Portada :: Europa :: Rusia: elecciones presidenciales 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-03-2012

Rusia: elecciones presidenciales
Segn Medvdev, las elecciones de 1996 no las gan Yeltsin sino Ziugnov

Giulietto Chiesa
Megachip

Traducido por G. L.


"Las elecciones presidenciales de 1996 no las gan Boris Yeltsin." Si lo hubiera dicho un opositor de los actuales, se podra dudar de ello, aunque las cosas sucedieron efectivamente as. Sin embargo, el autor de estas declaraciones es nada menos que Dmitri Medvdev, presidente ruso en funciones an durante algunas horas. A ver si nos aclaramos. En 1996 Boris Yeltsin tena un ndice de aprobacin del 6%. Lo volvieron a candidar gracias a una campaa pagada por varias fundaciones estadounidenses, bajo la direccin de Anatoli Ciubais (quien mantuvo una poltrona como ministro de Putin y tambin de Medvdev).

Pero, por lo que sabemos ahora - segn las palabras del propio Medvdev- por ms dinero y golpes bajos que se emplearon,no habra sido suficiente si no hubiera habido fuertes "retoques" de las cifras oficiales. Boris Yeltsin, segn los datos oficiales, obtuvo un 35,3%, mientras que Guennadi Ziugnov, lder de los comunistas, tuvo que conformarse con el 32%. As llegaron a la segunda vuelta, eliminando un montn de contrincantes, entre los que se encontraban Alexander Lbed y Mijail Gorbchov (a quien se reconoci un 0,5%).

Yeltsin gan la segunda ronda con el 53,8%, mientras que Ziuganov se qued estancado en un 40,3%.

Muchos observadores, incluyendo quien escribe estas lneas, dudaron de ese resultado y lo pusieron por escrito. El anlisis de la votacin en varias regiones revelaba fraudes evidentes. Por ejemplo, de unos 600.000 votos en Tatarstn Yeltsin pareca haber perdido en el recuento en papel, mientras que los ordenadores lo daban como ganador. Pero no fue posible hacer ningn control.

Al cabo de unas semanas, las papeletas fueron destruidas.

Reconstruir la verdad fue imposible entonces, pero no ahora. As pues, qu est pasando y por qu? Veamos las circunstancias. Dmitri Medvdev, se rene el 20 de febrero con lderes de los partidos que no fueron admitidos a las elecciones parlamentarias en el pasado mes de diciembre. Quiere discutir con ellos, a puerta cerrada, sus propuestas para reformar el sistema electoral. Es un gesto conciliador pocos das antes de las elecciones y su salida de la escena, mientras las protestas continan en el pas. La frase en cuestin no aparece en el versin oficial, pero inmediatamente se la dicen a los periodistas algunos participantes.

Medvedev dijo, al parecer, tambin otras cosas. "Hasta ahora no se haban dado cuenta? Acaso las elecciones anteriores fueron todas modlicas? ". Como diciendo: no hagan como si nada, que ustedes tambin lo saban. De modo que no exageren ahora con sus quejas: estamos aqu para hablar de ello pero sin montar tanto escndalo.

A continuacin se dirigi a Boris Nemzov, que estaba entonces en el gobierno de Yeltsin, y le record que l haba sido uno de los organizadores de esa victoria manipulada.

El Kremlin, donde todava reside Medvedev, lo ha desmentido. Sin embargo, los testigos son demasiados y ha habido reacciones que confirman la magnitud del escndalo. Y que han intentado pararlo antes de que se propague. El primero en hablar ha sido precisamente Anatoli Ciubais, hombre de los oligarcas, artfice de la privatizacin, que mantuvo su poltrona como ministro y cerebro, como guardin de la operacin, tanto bajo el gobierno de Putin como bajo Medvdev. No poda quedarse callado, puesto que era el jefe del equipo electoral de Yeltsin en esa poca, y si hay alguien que sabe todo, ese es l. Pues bien: Ciubais desminti todo, con tono algo amenazante. "Si se toma en serio la afirmacin de que en 1996 gan Ziugnov y no Yeltsin, entonces habra que reconocer la ilegitimidad de los dos mandatos presidenciales del presidente Putin y de Medvdev".

Atencin, pues, a quienes toquen estos cables de alta tensin porque se muere: este es el mensaje. Se trata de un mensaje simultneo a Putin, quien ser el seguro ganador en estas nuevas elecciones.

Poner en tela de juicio la historia electoral de Rusia "democrtica" significa reabrir el captulo de la privatizacin, es decir, la rapia que se hizo tras aquellas elecciones regalando a un puado de bandidos las inmensas riquezas del pas.

Queda por comprender el significado y el propsito de las revelaciones de Medvdev. Fue una metedura de pata, o hay detrs un plan?

Sorprenden dos cosas: todos los medios, los amigos as como los enemigos del Kremlin, han silenciado una noticia de semejante calado.

El silencio de los peridicos y cadenas de televisin en 2012 no es menor que el que rodea, en Rusia y en todo el mundo, el fraude electoral que se perpetr contra la poblacin rusa. El temor de que la verdad salga a la luz es lo suficientemente grande para petrificar todos los lugares donde reside el poder. Igual que entonces, el consenso de los oligarcas y de Occidente consiste en impedir a toda costa la eleccin de un comunista como presidente de la "nueva Rusia". Incluso a costa de clavar una ltima punta en la tapa del atad de la democracia rusa.

La segunda cosa curiosa es, bien vista, la ms impresionante. Es el silencio del Partido Comunista de la Federacin Rusa. El partido del candidato que, como entonces, en caso de segunda vuelta, competira con Vldimir Putin. La nica reaccin de ese lado se la han asignado a uno de los secretarios del Comit Central, Sergei Obujov, el cual se la ha tomado con Medvdev, en lugar de aplaudirlo.

Obujov - que no estaba presente en la reunin susodicha- dijo: "Ensee los documentos. No tenemos esos datos". Muy extrao que los ganadores de entonces se nieguen a aceptar la victoria, por tarde que se la hayan reconocido. Obujov luego se olvida de que en aquel momento Ziugnov protest con vehemencia, aunque de pronto todas las protestas se amortiguaron, para despus acabar desapareciendo de la agenda.

En vsperas de las elecciones, sin embargo, una noticia como sta, podra no ayudarle ni siquiera a Ziugnov. Se le podra preguntar por qu acept la derrota sin luchar, sabiendo que haba ganado. Se le podra preguntar por qu su oposicin en los ltimos aos ha sido "leal" hasta tal punto de no haber hecho sentir su fuerza real en el pas.

Pero sera como pedirle a Al Gore, que gan las elecciones presidenciales de 2000 contra George W. Bush, por qu acept la derrota, decretada por la Corte Suprema por mayora de votos.

A veces sucede que, con una pistola en la sien, uno descubre de pronto que es muy miedoso.

Giulietto Chiesa es un periodista y poltico italiano. Fue corresponsal en Mosc para L'Unit y posteriormente para La Stampa. Colabora con varias publicaciones rusas y con el canal Russia Today. Fundador del sitio Megachip. Ha sido eurodiputado.

Fuente: http://www.megachip.info/tematiche/democrazia-nella-comunicazione/7843-non-eltsin-ma-zjuganov-vinse-le-elezioni-del-1996-parola-di-medvedev.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter