Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-03-2012

Movimientos kurdos para conseguir la secesin de Iraq

Salah Nasrawi
Al Ahram Weekly

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Cuando las tropas estadounidenses invadieron Iraq en 2003, los chies y los kurdos iraques unieron fuerzas con ellos y apoyaron el derrocamiento del rgimen sun de l ex presidente iraqu Sadam Husein.

Esta alianza tom posteriormente el poder en Iraq y trabaj para reorganizar el pas como un estado federal, con el objetivo de impedir que cualquier futuro gobierno en Bagdad se convirtiera en un nuevo centro de poder.

Nueve aos despus, los antiguos aliados estn enzarzados en una amarga disputa alrededor de la centralizacin del poder y la distribucin de los recursos nacionales.

Como las relaciones entre los kurdos y chies del pas han experimentado un notable deterioro, algunos dirigentes kurdos han empezado a demanda r la creacin de un estado kurdo independiente, producindose la crisis a la par que un nuevo incremento de la violencia sectaria que ha dejado a todo Iraq inmerso en su peor debacle poltica desde que en 2003 sobrevino la invasi n dirigida por EEUU.

Las tensiones se hicieron evidentes en 2010, despus de que se nombrara al primer ministro chi Nuri Al-Maliki para un segundo mandato de cuatro aos y empezara a dar muestra s de querer ampliar su base de poder. Puede que Al-Maliki confiara en que las posibles represalias por par te de kurdos y sunes, los otros dos grupos principales en Iraq, fueran limitadas.

El enfrentamiento explot en diciembre, cuando el vicepresidente iraqu Tariq Al-Hashemi huy de Bagdad refugindose en la regin autnoma kurda para evitar la persecucin del gobierno central bajo control chi que le acusaban de terrorismo y de estar al frente de escuadrones de la muerte.

Aunque el gobierno de Bagdad quiere que los kurdos le entreguen a Al-Hashemi ( uno de los principales polticos musulmanes sunes de Iraq) para poder procesarle , el gobierno regional kurdo ha asegurado que no va a hacer tal cosa.

La disputa se intensific la pasada se mana despus de que el lder de la regin, Masoud Barzai, insistiera en qu e la tica kurda proh be la extradicin de Al-Hashemi.

Barzani dijo tambin que Bagdad le haba pedido a la administracin kurda que permitiera que Al-Hashemi saliera de Iraq para as no tener que juzgarle, algo que equivale a acusar de hipocresa al gobierno de Al-Maliki.

Nuestra respuesta fue que no somos unos contrabandistas y que no vamos a hacerlo, dijo Barzani el pasado jueves en una reunin de su Partido Democrtico Kurdo en Erbil, la capital provincial kurda.

Barzani arremeti tambin contra el gobierno de Bagdad por otras disputas de hace tiempo, como las relativas al petrleo y a la porcin de poder en el gobierno central. Renov las crticas al estilo autoritario del gobierno de Al-Maliki y a sus supuestos intentos para marginar tanto a kurdos como sunes.

Algunos en Bagdad se creen que son los nicos gobernantes de Iraq y quieren trabajar unilateralmente, dijo. Pero solo s on unos perdedores que no le han aportado nada bueno al pas , a diferencia de lo que hemos hecho nosotros por nuest ro pueblo en el Kurdistn, y pretenden que nosotros seamos como ellos, dijo Barzani, hacindose eco de la s crticas de muchos iraques contra el gobierno de Al-Maliki porque ni ha contribuido a mejorar la seguridad ni a restaurar los servicios bsicos en Iraq siete aos despus de asumir el poder.

Barzani defendi tambin los contratos que su administracin ha firmado con compaa s petroleras extranjeras, que Bagdad afirma que son ilegales. Dijo que los contratos eran completamente constitucionales y acus al gobierno de Bagdad de calcula r mal la porcin kurda en los recursos de la nacin.

Sus comentarios se produjeron despus de los informes aparecidos acerca de que el gigante petrolero de EEUU , ExxonMobil , haba congelado su contr ato de exploracin en seis reas, firmado con el gobierno del Kurdistn , tras las amenazas de Bagdad de que bloqueara a Exxon en las subastas de futuros proyectos petrolferos y reconsiderara su papel en otros.

Junto a varios otros gigantes del petrleo, Exxon est participando en proyectos que tratan de convertir a Iraq en la mayor fuente mundial de hallazgos de nuevo petrleo en los prximos aos, pero la decisin de la compaa estadounidense de firmar un acuerdo con los kurdos el pasado noviembre ha indignado al gobierno de Al-Maliki.

Bagdad dice que los kurdos han violado las leyes iraques al negociar directamente con las compaas extranjeras y que considera que la mayora de los contratos alcanzados en la regin son ilegales, sosteniendo que cualquier acuerdo debe recibir primero luz verde de Bagdad.

En respuesta, Barzani dijo que los contratos eran competencia suya y no vamos a cambiar eso.

Los comentarios de Barzani enfur ecieron al gobierno en Bagdad, incremen tando la temperatura poltica hasta el punto de ebullicin. La Alianza Nacional Iraqu chi acus tam bin al gobierno kurdo de haber violado la ley al dar refugio a un fugitivo, en referencia a Al-Hashemi.

Aunque la Alianza tiene mucho inters en mantener sus relaciones estratgicas con la Alianza Kurda y otras fuerzas kurdas, hace mos hincapi en la necesidad de acatar la constitucin, la ley y los procedimientos del poder judicial, dijo la Alianza en un comunicado.

Las tensiones parecan estar fuera de control cuando miembros de los dos bloques interc ambiaron palabras gruesas tras las declaraciones de Yasin Mayid, miembro del partido gob ernante de Al-Maliki, ridiculizando la mencin de Barzani a cerca de la tica kurda.

Me pregunto si esa tica kurda les permite dar refugio a un hombre que ha matado a gente inocente, dijo Mayid en una conferencia de prensa.

Mayid acus tambin a Barzani de haber entregado a cientos de opositores a Sadam a las fuerzas de inteligencia del anterior dictador despus de que los Guardias Republicanos Iraques tomaran por asalto la capital turca de Erbil en 1996.

En otro incidente ms de la escalada, varios parlamentarios chies exigieron al gobierno de Bagdad que suspendiera la cuota del 17% del gobierno kurdo en el presupuesto estatal de Iraq y que dejara de pagar los salarios de los peshmerga , la fuerza paramilitar kurda.

Las autoridades y parlamentarios kurdos reaccionaron enrgicamente a esas exigencias , mientras Omid Sabah Ozman, el portavoz del gobierno kurdo, tildaba los comentarios de Mayid de inmorales y faltos de tica.

Farhad Al-Atrushi, parlamentario kurdo, acus al gobierno dirigido por chies de intentar reimponer el viejo sistema de la era Sadam. Y que iban a pagar caro sus polticas hacia los kurdos, dijo.

Las crecientes tensiones estn acabando por convertirse en una disputa acerca del futuro de los kurdos en un Iraq unificado. Desde la invasin estadounidense de 2003, los kurdos de Iraq han disfrutado de una autonoma poltica que incluye un gobierno y un parlamento regional y un ejrcito bajo control kurdo.

Algunos polticos kurdos estn ahora amenazando con separarse totalmente de Iraq. El adjunto de Barzani, Kosrat Rasoul, d eclar que las circunstancias internas, regionales e internacionales les eran favorables para proceder a declarar el establecimiento de un estado kurdo.

Si la declaracin de tal estado estuv iera en mis manos, lo hara hoy mejor que maana, segn citaba el lunes el peridico Asharq Al-Awsat , que se elabora en Londres. No es lgico que los kurdos no tengan un estado.

El mismo Barzani ha enarbolado en varias ocasiones la amenaza de la secesin kurda de Iraq.

Las ltimas tensiones se han producido tambin en medio de una serie de informaciones que trasmiten que el gobierno kurdo tiene planes para celebrar pronto un referndum de autodeterminacin en las tres provincias kurdas, as como en otras ciudades de poblacin kurda en las reas objeto de disputa.

La guerra de palabras entre Bagdad y el gobierno regional kurdo se produce tambin en un momento de profunda crisis entre Al-Maliki y el bloque su n n Iraqiya en Bagdad, provocado por la orden de bsqueda y captura de Al-Hashemi y la destitucin del viceprimer ministro Saleh Al-Mutleq por Al-Maliki.

Todas esas actuaciones han hecho que en algunas de provincias de Iraq, de mayora su nn , como Anbar, Salaheddin, Diyala y Nnive, se renueven los llamamiento s para convertirse en regiones federales y conseguir un a mayor autonoma de Bagdad.

Mientras tanto, el martes de la pasada semana, diversas explosiones golpearon ciudades y pueblos por todo Iraq . Fueron las ltimas de la avalancha de violencia que ha as olado a barriadas, funcionarios del gobierno y puestos de polica chies.

Los ataques, incluido uno que se produjo cerca del edificio del ministerio de asuntos exteriores en Bagdad, se han producido justo antes de la inminente reunin de la cumbre rabe que se celebrar en la capital iraqu, organizada para exhibir la capacidad del gobierno para restaurar la seguridad en el pas tras la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre.

Con las tensiones polticas entre chies y sunes ms el incremento de la violencia sectaria, la di sputa entre kurdos y chies es cada vez ms preocupante y amenazante para la frgil paz de Iraq.

Salah Nasrawi es un escritor y periodista iraqu.

Fuente:

http://weekly.ahram.org.eg/2012/1090/re7.htm

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter