Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2012

El nuevo director de la FAO, Jos Graziano da Silva, analiza los desafos para erradicar el hambre en el mundo
La especulacin es una causa importante de los precios altos

Susanne Amman y Michaela Schiessl
Revista Debate

El rol clave de los mtodos de cultivo regionales


Jos Graziano da Silva, de 62 aos, es el nuevo director de la Organizacin para la Alimentacin y la Agricultura (ms conocida como FAO, por sus siglas en ingls). En esta entrevista, explica sus planes para combatir el hambre as como los esfuerzos para limitar la especulacin y su impacto en los fluctuantes precios de los alimentos.

Usted ha hecho suya la meta de erradicar el hambre del mundo. No es un objetivo extremadamente ambicioso, a la luz del aumento exorbitante de los precios de los alimentos, el crecimiento continuo de la poblacin mundial y las actuales crisis econmicas?


Mi plan es ambicioso. Pero slo se puede motivar a las personas con grandes objetivos. Eso es precisamente lo que tenemos que lograr: movilizar a todas las partes de la sociedad y de la comunidad internacional en la lucha contra el hambre. La FAO o un gobierno en solitario no pueden erradicar el hambre del planeta.

Pero hace aos que existen declaraciones a favor de ese objetivo. En 2000, las Naciones Unidas anunci su intencin de reducir a la mitad el porcentaje de personas hambrientas para el ao 2015. Pero en realidad, en lugar de disminuir, el nmero de personas con hambre creci de 826 millones a ms de 925 millones.


Tambin hemos obtenido algunos logros. En mi Brasil natal, en Vietnam y sobre todo en Ghana -entre otros pases-, la lucha contra la desnutricin ha sido muy exitosa. La mayor diferencia entre ahora y el ao 2000, sin embargo, es que desde la quiebra de Lehman Brothers, el mundo comprendi que todos vivimos en un solo planeta, y que cada pas depende de los otros. Hay una cierta solidaridad nueva.

Por qu lo dice? Qu pruebas tiene?


Actualmente, el mundo reacciona mucho ms rpido ante las catstrofes del hambre. Hay fondos especiales disponibles para los trabajos de emergencia. Ese tipo de solidaridad demuestra que hay una nueva voluntad. Todos han reconocido que nadie se beneficia con el hambre. Y si todos trabajan en conjunto, el problema del hambre puede ser resuelto de la misma manera que las crisis financieras y de deuda que hoy en da enfrentamos.

No sera ms efectivo, como medida inmediata, promulgar leyes que excluyan del mercado de los alimentos a los especuladores de Wall Street y de cualquier otra parte del mundo? Despus de todo, la especulacin en commodities es vista como una de las principales causas del aumento de los precios, que como resultado hundi a millones de personas debajo de la lnea de pobreza.


Desde mi punto de vista, la especulacin es, de hecho, una causa importante de los precios altos y extremadamente fluctuantes. Slo beneficia a los bancos y a los fondos de cobertura, pero no a los productores, procesadores y compradores, y menos que nadie a los consumidores. La FAO slo puede hacer dos cosas: puede proveer al mercado con datos, estudios y estadsticas para lograr que los mercados sean ms transparentes, y puede estimular a los gobiernos a invertir ms en agricultura.

Por qu no pide simplemente la prohibicin de la especulacin sobre los productos alimenticios?


Necesitamos regulaciones ms estrictas, pero no slo en el rea de los alimentos. La nica solucin no son reglas nuevas. Hay otras cuestiones importantes, como la ltima rueda de negociaciones comerciales, la Ronda de Doha, entre los miembros de la Organizacin Mundial del Comercio. Los pases industrializados deberan abrir finalmente sus mercados y eliminar los subsidios en agricultura. No es que sea demasiado optimista al respecto, pero sera la solucin correcta.

Por qu eliminar los subsidios llevara a tener menos poblacin con hambre?


Por ejemplo, cuando Estados Unidos decidi terminar con los subsidios para producir etanol en base a maz, el ltimo verano boreal, el precio del grano cay inmediatamente. Se sinti en los pases pobres, como en Amrica Central, donde el maz se usa para consumo humano y como alimento del ganado, y tambin en frica del Este, donde el maz es un alimento bsico. La decisin de Estados Unidos tuvo un efecto directo y positivo sobre la situacin alimentaria.

Por qu se rehsa a hacer retroceder la industria financiera?


Simplemente digo que no basta con restringir los mercados individuales. Pero tambin digo claramente que la desregulacin de los mercados financieros contamin el mercado alimenticio y desde el principio hizo posible que hubiera especulacin. Tenemos que regular todos los mercados donde haya pruebas de semejantes excesos.

Entonces las personas que ahora tienen hambre tendrn que esperar un tiempo.


Soy ms optimista que usted. La crisis del euro nos ha demostrado que los gobiernos se pueden poner de acuerdo en metas comunes muy rpidamente. Las regulaciones internacionales se implementaron hace tiempo en otras reas, como en el sector financiero. Ahora tenemos que dar ese paso tan importante en la seguridad alimentaria estableciendo regulaciones tambin para el sector alimenticio y debemos crear un sistema de gobernanza global para seguridad alimentaria. No es la solucin final, sino el comienzo de una movilizacin mundial absolutamente necesaria.

De dnde proviene ese optimismo?


Una de las pocas cosas buenas del aumento de los precios de los alimentos es que ha creado una conciencia global acerca de lo importante que es alimentar al mundo. Otro elemento favorable es que les da a los agricultores incentivos para producir. Para decirlo en otros trminos, finalmente se le da prioridad esencial al hambre. Debemos y podemos sacar ventajas de esa situacin proponiendo una estrategia global para seguridad alimentaria.

Son palabras bellas


que pueden ser y sern sostenidas con acciones. El factor decisivo es el acceso al alimento o a la tierra, de modo tal que la gente pueda comprar o producir comida por s misma. A nivel mundial, hay suficiente comida para todos, pero para muchos -especialmente los pobres- es sencillamente demasiado cara. Tienen hambre, a pesar de que las estanteras revienten de comida.

La crisis alimentaria es finalmente un problema financiero?


Por supuesto. Con dinero, como primera medida, se lo puede solucionar. Por medio de programas de transferencia de dinero, desde 2005 aportamos dinero para las familias ms pobres de Brasil, Mxico y Colombia con el objetivo de que tengan un ingreso mnimo y puedan alimentarse por s mismas. Cerca de 120 millones de personas satisficieron sus necesidades bsicas de esa manera y sobrevivieron a la primera crisis de alimentos -con su agudo aumento de precios- mejor que en otros pases. Debemos continuar con ese tipo de programas, no para reaccionar a las crisis actuales, sino para evitar las futuras.

Pero eso tal vez no sea suficiente.


Al mismo tiempo, se benefici a los agricultores de forma tal que pudieran vender sus productos en mercados regionales a precios razonables. La agricultura local es el punto crucial. Los que producen regionalmente son menos dependientes de las fluctuaciones cambiarias, la especulacin, los costos de transporte e incluso los desastres climticos. En lugar de comprar leche, azcar y arroz a costos muy altos en el mercado mundial, los pases deberan recurrir a los productos locales. Amrica Central podra dedicarse a los granos, por ejemplo, Chile a la quinua, y as.

No les va a gustar nada a los conglomerados internacionales de alimentos como Cargill y ADM, que producen a escala industrial.


No se engae! Las grandes compaas tambin pueden ganar dinero en los mercados locales. A la luz del aumento del precio del petrleo, el transporte de larga distancia cada vez es menos rentable. Adems, promover la innovacin es prcticamente parte del cdigo gentico de los negocios. McDonalds ahora vende ensalada fresca que a veces se compra a nivel local. Al hacerlo, la compaa hace mucho por su imagen y por sus balances.

McDonalds podra ser una excepcin, pero qu me dice de las multinacionales agrcolas, que siembran en monocultivos inmensos para exportar a todo el mundo?


Estamos en medio de un proceso de transformacin. Desde la denominada revolucin verde a fines de la dcada de 1950, hemos perseguido una agricultura de alto rendimiento con medios industriales. Hemos utilizado fertilizantes, pesticidas y mquinas, sin considerar los efectos adversos. Hoy sabemos que muchas de estas cosas son innecesarias y no producen los efectos deseados. Los monocultivos dieron como resultado erosin del suelo, agotamiento de los campos, sobrefertilizacin y envenenamiento del agua subterrnea.

Le quiere dar pelea a la agricultura industrial?


Necesitamos una agricultura sustentable a la medida de las condiciones regionales. En los pases tropicales, el arado industrial destruye la capa de humus de los suelos. Las semillas ya no crecen. En la Argentina, uno de los principales productores de maz, trigo, cereales y porotos de soja, ya no se puede arar ms del 90 por ciento de los campos. Adems, el uso de pesticidas y de aditivos qumicos se reduce cada vez ms. En cambio, los agricultores vuelven a confiar en viejos mtodos como la rotacin de cultivos, as como en la siembra de granos tradicionales acordes con las condiciones regionales. Todo eso significa un ahorro de energa y reduce los costos de transporte y los precios.

Y como resultado, se derrumban las ganancias de las multinacionales agrcolas.


Las grandes compaas no se opondrn a estas ideas. Este cambio hacia los pequeos agricultores y los mtodos de cultivo regionales es una cuestin global, una cuestin del futuro. No podrn ignorarlo a largo plazo. Pero los consumidores tambin tendrn que cambiar. Necesitamos un nuevo tipo de consumo, consciente del medio ambiente y de nuestra salud.

Qu quiere decir exactamente? Comer menos? Comer mejor? Comer de una forma diferente?


El hambre no es el nico problema que tenemos que tratar. El nmero de personas con sobrepeso tambin creci a niveles alarmantes. Esas personas estn muy desnutridas, pero de una forma diferente. Les faltan minerales esenciales y se enferman. Hasta se mueren. Es hora de que nos ocupemos de ese tema.

Cmo?


Tenemos que refundar nuestra relacin con la comida. Mi abuela tena sus propios tomates. Saba perfectamente cmo cocinar pastas a la pomodoro y cmo hacer unos fideos maravillosos. Las personas que ahora compran en los supermercados ni siquiera saben de dnde proviene la comida. No tienen idea de lo que estn comiendo. Tener una nutricin adecuada se ha vuelto un problema para la generacin joven. Y piense en todas las vctimas de bulimia! La anorexia tambin es un problema. Todas estas cosas son los desafos del futuro.

Usted prev cambios sustanciales. Cmo puede solventarlos la FAO, que es relativamente pequea?


El aumento del precio de los alimentos y las crisis econmicas y financieras han incrementado la conciencia en relacin al hambre y la pobreza en todo el mundo. La comunidad internacional se est movilizando para erradicar el hambre. El Comit de Seguridad Alimentaria Mundial, auspiciado por la FAO, se volvi un foro clave donde los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las organizaciones internacionales pueden tratar los temas del hambre, la inseguridad alimentaria y la desnutricin. Eso nos da una base importante para construir un sistema efectivo de gobernanza alimentaria mundial.

Su predecesor, Jacques Diouf, estuvo en el cargo 18 aos y no logr demasiado. Con qu marco de tiempo piensa usted?


Los procesos de transformacin siempre requieren tiempo. Pero siempre es ms rpido eliminar algo. Nos llev cien aos introducir la qumica en la agricultura. Nos podemos deshacer de ella en mucho menos tiempo.

Fuente: http://www.revistadebate.com.ar//2012/01/27/4982.php

Traduccin: Ignacio Mackinze
Copyright by Der Spiegel


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter