Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-01-2012

Dos caras de Davos

Andy Robinson
La Vanguardia


Davos tiene su cara pblica y su cara oculta. Por un lado, la cara que debate la crisis con la compasin de una convencin de ONGs, dedicando sesiones a las canciones de esperanza de la cantante africana Yvonne Chaka Chaka, al ex directivo de Facebook ahora heroe de la lucha contra el sida en Africa, o al modelo nrdico del capitalismo. La cara de los emprendedores sociales, con sus proyectos humanitarios con afn de lucro, de hacer bien y dinero a la vez, o del fondo filntropo de Bill Gates -uno de 70 billonarios en la cumbre- disgustada con el nuevo gobierno espaol por recortar su aportacin.

La cara del simptico nieto de Warren Buffet, Howard, que recuerda a Harry Potter con su flequillo y gafotas, y habla con cualquiera sobre las posibilidades de seguir el ejemplo de su abuelito y hacer del capitalismo algo menso grotesco. Aunque el Bufetito, de 27 aos, tras su estancia en la administracion con Obama y recien nombrado presidente de la Fundacion de su abuelo, tambin trata de mejorar su estatus. Como todos en Davos: Este ao soy un global shaper. Puede que el ao que viene sea un young leader pero no es seguro, le o comentar. Simpatic en alguna medida son sus aspiraciones y sus dudas porque yo ya no puedo soportar ms la acreditacin inferior color marrn que tenemos muchos periodistas y que solo nos da acceso al 1% de las actividades , forzndonos a merodear como perros hambrientos por las las cafeteras y pasillos en busca de alguna mini entrevista de cinco minutos.

Hay muchos que quieren dibujar la cara sonriente y compasiva de Davos en esta coyuntura de rabia y desigualdad. ngel Gurria secretario general de la OCDE hasta lleg a citar al primer ministro britnico en 1974 cuyo conservadurismo compasivo en tiempos de lucha de clases y huelgas mineras, allan el camino para Margaret Thatcher. Como dijo Ted Heath, estamos buscando la cara humana del capitalismo, dijo ,una referencia rebuscada incluso para los empecinados name-droppers de Davos.

La cara humana de Davos hasta ha logrado seducir a los manifestantes del movimiento Occupy, un puado de indignados suizos y ONGs internacionales que han construido un igloo de hielo en protesta contra la desigualdad y la injusticia socioeconomica. Representantes del igloo han participado en eventos organizados por el WEF y en sesiones sobre el impacto negativo de la polarizacion de las rentas entre super ricos y el resto sobre el crecimiento y el desarrollo sostenible. Resultaba sorpendente ver a la revolucin sentada dentro del palacio pero es un ejemplo de los muchos de la asimilacin de protesta y critica en Davos, una de sus funciones ms obvias.. Y no resulta menos chocante ver a tantos empresarios multimillonarios escuchar interesados y comprensivos a las intervenciones de economistas crticos como Nouriel Roubini cuando advierten de que la polarizacin de renta es peligrosa porque dificulta una recuperacin de la demanda agregada y la salida de la recesin. Los ricos gastan un porcentaje reducido de su renta incremental, dijo Roubini, el rebelde tolerado por Davos. Aunque incluso la inmutable cara de poquer de Roubini no es todo lo que parece. Su empresa de anlisis ya le ha generado una pequea fortuna y ayer conversaba con el influyente guru geopoltico y periodista Ian Bremmer sobre si Saint Barts o Harbour Island ( Bahamas) seria un destino mas divertido para una escapada de playa y partying.

Pero, luego, est la otra cara de Davos, la que mantiene conversaciones crispadas con su brker en Wall Street o la City, preferiblemente desde la sala de bilaterales y uno de los cubculos hermticamente cerrados en los rincones mas apartados del centro de convenciones. Esta ultima cara -la de gestores de fondos, directores de vehculos especiales de la banca en la sombra, o de mega financieros como David Rubinstein del Carlyle Group o John Paulson el gestor de hedge funds que rentabiliz hasta la crisis del 2008- no se ve mucho en las sesiones de filantropa . Europa es una bomba pero una oportunidad tambin, dijo Paulson a un compaero de El Pas, un comentario que excitara a la gente de fondos buitres que andan por Davos.. Han venido tambien Brian Moynihan de Bank of Amrica, Bob Diamond, consejero delegado de Barclays -que reparti 120 millones de euros con dos otros ejecutivos del banco en el 2011- , Vikram Pandit de Citigroup o Jamie Dimon, de JP Morgan que embols 23 millones de dlares en e 2010, y otros gestores de fondos de prvate equity como Steve Schwartzman -incondicional de Davos tanto como de los banquetes en Manhattan y Palm Beach- en busca de gangas en la inminente fire sale europea.. Francisco Gonzalez de BBVA tambin . Pero no se les ve.

Existe una suerte de acuerdo tcito en Davos de que nadie comenta que esta dos caras son contradictorias, que no puedes ser buitre y humanitario a la vez..Si quieres acreditacin blanca de media leader ( en vez de la marron), ms vale no detenerte en el hecho de que los Buffets y los Gates y los sonrientes empresarios filantropos como Klaus Schwab, fundador de Davos, son necesarios para que los Schwartzman, los Dimon, los Paulson, los FGs de BBVA, hagan su negocio en paz. La cara msticamente compasiva de Paolo Coelho, el guru brasileo de la auto ayuda literaria, pertenece a la misma moneda de oro que la cara de buitre de Paulson o Schwartzman. Esto jams se puede comentar si el periodista o el representante de la sociedad civil aspira a subir de status y asimilarse mas al selecto mundo de Davos. Y en Davos todos aspiramos a ser mas de lo que somos o, al menos, a no ser menos.

Pero, a veces, aparece uno dispuesto a decir lo indecible. Este ao ha sido Sail Shetty, el director del programa de milenio de la ONU y figura destacada en Amnista internacional. Resumi la paradoja de un club de millonarios que se siente tan preocupado por el capitalismo especulativo y desigual como el que han creado. Shetty particip en una sesin de la BBC titulado Arreglando el capitalismo junto con Roubini, la vice secretaria del Tesoro estadounidense Lael Brainard y Gurria. Hablaron de las reformas ya en marcha para hacer una sociedad ms equitativa, un capitalismo de cara humana para que los excesos ya la crisis jamas vuelvan a ocurrir, segn la tesis de la OCDE y de Angel Gurria. El pblico de consejeros delegados , financieros y algun pensador creativo o global shaper, asintieron con las cabezas. Y luego Shetty dej caer la bomba y dijo, escuetamente: Pero si mucha de la gente que estn dando vueltas por aqu son los responsables de la crisis.

http://blogs.lavanguardia.com/diario-itinerante/?p=785


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter