Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-03-2012

Despus del 29 de marzo Qu?

Emilio Pizocaro
Rebelin


El movimiento de los constituyentes recin est naciendo. Como todo parto, el nacimiento de la nueva criatura no estar exenta de dificultades y el despliegue de todas sus capacidades demorar su tiempo. Sin embargo, los tiempos apremian y la nueva organizacin , debe nacer con los ojos bien abiertos. No tiene otra alternativa. All afuera hay un mundo que ganar para una nueva y potente idea.

La primera tarea de los constituyentes se escribe con una O bien grande un O de Organizarse. Desde que la idea tomo cuerpo dijimos que seriamos un comprometido ejercito de peones, que provistos de una tctica y estrategia, bamos a ser capaces de trasladar al conjunto de la sociedad la necesidad de empoderarse. Dicho de manera sencilla vamos a crear poder para que el pueblo ejerza la soberana popular.

Los prximos acontecimientos nos obligan a ponernos rpidamente de pie. Los constituyentes estaremos en primera lnea de la huelga general. Pero, qu hacer despus de 29 de Marzo? Cules sern nuestros prximos pasos? Cmo materializar una idea que recin esta en el kilmetro uno de un largo camino?

Por las declaraciones de los dirigentes de los sindicatos mayoritarios el objetivo de la huelga es lograr sentarse en la mesa de negociacin con el gobierno para discutir la reforma laboral ms retrgrada de la historia democrtica de Espaa.

No es el objetivo de ests lneas discutir el horizonte que proponen Toxo y Mndez, ms bien es proponer un horizonte ms amplio, el nico posible a mi modo de ver. Para enfrentar con xito los gravsimos atentados a los derechos de los trabajadores no se puede sostener una poltica solo defensiva. Esta estrategia est condenada al fracaso.

Al da siguiente de la huelga, debemos colocar sobre la mesa la conviccin de los constituyentes y de mucha gente que ve con espanto la deriva ultraconservadora. Hay que pasar a la ofensiva Pero cmo se hace se preguntarn?

Primero, con las ideas claras. No hay soluciones de parche a la crisis del sistema, se requieren soluciones de fondo y esta solucin se llama proceso constituyente o s queris, ms claro an, el horizonte que debemos proponer a los colectivos ciudadanos es una revolucin democrtica que regenere todos los poderes tanto econmicos, polticos como sociales.

Segundo, en Cdiz hemos declarado formalmente que la actual constitucin ha perdido toda legitimidad y que debemos empezar un proceso constituyente desde abajo. Pues, manos a la obra, es hora de tomarse en serie la ruptura democrtica.

Tercero, este proceso se har con las organizaciones del pueblo realmente existentes. Para ello los constituyentes deberemos llevar la Declaracin de Cdiz a nivel de calle y unirlas a las reivindicaciones particulares de cada colectivo ciudadano. Pero adems hay que aclarar que la derrota de la poltica de los recortes sociales solo se lograr con un movimiento sostenido de rebelin popular y desobediencia civil. La alternativa contraria es la peor de todas las derrotas, esa que se instala en las conciencias sin luchar.

www.constituyentes.org

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter