Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2012

Qu es la horizontalidad en una organizacin?

Florent Marcellesi
Rebelin


Con el surgimiento del 15-M, la horizontalidad ha vuelto a ser un concepto motor en la construccin de nuevos movimientos sociales y polticos. Sin embargo, qu entendemos por horizontalidad?

Al repasar algo de bibliografa, constato que se suele definir en negativo como oposicin o rechazo a otros trminos como la verticalidad o la jerarqua, puesto que, de forma consciente o no, entendemos mejor las implicaciones de tales conceptos que culturamente impregnan nuestras sociedades y nuestros cerebros. Asimismo, tanto en el espacio pblico (Estado, escuela, hospital, trabajo remunerado, etc.) como en el privado (como la familia), vivimos en un mundo principalmente jerarquizado donde en el mejor de los casos elegimos nuestra cadena vertical de mandos (la democracia representativa) o en el peor sufrimos una dominacin no deseada (vase el parto medicalizado o el significado de la relacin asalariada). Sin embargo, pocas veces encuentro definiciones en positivo de la horizontalidad. Con esta voluntad constructiva, definir la horizontalidad de la manera siguiente: una profundizacin de la tica de la liberacin, una actitud (y un camino) y un modelo organizativo.

La profundizacin de la tica de la liberacin

Andr Gorz sola conceptualizar la ecologa poltica como una tica de la liberacin donde la expansin de la autonoma [del sujeto] se halla en el centro de la exigencia ecologista. Ello supone una subversin de la relacin de los individuos con sus herramientas, con su consumo, con su cuerpo, con la naturaleza (1975). En esta ptica, desarrollada tambin por Illich y Castoriadis, la ecologa poltica es una apuesta decidida por la autonoma del sujeto y por su capacidad de cooperar de forma voluntaria y en igualdad de condiciones con otros sujetos para oponerse a cualquier deriva liberticida e insostenible de las mega-mquinas mercantiles, estatales o tecncratas y para construir alternativas concretas al productivismo actual.

De esta visin emancipadora nace la voluntad de poner en pie sociedades u organizaciones autnomas, hechas de individuos a su vez autnomos y cooperativos. Estas sociedades (u organizaciones) se convierten en gora permanente sobre lo que es conveniente producir (y cmo), adems siempre dentro de la capacidad de carga de los ecosistemas. Por esta razn, las empresas tendran que ser controladas por sus personas empleadas, un partido o un sindicato por el conjunto de sus militantes y la esfera poltica por el conjunto de la ciudadana. Es un llamamiento hacia organizaciones donde los sujetos autnomos no estn subordinados a ninguna estructura, ni rgano de sta. En este tipo de horizontalidad tambin existen lmites, pero no provienen de una autoridad superior (el Lder, el rgano central, la Tradicin, la Autoridad, etc.) sino que se basan en la deliberacin y la decisin colectiva.

Una actitud (y un camino)

Encontramos en la educacin horizontal una gran ayuda para conceptualizar la actitud horizontal. Esta rama educativa entiende la horizontalidad como una disposicin psquica y social, interior y exterior al sujeto, en la cual ningn hombre y mujer anula la libre expresin de otro, de manera que todos pueden manifestarse sin hallar un obstculo en el otro, sino ms bien un apoyo para el propio crecimiento (Santos, 2006). As, primero, es una facultad del sujeto a vivir su libertad desde el encuentro positivo con la libertad de otras personas que a su vez, dentro una dinmica ganador-ganador, refuerza el propio desarrollo personal. Dicho de otro modo, se puede concebir el aspecto interno () de la horizontalidad como una suerte de receptividad y apertura al otro. Exactamente lo que los manuales de educacin no violenta o de resolucin pacfica de los conflictos aconsejan, respectivamente, a los padres y madres con su prole o a los negociadores con las partes en conflicto o con otros negociadores: respeto, escucha activa y empata.

Adems, en una organizacin social, poltica, sindical, etc. sus formas de proceder es decir su actitud que la definir y le dar credibilidad en el da a da tienen que ser acordes en cualquier momento con los objetivos planteados. Obviamente no se puede llevar la paz o la emancipacin con mtodos violentos que sea aqu o en el Sur, no se puede ensear a nuestros hijos el respeto desde la metodologa de la bofetada, ni se puede pedir a las instituciones transparencia y participacin sin aplicarlo internamente. Dicho de otro modo y parafraseando a Gandhi, podramos decir que no hay camino para la horizontalidad, la horizontaliidad es el camino.

Un modelo organizativo

No se trata de un concepto totalmente nuevo: tiene mucho en comn con y hereda de las teoras y las prcticas de la autogestin del sindicalismo de finales del siglo XIX, de los consejos obreros hngaros o de las experiencias post-68. Sin embargo, las posibilidades abiertas por las Tecnologas de la Informacin y de la Comunicacin (TIC) y, sobre todo, por las dinmicas cooperativas en torno al conocimiento, la cultura y el software libres o en las actuales dinmicas post-crecentistas (colectivos de decrecimiento, de ciudades en transicin, de cooperativa integral, etc.) aportan a la horizontalidad su plena capacidad como modelo organizativo. En las brechas del sistema, la propia existencia y praxis diaria de una organizacin horizontal son pruebas de insumisin y grmenes de alternativa a la megamaquina tcnica, econmica y poltica.

Dicho esto, destaco algunas caractersticas de una cooperativa poltica funcionando sobre el modelo de la horizontalidad:

En resumen, una organizacin horizontal es un nodo ms de una sociedad que pugna por la democracia de lo comn (vase Subirats, 2011), es decir que favorece los bienes comunes, la lgica cooperativa y la capacidad de compartir.

Referencias:

En el blog de la autora: http://florentmarcellesi.wordpress.com/2012/02/06/que-es-la-horizontalidad-en-una-organizacion/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter