antes y tiene ms educacin.

En este escenario dinmico e incierto, no son mayores las posibilidades de la Izquierda, porque tienen mayor capacidad de movilizacin, ms propuestas programticas, ms entusiasmo por el cambio?
No me queda claro. No hay, para m, una demanda ideolgica. Hay s polarizacin. Grupos de Izquierda ms all del PC pueden emerger, y tambin no descartara grupos a la derecha de la UDI. Pero creo que el grueso de la poblacin tiende a posiciones moderadas, lo que implica centroizquierda y una centroderecha (que no es la que est gobernando). Tenemos entonces eso que a la derecha le molesta tanto: el progresismo, que puede convertirse en amplia mayora que no produce grandes revoluciones, se mueve hacia, que avanza con cierta lentitud pero con mayor seguridad. Eso me parece que puede tener ms xito que las posiciones de blanco o negro.

Moderacin poltica

Es que alguna vez las hubo?
No creo, ni siquiera en tiempos de la Unidad Popular. El pas nunca se imagin lo que significara el golpe militar y esa experiencia lo marc y lo sigue marcando. No tanto contra los militares, sino contra los extremos. Esa es la leccin. Hay que ser moderados, hay que pedir pero no tanto. Eso puede ser tambin peligroso, por el surgimiento de caudillos populistas y el clientelismo, especialmente en los municipios porque no hay control de partidos.
Este sistema poltico que debera ir hacia una profesionalizacin retrocede, en cambio, a una tradicionalizacin, personificando los liderazgos sin que haya instituciones que los respalden. La UDI es el nico partido que sale fortalecido hasta el momento del gobierno de Piera, y trabaja con vistas a las elecciones presidenciales. Pero, tendr posibilidades un representante de sus filas saliendo del fracaso del gobierno de Sebastin Piera, que contaminar a los partidos que lo apoyaron y a la derecha en general? No sera fcil, aunque el candidato o candidata se esforzara en demostrar que es muy diferente al actual mandatario y que un gobierno UDI s sabra gobernar.
Este gobierno es una verdadera federacin de feudos en que cada seor feudal quiere ser presidente de la Repblica, lo que termina matando al gobierno por falta de coordinacin y de un solo estilo de poltica.

Cul es el balance de las movilizaciones sociales?
Creo que los estudiantes lo hicieron notablemente bien, abrieron la puerta al cambio. A lo mejor no salieron ganando, a lo mejor demorarn aos en lograr la totalidad de lo que exigan. No lo sabemos. Pero habrn producido indirectamente otros cambios a favor de otros sectores.
Se dice que las grandes movilizaciones han contribuido a la politizacin del pas. No estoy de acuerdo. Eso viene de mucho antes. En las encuestas tenemos una preciosa pregunta creada por una encuestadora brasilea: Por qu motivo se peleara con su mejor amigo? El 35 por ciento de los chilenos peleara con su mejor amigo por razones polticas. Cuando me dicen que este pas se politiz, digo que eso no es correcto, la poltica sali a la superficie porque estaba oculta y nunca ha dejado de estar presente. Ahora, como la gobernabilidad todava parece asegurada y la derecha lleg al poder, se puede decir lo que se piensa. El 70 por ciento de los chilenos no dice lo que piensa. Ese 70 por ciento siempre tuvo poltica en la cabeza. Es una interpretacin voluntarista decir que ahora se politiz. Durante ms de veinte aos siete de cada diez chilenos no dijeron lo que pensaban. Eso baj al 50 por ciento en dos meses y el prximo ao bajar a un 30 20 por ciento. Son los ltimos estertores del impacto de la dictadura. Este pueblo sabe lo que quiere, sabe dnde est parado y hacia dnde quiere ir. Otra cosa es que lo diga. Y otra es que rompa la pasividad y se decida a actuar.
Mi conviccin es que en Chile manda la moderacin. Aqu no va a haber revolucin, no va a haber quiebre ni ninguna de esas cosas, aunque el gobierno haga las ms grandes brutalidades. Porque el pueblo se va a encargar de que eso no suceda. No tengo duda, tampoco, de que las cosas van a cambiar. Ahora, si los cambios vienen con la velocidad que tuvo la ley de divorcio, Dios nos libre.

La fuerza estudiantil

Primero sern los cambios polticos?
No se puede decir. Lo claro es que para que eso ocurra, los polticos tienen que convencerse que pierden ms aferrndose al sistema que cambindolo. Ningn cambio ocurre por mera voluntad o por un acto bondadoso, segn deca Maquiavelo. Tiene que ser por inters o por la fuerza. Todava pueden aguantar, pero si se produce una debacle poltica -como la irrupcin de independientes en las elecciones municipales o parlamentarias que representen una prdida significativa para los partidos-, stos se preocuparn de facilitar el cambio. Es ilusorio pensar que se va a producir una reforma real porque salen doscientos mil nios a la calle. Las reformas se hacen porque es menos costoso hacerlas que no hacerlas.

Sern reemplazados los estudiantes?
Pienso que otros estudiantes reemplazarn a los que se movilizaron en 2011. Esos nios ya estn movilizados. El 90 por ciento de los que entran a estudiar este ao estn en un estado de movilizacin en sus mentes y en sus acciones. No se sienten derrotados; el 70 por ciento cree que la reforma viene.
Hay que tener presente cosas importantes. El 78% de los chilenos tiene celular. El 22 por ciento de los nios que comen una vez al da y son estudiantes, tienen celular. Ese nio que prefiere gastar la plata en un celular en vez de hacerlo en una comida, quiere ser parte del mundo globalizado. Y no va a dejar de demandar lo que quiere porque un ministro hace una declaracin. Le importa un bledo. No sabe lo que es un partido, quin es el ministro y escasamente quin es el presidente de la Republica. Pero va a salir a la calle a exigir sus demandas, quiere llegar al mundo globalizado, quiere ser moderno, quiere acceder a la tecnologa, quiere estudiar, quiere tener un trabajo, quiere divertirse y va hacia adelante como un bulldozer. Eso no lo para nadie.



(Publicado en Punto Final, edicin N 751, 20 de enero, 2012)
[email protected]
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter