Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2012

La dependencia europea de tierras ajenas

Susana Merino
Rebelin


Un nuevo estudio desvela la magnitud de las necesidades europeas de tierras de otros pases. Un estudio encargado por Amigos de la Tierra Europa al Sustainable Europe Research Institute (SERI) pone de manifiesto los intercambios virtuales de tierras en el mundo, es decir los intercambios relacionados nicamente con las tierras dedicadas al cultivo de productos de exportacin. Por otra parte, la hoja de ruta Por una Europa eficiente en la utilizacin de los recursos de la Comisin Europea viene a comprometer a Europa en la medicin y mejor administracin de su consumo global de tierras (1). El informe traza las huellas ecolgicas (2) globales en las tierras, vinculadas a la importacin de productos agrcolas y forestales, del conjunto de pases de la Unin europea y de otros pases como los EE.UU., Australia, India y Brasil. Este estudio atestigua que el valor de esa huella es un buen indicador del grado de apropiacin de recursos naturales. Pone en evidencia la magnitud del consumo europeo en la materia, como tambin su dependencia de otros pases del mundo. Esta investigacin nos demuestra que:

Europa es el continente ms dependiente de la importacin de tierras.

Seis de los diez pases que ms tierras importan son europeos: Alemania, Reino Unido, Italia, Francia, los Pases Bajos y Espaa. Alemania y el Reino Unido importan ms de 80 millones de hectreas por ao.

El consumo promedio europeo en tierras es de 1,3 Has por persona y en pases como China e India el consumo es de solo 0,4 Has por persona.

Alrededor de un 69% de las tierras utilizadas para responder a la demanda europea de productos agrcolas y forestales se halla ubicado fuera del continente.

Se puede apostar a que la demanda europea ha crecido desde 2004, ltimo ao del que se disponen datos. Se puede apostar tambin a que seguir aumentando, debido al crecimiento de la demanda europea de energas obtenidas de la biomasa y de los agrocombustibles.

1.- Introduccin

Europa importa anualmente masivas cantidades de productos alimenticios y otros productos procedentes del resto del mundo. Es posible cuantificar las cantidades importadas pero, con qu extensin de tierras se corresponden? Qu superficies se destinan a la produccin de estos alimentos y productos? El presente informe es un resumen de los aspectos ms destacados de este nuevo estudio destinado a medir las huellas dejadas por Europa sobre las tierras de los dems pases del mundo, para responder a las necesidades de productos agrcolas y forestales. La nocin de huella ecolgica en las tierras que se utilizan representa la cantidad de tierras que un pas destina a su consumo domstico y de las que toma prestadas a otros pases de los que importa productos alimenticios o ropa una vez hecha la deduccin de las que destina a productos de exportacin.

La hoja de ruta Por una Europa eficiente en la utilizacin de los recursos de la Comisin europea ha precisado el deseo de que el consumo global de tierras europeas forme parte integrante de la tabla de indicadores destinados a medir el uso de los recursos de Europa, respondiendo as a una exigencia de amigos de la Tierra Europa y del SERI que haban instado a Europa a medir su huella en tierras, agua, carbn y materia primas (3).

El estudio muestra que los elevados niveles de consumo europeos y el apetito por productos como la carne, los lcteos, la madera y otros productos forestales, que requieren particularmente grandes superficies eleva a Europa al escaln ms alto en trminos de huellas territoriales.

La eleccin de producir para la exportacin puede producir efectos benficos en la economa nacional, pero puede ser tambin sinnimo de acaparamiento de tierras, de prdida de la biodiversidad, de destruccin de los medios de vida de las poblaciones locales, de confiscacin de los recursos naturales. Donde adems las desigualdades de acceso a la tierra se traducen directamente en otras desigualdades tales como el acceso a la salud y a la calidad de vida. Estas desigualdades no podrn reducirse si no se ataca el consumo excesivo, con el riesgo de ver acrecentarse la presin sobre las tierras.

La huella en la tierra permite determinar precisamente cul es la demanda global en tierras (superficies, usos) y puede utilizarse para identificar de qu forma Europa u otras regiones ricas- puede reducir sus necesidades en tierras. Reducir la cantidad de tierras necesarias es la nica manera de garantizar un mundo ms equitativo y rico en biodiversidad. Este documento muestra los resultados ms destacados para Europa.

2.- Cmo se calcula la huella ecolgica en tierras

La metodologa utilizada en este estudio para calcular la huella ecolgica nacional en tierras se basa en una combinacin de datos relativos a la afectacin de tierras elaborados por la FAO y de datos que resultan de los intercambios comerciales de productos del Global Trade Analysis Project (GTAP). Solo se han considerado los datos relacionados con los productos alimenticios y los productos forestales. De modo que las tierras dedicadas a la produccin minera o industrial no se han tenido en cuenta.

Esta metodologa atribuye la superficie de tierras utilizadas para la produccin de bienes para el pas destinatario/consumidor final de dichos bienes. Tiene en cuenta las tierras que se pueden incorporar a los productos (como por ejemplo las tierras utilizadas para producir forraje destinado a la hacienda, destinada a su vez al consumo de carne). De este modo el sistema puede evidenciar las transferencias de produccin a otras partes del mundo. Los clculos se han realizado sobre 1997 y 2004, debido a que la GTAP no dispona de datos ms recientes. Hay que destacar que la huella se puede calcular en cada producto en particular, pero ello supondra utilizar un mtodo que identificase cules son las tierras que realmente se destinan a un producto determinado.

3. Resultados de la investigacin

Algunos puntos clave:

3.1 Una alta demanda europea. Europa es la segunda regin ms consumidora de tierras. Los EE.UU. estn en primer lugar con un consumo de 900 millones de hectreas, seguidos por Europa con 640 millones de hectreas. Esto significa que Europa utiliza el equivalente a 1,5 veces su propia superficie. A la UE le sigue China (500 millones de hectreas) y luego Rusia y los pases de la antigua URSS con 330 millones de hectreas.

3.2 Los pases europeos ms dependientes de tierras importadas son Alemania y el Reino Unido. Cada uno importa alrededor de 80 millones de hectreas, de las cuales un 10% procede de otros pases de Europa y el 70% de pases fuera de la UE. En ambos casos estas importaciones se vinculan a la produccin de alimento para el ganado y por lo tanto al consumo de carne. Europa es el continente con mayor dependencia de tierras importadas con el objeto de satisfacer sus altos niveles de consumo. En el 2004, sobre una demanda de los 27, de 640 millones de hectreas, 375 procedan de fuera de la UE. En otros trminos el 58% de las tierras utilizadas para satisfacer las necesidades europeas proceden de tierras extra europeas, en su mayor parte de China, de la Federacin Rusa, de Brasil y Argentina.

Evolucin de la demanda en tierras. La demanda europea por persona aument entre 1997 y 2004. Los Pases Bajos por ejemplo duplicaron su consumo de tierras en menos de diez aos. Otros pases como Finlandia, Luxemburgo e Irlanda han tenido tambin aumentos significativos de sus demandas por persona, los datos ms recientes son de 2004, es decir antes del aumento de las importaciones de biocombustibles y de biomasa. Lo que hace presagiar un notable aumento de la huella europea en tierras.

4. Conclusiones

Los amigos de la Tierra Europa y del SERI han puesto en evidencia nuevos elementos que confirman la dependencia europea tanto en lo referente a utilizacin de sus propias tierras como las de otros pases. Europa importa enormes superficies de tierras y su consumo per cpita es mucho ms importante que la de la mayora de los pases del mundo Ahora bien, se espera que la poblacin mundial llegue a los 9.000 millones de personas en 2050, por ende no ser posible proveer equitativamente las necesidades mundiales sin una reduccin significativa de la huella europea. Pero la demanda de tierras no deja de aumentar. El aumento de los ingresos en pases como China e India incrementa esta demanda, especialmente debido al aumento del consumo de carne. Al mismo tiempo Europa y otras regiones han acelerado su demanda de biocombustibles y de biomasa para la produccin de energa, sin tener en cuenta los efectos que producirn sus huellas en las tierras.

La huella de tierras en Europa tiene grandes impactos econmicos. Los productos en los que el factor tierra es el elemento principal de la produccin van a ver aumentar los costos de produccin algo que ya es una realidad en los productos bsicos-. El aumento de las necesidades de disponer de tierras se traduce en un fenmeno de acaparamiento que tendr asimismo impacto sobre el costo de las importaciones europeas, sin contar las considerables consecuencias econmicas, sociales y ambientales para los pases involucrados.

Recomendaciones

Por razones econmicas, sociales y ambientales la UE debe tomar medidas urgentes con el objeto de desarrollar polticas coherentes destinadas a evaluar y reducir su huella en las tierras. La UE debera:

Poner a punto una metodologa estndar para medir su huella en las tierras y publicar los datos necesarios para su evaluacin.

Anticipar la evolucin de la huella en tierras de Europa pidiendo a los estados miembros la publicacin anual de su propia huella en las tierras.

Utilizar la medida de la huella en tierras en la evaluacin del impacto de la UE y de sus Estados miembros para poner en marcha polticas susceptibles de reducir la huella europea y prevenir todo incremento en los Estados miembros.

Apoyar a los actores econmicos y de la cadena de aprovisionamiento de Europa facilitando el acceso a una metodologa clara y los consejos necesarios para medir la huella de sus productos en las tierras en que se producen (as como tambin la huella en materias primas como el carbn, el agua, etc.).

Desarrollar una poltica dirigida a reducir el uso de los recursos. La importacin virtual de tierras (y de los dems recursos) tiene un costo financiero real. Considerando que los precios de los recursos tendern a aumentar, sera sensato para la industria medir la amplitud de su huella con el objeto de reducirla.

Lanzar urgentemente un proceso que encare la fijacin de objetivos de reduccin de las huellas en tierras. Est claro que esta huella debe disminuir. Es posible definir un objetivo para 2013 como se ha sugerido en la hoja de ruta. Por una Europa eficiente en el uso de los recursos. Esta har que la economa europea sea ms resistente y que reduzca el impacto de Europa en el resto del mundo.

Para mayor informacin el informe se halla disponible en: www.foeeurope.org/publications/2011/Europe_Global_Land_Demand_Oct11.pdf

Notas:

(1) Comisin Europea (2011), Feuille de route Pour une Europe efficace dans l'utilisation des ressources

(2) La huella ecolgica es un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes en los ecosistemas del planeta relacionndola con la capacidad ecolgica de la Tierra de regenerar sus recursos (Wikipedia) http://ec.europa.eu/environment/resource_efficiency/pdf/com2011_571_fr.pdf

(3) Friends of the Earth Europe (2010),Measuring our resource use: A vital toolin creating a resource-efficient EU http://www.foeeurope.org/publications/2010/measuring_resource_use.pdf

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter