Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-03-2012

El gobierno de El Salvador negoci con pandillas la reduccin de homicidios

scar Martnez, Carlos Martnez, Sergio Arauz, Efren Lemus
Periodismo Humano


El Muchacho recibi una llamada a su celular el viernes por la maana. La llamada provena del penal de Ciudad Barrios y la voz en el telfono llamaba para explicarle las nuevas disposiciones de la Mara Salvatrucha: la crcel ha decidido que hay que calmarse, que en la jerga de la pandilla es lo mismo que decir que hasta nuevo aviso queda prohibido matar y sumar nuevas extorsiones.

El Muchacho es un tipo muy delgado con el que arreglamos una cita en un centro comercial de San Salvador. l es jefe, o palabrero de una clica o clula de la MS-13. Las rdenes que vienen de la crcel son incuestionables, as que a su vez l reuni a sus muchachos y les transmiti el mensaje. Estamos de vacaciones, bromea y re.

La clica que dirige este treintaero tuvo que suspender algunos de sus planes inmediatos. Segn El Muchacho, ese mismo da tenan planificados dos asesinatos que se vieron frustrados por las rdenes de su jefe en la crcel. A este pandillero la nica razn que lo mueve a obedecer las rdenes que recibe es el llano miedo a activar el sistema de castigos de la Mara Salvatrucha: si uno de sus subalternos desobedece, l deber castigarlo lo cual puede ir desde una golpiza hasta la muerte-. A su vez, l ser castigado, y tambin su jefe en el penal de Ciudad Barrios.

Para explicarse mejor intent el siguiente ejemplo: Si a usted su jefe le dice: tra este reportaje, usted tiene que rebuscarse por hacerlo, porque de eso depende su trabajo. Pues igual. Una orden es una orden.

La nica explicacin que recibi El Muchacho fue que un grupo de jefes pandilleros presos en el penal de mxima seguridad de Zacatecoluca haban sido trasladados a otros penales y que las nuevas rdenes buscaban mantenerlos ah. La idea que le expresaron es esta: ha habido una negociacin entre algunos lderes de la mara y el gobierno. As, si la pandilla se calma, el gobierno no tendr motivos para regresarlos a Zacatecoluca.

El Muchacho repite que desde el sbado estn de vacaciones. Ese da se registraron 10 homicidios, cuatro menos que la media que mantena el mes. El da siguiente, da de elecciones legislativas y municipales, se registraron seis, y algunas fuentes lo adjudicaron al despliegue policial para custodiar los centros de votacin. El lunes de esta semana, una cifra sin precedentes en los ltimos dos aos: dos homicidios en todo el pas ya sin el despliegue policial del da anterior. El martes, la tendencia se mantuvo: tres asesinatos en todo El Salvador. Este mircoles, a las 7 de la noche, la tendencia segua siendo sorprendente: cinco homicidios.

El ministro de Justicia y Seguridad, el general David Mungua Pays, se apresur el martes mismo a asegurar que el cuidado de los centros de votacin podra haber influido, pero que ms que eso, la disminucin es por la coordinacin, la operatividad de la Polica y la labor de inteligencia que se est desarrollando. Despus, rodeado de fotgrafos y camargrafos, y junto al director de la Polica, el general en retiro Francisco Salinas, recorrieron la colonia Altavista, en el conflictivo municipio de Soyapango, una reconocida zona de disputa entre las pandillas.

Mungua Pays, al asumir el cargo en noviembre pasado, prometi una reduccin de un 30% de los asesinatos al cabo de un ao, pero su primer trimestre lo encontr en febrero con una tendencia alcista en lugar de a la baja.

Traslado masivo

La semana pasada, cerca de 30 lderes de la Mara Salvatrucha 13 y del Barrio 18 fueron sacados del rgimen de mxima seguridad y trasladados a crceles donde pueden recibir visitas de parientes y donde pueden tener contacto fsico con personas que llegan desde el exterior. La mayora de los trasladados tena una dcada en la prisin de Zacatecoluca.

Entre los trasladados se encuentran algunos de los pandilleros que las autoridades han presentado como unos de los ms peligrosos criminales del pas: Carlos Ernesto Mojica Lechuga, conocido como Viejo Lin; Carlos Alberto Rivas Barahona, Chino Tres Colas; Vctor Antonio Cern Garca, Duke, y Frank William Martnez, Cholo William, quienes segn las autoridades son los lderes nacionales de las dos facciones de la pandilla Barrio 18.

De los prisioneros de la Mara Salvatrucha, 12 fueron trasladados. Destacan Borromeo Enrique Solrzano, El Diablito, y Ricardo Adalberto Daz, La Rata. Segn las autoridades de seguridad pblica, ambos son los lderes nacionales de la pandilla. De acuerdo con el organigrama que la inteligencia policial ha establecido, a estos dos lderes les sigue una especie de cuerpo de decisin colectivo al que los pandilleros llaman ranfla. Miembros de la ranfla nacional que salieron del rgimen de mxima seguridad son Sal Antonio Turcios, El Trece, y lmer Canales Rivera, Croock.

Este es un movimiento sin precedentes en centros penales. Nunca antes tantos reos de alta peligrosidad que pertenecen a pandillas haban sido trasladados en un solo movimiento a crceles de menor seguridad. Incluso cuando en julio de 2009, la Direccin de Centros Penales movi de Zacatecoluca a Dionisio Arstides Umanzor, alias El Sirra, pandillero de la Mara Salvatrucha, recluido por homicidio y secuestro, el revuelo lleg hasta la Asamblea Legislativa. Unos meses despus de ese traslado, el principal partido de oposicin, Arena, incluso pidi la destitucin del entonces director de Centros Penales, Douglas Moreno, ahora viceministro de Justicia y Seguridad. El argumento de los polticos era que vean con preocupacin sacar del rgimen de mxima seguridad a alguien a quien consideraban una gra amenaza para la sociedad. Nos preocupan las medidas irresponsables que han sido tomadas por el director () y el traslado de reos del penal de mxima seguridad a otros centros penitenciarios, deca la peticin de Arena. La medida no prosper.

El sbado 10 de marzo, el peridico El Faro consult al director general de Centros Penales, Nelson Rauda, sobre la razn de los traslados y la identidad de los prisioneros que obtuvieron ese beneficio. Sin embargo, el funcionario asegur que por rdenes superiores esa era informacin confidencial y que el nico vocero autorizado para hablar de ello era Mungua Pays.

Diversas fuentes de varios cuerpos de inteligencia del Estado aseguran que los pandilleros de la Mara Salvatrucha fueron trasladados al penal de Ciudad Barrios, mientras que oficiales del sistema de registro de la Corte Suprema de Justicia confirman que Viejo Lin fue trasladado al penal de Cojutepeque. El destino y la identidad del resto de trasladados sigue siendo un secreto.

Los prisioneros de Zacatecoluca viven en un rgimen de restricciones en el que nunca tienen contacto fsico con sus visitantes, con quienes conversan a travs de un vidrio. Viven en sus celdas con apenas tres horas de sol a la semana. Cada vez que uno de ellos sale a una audiencia judicial o a una diligencia mdica deben permanecer en una celda de aislamiento, y no son introducidos a su celda hasta que no defequen frente a los custodios, para asegurarse de que no introduzcan ilcitos en sus entraas. Es el nico penal en el pas con un rgimen tan severo.

Segn las fuentes de inteligencia, los traslados no son solo una noticia sin precedentes, sino una pieza dentro de las negociaciones que mantiene el gobierno.

El pacto de los homicidios

La primera informacin escrita de inteligencia sobre los traslados lleg al peridico el viernes 9 de este mes. Se trat de unas lneas de un informe generado en el Centro de Inteligencia Policial (CIP). Ah se lea que los verdes, en referencia a los militares, haban trasladado a toda la ranfla de la Mara Salvatrucha. La informacin se confirma, cerraba el extracto, que tambin hablaba de oferta de miles de dlares a los pandilleros de ms alto rango si bajan los homicidios en el presente mes.

Ese mismo da, un agente de inteligencia del Estado asegur que, segn le haban revelado fuentes directamente involucradas en la planificacin, la estrategia es dirigida por el coronel Simn Molina Montoya, quien asesor en inteligencia al actual ministro de Seguridad y Justicia, David Mungua Pays, cuando este ltimo era ministro de Defensa. Molina Montoya es el segundo al mando en el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE).

Consultado este mircoles en llamada telefnica, Molina Montoya se limit a decir: Lo siento, no s nada. El Faro solicit desde el martes una entrevista con el general Mungua Pays para conversar sobre los traslados de reos. No hubo respuesta. Este mircoles se marc en reiteradas ocasiones al telfono celular del ministro y tampoco respondi. El Faro llam a uno de los oficiales de comunicaciones del Ministerio, se le comunic el contenido del artculo y se le pidi una respuesta de las autoridades. Este oficial asegur a El Faro que haba trasladado el mensaje al ministro, pero an as no hubo respuesta.

La informacin del CIP y la versin de la fuente de inteligencia apuntan a que el plan se encuentra en una especie de perodo de prueba durante este marzo, y a que los traslados tienen una nica razn: llevar a los lderes ms importantes de las dos principales pandillas a penales donde las medidas de seguridad son ms laxas, para que ellos tengan ms facilidad para difundir el mensaje a los dems palabreros encarcelados, que a su vez deben comunicarse con sus lderes en libertad para que ellos bajen el mensaje a los dems.

Una fuente del OIE confirm a El Faro todo lo anterior. El informante agreg que hay preocupacin dentro de los organismos de seguridad, pues consideran que la informacin se ha filtrado ms de lo esperado a pesar de que las conversaciones con los lderes pandilleros empezaron hace menos de un mes.

El Faro convers adems con un agente del Estado que hace labores de inteligencia penitenciaria y su versin coincidi en que existen negociaciones entre gobierno y pandilleros con el propsito de bajar los homicidios mediante este acuerdo. Sin embargo, hay discrepancias sobre lo que se ha ofrecido a los pandilleros encarcelados. Dos fuentes mencionan la entrega de 10 mil dlares a los familiares de cinco lderes de la Mara Salvatrucha, mientras que esta ltima fuente habla de beneficios ms sencillos, como comodidades en los penales a los que han sido trasladados.

Las dudas de El Muchacho

En el restaurante, el pandillero flaco nos confiesa que tiene ms dudas que certezas sobre la naturaleza del trato que sus lderes han establecido con el gobierno, y de lo duradero que esto puede ser en las aguas de la inestable poltica interna de la Mara Salvatrucha.

Qu cres que les han dado a ellos? preguntamos.

A m solo eso me dijeron, que haba que calmarse para que no regresaran a los homeboys a Zacatecoluca. Pero mnimo que algo tiene que haber.

Y si la pandilla se entera de que ellos se estn beneficiando solos?

Pues s, pueden tener problemas. Y adems est esto otro ve: qu les vamos a decir a los de Guatemala o de Honduras? Qu negociamos con el gobierno?

Cres que a ellos les importe?

Hasta de la USA preguntan. La onda es que cuando esto se acabe, los bichos van a estar, puta, bien grrrrrrr! Va a haber una gran lista de personas, que esta vieja puta, que este viejo cerote cmo van a explicar despus esa gran subida de homicidios?

Fuente: http://salanegra.periodismohumano.com/2012/03/26/el-gobierno-de-el-salvador-negocio-con-pandillas-reduccion-de-homicidios/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter