Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2012

Masacres y SEPT

Sal Landau
Progreso Semanal


Los medios occidentales han fijado su atencin en los antecedentes del sargento Robert Bales. Supuestamente asesin a 16 civiles afganos, 9 de ellos nios, cerca de Kandahar. Despus del bao de sangre, Bales regres a su base y confes.

Los medios profundizaron en la niez de Bales, su matrimonio e incluso su papel en el equipo de football americano de la escuela secundaria. Los reporteros hicieron nfasis en su estrs financiero, sus traumas relacionados con la guerra y un posible alcoholismo, como potenciales explicaciones para realizar su carnicera.

Fue el SEPT (Sndrome de Estrs Post Traumtico) lo que llev a cometer esta atrocidad a este padre de dos nios que dijo que se alist para proteger a su pas despus del 11/9? Un problema comn para veteranos de mltiples perodos de servicio, pero no una explicacin satisfactoria.

La TV brinda interminable retratos biogrficos de este desafortunado individuo de 38 aos que cumpli a regaadientes su cuarto perodo de servicio. l presenci cmo sus compaeros de fila murieron y perdieron miembros debido al uso perverso de artefactos explosivos improvisados plantados por el Talibn. Tcticas sucias. (Nosotros usamos tcticas limpias, como bombas desde el aire, misiles desde tierra y aire, balas y fuego de artillera y no olviden esos hermosos helicpteros artillados y los resbalosos aviones sin piloto.)

Entonces llegaron las noticias contradictorias. Bales haba estafado todos sus ahorros a un viejo matrimonio cuando trabajaba para una firma de agentes de bolsa en Ohio, y puede que se haya unido al Ejrcito para escapar de un proceso judicial. A lo mejor no es tan buena gente.

El abogado de Bales dice que su cliente no puede recordar los hechos, lo que preparara el terreno para una defensa de capacidad disminuida.

Capacidad Disminuida es lo que mejor describe a los polticos que comenzaron y continuaron la guerra en Afganistn y a los aspirantes presidenciales republicanos que quieren escalar la guerra y comenzar otra con Irn.

Es cierto, Bales cumpli tres perodos de servicio en Iraq y menospreciaba a la misma gente que se supona que estaba ayudando. Los llamaba peyorativamente hajjis. Imagnense: cuatro perodos de servicio! Tiene que haber sido el SEPT lo que lo hizo enloquecer.

Un momento! Cientos de miles de iraques y afganos que han perdido a sus familiares y hogares por las balas, bombas y misiles norteamericanos tambin padecen de SEPT. Por qu no arrasan con todo? Cuntos aldeanos pakistanes han muerto por los ataques de aviones sin piloto? Por qu no hemos sido testigos de similares ataques de locura por parte de esas vctimas de guerra?

Sin embargo, Bales tiene amplios precedentes en la historia militar de EE.UU. Los demonizados indios fueron masacrados durante casi un siglo. En 1898, el presidente McKinley quera convertir al cristianismo a los paganos filipinos. Dios me dijo que me apoderara de las Filipinas, le dijo a incrdulos reporteros, pero no le dijo dnde encontrar a las Filipinas.

Despus de que el almirante George Dewey informara que haba capturado Manila, McKinley busc en un globo terrqueo. No poda, confes, encontrar esas malditas islas en un radio de 2 000 millas.

No es importante. Para hacer la labor de Dios no hay que conocer de geografa o de tica, Cuando los residentes de Balangiga, una aldea en la isla Samar, emboscaron a una unidad militar norteamericana y mataron a cuarenta soldados, el general. Jacob H. Smith orden ejecutar a todos los aldeanos de ms de diez aos de edad. Los filipinos estiman que murieron unos 2 000. El castigo al general Smith? Retiro anticipado forzoso!

El presidente Truman orden a la Fuerza Area que lanzara dos bombas atmicas sobre ciudades japonesas la masacre de las masacres. Y no padeca de SEPT.

En junio de 2000, el presidente sudcoreano Kim Dae-jung pidi al presidente Clinton que investigara la matanza en masa de refugiados coreanos en junio de 1950 por soldados norteamericanos cerca de un puente de ferrocarril en No Gun Ri.

En marzo de 1968, soldados norteamericanos violaron y mataron a ms de 300 aldeanas vietnamitas desarmadas en My Lai la ms dramtica de las atrocidades cometidas en Viet Nam. En Iraq, soldados norteamericanos enloquecieron en Haditha y tambin mataron a civiles en Falluja.

Debieron estos incidentes haber generado apoyo del pblico norteamericano para con los pobres asesinos? No es hora de que los medios se abofeteen ellos mismos y recuperen la cordura para su nocin de periodismo balanceado? Las guerras crean a asesinos y luego los asesinos matan a cualquiera. Pero si lo hacen mientras usan uniforme, raras veces son castigados.

El gobierno de EE.UU. envi a Bales a Afganistn para que hiciera su parte en la defensa de la seguridad norteamericana, y para llevar la estabilidad y la democracia a Afganistn. El pueblo afgano no invit a las tropas, ni tampoco lo hizo el gobierno.

Algunos soldados norteamericanos resienten el hecho de que las tropas afganas que ellos han entrenado maten a soldados norteamericanos. Sintieron frustracin cuando los afganos se manifestaron porque soldados de EE.UU. quemaron ejemplares del Corn y orinaran sobre cadveres de afganos. Algunos afganos respondieron violentamente; seis soldados de la OTAN, incluidos dos norteamericanos, pagaron el fatal precio.

Qu malagradecidos! Vinimos a ayudarlos y es as como se comportan! Los soldados norteamericanos que buscan venganza y violan la disciplina militar son considerados locos, no sargentos homicidas. (Robert Fisk, La Locura No Es la Razn para esta Masacre, The Independent, 17 de marzo.)

EE.UU. ha perdido la guerra en Afganistn. Despus de once aos de ocupacin norteamericana, precedida por la brutalidad del Talibn, precedida por seores de la guerra apoyados por EE.UU., los cuales se hicieron cargo despus de un gobierno comunista apoyado por la ocupacin militar sovitica, Afganistn tambin est lleno de gente que sufre de SEPT.

EE.UU. an pretende que sus asesinos entrenados tambin se ganen los corazones y las mentes. Aprender Washington la leccin del saliente secretario de Defensa Bob Gates? Cualquier futuro Secretario de Defensa que aconseje al presidente enviar un gran ejrcito terrestre norteamericano a Asia, al Medio Oriente o a frica debiera ser enviado al psiquiatra. (Citado por Maureen Dowd, NY Times, 21 de marzo.)

Para impedir futuras masacres, enven a Bales para que sea juzgado en Afganistn. Veamos cmo funciona la capacidad disminuida en Kandahar la escena del crimen.

Fuente: http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=4507:masacres-y-sept&catid=3:en-los-estados-unidos&Itemid=4



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter