Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-04-2012

Las supuestas "razones" del apartheid sudafricano

Gabriel Manzaneda
Rebelin


Uno de los regmenes que de forma espontnea siempre me ha parecido ms injustificable e inexplicable en pleno siglo XX era el apartheid sudafricano, consistente en la distinta consideracin jurdica de los habitantes de un pas en funcin de su raza, ascendencia o color de piel, o bien el confinamiento de partes de la poblacin en territorios delimitados del Estado para proceder a un "desarrollo separado" en funcin de su ascendencia racial. Como sucede siempre que se encuentra uno ante algo que no admite explicacin segn sus ms elementales criterios ticos y polticos, me pregunt: "Y qu razones darn los que lo defienden, de forma que esperen estar justificados ante los dems y ante ellos mismos sin que la conciencia les corroa?". Sus defensores estaban tanto en la ultraderecha declaradamente filonazi como en sectores ultraconservadores que nominalmente se seguan considerando democrticos (no es un secreto para nadie que la CSU alemana o grandes sectores del Partido Conservador britnico, estre otros, no tenan empacho en defender pblicamente al rgimen). Los siguientes "argumentos" que voy a exponer eran, por tanto, los que esgriman sus partidarios de forma ms o menos entusiasta, acompaados de elementales reflexiones mas sobre su futilidad:

1) Que los negros verdaderamente nativos del territorio sudafricano eran slo los bosquimanos y hotentotes, cuyo nmero es reducidsimo, siendo el resto de la poblacin negra bantes (que engloba xoxas, zules, etc.) que llegaron al pas (y en especial a las zonas que seguiran siendo Repblica Sudafricana una vez consagrado el sistema de los "Estados separados" o bantustanes) atrados por el desarrollo impulsado por los colonizadores blancos. Observo que esta argumentacin es mantenida hoy no slo por ultraderechistas clsicos como el estadounidense David Duke, sino tambin por el ultraderechista sionista Daniel Pipes, que lo comenta tangencialmente en uno de sus ltimos artculos (1). Consultando el asunto en diversas fuentes fiables, me confirmaban lo de que la poblacin ancestral del territorio eran los 2 primeros grupos reducidos, pero desmenta lo del asentamiemto bant posterior a la llegada de los blancos en el XVII, si bien lo situaba tan slo unos 100 aos antes y localizado en el Tanskrei (que era precisamente el lugar donde despus se localiz el "bantustn" ms grande, 45 mil KM2 continuos para la etnia xoxa).

Al margen de los hechos histricos acerca de las fechas de los asentamientos, resultaba claro para toda mentalidad no racista que lo importante es que todo habitante fuese ciudadano del pas en el que habita y trabaja, independientemente de cuando lleg.

2) Que los negros y blancos de Sudfrica no eran meramente dos razas de un mismo pueblo (como puede considerarse en EEUU, donde tienen la misma lengua, las mismas congregaciones religiosas, etc.) sino que eran un conjunto de pueblos distintos con sus tradiciones (como la poligamia, hoy da legal en Sudfrica), sus estructuras de poder (jefes tribales que ejercen la autoridad tradicional), lengua, en ocasiones religiones o creencias ancestrales, etc. Los blancos estaran formados por 2 grupos: Los boers (que seran los verdaderos constructores del Estado, que podra ser definido como el Estado Boer o "Boersilandia"), con su lengua (afrikaner) o su religin (Iglesia Reformada Holandesa); y los ingleses, que aun teniendo caractersticas propias podran ser ciudadanos del mismo Estado por sus semejanzas culturales con los primeros, al pertenecer al tronco comn blanco-europeo (no suena familiar esta distincin en dos subgrupos culturales de la poblacin dominante, a su vez uno de ellos "ms dominante" que el otro?". La poblacin negra sera a su vez un conjunto de pueblos distintos, por lo cual cada Estado separado o bantustn sera la expresin poltica de cada uno de esos pueblos. Se podra definir este principio como "Diez Estados para diez pueblos" (2), pero unos Estados muy peculiares, puesto que implicaban el traslado de la poblacin de una etnia al territorio "asignado", amn de ser definidos territorialmente por el grupo dominante blanco, incluyendo discontinuidades en la mayora de los casos, as como subordinacin al Estado que "concedi" su territorio.

Tambin existan los "coloured" o mestizos (en situacin intermedia por descender de holandeses y hotentotes) y los asiticos (de origen inmigrante, sobre todo hindes) que seran algo as como residentes no "ciudadanos de pleno derecho". Es decir, nuevamente criterios raciales (y no de residencia ni de antigedad de la misma) en la asignacin o no de derechos ciudadanos.

3) Confluyente con los dos puntos anteriores era la idea de que los mencionados "bantustanes" seran adems los verdaderos territorios de origen de cada grupo, con lo cual su "justificacin histrica" estara lograda. El mximo ejemplo sera el ya sealado del Tanskrei. Otra vez la pretendida reconstruccin del pasado para justificar la separacin.

4) Al ser el CNA de Mandela y el Partido Comunista de Sudfrica dos patas del mismo banco (la tercera pata seran los sindicatos negros) los defensores del rgimen acusaban a la mayora de la opinin pblica de Occidente (y a sus gobiernos, que nominalmente y otros de forma ms activa se oponan al apartheid) de plegarse a los deseos de los comunistas en plena guerra fra, de "hacerles el juego" por miedo o por claudicacin, y no ser conscientes del "esfuerzo anticomunista" que realizaba Sudfrica en favor de toda la "cultura occidental". Por tanto, este argumento incida en la ideologa "totalitaria" y sobre todo "antioccidental" de los opositores del apartheid para, as, sealar otro motivo para defender ste.

Naturalmente, habra que contestar a esto diciendo que lo que se defenda por los sectores liberales era la supresin de los criterios raciales en la ciudadana de un pas, que es independiente de la posicin poltica que tenga la mayora de un sector clasificado segn tales criterios raciales. Esto es tan evidente que resulta ridculo tener que sealarlo ahora con respecto al caso sudafricano, pero se utiliza sin rubor en otras situaciones.

5) La lucha armada defendida por el CNA (con "La Lanza de la Nacin") hizo que se le considerase "terrorista" por el rgimen y as intentase mostrarlo al resto del mundo. En realidad, las vctimas civiles de tal grupo parece que no superaron las 60 personas. Y lo principal aqu es sealar que el rgimen de apartheid se aplicaba contra quienes tenan una determinada ascendencia racial, no slo contra los miembros de tal o cual grupo combatiente (que, por lo dems, era consecuencia y no causa de tales leyes discriminatorias).

6) El argumento socioeconmico sealaba el superior nivel de vida y educacin de los negros sudafricanos.....comparados no con los blancos del pas, sino con el resto del continente negro. Las hambrunas y guerras civiles de Etiopa, Mozambique, Angola, etc. tenan su contrapunto, segn esto, en la paz y el desarrollo sudafricano, con tablas comparativas de salarios, escolarizacin, esperanza de vida, bajo nmero de muertos para el conjunto de las dcadas en que se desarroll el rgimen y otros datos similares. La mxima era que la poblacin negra del pas viva mejor que la de cualquier otro pas africano.

Sin contar el falseamiento de los datos en numerosas ocasiones, y de los factores no medibles cuantitativamente como la independencia poltica, es evidente que un Estado no puede medir el grado de igualdad jurdica y de desarrollo socio-econmico de su poblacin en funcin de parmetros raciales (como si en funcin de la raza tuviesen que contentarse con ms o menos segn se encuentren otras personas de su raza en otros pases).

7) La "ofensiva diplomtica" de los aos 70 para mejorar las relaciones con los gobiernos del Africa Negra (o con movimientos del continente, como los pocos recomendables Renamo o Unita) as como la colaboracin con lderes negros del pas (como Buthezzeli) se supone que demostrara la buena voluntad del rgimen y acentuara, por contraste, el carcter radical de sus opositores. Pero la radicalidad o no de un movimiento se mide en funcin de lo que se est demandando, y lo demandado era simplemente la igualdad jurdica ante la ley.

8) La condicin "democrtica" del rgimen se plasmara en su libertad y pluralidad religiosa, as como en la existencia de grupos parlamentarios que se mostraban contrarios al "apartheid" y, por tanto, partidarios de la desaparicin del pas (la "Repblica de Sudfrica" como Estado Boer), como el grupo dirigido por Helen Susznan. Su apertura y evolucin se reflejara en la legalizacin del sindicalismo negro (1.977), las Cmaras legislativas para mestizos y asiticos (1.983), la concesin de la independencia a los bantustanes en principio slo autnomos, etc. Ello se supone que evidenciara el "esfuerzo" blanco por mejorar la situacin del resto de grupos. Se daba por hecho, por sus partidarios, el derecho a regir el pas, y cualquier rendija ya se vea como una generosa "concesin".

9) Un argumento "terminal" (puesto que se dio al final del sistema) fue el mostrar el violento enfrentamiento, con miles de muertos, entre los militantes del CNA y del Inkatha, lo que indicara que los negros se producan a s mismos ms muertes que las que les haban producido los blancos, y sin que se produjese tanto clamor internacional (esto ltimo implicara, siempre segn los partidarios del sistema, que a la gente en realidad no le importaba la situacin de los negros cuando no se poda culpar a los boers de su desgracia). Despus se descubri que tales enfrentamientos estuvieron pagados por grupos partidarios del rgimen blanco. Tambin ciertas tropelas atribuidas a la entonces mujer de Mandela se utilizaban para desprestigiarle a l y a toda su causa.

10) Y un argumento "pstumo" ha sido el del "empeoramiento" de las condiciones de vida que afirman que se ha producido con el final del "dominio blanco", reflejado en el incremento espectacular de la violencia comn y sobre todo en la disminucin de la esperanza de vida, que a comienzos de los 90 tena niveles brasileos (en nivel alcanzado y en ritmo de crecimiento) y cay en ms de 15 aos de nivel en muy poco tiempo (claro que no dicen que es por el Sida, al igual que el resto del Continente africano).

Resumiendo: Tras leer estos y otros argumentos favorables al apartheid, segu pensando por supuesto que es un sistema injustificable y es para alegrarse que cayese en su momento, pues a nadie se le escapa que en el ambiente poltico e ideolgico de hoy da sera mucho ms difcil su cada, y seguramente sus defensores ocuparan un espectro ideolgico ms amplio que el que ocupaban en su da (tal vez con slo exigir algunos cambios en el mismo).

Para m es rechazable. Y TODO LO QUE SE PAREZCA A ESO EN SUS ARGUMENTACIONES.

(1) http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Opinion/43792/ : "No tiene nada de sorprendente: otros europeos modernos que se asentaron en reas poco pobladas (piense en Australia o frica) tambin crearon sociedades que atraan a las poblaciones indgenas". Este rengln est puesto tras comentar que el asentamiento sionista atraa a rabes, con lo cual implcitamente est considerando como indgenas a los rabes de Israel/Palestina.....................

2) http://es.wikipedia.org/wiki/Bantust%C3%A1n#Promoci.C3.B3n_del_llamado_.22autogobierno.22

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter