Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-03-2012

Falleci una mujer combativa, revolucionaria y feminista
Domitila Chungara: una voz del marxismo minero

Pablo Stefanoni
Rebelin


Revolucionaria, combativa, feminista... ayer abundaron los adjetivos para definir a esta lder de las amas de casa mineras que a fines de los 70 le dobleg el brazo al temido general Hugo Banzer Surez. Despus de una larga lucha contra el cncer de pulmn Domitila Barrios de Chungara falleci este mircoles a los 75 aos en su humilde casa en Cochabamba y el gobierno de Evo Morales le estreg postumamente el Cndor de los Andes.

Chungara dej su marca en el gnero testimonial: en 1976 la educadora brasilea Moema Viezzer grab sus experiencias y public Si me permiten hablar...", que termin de proyectar a esta mujer invitada como nica representante de las trabajadoras a la Tribuna del Ao Internacional de la Mujer reunida en Mxico en 1975. Por esos aos, ya haba vivido y resistido la llamada masacre de San Juan en 1967, a manos del dictador Ren Barrientos, el general que orden la muerte de Ernesto Che Guevara. Y poco despus -en 1977- iniciar la emblemtica huelga en el diario Presencia que se sum a la realizada por otras mujeres en el Arzobispado de La Paz en demanda de elecciones y amnista, que pronto se multiplicara por miles y obligara a Banzer a irse del poder. Estuvo presa, desterrada y exiliada, la ltima vez bajo la narcodictadura de Luis Garca Meza en el 80, el militar que public hace unos aos la autobiografa Yo dictador.

La vida de Domitila Chungara estuvo marcada por la minera: naci en Siglo XX y se cri en Pulacayo, sitio famoso por las tesis trotskistas que en los aos 40 convocaban a organizar un gobierno obrero-campesino. Se form luchando contra los aumentos del azcar o el arroz, y por el abastecimiento de las pulperas mineras. Poda pelearse con las feministas ricas del norte en la tribuna de Naciones Unidas defendiendo la agenda de las mujeres obreras del sur. O desafiar a coroneles y generales desde los micrfonos de la poderosa red de radios mineras hasta que los soldados venan a destruirlas.

En 2005 la ex lder de las amas de casa denunciaba que la burguesa siempre ha sido brutal, mentirosa y ladrona y que an es posible hacer una revolucin porque las injusticias no van a ser para siempre. A finales de ese ao festej el triunfo de Evo Morales y el MAS en 2005, aunque puso dudas sobre su carcter revolucionario y destac la falta de formacin de sus militantes. De hecho tiempo antes haba impulsado la Escuela Mvil de Formacin Sindical y hasta organiz un movimiento guevarista. Pero los tiempos haban cambiado. Quedaron atrs los aos de los mineros heroicos que discutan bajo tierra las tesis de Trotsky y por las dudas, le ponan ofrendas al To, deidad andina encargada de protegerlos de los accidentes. En 2007 fue condecorada por Evo Morales junto a las otra cuatro mujeres mineras que encendieron la chispa que acab con la dictadura. Y finalmente su figura qued no tanto en el panten de la revolucin como en el de la conquista de las libertades democrticas que la izquierda comenz a revalorizar a fines de los aos 70.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter