Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-04-2005

Bienvenido, mister Ratzinger

Francisco Fernndez Buey
La Insignia


Cuando el asunto pareca finalmente liquidado
 y era seguro que "aquello" no regresara
 para inquietar atormentadas mentes infantiles,
 cuando su crisis haba sido diagnosticada como ltima
 y "aquello" era slo materia para chistes acadmicos,
 cuando podamos ya airear nuestras miserias
 sin las viejas restricciones moralistas,
 cuando ya el otro Karl no tena adversarios
 de talla
 y el canto al final de las ideologas
 bajaba de la Academia a la calle,
 cuando ya nada se opona, amigos,
 a que pudiramos ser tan cnicos
 como nuestros enemigos,
 cuando empezbamos a identificarnos con la autntica vida,
 esto es, la de los otros,
 y el ser de una pieza resultaba de mal gusto,
 cuando la divisa del era ya todo vale
 y todos estbamos de acuerdo
 en que todo est permitido
 menos alterar las sabias leyes del mercado,
 la bicha volvi.
 La desenterr el inquisidor Ratzinger, oh maravilla,
 contra los nuevos telogos.
 Y entonces qued definitivamente demostrado
 que el marxismo no era una ciencia,
 compaeros.

(*) De Discursos para insumisos discretos. Ed. Libertarias. Madrid, 1993.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter