Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2012

La paranoia de Israel con los activistas pro-palestinos

Gideon Levy
Haaretz

Israel no se quedar de brazos cruzados mientras miles de activistas se preparan para llegar el domingo; no perder la oportunidad de quedar en ridculo ante los ojos del mundo. Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Y con qu vamos a asustar a la opinin pblica israel en el sptimo da de la Pascua juda? Cmo le vamos a proporcionar la dosis de miedo a la que son adictos desde hace tiempo? Tras una semana de vacaciones tranquilas y seguras, tenemos que encontrar algo, despus de todo. La amenaza iran ha entrado en una congelacin de las negociaciones, el terror es tranquilo, incluso los misiles Grad han disminuido en nmero, no hay una plaga masiva en el horizonte y todva las circunstancias del ataque contra el judo en Kiev no han llegado a ser lo suficientemente claras.

Sin embargo, Israel no abandona y su mente finalmente recal en algo: los vuelos de activistas palestinos como "provocacin", como ya se los denomin. El ministro de seguridad pblica est convocando a consultas febriles, las aerolneas han recibido la "lista negra" preparada de antemano por las redes de seguridad que todo lo saben. Los artculos en las columnas de delitos, por supuesto, ya que de delitos se trata, no?, qu adems ya se han enviado al aeropuerto internacional Ben-Gurion en salutacin al peligro que se avecina?

Israel se est preparando para el da D, el prximo domingo. Se dice que aterrizarn en Israel 2.500 activistas que sembrarn gran alarma. Aunque los informes publicados aclaran a la opinin pblica que los activistas no portarn armas ni recurrirn a la violencia, an as, cuando se trata de peligro, de terror, de sembrar el pnico, las fuerzas de seguridad ya estn preparadas para el gran da. La ltima vez, hace aproximadamente un ao, termin con 127 detenidos que fueron expulsados ​​de inmediato, como se merecan, y el peligro fue cortado de raz.

Las intenciones de los activistas hacer una visita para demostrar su solidaridad con el pueblo palestino, en un viaje directo desde Ben-Gurion a Beln sin ningn tipo de intencin violenta-, fueron confundidas de inmediato y se hizo la habitual acusacin israel: el terror y la deslegitimacin. As denominamos a cualquier amante de la paz o activista de derechos humanos.

Si Israel no hubiera inflado la historia hasta dimensiones aterradoras, pocas personas habran prestado atencin a esta inocente protesta. Si incluso les hubieran dado una bienvenida calurosa y luego les hubieran dejado hacer su camino a Beln, esa actitud los hubiera abochornado y hasta socavado su objetivo. Sin embargo, el Estado de Israel no se quedar de brazos cruzados. Ciertamente, no pierde la oportunidad de hacer el ridculo, e incluso hacerse despreciable a los ojos del mundo. De inmediato los convertir en personas non gratas, como hizo con Gnter Grass, que se transform en una amenaza rampante.

La entrada a Israel slo est permitida a sus amigos declarados. No pueden entrar ni un payaso espaol y tampoco un escritor alemn, as como tampoco activistas de derechos humanos. Un cristiano estadounidense de derechas, extremista e ignorante, es bienvenido, un intelectual europeo, de conciencia de izquierdas es enviado a la casilla de las expulsiones. Israel, 2012.

Tanto en el caso de las flotillas como en el de los viajeros a Ben Gurin, todos son activistas, la mayora de ellos con buenas intenciones. Antes de la flotilla ms reciente a Gaza, el escritor sueco Henning Mankell dirigindose a nosotros reclam: "Por una vez, informen de la verdad. Acaso no ven que aqu no hay una declaracin de guerra, y s hay una declaracin de paz?" Y, por supuesto, sus palabras cayeron en odos sordos. Mankell y sus amigos participaron en dos flotillas a Gaza, fue expulsado, desafortunadamente, dos veces de Israel, y public sus duras impresiones en los principales peridicos del mundo.

Si Israel no hubiera confiscado la computadora de su propiedad ni le hubiera tratado como a un terrorista, sus impresiones habran sido diferentes. Si Israel le hubiera invitado a presentar su punto de vista, tal vez su crtica hubiera sido menos dura. Mankell y sus amigos no se darn por vencidos. Ahora se est organizando otra flotilla en Suecia, esta vez en un velero que lleva flores, que probablemente tambin se ver como si se tratara de un portaaviones a punto de atacar a Israel.

Las races de esta paranoia son profundas y despiertan otras ideas. Si Israel estuviera convencido de su trayectoria de justicia, no se comportara de esta manera. Si Israel realmente pensara que la ocupacin es justa y legal, no se asustara de la conciencia de cada activista que se le opone. Si no tuviera nada que ocultar, respetuosamente les invitara a efectuar su visita.

Pero cuando el piso arde bajo nuestros pies, y el fuego de la duda y la inseguridad todo lo consume, la nica respuesta es un ataque violento y desenfrenado. El domingo, cuando la farsa de las detenciones y la expulsin grotesca se repitan una vez ms, los activistas registrarn otra importante victoria. Una vez ms se demostrar que Israel tiene algo que ocultar, que a pesar de toda su propaganda, Israel es consciente de que hay esqueletos en su armario y todo aquel que se atreve a acercarse a ellos sufre el mismo destino, la expulsin.

Fuente original: http://www.haaretz.com/opinion/israel-is-paranoid-about-pro-palestinian-activists-1.423894



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter