Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2012

Bush & Obama
Los asesinatos de Israel y los presidentes de EEUU

Alison Weir
Antiwar.com

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


El 13 de enero, el Atlanta Jewish Times public una columna de su editor-propietario en la que sugera que algn da Israel poda necesitar dar un golpe contra el presidente de los EEUU.

En la columna, el editor Andrew Adler describa una escenario en el cual el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu iba a necesitar dar luz verde a los agentes del Mossad que se encuentran en EEUU para que quitaran del medio a un presidente considerado hostil hacia Israel.

El objetivo? Que el vicepresidente pudiera entonces hacerse con el puesto y dictar las polticas estadounidenses que ayuden al estado judo a destruir a sus enemigos.

Adler escribe que es altamente probable que la idea se hubiera discutido ya en los crculos ms ntimos del gobierno israel.

Numerosos dirigentes judos condenaron rpidamente a Adler, que ha pedido ahora disculpas por la columna, dimiti y hay informaciones que dicen que planea poner a la venta el peridico. Un columnista israel seal que el odio que se intenta provocar contra Obama es similar a las condiciones que en Israel llevaron al asesinato del primer ministro israel Yitzhak Rabin, perpetrado por un extremista judo.

Muchos de los que critican a Adler afirman que ha difamado a Israel al sugerir incluso que podra llevarse a cabo tal atentado. Abe Foxman, el director de la Liga Anti-Difamacin Juda (ADL, por sus siglas en ingls) proclam: No hay absolutamente ninguna excusa, ni justificacin, ni racionalizacin para ese tipo de retrica. Ni siquiera pertenece a la ficcin.

Sin embargo, en realidad, la expectativa de Adler de que los crculos ms ntimos en Israel han explorado tal tipo de accin, y de que estaran dispuestos a llevarla a cabo, puede ser completamente acertada. El hecho es que Israel ha asesinado y ha conspirado para asesinar a determinadas personas por todo el mundo; un nmero de ellas han sido estadounidenses. Otro supuesto complot fue escalofriantemente similar a la sugerencia de Adler.

Los servicios secretos advierten de planes israeles de asesinato

Hay pruebas de que en 1991, un equipo secreto israel plane asesinar a un presidente estadounidense. La vctima en cuestin era George Herbert Walker Bush.

La primera persona en escribir sobre el complot fue un congresista republicano de Illinois en su onceavo mandato, Paul Findley. En un artculo aparecido en 1992 en el Washington Report for Middle East Affairs, Findley describi el presunto esquema y la forma en que le fue revelado.

Findley escribe que el servicio secreto estadounidense haba recibido un aviso de que varios elementos de la agencia de espionaje de Israel podan atentar contra Bush cuando ste apareciera en Madrid en el da en que se inaugurara la conferencia de paz que se iba a celebrar ese ao.

Segn Findley, un ex agente del Mossad, de nombre Victor Ostrovsky, que haba escrito un libro sobre la agencia israel de espionaje, le dijo a un grupo de parlamentarios canadienses que haba recibido inteligencia secreta sugiriendo que el odio del Mossad hacia Bush y el apoyo hacia el vicepresidente Dan Quayle- poda llevar a un atentado contra la vida del presidente.

Israel consideraba a Quayle mucho ms cercano a Israel que Bush. Bush haba enfurecido especialmente a Israel al intentar presionar a este pas para que pusiera fin a su ilegal expansin de asentamientos sobre tierra confiscada palestina reteniendo las garantas de prstamos hasta que Israel pusiera fin a esas prcticas.

Findley escribe que las declaraciones de Ostrovsky se las transmitieron a un amigo y ex colega de Findley, Paul Pete McCloskey, un importante ex congresista republicano de California que haba sido recientemente nombrado por Bush para la Comisin Nacional de Servicios Comunitarios.

McCloskey, un veterano marine condecorado y graduado en la facultad de derecho de Stanford al que en una poca se consider un candidato presidencial, vol a Otawa para interrogar personalmente a Ostrovsky y valorar su informacin.

Findley informa que Ostrovsky le dijo a McCloskey que el Mossad pretenda hacer cuanto fuera posible para preservar un estado de guerra entre Israel y sus vecinos asesinando al presidente Bush si fuera necesario. Ostrovsky dijo que ya estaba en marcha una campaa de relaciones pblicas tanto en Israel como en EEUU para preparar a la agente a fin de que aceptaran a Dan Quayle como presidente.

Convencido de que Ostrovsky era sincero y su informacin importante, McCloskey tom el siguiente vuelo hacia Washington, donde inform de la inteligencia proporcionada por Ostrovsky a los servicios secretos y al departamento de estado.

El supuesto complot no sigui adelante, quiz porque Ostrovsky y McCloskey lo haban desactivado.

Ostrovsky dio ms detalles sobre el complot dos aos despus, en 1994, en su libro: The Other Side of Deception: A Rogue Agent Exposes the Mossads Secret Agenda, publicado por HarperCollins.

En el libro, Ostrovskly escribe que un grupo extremista dentro del Mossad fue el responsable del plan. Dice que mantuvieron el plan en secreto sin informar al entonces primer ministro Yitzhak Shamir, aunque crean que Shamir habra ordenado l mismo el asesinato si no se hubiera visto constreido por la poltica. En el perodo previo a la guerra de 1948 que llev a la fundacin de Israel, Shamir haba encabezado un grupo terrorista famoso por sus asesinatos.

Cuando el embajador Andrew Killgore, un funcionario jubilado de la carrera diplomtica y editor del Washington Post, revis el libro, lo defini como una revelacin perspicaz de una persona con acceso a informacin privilegiada, sobre algunas de las realidades del Oriente Medio a las que todos, salvo Israel, hemos sido ajenos.

Ostrovsky escribe que los israeles planearon una operacin de falsa bandera por la cual echaran la culpa del asesinato a los palestinos. Secuestraron a tres militantes palestinos de Beirut que iban a ser los chivos expiatorios, les llevaron al desierto israel del Negev y les mantuvieron incomunicados.

Mientras tanto, escribe Killogore, se filtraron amenazas generadas por el Mossad contra la vida del presidente, adjudicndoselas a los palestinos. Esas amenazas se prepararon para que arrojaran sospechas sobre la organizacin terrorista palestina Abu Nidal. Se le filtraron a la polica espaola los nombres de los tres terroristas para que, si el complot tena xito, la culpa cayera automticamente sobre ellos.

Ostrovsky informa que despus se cancel finalmente el complot de asesinato y los tres prisioneros palestinos fueron exterminados.

Ataques dirigidos contra estadounidenses

Si el complot hubiera seguido adelante, esa no hubiera sido la primera vez que Israel atacaba a estadounidenses para matarlos. Ni tampoco hubiera sido la primera operacin con falsa bandera:

De todo esto apenas se han informado en la prensa estadounidense. Aunque los medios importantes, desde Inglaterra a Israel a Australia, cubrieron el aparente apoyo del Jewish Times a un posible asesinato israel de un presidente estadounidense, los medios de EEUU apenas han recogido el escndalo. Incluso el bur de AP de Atlanta, que al principio decidi inexplicablemente no escribir ni una lnea sobre el asunto, finalmente sac la historia a la luz muchos das despus.

Esas omisiones de los medios acerca de los partidarios de Israel no son raras. En 2004, un fantico partidario de Israel escribi una carta diciendo que iba a quemar las iglesias presbiterianas cuando los fieles se encontraran dentro (estaba furioso por la decisin de la iglesia presbiteriana de retirar sus inversiones de las empresas que se benefician de la ocupacin ilegal israel del territorio palestino). Esta espeluznante amenaza apenas fue tampoco recogida por los medios.

A pesar de la violencia israel contra los estadounidenses (incluso aunque los contribuyentes estadunidenses le han dado a Israel mucho ms de nuestros impuestos que a cualquier otra nacin), los candidatos presidenciales, con la excepcin de Ron Paul, continan compitiendo por ver quin es el ms devoto de Israel.

Es una irona que Adler considere a Obama tan malo para Israel, dado que los analistas israeles le han clasificado en segundo lugar, despus de Mitt Romney, en su fidelidad a Israel. Y Obama ha publicado ahora un video de siete minutos que puede catapultar a nuestro primer presidente afro-americano al primer puesto en cuanto a intentar complacer a una nacin que impone un rgimen de apartheid.

Pero quiz se libre as de los asesinos.

Alison Weir es una periodista independiente y fundadora de la organizacin no de lucro If The Americans Knew, centrada en la informacin sobre el conflicto arabo-israel y las polticas estadounidenses hacia Oriente Medio.

Fuente:

http://original.antiwar.com/alison-weir/2012/01/24/israeli-assassinations-and-american-presidents/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter