Portada :: frica :: Cuerno Africano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-02-2012

Somalia
Barcos europeos y asiticos saquean la costa

Thalif Deen
IPS


La comunidad internacional no ha logrado resolver los temas polticos y econmicos subyacentes de Somalia, que sobrevive sin gobierno efectivo desde hace dos dcadas mientras sus costas son saqueadas, indica un nuevo estudio.

Con todo su litoral de 3.300 kilmetros prcticamente desprotegido, Somalia es vctima de barcos de pesca industrial de Europa y Asia que ingresan en grandes cantidades y despojan los ricos recursos martimos.

"Luego de sobre-explotar sus propias aguas, estas sofisticadas fbricas flotantes procuran apropiarse de unas de las ms ricas zonas de pesca que quedan en el mundo", seala el estudio publicado por el independiente Global Policy Forum (GPF), con sede en Nueva York.

"Los barcos extranjeros son ilegales, furtivos y no regulados. Son parte de una creciente iniciativa internacional de pesca delictiva", aade.

Elaborado por Suzanne Dershowitz y James Paul, el informe fue divulgado en vsperas de una conferencia internacional de alto nivel sobre Somalia, que se realizar este jueves 23 en Londres.

A pesar de los esfuerzos de la Unin Africana y de la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU), la poltica internacional hacia Somalia no ha tenido xito, admiti el gobierno de Gran Bretaa, que convoca la reunin en Londres.

"Luego de 20 aos de retrocesos, Somalia necesita un decisivo cambio en los esfuerzos tanto de la comunidad internacional como de los propios lderes polticos" locales, agrega el trabajo.

Los organizadores de la conferencia en Londres esperan la participacin de unos 40 gobiernos, as como de representantes de la ONU, la Unin Africana, la Unin Europea, el Banco Mundial, la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo de frica Oriental, la Organizacin de la Conferencia Islmica y la Liga rabe.

La administracin del primer ministro David Cameron tambin invit a representantes del gobierno federal de transicin de Somalia, as como a los presidentes de Somalilandia, Puntland y Galmudug (autoproclamados estados independientes somales pero sin reconocimiento internacional) y de la organizacin islmica Ahlu Sunnah wal Jamaah.

"Las batallas cerca de la costa de Somalia estn estrechamente conectadas con la crisis en el pas, donde otra vez encontramos un importante uso de la fuerza militar por parte de actores extranjeros", indica el estudio.

Durante la Guerra Fra, la principal importancia de Somalia era geoestratgica. Hoy hay nuevos intereses y son preciadas especialmente sus reservas de hierro, estao, uranio, cobre y otros minerales.

"Pero lo ms importantes es que probablemente haya depsitos de gas natural y reservas de entre 5.000 millones y 10.000 millones de barriles de petrleo crudo, por un valor de 500 millones de dlares al precio actual", aade el informe.

Compaas australianas, canadienses, chinas, estadounidenses y otras ya estn interesadas en estos recursos.

Somalia sigue siendo el prototipo de un "estado fallido", con un gobierno que no puede ejercer el control sobre su territorio. La Guerra Fra arrastr al pas a diversos conflictos regionales, incluyendo un sangriento enfrentamiento con Etiopa.

El ejrcito somal creci para ser uno de los ms grandes de frica, y el pas pas a ser gobernado por una dictadura. Al final, el Estado se hizo impopular, cay en bancarrota y colaps. Luego se produjeron una serie de intervenciones extranjeras fallidas para restaurar el orden.

En 1992 fue enviada una fuerza de paz de la ONU, seguida por un contingente militar de Estados Unidos (1992-1993). Ms tarde fue desplegada otra misin de paz del foro mundial (1993-1995).

Sin embargo, despus de tres aos de despliegue de flotas navales por algunas de las principales potencias, y a pesar de sus avanzados sistemas electrnicos y areos de vigilancia, no han sido erradicados los barcos piratas de las costas somales, que poseen equipos ms modestos y se dedican a tomar rehenes para exigir rescates.

De hecho, los ataques de piratas aparentemente se incrementaron sustancialmente desde 2008, inform el GPF.

Como era de esperar, las armadas de los pases extranjeros no han hecho nada tampoco sobre otros "piratas": los buques de pesca ilegales y los que vierten txicos al mar.

James Paul, director ejecutivo del GPF, y coautor del nuevo informe sobre Somalia, se mantiene escptico sobre la prxima conferencia en Londres.

Dijo a IPS que el encuentro se jactaba de procurar una mejor respuesta internacional a la crisis somal, pero de hecho solo corroboraba la vieja estrategia de violencia.

"Lejos de encarar las causas y emplear un enfoque global como anunci el gobierno de Gran Bretaa, la conferencia busca principalmente movilizar a la opinin pblica en torno a ms opciones de violencia, intervencin y antiterrorismo, que han fracasado en los ltimos 20 aos y estn fracasando hoy", afirm.

"Debemos recordar que la conferencia le dar su bendicin implcita a las ltimas invasiones desde Etiopa y Kenia, y que aprobar tcitamente los ataques con aviones no tripulados y las operaciones militares secretas llevadas a cabo por Gran Bretaa, Estados Unidos, Francia y quizs otros", aadi.

Tambin desviar su atencin de las prisiones secretas, de los asesinatos selectivos, de los contratistas militares y del comportamiento extremadamente violento de las fuerzas de la Unin Africana, que actan con autorizacin del Consejo de Seguridad de la ONU, indic.

Paul seal que la postura ms constructiva era rechazar las polticas militares centradas en la violencia, como lo hizo la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinacin de Asuntos Humanitarios en "una importante y valiente declaracin" en diciembre.

El director del GPF sostuvo que el enfoque usado hasta ahora no haba funcionado porque ignoraba la pesca extranjera ilegal y el vertido de desechos txicos que ocurre en la costa somal.

La pesca y la contaminacin han llevado a muchos somales a recurrir a la piratera como forma legtima de defensa nacional.

Sin embargo, poderosos miembros del Consejo de Seguridad, particularmente Estados Unidos y Gran Bretaa, bloquearon toda accin para combatir el problema.

"Hacen de cuenta que no hay informacin sobre el tema, aun cuando sus flotas navales vigilan de cerca el movimiento de todos los barcos en aguas somales", indic Paul.

"La violencia es prcticamente la nica opcin permitida en la mesa de Londres", agreg.

Fuente: http://ipsnoticias.net/wap/news.asp?idnews=100203


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter