Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2012

Las sanciones solo sirven para profundizar la crisis iran

Patrick Cockburn
The Independent

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


La forma en que EEUU, Israel y los dirigentes europeos occidentales estn vendiendo la creciente confrontacin con Irn es profundamente deshonesta. La manipulacin de los medios y de la opinin pblica mediante la exageracin sistemtica de las amenazas se parece bastante al batir de tambores de la propaganda y desinformacin sobre las inexistentes armas de destruccin masiva de Iraq que precedieron a la invasin en 2003.

El supuesto objetivo de imponer sanciones a las exportaciones de petrleo iranes y a su banco central, medidas a las que se unido oficialmente la UE, es forzar a Irn a abandonar su programa nuclear antes de que alcance el nivel donde podra, en teora, construir una bomba nuclear. Incluso Israel est de acuerdo ahora en que Irn no ha decidido an hacer tal cosa, pero siguen presentando el programa nuclear iran como un peligro para Israel y el resto del mundo.

Hay otros dos analogas amenazadoras entre el perodo previo a la guerra de Iraq y cuanto est sucediendo ahora. La cuestin aparente es el futuro del programa nuclear iran, pero, para parte de la coalicin congregada contra Irn, el objetivo real es el derrocamiento del gobierno iran. El origen de la crisis actual fueron las medidas adoptadas el pasado noviembre y diciembre por los neoconservadores de EEUU, el Partido Likud de Benjamin Netanyahu y el lobby israel en Washington para imponer sanciones contra las exportaciones iranes de petrleo y el banco central de Irn. Son, en gran medida, las mismas gentes que se cebaron con Iraq en los noventa. Han conseguido que la Casa Blanca adopte su programa, que ahora est siendo asumido, a su vez, por una Unin Europea que considera ingenuamente las sanciones como una alternativa al conflicto militar.

En realidad, lo ms probable es que las sanciones intensifiquen la crisis, empobrezcan a los iranes de a pie y preparen psicolgicamente el campo para la guerra debido a la satanizacin de Irn. El problema es que Israel y sus aliados estadounidenses de la extrema derecha estn ms interesados en el cambio de rgimen que en el programa nuclear de Tehern. El peridico israel Haaretz expona sucintamente las diferencias entre el gobierno israel y Washington. Deca: Mientras los estadounidenses estn buscando activamente una va para empezar un dilogo, Israel est predicando la confrontacin y el derrocamiento del gobierno de Tehern.

Es esta ltima poltica la que ha triunfado. Israel, sus aliados en el Congreso y los neoconservadores han embarcado a la administracin Obama en una serie de polticas que solo tienen sentido si el objetivo final es derrocar al rgimen de Tehern. Al gobierno iran no se le ha dado una va diplomtica para que pueda dar marcha atrs sin acabar humillado. Su programa nuclear se ha convertido en un smbolo de resistencia frente a los dictados extranjeros. Esto hace imposible que en el quisquilloso liderazgo iran alguien se comprometa sin ser denunciado como traidor por sus opositores polticos.

Cualquiera que fueran las intenciones de Barack Obama cuando result elegido, la ofensiva secreta iniciada por el presidente Bush contra Irn ha proseguido. En 2008 firm una directiva presidencial secreta, en funcin de la cual se destinaron 400 millones de dlares a financiar a los opositores al gobierno iran. Los nuevos aliados de EEUU incluan a grupos indeseables tales como los asesinos sectarios sunes de la organizacin Jundullah que acta en el Baluchistn iran. Puede que EEUU haya intentado limitar el grado de cooperacin pero, segn la revista Foreign Policy, los agentes del Mossad se hicieron sencillamente pasar por agentes de la CIA cuando trataron con Jundullah. Cul era el objetivo de esos ataques-puyazos? Unas cuantas bombas en el Baluchistn iran no van a suponer una gran amenaza para los dirigentes iranes en Tehern. Puede ser que el motivo ms probable fuera el de provocar a los iranes para que tomaran represalias contra EEUU y as lograr que el conflicto militar irano-estadounidense est cada vez ms prximo.

Lo mismo puede estar ocurriendo con los asesinatos de los cientficos nucleares iranes. Un aspecto poco sealado de los mismos es que los cientficos eran objetivos muy fciles debido a que conducan ellos mismos por Tehern en sus propios coches. Pero cualquier pas que tiene pruebas de que sus mejores cientficos estn amenazados les proporciona seguridad. La ausencia de las medidas ms sencillas de seguridad nos revela que esos cientficos no estuvieron nunca en el ncleo del programa nuclear iran. Una explicacin ms probable de los ataques, asumiendo que Israel est detrs de ellos, era que pretendan provocar la venganza de Irn contra EEUU o Israel para que la situacin terminara constituyendo un casus belli.

Es difcil no admirar la habilidad con la que el Sr. Netanyahu ha manipulado a la Casa Blanca y a los dirigentes europeos abocndoles a la misma confrontacin con Irn que trataban de evitar. Quiz le hayan ayudado los estallidos anti-semitas del presidente iran y el claro amao de las elecciones presidenciales de 2009. Pero el arma ms eficaz del Sr. Netanyahu ha sido la amenaza de que Israel iba a lanzar unilateralmente ataques areos a menos de que la Casa Blanca hiciera algo. Eso ha sido siempre bastante menos probable de lo que pareca. Israel rara vez ha ido a la guerra sin luz verde de EEUU.

Una explicacin ms racional de las amenazas israeles de actuar en solitario es que estaban completamente diseadas para asustar a la Casa Blanca y a sus aliados europeos. El ministro israel de defensa, Ehud Barak, pronunci discursos espeluznantes acerca de la inminencia de la amenaza iran que no iba a dejar ms opcin a Israel que la de lanzar un ataque preventivo (aunque recientemente dijo lo contrario). El antiguo jefe del Mossad dio credibilidad a la accin unilateral israel advirtiendo que sera un desastre autoinflingido a su pas.

Estas maniobras han conseguido tener xito. Se estn imponiendo graves sanciones. Irn tendr dificultades para vender su petrleo. Su estatus como potencia regional en el Oriente Medio se debilita asimismo en la medida en que la supervivencia a largo plazo de Bashar al-Asad, su aliado ms importante, parece dudosa.

Y aqu nos encontramos de nuevo con otra desagradable analoga con Iraq. Las sanciones contra Iraq, impuestas de 1990 a 2003, empobrecieron a los iraques y criminalizaron a gran parte de su administracin. UNICEF declar que medio milln de nios murieron a causa de las sanciones. Para la Casa Blanca y los dirigentes europeos, las sanciones pueden parecer preferibles al conflicto armado. Desgraciadamente, la historia muestra que los embargos duraderos matan ms personas que las guerras cortas.

Patrick Cockburn es un periodista irlands independiente, corresponsal en Oriente Prximo del Financial Times y actualmente de The Independent. Especializado en dicha zona, y ms concretamente en Iraq, ha obtenido numerosos premios periodsticos, el ms reciente el prestigioso Premio Orwell britnico al periodismo poltico, otorgado de 2009. Es autor de varias obras sobre Oriente Prximo, las ms recientes The Occupation: War, resistance and daily life in Iraq y Muqtada! Muqtada al-Sadr, the Shia revival and the struggle for Iraq .

Fuente:

http://www.independent.co.uk/opinion/commentators/patrick-cockburn-sanctions-can-only-deepen-the-iran-crisis-6296132.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter