Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-04-2012

Entrevista a Julio Anguita
Viva la III Repblica!

Salvador Lpez Arnal
Rebelin

Creo que la celebracin del 14 de Abril debe tener un aire de reivindicacin consecuente de la Democracia... Ya no se puede conmemorar de manera ritual sino rememorar para asumir consecuentemente y desde ahora mismo la lucha por la Ruptura


Profesor de historia, luchador antifranquista, alcalde de Crdoba, diputado, coordinador de Izquierda Unida, combatiente republicano, maestro del republicanismo democrtico, autor de numerosos artculos y ensayos, activista infatigable -la lista puede alargarse mucho ms-, Julio Anguita ha sido y sigue siendo adems de todo ello un referente poltico de muchsimos ciudadanos y ciudadanas de Espaa y de otros lugares del mundo. Haciendo gala de ello, tambin de este entrevistador.

Con palabras de Brecht, que Silvio Rodrguez supo recordar y decir muy bien, Julio Anguita es uno de nuestros imprescindibles.


JA: Como cuestin previa debo subrayar que la enjundia de las preguntas [SLA: que este entrevistador, como es razonable, envo previamente a Julio Anguita] as como la personalidad del autor de las mismas, exigiran de m un texto prolijo, matizado y preciso. Sin embargo, el tiempo que dispongo me imposibilita tal tarea. Intentar ser lo ms sinttico posible. Si alguna cuestin queda poco clara le ruego me lo haga saber para proceder a una mayor explicacin.

SLA: As lo har, no se preocupe, aunque no le oculto que me apetecera hacerle dos mil preguntas ms. Pero no es bueno abusar de nadie, ni siquiera de usted. Por lo dems, muchas gracias por sus generosas y afables palabras. Mi primera pregunta: El prximo 14 de abril celebramos de nuevo el da de la Repblica. La celebracin de este 2012 aade algo de singular a lo que hemos recordado y vindicado en ocasiones anteriores?

JA: Cuando redacto estas lneas los informativos estn anunciando las medidas que el Gobierno se propone tomar para garantizar la paz ciudadana. Al Estado de Excepcin econmica y social se le aade como corolario consecuente el Estado de Excepcin en lo referente a los recortes de libertades y derechos cvicos. Esto es la antesala del fascismo. Creo que la celebracin del 14 de Abril debe tener un aire de reivindicacin consecuente de la Democracia. La Ruptura se manifiesta como una necesidad. Y entiendo la Ruptura como un proceso en el que la perspectiva de cambio es total. La Monarqua ha ligado su suerte a la de este estado de cosas. Ya no se puede conmemorar de manera ritual sino rememorar para asumir consecuentemente y desde ahora mismo la lucha por la Ruptura.

Hablamos mucho aunque quiz no lo suficiente- de la II Repblica pero apenas hacemos referencia a la primera Repblica. Le parece justo? Es razonable que lo hagamos as?

En mis muchas conferencia sobre la propuesta de III Repblica dedico una parte de las mismas a informar del legado de la I Repblica (tan desconocido). El programa que los federales se proponan aplicar constituye una avanzadilla de las polticas sociales que aos ms tarde se tendran como necesarias. Es ms, el proyecto de Constitucin republicana es un texto al que se debiera dedicar ms tiempo y atencin.

Djeme ponerme en las circunstancias, dramticas en muchos casos, que rodean a miles, a millones de ciudadanos y ciudadanas espaoles. Estoy en el paro, me han arrojado a l ms bien, y no encuentro nada por mucho que lo intente; si me ofrecen algo, es miseria y explotacin; la contrarreforma medieval que nos han impuesto significa un retroceso de dcadas (y me quedo corto para no dramatizar ms); Espaa es, de hecho, un protectorado, un pas casi intervenido; la desesperacin se extiende por plazas y calles. A qu viene hablar ahora de la III Repblica? Con la que est cayendo no estamos para tonteras ni para lujos de historiadores. Ustedes son soadores, construyen quimeras poco eficaces polticamente.

Es verdad que enunciada as la cosa la cuestin republicana aparece como una frivolidad cuando no un divertimento para minoras. Pero si la Repblica se concibe como el resultado de un proceso constituyente en lo econmico, social, poltico y tico para afrontar la barbarie oficial, la cuestin cambia totalmente. Repblica no es otra cosa que la respuesta cvica a los problemas que tenemos encima.

Dgame lo que para usted es lo ms grande de la II Repblica.

Su existencia, su entrega a la Educacin y a la esperanza en reconstruir otra Espaa.

La inversa ahora: dgame lo peor.

Su debilidad con los militares y con los elementos facciosos. Aquellos hombres no supieron con quien se las jugaban. Tuvieron miedo a la calle y confiaron en amansar a la fiera. Craso error.

Perdimos la guerra, se pudo ganar? No fue una locura pensar que la Espaa republicana poda resistir los inconmensurables huracanes de acero, odio y nazismo que invadan Europa?

Se pudo intentar. En la Historia de Espaa de Antonio Ramos Oliveira, por otra parte militante del PSOE, hay la suficiente informacin acerca de los ltimos momentos, la traicin de Casado, Mera y Besteiro con su Golpe de Estado a la Repblica y los efectivos militares que an restaban a la Repblica. Por otra parte, tal y como se ha demostrado con posterioridad, la conjuncin entre la II Guerra Mundial y la espaola pudo ser posible habida cuenta adems que de Franco no poda esperarse otra actuacin que la realizada tras la victoria. Los recientes trabajos del profesor Vias abundan en esta opinin.

No fue una locura pensar que la Espaa republicana poda resistir los inconmensurables huracanes acero, odio y nazismo que invadan Europa?

Esta pregunta est contestada en la anterior. Tambin el ejrcito de Franco estaba debilitado en sus fuerzas tras las campaas recientes. Era una cuestin de resistencia, disciplina y conocimiento de quien estaba enfrente.

Usted ha sido profesor de historia durante muchos aos. Le pido una leccin improvisada. Dgame un argumento, el que usted considere mejor, para un alumno de bachillerato ode los ltimos cursos de la ESO, que pueda llamar su atencin sobre la necesidad y racionalidad de la lucha republicana.

Reitero que si Repblica significa Derechos Humanos en toda su dimensin, Democracia en su radical extensin y proyecto de Justicia social es difcil que unos alumnos que en su mayora ya conocen en sus carnes las consecuencias de las polticas neoliberales permanezcan indiferentes.

Una imagen: la direccin del PCE en 1977 aceptando la Monarqua y con la bicolor detrs. Le pido un comentario, no de texto sino de fotografa o de recuerdo.

Para impartir el prximo da 20 una conferencia en la Universidad Autnoma he tenido que escuchar las 9 horas de grabacin del Comit Central que aprob sin ningn voto en contra la aceptacin de la monarqua y la bandera bicolor (entonces yo no era miembro de la direccin). Del debate se deduce clarsimamente que el tema ya estaba pactado con anterioridad y que el Secretario General aadi dramatismo con la referencia a los movimientos de los cuarteles.

He intentado ponerme en el lugar de aquellos dirigentes y puedo conceder que en aquel momento, tras los ltimos acontecimientos, el llamamiento de una personalidad como Carrillo y el deseo de ser legalizados, aquello supusiese un alto precio a pagar por un bien valioso. Pero lo que no tiene ninguna disculpa es la continuidad posterior en esa lnea: Pactos de la Moncloa, consenso constitucional, desmovilizacin, desestructuracin del PCE, etc.

Cmo concibe la III Repblica?

Estoy escribiendo un libro que bajo el ttulo de Conversaciones sobre la III Repblica desarrolla lo que he venido explicando en los ltimos diez aos. La III Repblica es la respuesta a tres preguntas: Por qu? Qu contenidos? y Cmo? Para desarrollar la primera pregunta abordo tres razones que abonan la necesidad de afrontar la cuestin republicana: el fiasco de la Transicin, la herencia republicana y los problemas de hoy en da.

Los contenidos o ejes de la futura constitucin republicana son siete: 1. Aplicacin y concrecin de las tres generaciones de los Derechos Humanos: los polticos, los sociales y los medioambientales. 2. Opcin por la Paz. 3. Laicidad consecuente del Estado. 4. Democracia en toda su plenitud. 5. Educacin, Cultura, Investigacin y virtudes cvicas. 6. Estado Federal. 7. Los dos pilares de nuestra opcin exterior: Europa como unidad poltica y Latinoamrica como incorporacin de Espaa al futuro. El cmo? desarrolla lo que he venido en llamar proceso cvico constituyente.

Me quedan muchas cosas en el tintero, pero no quiero robarle ms tiempo y mejor no agotar a los lectores y lectoras y darles tiempo para que acudan, si as lo estiman, a los actos convocados en este da en el que recordamos el 81 aniversario de la proclamacin de la II Repblica. Me guardo las preguntas restantes para una futura ocasin.

Una cosa ms: mientras lea sus respuestas he pensado varias veces en un amigo suyo que es tambin maestro, profesor y amigo mo. Le hablo de Francisco Fernndez Buey. Estoy seguro, completamente seguro, sin atisbo de duda que dira otro maestro comn, que Paco suscribira las cosas que usted ha ido sealando. Le importa que le dediquemos esta conversacin?

No slo no me importa sino que es todo un honor.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter