Portada :: Cuba :: CINCO CUBANOS PRESOS DEL IMPERIO
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-03-2012

La ira en contra de los Cinco

Andrs Gmez
Rebelin


La tortura que el gobierno, o los gobiernos, de Estados Unidos han impuesto a nuestros Cinco hermanos: Gerardo, Ramn, Antonio, Fernando y Ren por ms de trece aos y medio slo es comparable ya que es la razn de ser de sta con los tormentos que las sistemticas polticas de genocidio, terrorismo y subversin de esos mismos gobiernos le han impuesto por ms de medio siglo al pueblo cubano.

Por ms de trece aos esos gobiernos les han privado a los Cinco de sus ms elementales derechos a la vida.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Espaola define tortura de la siguiente manera, Grave dolor fsico o psicolgico infligido a alguien, con mtodos y utensilios diversos con el propsito de obtener una confesin o como medio de castigo.

Parte integral de esa sistematicidad de tortura mantenida por ms de trece aos son los infructuosos intentos por parte de diferentes autoridades de esos gobiernos para que los Cinco traicionen sus ideales patriticos e ideolgicos. Y como no lo han logrado, y es evidente que no lo lograrn, mantienen e incrementan el suplicio al que los someten. Y as lo han hecho flagrantemente violando sus propias leyes y ms caros principios y procedimientos jurdicos. Violando su propia profesa humanidad.

Y por qu este malsano ensaamiento contra estos cinco hombres por parte de los gobiernos de Estados Unidos? Por qu esta campaa en contra de los Cinco continuamente intenta demonizarlos?

La fiscala federal que los proces y procesa, y los tribunales federales que los han juzgado en diferentes instancias, y que los contina juzgando en esta etapa de apelacin extraordinaria, jams han podido hacerlo por cometer espionaje en contra de los Estados Unidos, delito no cometido por ellos, del cual nunca han sido encausados.

An as se les califica continuamente como espas, queriendo conjurar una imagen perversa, de que los Cinco representan un gran peligro para este pas. Por qu, si nunca pusieron en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos se les sigue acusando de haberlo hecho y de continuar teniendo la posibilidad de poder hacerlo?

En das recientes al oponerse a la peticin de Ren de poder viajar a Cuba para estar por dos semanas con su hermano Roberto gravemente enfermo de una condicin terminal, la fiscala federal argument: Los Estados Unidos reconoce el carcter humanitario de la solicitud hecha por Ren Gonzlez, pero se opone a esta solicitud basndose en preocupaciones de seguridad del FBI.

Y ms recientemente an, la fiera de Ileana Ros, orgullosa defensora y protectora de terroristas, y adems presidenta del Comit de Relaciones Exteriores de la Cmara federal de Representantes, declar: No hay ningn conjunto de condiciones bajo las cuales podramos permitir a Gonzlez volver a Cuba sin poner en peligro la seguridad de Estados Unidos. () Urjo al Departamento de Justicia a proteger la seguridad de Estados Unidos y tambin a honrar a las vctimas de Hermanos al Rescate, declarando explcitamente que no se permitir a Ren Gonzlez viajar a Cuba, de ninguna manera, de ninguna forma, de ningn modo.

Ah!, adems de reincidir en la perversa acusacin de peligro, no pudo resistir la congresista Ros en esta declaracin defender lo suyo: los planes subversivos y terroristas contra el pueblo cubano, y enaltecer, como siempre lo hace, a los terroristas que han llevado a cabo esas infames campaas.

Y ah, precisamente, est el fundamento de esta campaa de tortura de ms de trece aos y medio en contra de nuestros Cinco hermanos por parte de todos ellos en este pas, los gobiernos federales y sus aliados en contra de Cuba; que es el tambin la raz de los tormentos que las sistemticas polticas de genocidio, terrorismo y subversin de esos mismos gobiernos le han impuesto por ms de medio siglo al pueblo cubano: la soberana, justa e inalterable decisin del pueblo cubano de ser libre.

Andrs Gmez, director de Aretodigital

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter