Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2012

Crnica de la huelga desde Barcelona
Con mi puedo y tu quiero, vamos juntos compaera, vamos juntos compaero

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Escribo esta nota a las 16 horas del 29 de marzo, uno da que, con seguridad de la buena, pasar a la historia del movimiento obrero y ciudadano ibrico. La manifestacin de esta tarde, a las 18 horas, no creo equivocarme, ser una de las movilizaciones sociales ms masivas en la historia obrera de Catalunya. No hay espacio para el error. Hasta altas horas de la noche. Puestos, podramos tomar incluso el Parlament.

Para despejar variables marginales, sealo con pesar y algo de rabia- el sentido de estado de la bancada socialista y su presencia, hoy, en el Congreso de Diputados (qu inmenso error, qu inmenso y estpido servilismo!), as como las declaraciones del medioda del ms vomitivo (y hay muchos desde luego) de los polticos profesionales espaoles, el unionista-cristiano-Hotel Palace, Duran i Lleida. El xito de una huelga, ha dicho en el tono de chulera perdonavidas que le caracteriza, se valora por la consecucin de sus objetivos. El de esta hulega era cambiar la ley de reforma laboral. No creo que el gobierno cambie nada en la reunin del Consejo de Ministros de maana. Piensa que nos falta fsforo? Es probable, la lite antidemocrtica suele pensar as. Le sobran toneladas y toneladas de mala leche y de prepotencia de clase? La derecha y las grandes corporaciones, que tan bien representa, lo han hecho as.

Unos apuntes ms. Diversos tuiteros han detectado farolas encendidas a medioda en varias poblaciones. Por qu? Por incrementar, sea como sea, el consumo energtico del pas. Algunos dirigentes "peperos" y ol han decidido maquillar la demanda elctrica -que ha disminuido sustantivamente en industrias y fbricas- con el encendido del alumbrado pblico. Viva la austeridad, viva el control del innecesario gasto pblico! Consecuentes (e imbciles) hasta el sonrojo.

Un trabajador de la edicin gallega de El Pas informa que han hecho huelga 11 de los 12 trabajadores (ms del 90%) de la redaccin y que han conseguido que no hubiese cuadernillo de informacin de Galicia. En el conjunto del peridico, comenta este mismo trabajador, han secundado la protesta alrededor de un 75% de los periodistas. La edicin con 32 pginas apenas ha llegado al pas de Castelao: los transportistas estaban en huelga y lo mismo las rotativas del grupo Prisa. Definitivamente: la lnea editorial del diario monrquico-imperial-global-clasista no tiene nada que ver con las posiciones de sus trabajadores.

Un informe sobre consumo elctrico, elaborado por ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS, que vale la pena tener en cuenta: el consumo de electricidad imputable a la actividad productiva ha cado -hasta las 13h del 29M- un 87,7% . En la huelga de 2010 (contra el gobierno PSOE y su contrarreforma laboral) fue del 68,4% y en la huelga de 2002 (contra el decretazo de Jos M Aznar-ENDESA) fue del 85,0%. El turno de noche ha tenido un seguimiento absoluto con cadas hasta las 7h de la maana superiores al consumo que se produce en un da festivo.

Conclusin de este admirable grupo de economistas: la gran industria ha parado prcticamente en su totalidad. Es imprescindible resaltar, seala el informe, que este indicador no trata de contar trabajadores en huelga sino los MW/h consumidos en la actividad productiva durante la Huelga. Como es comprensible, aaden, la huelga no tiene incidencia sobre el consumo de los hogares que no desconectan electrodomsticos, calefacciones e iluminacin. Es decir, el dato que dan los medios de desinformacin no de informacin- de descenso de consumo del 21% es errneo: no se esta distinguiendo entre el segmento de consumo de electricidad de los hogares y el debido a la actividad productiva [1].

Acabo las notas aadiendo otra ms directamente relacionada con los piquetes sin compasin empresariales: mi compaera ha hecho huelga jugndose varias cosas en su empresa-fundacin (que cuida a enfermos mentales); mi cuado no ha hecho huelga a pesar de ser un rojazo y estar en contra del decretazo que l llama medieval. Tema, con datos y razones, que lo arrojaran a la cuneta. Mi cuada, farmacutica, tampoco ha podido hacer huelga, compartiendo el criterio de su hermano. Se jugaba tambin el puesto de trabajo. Su compaero, tambin farmacutico, est en el paro. Sobraba; la farmacia, generando beneficios, no generaba lo suficiente para la empresaria-farmacutica. Son muestras significativas de las condiciones en que ejercemos realmente nuestro derecho a la huelga

La huelga en Barcelonesa: la ciudad de despidi emocionada a las Brigadas Internacionales ha estado tomada por la ciudadana, sin complejos y pacficamente, a pesar de que a partir de las 12 horas los Mossos dEsquadra han hecho acto de presencia con los mtodos a los que nos tienen acostumbrados. Msica de resistencia y esperanza, manifestaciones espontneas, cierre de Zara, del Popular y de El Corte Ingls, y basura , como es justo y razonable, a la puerta de la Bolsa de Barcelona. Que les den en sus inversiones y en sus clculos sin alma!

Gente, mucha gente, trabajadoras y trabajadores de toda edad y posicin. Los iaioflautas, activistas de CCO y UGT, del 15M, de CoBAS, de la CGT, de otros sindicatos alternativos, y jvenes, muchos jvenes, que han sido capaces de enfrentarse con coraje he estado pegado a algunos de ellos- a los Mossos dEsquadra y sus contundentes actuaciones neofranquistas. Tienen a uno de los polticos ms odiosos de la clase poltica convergente en el puesto de mando, Felip, el Puig, y la insoportable levedad de su idiotez neofacista.

Qu inferir de lo vivido hasta ahora? Resumo para no cansar: la importancia, la decisiva importancia de la unidad. Juntos podemos. No es retrica. Podemos. Somos ms, mucho ms de los que ellos quieren, cuentan y desean. Hay tantos puntos de unin, hay tantos programas reales, con sentido, justificados, que podemos intentar. Hay tantas formas de solidaridad que podemos practicar. Hay tantas formas de avanzar respetando disidencias y posiciones no coincidencias, que todo, todo, es posible y queda mucho por hacer. Se trata, tan slo es eso en esencia, de ver y sentir al compaero-a como compaera-o. Lo que es. La clase obrera, las clases trabajadoras no tenemos por qu visitar ningn paraso ni incuso aoramos su existencia. Slo queremos, como dijera aquel maestro rojo donde los hubiera- de estudiantes, obreros y ciudadanos que fund la revista mientras tanto, que tras esta noche oscura de la crisis de una civilizacin despuntara una humanidad ms justa en una Tierra habitable, en vez de un inmenso rebao de atontados ruidosos en un estercolero qumico, farmacutico y radiactivo. No es eso lo que queremos?

Se acuerdan de aquellas viejas consignas que tenamos guardadas, un poco arrinconadas, en algn cajn? El pueblo unido jams ser vencido. Pues hoy sonaban de nuevo y tenan nuevo y significativo sentido. As que, aunque yo cante muy mal, les echo un cante (de Luis Pastor si memoria ha acuado bien esta moneda enrojecida). Preparados? Con t quiero y con mi puedo vamos juntos compaera, vamos junto compaero

Vamos juntos, hasta enterrarlos (metafricamente, slo como metfora) en el mar. Ya no se trata de modificar esta contrarreforma medieval ni de echarla debajo de golpe, ni estar en contra de los recortes sociales o de la poltica econmica suicida del gobierno (del de Madrid y del de Barcelona). No, no se trata slo de eso. Se trata de otra cosa, anunciamos algo nuevo: abajo la era del capital, abajo el capitalismo, abajo la edad de la explotacin, la codicia y la opresin! Empecemos a construir un mundo nuevo que, como quera el poeta, podemos ya empezar a imaginar. Entre todos, entre todas.

PS. Son las once de la noche. ramos miles y miles, centenares de miles, no puedo precisar ms, las personas que hemos ocupado esta tarde el centro y las calles prximas de la ciudad. La protesta ciudadana contra la poltica antiobrera de los gobierno central y autonmico ha sido masiva, como pocas veces se ha vivido en la ciudad de los prodigios. Sin embargo, no puede negarse que la gran movilizacin de trabajadoras y trabajadores se ha visto alterada por otras manifestaciones y por enrgicas intervenciones policiales. Ms all de agentes infiltrados, probables provocaciones, resistencias no pacficas a agresiones que no pueden generar slo respuestas pacficas, no estoy en condiciones de decir nada de inters sobre lo sucedido aparte de sealar por si acaso fuera necesario- que no parece que ningn polica haya resultado herido y s, en cambio, han sido heridos o golpeados algunos manifestantes, con detenciones en algunos (Quemar los 225 contenedores que parecen se han quemado esta tarde en la ciudad, desde el punto de la vista de la violencia, ms all de las llamas y el efecto de las imgenes televisivas, no es comparable a la violencia que la patronal catalana y espaola ejercen da tras da sobre millones de ciudadanos trabajadores).

El alcalde convergente de la ciudad ha realizado una estudiada- intervencin a las 10 de la noche de unos 15 minutos, sobrepasando probablemente sus funciones de responsable municipal, donde esencialmente ha anunciado un endurecimiento de la poltica represiva y una mayor dotacin para la guardia urbana, pidiendo a un tiempo medidas idnticas para los otros cuerpos policiales. El dinero pblico puede usarse sin problema para esos fines policiales!

Francesc Homs, el portavoz del Gobierno, ha intervenido unas horas antes, a las 7 de la tarde, y ha tenido el cinismo que le suele caracterizar- de decir que su gobierno comprenda muy bien el malestar de la ciudadana, sus protestas, sus reivindicaciones. Como el cemento armado! Ellos que han apoyado la contrarreforma, han recortado servicios sociales bsicos y han eliminado el impuesto de sucesiones para los ricos! Sus palabras indican, eso s, que son conscientes del malestar generado, de la rabia acumulada y de la masiva respuesta ciudadana a la poltica antiobrera que ellos estn apoyando y ejerciendo desde el primer da de su mandato. Tienen un rostro inconmensurable, repleto de hormign, pero son muy conscientes no son nada estpidos- del alcance y el xito de la movilizacin obrera de este gran da de lucha que ha sido el 29 de marzo. Otro da para la historia de la dignidad y resistencia obreras.

Nota:

[1] La metodologa usada para el clculo puede consultarse pinchando aqu: http://www.economistasfrentealacrisis.com

Salvador Lpez Arnal es nieto de Jos Arnal Cerezuelo, un delincuente reo de rebelin militar, cenetista aragons asesinado en Barcelona en mayo de 1939 por un pelotn de la Benemrita que hoy se hubiera sentido muy feliz paseando por las calles de una ciudad que tambin fue suya.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter