Portada :: N. Chomsky
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2012

El historiador y activista dedic su vida a las innumerables pequeas acciones de personas desconocidas
Recordando a Howard Zinn

Noam Chomsky
Al-Jazeera

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Nota del editor: Hoy, 27 de enero, es el segundo aniversario de la muerte de Howard Zinn. Activo participante en el movimiento en favor de los derechos civiles, fue despedido en 1963 de su puesto como profesor titular en el Spelman College de Atlanta despus de ponerse de lado de los estudiantes negros en su lucha en contra de la segregacin. En 1967 escribi el primer y ms influyente de los libros que peda acabar con la guerra de Vietnam. Veterano de las fuerzas areas estadounidenses, edit The Pentagon Papers, filtrado desde dentro de esta organizacin por Daniel Ellsberg y ms tarde fue considerado por el FBI un riego extremo para la seguridad.

Su xito de ventas, La otra historia de Estados Unidos*, gener un nuevo campo de estudio histrico: las historias de las personas. Este enfoque contrarrestaba el examen triunfalista tradicional de la historia escrita por los vencedores y se concentraba en cambio en las personas pobres y aparentemente sin poder, aquellas que resistieron a la hegemona imperialista, cultural y corporativa. Zinn fue un activista social, escritor e historiador laureado con varios premios, por consiguiente, quin mejor para compartir su recuerdo que su buen amigo e intelectual de enorme talla como l, Noam Chomsky?

Cambridge, Mass No me resulta fcil escribir sobre Howard Zinn, el gran activista e historiador estadounidense. Fue un amigo muy cercano durante 45 aos. Nuestras familias tambin fueron muy cercanas. Su mujer Roz, que haba muerto de cncer no mucho antes, fue una persona maravillosa y una gran amiga. Tambin resulta sombro darse cuenta de que toda una generacin parece estar desapareciendo, incluyendo varios viejos amigos: Edward Said, Eqbal Ahmed y otros, que fueron no solo perspicaces y productivos estudiosos sino tambin militantes entregados y valientes, siempre dispuestos cuando se les necesitaba, lo que era constante. Una combinacin que es esencial si se espera una supervivencia decente.

Las notables vida y obra de Howard se resumen mejor en sus propias palabras. Explicaba que su preocupacin fundamental era las innumerables pequeas acciones de personas desconocidas que estn en el origen de aquellos grandes momentos que entran en el registro histrico, un registro que ser profundamente engaoso y carecer gravemente de poder si se le separa de estas races mientras pasa por los filtros de la doctrina y el dogma. Su vida siempre estuvo estrechamente entrelazada con sus escritos y con innumerables charlas y entrevistas. Estaba entregado desinteresadamente a otorgar poder a las personas desconocidas que provocaron grandes momentos. Esto era cierto cuando era un trabajador industrial y activista obrero, y desde los das, hace 50 aos, en que era profesor del Spelman College en Atlanta, Georgia, un facultad negra que en gran parte estaba abierto a la pequea elite blanca.

Cuando enseaba en Spelman, Howard apoy a los alumnos y alumnas que estaba a la vanguardia del movimiento en favor de los derechos civiles en sus primeros y ms peligrosos das, muchos de los cuales llegaron a ser muy conocidos aos despus (Alice Walker, Julian Bond y otros) y que le queran y veneraban, como le ocurra a cualquier persona que le conociera bien. Y, como siempre, no se limit a apoyarlos, lo cual ya era bastante raro, sino que tambin particip directamente con ellos y ellas en las campaas ms arriesgadas, que no eran fciles de emprender en aquella poca, antes de que hubiera ningn movimiento popular organizado y ante la hostilidad del gobierno durante varios aos. Finalmente, se inflam el apoyo popular, en gran parte gracias a las valientes acciones de los jvenes que hacan sentadas ante los mostradores de lugares donde se servan comidas, conducan autobuses de la libertad, organizaban manifestaciones, se enfrentaban al amargo racismo y a la brutalidad, y a veces a la muerte**.

Para principios de la dcada de 1960 estaba tomando forma un movimiento popular de masas, con Martin Luther King en un papel de dirigente, y el gobierno tuvo que responder. Como recompensa a su valor y honestidad, Howard fue expulsado inmediatamente del college en el que enseaba. Unos pocos aos ms tarde escribi de forma regular en el Comit de Coordinacin de los Estudiantes No Violentos SNCC (por sus siglas en ingls), la principal organizacin de aquellas personas desconocidas cuyas innumerables pequeas acciones desempearon un papel tan importante en la creacin de la corriente de opinin que permiti a Martin Luther King ganar una influencia significativa (como estoy seguro que l habra sido el primero en decir) y llevar al pas a cumplir las enmiendas constitucionales de un siglo antes que tericamente concedan derechos civiles elementales a los antiguos esclavos; al menos hacerlo parcialmente, pues no hay ni que insistir en que queda mucho camino por hacer.

Una influencia civilizadora

En el mbito personal, llegu a conocer bien a Howard cuando fuimos juntos a una manifestacin en favor de los derechos civiles en Jackson Mississippi (creo que) en 1964, que incluso en una fecha tan tarda fue una escena de un violento antagonismo pblico, de brutalidad policial e indiferencia, o incluso cooperacin, con las fuerzas de seguridad por parte de las autoridades federales, a veces de un modo un tanto chocante.

Despus de ser expulsado del college de Atlanta en el que enseaba, Howard vino a Boston y pas el resto de su carrera acadmica en la universidad de Boston, donde fue, estoy seguro, el miembro del campus universitario ms admirado y querido, y el blanco de un amargo antagonismo y de una crueldad mezquina por parte de la administracin. Sin embargo, en los ltimos aos, despus de su jubilacin, obtuvo el honor y el respeto pblicos, que siempre haban sido abrumadores entre los alumnos, el personal de la universidad, gran parte de la facultad y la comunidad en general. Mientras estuvo ah, Howard escribi los libros que le dieron una bien merecida fama. Su libro Logic of Withdrawal, de 1967, fue el primero que expres clara y firmemente lo que muchos apenas empezaban a contemplar: que Estados Unidos no tena derecho siquiera a pedir un acuerdo negociado en Vietnam, lo que dejara a Watshington con el poder y un control sustancial del pas que haba invadido y que para entonces ya haba destruido en gran parte.

En vez de ello Estados Unidos tena que hacer lo que todo agresor debera hacer, retirarse y permitir que en cierto modo la poblacin reconstruyera como pudiera a partir de las ruina y si fuera posible llegar a un mnimo de honestidad, pagar unas reparaciones masivas por los crmenes que haban cometido los ejrcitos invasores, unos vastos crmenes en este caso. El libro tuvo una enorme influencia entre el pblico aunque a da de hoy los crculos cultivados apenas pueden comprender siquiera su mensaje, lo que indica el trabajo tan necesario que tenemos ante nosotros.

Es muy significativo que entre el pblico general de la poca del final de la guerra, un 70% considerara la guerra fundamentalmente equivocada e inmoral, no un error, lo cual es una cifra notable considerando el hecho de que apenas se poda expresar una insinuacin de este pensamiento en la opinin dominante. Los escritos de Howard (y, como siempre, su destacada presencia en protestas y en la resistencia directa) fueron un factor fundamental en la educacin de gran parte del pas.

En aquellos mismos aos Howard tambin se convirti en uno de los ms destacados partidarios del movimiento de resistencia que se estaba desarrollando. Fue uno de los primeros signatarios del Llamamiento a Resistir a la Autoridad Ilegtima (Call to Resist Illegitimate Authority) y estuvo tan cercano de las actividades de [la organizacin] Resistir que fue prcticamente uno de los organizadores. Tambin particip enseguida en las acciones de asilo que tuvieron un notable impacto para impulsar la protesta en contra de la guerra. Howard siempre estaba ah donde se le necesitara (charlas, participacin en desobediencia civil, apoyo a personas resistentes, dar testimonio en juicios).

La historia desde abajo

An ms influyente a largo plazo que los escritos y acciones de Howard en contra de la guerra fue su imperecedera obra de arte, La otra historia de Estados Unidos, un libro que literalmente cambi la conciencia de una generacin. En ella desarroll con cuidado, lucidez y de forma exhaustiva su mensaje fundamental acerca del papel crucial de personas que siguen siendo desconocidas en llevar adelante la interminable lucha por la paz y la justicia, y acerca de las vctimas del sistema de poder que crea su propia versin de la historia y trata de imponerla. Posteriormente, sus Voces de la Historia del Pueblo, ahora una aclamada produccin teatral y de televisin, ha llevado a muchas personas la palabras reales de aquellas personas olvidadas o ignoradas que desempearon un papel tan valioso en crear un mundo mejor.

El logro nico de Howard en sacar las acciones y voces de personas desconocidas de las profundidades a las que haban sido confinadas mayoritariamente ha generado una enorme investigacin histrica que sigue un camino similar, centrada en periodos crticos de la historia de Estados Unidos y que se vuelve tambin a otros pases, lo que es muy bienvenido. No es algo completamente novedoso (anteriormente hubo investigaciones eruditas sobre temas particulares) pero no son en absoluto comparables a la amplia e incisiva evocacin que hace Howard de la historia desde abajo, que compensa las omisiones crticas en cmo se ha interpretado y transmitido la historia de Estados Unidos.

El entregado activismo de Howard sigui, literalmente sin descanso, hasta el mismo final, incluso en sus ltimos aos, cuando padeca graves dolencias y una prdida personal (aunque a duras penas se supiera cuando uno se encontraba con l o lo vea hablar incansable ante audiencias cautivadas por todo el pas). Ah donde haba una lucha por la paz y la justicia, Howard estaba ah, en primera lnea, inagotable en su entusiasmo e inspirador en su integridad, compromiso, elocuencia y decencia pura. Resulta difcil calcular cuntas vidas de personas jvenes y en qu grado se vieron afectadas por sus logros, tanto en su trabajo como en su vida.

Hay lugares en los que la vida y obra de Howard tuvieron una resonancia especial. Uno de ellos, que debera ser mucho ms conocido, es Turqua. No conozco otro pas en el que destacados escritores, artistas, periodistas, acadmicos y otros intelectuales hayan reunido un rcord tan impresionante de valor e integridad en condenar crmenes de Estado e ir ms all para emprender la desobediencia civil para acabar con la opresin y la violencia, haciendo frente a una fuerte represin y a veces padecindola, para volver enseguida a la tarea.

Es un rcord honroso, nico que yo sepa, un rcord del que el pas debera estar orgulloso. Y uno que debera ser un modelo para otros, del mismo modo que la vida y obra de Howard Zinn son un modelo inolvidable, que con toda seguridad deja una huella permanente en la forma de enternder la historia y en cmo se debera vivir una vida decente y honorable.

* A People's History of the United States , traduccin al castellano de Toni Strubel, La otra historia de Estados Unidos, Hondarribia, Hiru, 2005, edicin revisada y corregida por el autor.

** Howard Zinn habla de estos aos y estas luchas en su libro Nadie es neutral en un tren en marcha, Hondarribia, Hiru, 2001

Noam Chomsky es profesor emrito del Departamento de Lingstica y Filosofa del MIT. Es autor de varios libros polticos de gran xito, incluyendo 9-11: Was There an Alternative? (Seven Stories Press), una versin actualizada de este clsico, que se acaba de publicar esta semana con un nuevo ensayo (del que este artculo es una adaptacin) en conmemoracin del dcimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre.

Una versin de este artculo se public originariamente en TomDispatch.com.

Los puntos de vista expresados en este artculo son los del autor y no reflejan necesariamente la poltica editorial de al Jazeera.

Fuente: http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2012/01/201212382259755885.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter