Portada :: Espaa :: Izquierda Unida en el rubicn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-02-2012

En respuesta a Juan Torres Lpez
Matices a unas crticas sobre Izquierda Unida y la frustracin

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Ni la revolucin permanente ni tampoco la ininterrumpida fueron siempre posibles eran (casi) tareas sobrehumanas- pero s, con seguridad y con mucha historia detrs, la crtica atenta que, como el rayo, ni ces ni ha cesado. La crtica, en su justa medida, no cuando ha sido usada para fines bastardos, ha sido y es una de las seas vindicables de las izquierdas transformadoras, de las que no han entregado su alma y sus cuerpos a la lgica del capital y sus alrededores. Juan Torres Lpez [JTL] ha practicado desde siempre y con acierto ese necesario jardn que probablemente el mismsimo Voltaire aorara. Para beneficio de todos y para la formacin de mucho de nosotros.

Pues bien, esta positiva senda ha sido cultivada recientemente por nuestro gran economista en un artculo titulado Frustrante Izquierda Unida [1]. Pretendo apuntar aqu algunos matices.

JTL afirma que a pesar de todas sus limitaciones, IU es hoy da el elemento poltico principal para aglutinar a quienes nos oponemos a las polticas neoliberales que se estn aplicando. Reconoce que desde dentro de esa coalicin se estn dando pasos muy positivos para facilitar la convergencia de las personas y organizaciones que luchamos contra el dao permanente que provoca el capitalismo en el que vivimos. La mayora de sus dirigentes y agrupaciones estn implicados con acierto y gran compromiso en esa lucha, pero reconocerlo, prosigue, no le impide sealar que existen todava lastres y herencias con los que no se termina de romper y que hacen muy difcil, por no decir imposible, que Izquierda Unida deje de ser una fuerza casi marginal en la sociedad y en la vida poltica espaola.

Que IU deje de ser lo que JTL seala, presupone que es eso lo que es actualmente. En mi opinin (y aunque no sea punto esencial en su comentario) no es inmediato que IU sea hoy una fuerza casi marginal en la sociedad y en la vida poltica espaola. Tanto da, pelillos a la mar. Lo importante son los lastres y herencias de IU que el gran economista seala y denuncia.

La primera crtica apunta al grupo parlamentario. Como si se fuera un verbo alemn, la dejo para el final de esta nota. Seala JTL a continuacin que vuelve a salir en la prensa el escandaloso caso del representante de IU antes en Caja Madrid y ahora en Bankia, Jos Antonio Moral Santn. Moral Santn recibe, segn parece, ms de 500.000 euros anuales por su presencia en diversos consejos de administracin. Apoyndose en una informacin de Estrella Digital , JTL afirma JTL que Moral Sandn siempre se ha opuesto (no es de extraar) a las polticas financieras de la coalicin y a las propuestas de nacionalizacin que Izquierda Unida ha apoyado.

Desconozco el caso por dentro. Si fuera as, si Moral Santn recibiese esa cantidad y se apropiase de ella en su totalidad (que no es probable) no habra por donde cogerlo. Ni por los pies ni por las necesidades econmicas de la coalicin. Si, adems de ello, Moral Santn se opone a la poltica econmica de la coalicin por, digamos, su ubicacin ejecutiva en el falsario y salvaje mundo de las finanzas, el asunto es de escndalo (aunque es algo viejo y tiene que ver, segn creo, con las singularidades y correlaciones de fuerza de la federacin de Madrid de IU). Nadie ha tomado medidas en la direccin federal de IU ante un caso as? Por qu no se tomaron cuando Llamazares era coordinador general? Pueden tomarlas? Tal mal est la situacin en la Comunidad de Madrid para que alguien haga y deshaga barbaridades a su antojo, rodeado de euros y de un cinismo politico abisal? Si es as, tiene razn JTL en poner su grito en el cielo y su indignidad en la tierra.

Pasa Juan Torres Lpez a comentar el caso de la alcaldesa de Manilva que lo es con los votos de IU y una formacin municipal independiente. Tomando pie en El Pas de 30 de enero, un apoyo muy poco recomendable, JTL comenta que la alcaldesa ha colocado en diversos puestos del Ayuntamiento a los 17 miembros de la lista de IU as como hasta 57 familiares directos o polticos de estos, de los cuales 13 son parientes de la regidora. Puede ser as, no puedo afirmar lo contrario con seguridad, pero basta una llamada a la alcalda, a su servicio de prensa, que desde luego puede vender duros a media peseta, para informarse de que la situacin no es ni mucho menos esa y que los 57 familiares directos como los 13 parientes son, bsicamente, aritmtica elemental creativa de El Pas, simple suma de falsedades segn comentario del responsable de prensa del municipio [2].

JTL seala finalmente que le ha llegado estos das un enlace a la pgina de las Juventudes Comunistas de Andaluca [3] que pone los pelos de punta: [] adems de reclamarse seguidores de la obra de Stalin, presentan su club de alpinismo que lleva el nombre de Ramn Mercader y cuyo lema es Clavando fuerte desde 1940. Tiene toda la razn JTL y le sobran motivos: pone los pelos de punta y golpea el alma de cualquier comunista no cegado. A santo de qu viene reivindicar el nombre de aquel cuadro-dirigente del PSUC capaz de cometer, por seguidismo atroz, la mayor de las barbaridades? Cmo puede seguir vindicndose algo de aquel legado criminal? Qu puede querer significar clavando fuerte desde 1940? No huele el lema a lo peor de lo peor, a estalinismo criminal absolutamente desinfomado?

JTL reconoce que esas cosas pueden pasar en otros partidos salvo, aade, la apologa de asesinos polticos, que solo ocurre en algunos de extrema derecha fascista o nazi. No es punto nuclear pero no es evidente que esto sea exactamente as. Ms de uno e incluso ms de diez partidos de derecha liberal, no digo autoritaria, vindican nombres de polticos asociados a crmenes de lesa humanidad. Baste pensar en el lanzamiento de las bombas sobre la poblacin de Hiroshima y Nagasaki [4] y la consideracin sobre el presidente Truman en la historia poltica norteamericana. Los ejemplos europeos similares son legin.

JTL sostiene que casos as, como los de las JC andaluzas, no deberan suceder nunca y que, si desgraciadamente aparecen, deben ser erradicados inmediatamente y no dejarlos ir La cuestin no es balad concluye Si no se desentiende definitivamente de quienes entienden la poltica como un negocio personal o -y aqu es algo injusto- como un pasatiempo ideolgico de desocupados que nunca han dado un palo al agua y si no va ms all de lo que quieren imponerle quienes estn en el pleistoceno de las ideas polticas, IU nunca dejar de ser una simple fuerza testimonial y practicar el viejo modo de hacer poltica.

No slo es eso aunque siendo eso tambin: IU no puede abonar senderos de infamia, le lleven o no a ser fuerza testimonial. Y ese, el abonado, consciente o inconscientemente, con buena o mala intencin, no por las Juventudes comunistas andaluzas, sino por una delegacin sevillana de las JC, es un abismo de indignidad y abyeccin impropio de una fuerza que quiere transformar el mundo desde una perspectiva economunista.

La cuestin poltico-organizativa que aqu asoma: pasa la cuestin por expulsar como parece apuntar JTL a la organizacin juvenil de las filas de IU? No es esto tambin poltica vieja? En mi opinin y por motivos estatuarios, ni la direccin federal de IU puede tomar una decisin as ni debera hacerlo desde un punto de vista estrictamente poltico. Las Juventudes andaluzas, las de Sevilla si no ando errado, han cometido un error de bulto, inadmisible, han abonado la barbarie poltico-cultural. De qu se alimenta su cosmovisin para vindicar uno de los peores pginas, un pgina criminal de la tradicin? De nada bueno desde luego. Pero no creo cometer ninguna ingenuidad si sealo que mucho hay en ella de desinformacin, repeticin talmdica de lemas y psima orientacin (por no apuntar a la ocurrencia de algn gracioso consentido). Algo hay que hacer, desde luego, y es urgente. Mucho trabajo pasa por informar, discutir y dialogar.

Queda el asunto de Gaspar Llamazares. JTL critica su marginacin del grupo parlamentario de IU en el Congreso de Diputados. El lder de Izquierda Abierta -menudo nombrecito que buscaron!- que es reconocido por propios y extraos como uno de los mejores y ms inteligentes parlamentarios de Espaa no merece un trato as.

No se vea en lo siguiente ninguna crtica a la actividad poltica de Llamazares, de quien no tengo ningn reparo en destacar su brillante trabajo, su honestidad y su coherencia, pero no logro ver que su caso tenga nada que ver con los otros tres asuntos apuntados por JTL ni incluso que sea un caso de marginacin poltica. Los diputados elegidos por IU, ICV y Chunta se reunieron y llegaron a acuerdos, nada fciles por lo dems, sobre la composicin y actividades del grupo. No se trataba de marginar a nadie aunque los protagonismos (de todos, sin exclusiones), las viejas historias y las desconfianzas pudieron jugar, jugaron de hecho, aqu su papel. Pero no pasa nada porque Llamazares, o Alberto Garzn por ejemplo, tenga menos protagonismo -y habr que verlo!- que Cayo Lara o Jos Luis Centella. No acabo de ver acciones antidemocrticas en el procedimiento usado ni intentos de situar a nadie en la cuneta poltica parlamentaria.

No vacilo tampoco en reconocer que si yo hubiera tomado parte en la discusin no hubiera abonado con mi voto la decisin tomada. Haba otros escenarios, si no mejores acaso ms generosos. Pero, sea como sea, el existente no puede ofender a nadie.

IU debe cultivar la crtica y la transformacin permanentes. Pero JTL estar conmigo que tres eran tres las hijas de Elena y que cualquier generalizacin apresurada, que l est lejos de cometer, es un torpe y falaz ejercicio argumentativo.

Notas:

[1] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=143939

[2] Conversacin personal telefnica de 3 de febrero de 2012.

[3] Creo que el enlace es este: http://tiendajca.tumblr.com/post/16007521884/sudadera-de-nuestro-club-de-alpinismo Sudadera de nuestro Club de Alpinismo. COMPRAR AQU Presentamos como parte de nuestra coleccin otoo-invierno nuestra sudadera del Club de Alpinismo Ramn Mercader en el que todos participamos cuando la dedicacin a la poltica nos permite un margen de tiempo para la actividad fsica, tan fundamental para la salud. En la camiseta se puede leer el lema del club desde fundacin hace ms de 70 aos Clavando fuerte desde 1940.

[4] Vase el imprescindible ensayo de Kenzaburo O, Cuadernos de Hiroshima. Anagrama, Barcelona, 2011.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter