Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-01-2012

Guerras monetarias y energticas del imperio

Alberto Rabilotta
ALAI AMLATINA


La ya endmicamente peligrosa coyuntura en el Oriente Medio se agrav esta semana con la adopcin por la Unin Europea (UE) del embargo sobre las compras del petrleo y petroqumicos iranes, acompaadas por otra tanda de sanciones contra el banco central iran. Cuando aun no se cumple el primer aniversario de los bombardeos de la OTAN para cambiar el rgimen en Libia y se ven signos de una guerra civil con los combates entre las facciones revolucionarias y los ataques de los simpatizantes del derrocado Muammar el Gadafi, los mismos gobernantes de Estados Unidos (EE.UU.), Francia, Gran Bretaa y otros pases de la UE que reclamaron una accin rpida contra el gobierno de Trpoli estn exhortando ahora a acciones militares contra Siria e Irn.

Todo esto en el contexto de la grave crisis financiera y econmica que azota a la UE, con sus secuelas de desempleo y empobrecimiento masivo, y que va camino de convertirse en una guerra monetaria por los niveles estratosfricos de endeudamiento de Estados occidentales, en particular de EE.UU., que financia su endeudamiento gracias a la primaca del billete verde como moneda de reserva y de pago para las transacciones comerciales mundiales.

Muchos pases ya estn buscando una alternativa al dlar estadounidense porque es evidente que con el altsimo nivel de endeudamiento de EE.UU. esa divisa carece de un respaldo slido a mediano y largo plazo, y por lo tanto no es una divisa de reserva confiable. Hasta el FMI plante, hace menos de un ao, que era necesario buscar una alternativa al dlar. Otros pases quieren una alternativa al dlar para liberarse de las presiones y sanciones de Washington y sus aliados europeos, y para poder corregir las distorsiones en los trminos de intercambio que actualmente provoca el uso casi exclusivo del dlar para el comercio mundial de materias primas.

Billete verde y oro negro

El analista brasileo Pepe Escobar, que desde hace aos viene cubriendo la lucha de intereses imperialistas en los pases claves por sus riquezas en hidrocarburos o porque son el transito ideal u obligado de los ductos para transportar el petrleo o el gas natural a los mercados occidentales, escriba a mediados de enero (The Myth of Isolated Irn, atimes.com y tomdispacht.com) que la lnea roja en la crisis iran no es la cuestin nuclear, sino el petrleo y los petrodlares.

Washington y sus aliados europeos quieren provocar un cambio de rgimen en Irn pas que cuenta con ms del 12 por ciento de las reservas globales de hidrocarburos -, para lo cual han lanzado una guerra monetaria destinada a provocar una megadevaluacin del rial iran mediante las sanciones decididas por el Congreso estadounidense en diciembre pasado a los bancos y empresas que hagan transacciones con el Banco Central Iran.

Esta poltica, segn Escobar y otros analistas, no tendr necesariamente los resultados esperados, porque esas agresiones apuntalarn la poltica de sustitucin de importaciones (que tanto sirvi en el pasado y sigue sirviendo en el presente en muchos pases sudamericanos), lo que generar empleos, facilitar la exportacin de productos iranes que no son del ramo petrolero y consolidar en el mercado iran la predominancia de China como proveedor de bienes industriales y de alta tecnologa.

Irn no est tan aislado como Washington quisiera. El gasoducto Irn-Pakistn recuerda Escobar - est en marcha y el primer ministro paquistan Yusuf Gilani visita con frecuencia Tehern. El presidente afgano Hamid Karzay afirm que quiere estrechar los lazos con Irn, y hasta las autoridades de Turqua, pas que acta como punta de lanza contra el gobierno sirio en estos momentos, han sealado su rechazo a ms sanciones de EE.UU. contra el petrleo iran, porque Turqua quiere que ser el pas por el cual pase el gasoducto que algn da llevar el gas iran a Europa.

Los analistas latinoamericanos, que no estn sujetos al filtro meditico europeo o estadounidense, saben que la reciente gira del presidente iran Mahmoud Ahmadinejad por varios pases de Amrica latina, una regin donde si alguien est aislado es Washington, fue exitosa. Y en Asia, donde estn los principales clientes del petroleo iran, Tehern cuenta con al menos dos compradores fieles - India y China - que ya rechazaron participar en esa guerra econmica lanzada por Washington y la UE.

Oro negro sin billete verde

Beijing ya est comprando petrleo con yuanes en otros pases, y negociando compras futuras de crudo con su moneda en nada menos que Catar, ese pequesimo pas del Golfo Prsico gobernado por una monarqua absoluta que defiende absolutamente la introduccin por la fuerza de la democracia de la OTAN en pases que estn lejos de sus fronteras, como Siria y Libia.

El embajador M. K. Bhadrakumar, ex diplomtico de India que tuvo puestos en la ex Unin Sovitica, Corea del Sur, Turqua y varios pases asiticos, y escribe regularmente en Asia Times, analiza esta semana (1) la reciente visita que el primer Ministro chino Wen Jiabao efectu a Catar, y sus declaraciones a la prensa. Wen Jiabao dijo que su pas quiere invertir en Catar para producir petroqumicos, para lo cual Beijing y Doha invertirn conjuntamente en la construccin de una refinera en China. Y tambin inform de que empresas chinas quieren participar en los proyectos de infraestructura en Catar, y que en lo tocante al gas natural ambos pases estn en discusin sobre una cooperacin a largo plazo, estable y exhaustiva.

Y como subraya Bhadrakumar, el primer ministro chino dej la sorpresa para el final, cuando se refiri a otro punto importante: A fin de encarar temas de inversin, nosotros [China y Catar] necesitamos apoyo financiero. Por lo tanto llegamos a otro acuerdo, un acuerdo de cooperacin que vincula las finanzas con la inversin. Catar tambin propuso el uso de moneda local en los pagos comerciales e incluso una tasa especfica. Pienso que esta propuesta se puede estudiar.

Unos das antes, recuerda el ex Embajador y analista, el primer ministro chino firm un acuerdo de intercambio monetario entre su pas y los Emiratos rabes Unidos (EAU) por un monto equivalente a cinco mil 500 millones de dlares. Este swap, segn la declaracin del banco central de China, apunta a fortalecer la cooperacin financiera bilateral, promover el comercio y las inversiones y conjuntamente salvaguardar la estabilidad financiera regional.

Al hablar frente a una cumbre energtica en los EAU, Wen lanz la propuesta de crear un organismo internacional que tenga el mandato de determinar el precio del petrleo y que regulara las polticas de toda la cadena de suministro involucrando a los pases proveedores, los consumidores e incluso los pases de trnsito, agrega el ex Embajador Bhadrakumar.

La introduccin del yuan, el euro, la libra, el rublo y otras divisas, e incluso la propuesta de crear una canasta de divisas en el comercio petrolero para terminar con la tirana del dlar estadounidense, es una vieja aspiracin de gobernantes que en algunos casos, como escribe Pepe Escobar, terminaron siendo derrocados por intervenciones militares: En el 2000 Saddam Hussein abandon el dlar como la divisa para las transacciones del petrleo que Irak exportaba y tres aos ms tarde EE.UU. lanz una guerra contra Irak para efectuar un cambio de rgimen; Muammar el Gadafi haba propuesto la creacin de una moneda para los intercambios comerciales del continente africano - el dinar oro -, y en marzo del 2011 Francia, Gran Bretaa, EE.UU., Canad, Qatar y otros pases de la OTAN invadieron a Libia, para efectuar un cambio de rgimen.

Por eso mismo, segn Escobar, dejando de lado las nuevas sanciones contra el Banco Central Iran que tardarn meses en ser aplicadas en su totalidad e ignorando las amenazas de cerrar el trfico petrolero en el Estrecho de Ormuz algo improbable porque es por ah que sale la mayor parte del petrleo que Irn exporta -, quizs la clave principal de la crisis montante en el Golfo Prsico proviene de este movimiento para torpedear el petrodlar como la divisa para todo tipo de intercambios.

Irn y Rusia ya utilizan sus divisas nacionales para realizar el comercio bilateral. India acord con Irn que los pagos por las importaciones de petrleo iran que suman entre 12 y 14 mil millones de dlares anuales sern efectuados en rupias indias y que posteriormente se convertiran en una moneda denominada de manera separada. Una fuente israel cercana a los servicios de inteligencia (DEBKAfile) afirm esta semana que Irn e India estn negociando el pago en oro como alternativa.

Lo que ex Embajador Bhadrakumar subraya es que mientras Rusia e India tienen posiciones no subordinadas a EE.UU., este no es el caso de los EAU y Catar, monarquas que constituyen piezas claves de la estrategia occidental en el Oriente Medio y un vital apuntalamiento para el reciclado de los petrodlares.

El gobierno chino est posicionndose en medio de la lnea divisoria y fortaleciendo sus intereses en ambas riberas del Golfo Prsico, lo cual abre un fantstico panorama de cooperacin entre China y el Consejo de Cooperacin del Golfo (CCG), comenta el ex Embajador Bhadrakumar, quien agrega que la utilizacin del yuan y de las divisas de los pases del Golfo Prsico en los intercambios bilaterales crea una nueva matriz que permite avizorar el reemplazo del dlar estadounidense como la moneda de intercambio en el comercio petrolero con los pases asiticos.

En un articulo titulado Europe at war with Iran el analista brasileo Pepe Escobar recuerda que nada menos que la gigantesca petrolera britnica British Petroleum (BP) ha pedido al gobierno de Barack Obama ser exceptuada del sistema de sanciones contra Irn para no comprometer el desarrollo del yacimiento gasfero Shah Deniz II en Azerbaiyn, que tiene un costo de 22 mil millones de dlares y alimentar el proyectado gasoducto Nabucco, diseado para alimentar a la UE con el gas del Mar de Caspio evitando el transito por Rusia, pas que actualmente es el principal abastecedor de gas natural de muchos pases de la UE.

Y aadiendo que Irn tiene una participacin en este proyecto que le permite bloquearlo, Escobar ironiza sobre la situacin pos-surrealista de la gigantesca petrolera britnica BP implorando a EE.UU. que la excepte de sanciones porque de otra manera se pondr en riesgo la seguridad energtica de Europa

China, Rusia, India, Japn y otros pases, entre ellos muchos de Amrica latina, estn tejiendo una serie de acuerdos bilaterales para negociar con sus propias monedas que segn Escobar , se convertir inexorablemente en un asunto multilateral, lo que significa que el billete verde ir lentamente siendo desplazado como la divisa de reserva a nivel mundial, con todas las consecuencias ssmicas que esto implica.

Nota:
1.- http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/NA24Ak03.html

- Alberto Rabilotta es periodista argentino - canadiense.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter