Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2012

Dios gobierna todo en 2012, incluso el Estado de Israel

Gideon Levy
Haaretz

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Israel no es lo que usted pensaba, no lo que el mundo pensaba, no lo que imaginan los israeles de s mismos. La sociedad israel no es laica, no es liberal y tampoco es ilustrada.

Dios existe. El ochenta por ciento de los judos israeles no puede estar equivocado. Y es precisamente por esa razn que tenemos que decir que Dios nos proteja de los resultados de la encuesta realizada por el Instituto Guttman del Centro de Israel para la Democracia y la Fundacin Avi Chai y que public este peridico. Si bien es concebible la posibilidad de hacer frente a esta creencia que quema -la mayora de la poblacin cree en la divinidad-, qu hacemos con el "Dios nos eligi? El setenta por ciento de los encuestados dijo que tambin crea que los judos son el pueblo elegido y este temible parmetro crece de forma alarmante.

Hay que agradecer a los encuestadores por dejar que el gato salga de la bolsa. Parafraseando el eslogan publicitario de Haartez de la dcada de 1990, Israel no es lo que usted pensaba. No lo que el mundo pensaba, tampoco lo que los israeles piensan de s mismos. La sociedad israel no es laica, no es liberal y tampoco es ilustrada. Si pudieran pensar libremente, cabe la duda de si el 80% de los iranes respondera que es creyente; es dudoso que exista alguna otra nacin libre en el planeta, con la posible excepcin de los estadounidenses que produzca los mismos resultados. Pero seguramente no hay ninguna otra nacin del planeta que est segura en su certeza arrogante de haber sido seleccionada entre todas las dems naciones y elevada por encima de ellas.

Los resultados de esta encuesta de gran alcance son la clave ms importante para la comprensin de la sociedad israel y la conducta de sus gobiernos. Es el nico prisma a travs del cual slo es posible comprender la ocupacin, el racismo, el proceso de la creciente religiosidad de la poblacin y la capitulacin frente a los colonos. En nuestros corazones, pensamos que este es nuestro destino. Si cualquier sociedad ilustrada tratara a los colonos y ultraortodoxos como marginales, grupos excntricos y/o mesinicos, en Israel la actitud hacia ellos proviene de un lugar muy profundo dentro de la sociedad "secular". Si en cualquier sociedad ilustrada la ocupacin despierta protestas y repulsin, la actitud aqu hacia ellos se basa en una creencia religiosa que justifica todas sus iniquidades.

La encuesta demuestra que todos somos "jvenes de buena cuna", y que la mayora de nosotros somos sicarios. Las expresiones de racismo hacia los rabes y extranjeros, la actitud arrogante de Israel hacia la opinin pblica internacional, todo puede explicarse tambin por la creencia ignorante y primitiva de la mayora de los israeles (70%) de que tenemos permiso para hacerlo porque L nos eligi. Incluso el carcter religioso del Estado, que es mucho menos secular de lo que tendemos a pensar, no hay autobuses o vuelos de El Al en Shabat, no existe el matrimonio civil, no hay hoteles que no tengan cocina ritual, una mezuz en la jamba de la puerta de casi todos los hogares y un nmero cada vez ms creciente de personas que la besan cuando entran o salen, y todo esto se puede explicar con los datos de la encuesta.

Hay mucha menos coaccin religiosa de lo que parece y muchos ms dispuestos a los caprichos del fundamentalismo judo. A partir de ahora, ya no puede decirse que la mayora secular ha allanado a la minora religiosa, no hay una mayora secular, slo una minora insignificante.

En contraste con la mayora de los pases europeos hoy en da, en Israel "ateo" es un trmino despectivo que pocas personas se atreven a decir, mucho menos lo utilizan para identificarse. En un pas semejante, es imposible hablar seriamente de la laicidad. Tenemos que admitir la verdad, y es que somos casi una sociedad religiosa y un Estado casi basado en la ley religiosa. No hay necesidad de seguir contando el nmero de personas que utilizan el solideo, pauelos en la cabeza o capotes largos. La gente con la cabeza descubierta se encuentra en el mismo campo mientras acepten el carcter de su Estado, donde la religin es el Estado y el Estado es la religin, todo mezclado. No hay necesidad de seguir siendo sorprendido por el extremismo religioso, de ser religioso, ya sea moderado o extremo, es lo mismo, y es la mayora aqu.

De Jenin a Hebrn, estamos en la Ribera Occidental, sobre todo porque la mayora de los israeles creen que no es slo la tierra de los patriarcas, sino que esto nos da un derecho patrimonial a la soberana, a la crueldad, el abuso y la ocupacin, y al diablo con la posicin de la comunidad internacional y los principios del derecho internacional porque, despus de todo somos los elegidos de entre los dems pueblos. Desde Bnei Brak (1) a Mea Shearim (2), estos ultra ortodoxos son, en gran medida, nosotros, slo con vestimenta y lenguas diferentes, versiones ms extremas de la misma creencia.

Tal vez era inevitable. Un Estado que surgi en un determinado territorio y conquista otro territorio y ha permanecido all casi para siempre, todo sobre la base de historias de la Biblia. Una poblacin que nunca decidi si se trataba de una nacin o una religin y un Estado que pretende ser un "Estado judo ", aunque nadie tiene idea de lo que eso significa. Todo esto no puede existir sin un fundamento que es el de un pueblo elegido que cree en su Dios. Esto es Israel en 2012. Dios tenga misericordia de nosotros.

(1) y (2) barrios ultra religiosos de Jerusaln

Fuente: http://www.haaretz.com/print-edition/opinion/god-rules-all-in-2012-israel-even-the-state-1.409739



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter