Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-04-2012

Los daos de las transnacionales en Latinoamrica

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


Las compaas transnacionales con el apoyo de los gobiernos donde tienen sus sedes principales (Estados Unidos, Europa, Asia, as como el Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional) han destruido durante dcadas el medio ambiente, desplazado a habitantes autctonos y conculcados los derechos humanos de las poblaciones de Amrica Latina en su afn de obtener grandes dividendos de sus suelos.

Esa situacin ha sido posible debido al control que a lo largo del siglo XX, Estados Unidos ejerci sobre los gobiernos establecidos en la regin que entregaban (y algunos an entregan) enormes territorios, otorgaban exenciones tributarias, facilitaban las explotaciones mineras, de agua, de biodiversidad, mientras se profundizaba las afectaciones al medio ambiente, a la salud de los pobladores y se desprotega la fuerza laboral de esas regiones.

Mientras las transnacionales se llevan anualmente miles de millones de dlares, dejan detrs grandes daos a los ecosistemas de Amrica Latina.

Desastres provocados en Ecuador y Brasil por la compaa norteamericana Chevron han llamado la atencin de los pases latinoamericanos y de los medios de comunicacin, debido a que los dos gobiernos nacionalistas que hoy dirigen en Quito y Brasilia, han apoyado las demandas de los afectados.

El desastre ambiental en la amazonia ecuatoriana se inici en 1964 cuando la Texaco (adquirida por Chevron en 2001) empez a buscar petrleo en la provincia de Sucumbos junto con la compaa Gulf.

Los estudios efectuados por varios especialistas han llegado a la conclusin de que en esa regin ocurri una de las peores catstrofes ambientales en la historia de la humanidad.

La justicia ecuatoriana sancion a Chevron a pagar 18 000 dlares por los desastres ocasionados a los pobladores y al medio ambiente pero la transnacional se niega a abonarlo y ha interpuesto varias querellas desde hace 19 aos.

El Brasil, el Ministerio Pblico Federal (fiscala) comenz las actuaciones en el juicio donde se acusa a Chevron y a la perforadora Transocean de daos al patrimonio pblico y falsedad ideolgica por el derrame de 2 400 barriles de crudo en noviembre de 2011, y de otro en marzo pasado, en la plataforma ubicada en el ocano Atlntico, a 370 kilmetros de la costa de Ro de Janeiro.

El Ministerio acusa a las transnacionales de crimen ambiental y dao al patrimonio pblico por el derrame de crudo en el Campo de Frade en la cuenca de Campos.

La compaa esta haciendo numerosas gestiones jurdicas, entrega dinero y trata de comprar a quien sea para salirse del embrollo pero la presidente brasilea Dilma Rousseff ha sido directa al manifestar que "las empresas que vengan, as como las que ya se instalaron aqu, tienen que saber que los protocolos de seguridad existen para ser cumplidos".

El siglo XX, casi en su totalidad, marc una larga etapa para Amrica Latina en que Estados Unidos, dueo y seor de la mayora de la regin (a la que consideraba su traspatio) impona gobierno y polticos afines que entregaban primero a las compaas norteamericanas, y a las transnacionales despus, las riquezas de sus pases.

Mientras unos pocos funcionarios criollos se enriquecan por otorgarles numerosas prebendas a las compaas mineras y agrcolas extranjeras, estas con mnimas inversiones extraan (y aun extraen) los bienes de esas naciones con la consecuente destruccin del medio ambiente y el empeoramiento de las condiciones econmicas y de salud de las poblaciones.

Un informe publicado en 2005 por la Comisin Econmica para Amrica Latina y el Caribe (CEPAL), seal que entre 1990 y 2000 se deforestaron 467 000 km2 en Amrica Latina para destinarlos a la agroindustria, explotaciones mineras, o plantas de celulosa o hidroelctricas entre otras, y ya en 2005 la deforestacin de la Amazonia brasilea era de unos 680 000 km2

El Banco Mundial (BM) ha sido uno de los mayores propulsores de las incursiones de compaas extranjeras en Latinoamrica y de 1994 a 2004, mediante la Corporacin Financiera Internacional (CFI) otorg 900 millones de dlares para proyectos mineros en Bolivia, Brasil, Chile, Mxico y Per.

Algunas de las transnacionales beneficiadas han sido la Anglo American, BHP- Billiton, Barrick Gold, Mitsubishi, Mitsui, Newmont, Pan American Silver y Rio Tinto.

Son innumerables las empresas que han ocasionado daos graves en pases latinoamericanos como el Grupo Anglo Gold/Anglo American que derram en 1999 centenares de contenedores de cianuro en el ro Vila Nova en Amap Brasil. En Chile, en 2005, la compaa de celulosa Celco verti mercurio durante ms de 10 aos y ocult los hechos.

Argentina, Paraguay y Bolivia sufrieron en el pasado siglo XX la deforestacin indiscriminada para propiciar la siembra de soya, maz o algodn, por parte de las transnacionales. Por esos motivos, Argentina perdi 140 000 km2 de bosques; Paraguay 20 000 y Bolivia 15 000.

Las gigantes suizas Xstrata Plc. y Glencore, dedicadas a la explotacin y comercio de minerales y materias primas han dejado un rastro apocalptico a su paso por varios pases del hemisferio sur a la par que han obtenido utilidades superiores a 14 000 millones de dlares anuales.

Xstrata en las minas de carbn de El Cerrejn, en la Guajira colombiana cometi abundantes delitos ambientales, fiscales y de violaciones de los derechos humanos. La explotacin y la continua ampliacin de los yacimientos deterioraron la calidad y cantidad del agua ro Ranchera y el desplazamiento forzado de comunidades indgenas.

En Per, la Xstrata labora desde 2006 en la explotacin de cobre en el Proyecto Tintaya. Sus acciones han contaminado los ros Salado y Caipia y la fiscala del Cusco le tiene presentada una querella.

Abundantes son las demandas que se mantienen en juzgados de Colombia contra compaas extranjeras que han arruinado el medio ambiente y la vida de sus pobladores. Entre estas aparecen: Coca cola, Nestl, Chiquita Brands, Drummond, Cemex, Holcim, Muriel mining corporation, Glencore-Xstrata, Anglo American, Bhp Billington, Anglo Gold Ashanti, Kedhada, Smurfit Kapa.

Adems, Pizano S.A. y su filial Maderas del Darin, Urapalma S.A., Monsanto, Dyncorp, Multifruit S.A. filial de la transnacional Del Monte, Occidental Petroleum Corporation, British Petroleum, Repsol YPF, Unin Fenosa, Endesa, Aguas de Barcelona, Telefnica, Canal Isabel II, Canal de Suez, Petrominerales, Gran Tierra Energy, Brisa S.A.

El dao ha sido catastrfico para Latinoamrica y de eso se han dado cuenta los nuevos gobiernos progresistas y nacionalistas que han surgido en la regin, que adems no estan solos en las acciones de enfrentar las ambiciones de las transnacionales.

Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Per, Paraguay, Nicaragua por citar algunos, estan zafndose de las cadenas impuestas durante decenas de aos por Estados Unidos y las transnacionales.

Cierto que a todas las naciones les hace falta la inversin de capitales para su desarrollo pero las compaas deben respetar las leyes medioambientales, el hbitat de los pobladores, pagar por posibles daos ocasionados y generar dividendos tambin para los pases donde se instalen.

Ese es el desafo presente y futuro.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter