Portada :: Europa :: Europa lucha contra la revolucin neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2012

Grecia
La exoneracin de la deuda, la resistencia social y la crisis poltica

Sotiris Martalis y Charles-Andr Udry
La Breche / A lencontre

Traduccin del francs de "Correspondencia de Prensa"


El mircoles 4 de abril de 2012, un poco antes de las 9, en la plaza Syntagma (Plaza de la Constitucin) frente al Parlamento griego, un farmacutico jubilado, Dimitris Christoulas, se suicid. En su bolsillo un mensaje: "El Gobierno (...) redujo literalmente a nada mis posibilidades de supervivencia, que estaban basadas en una jubilacin honorable para la cual pagu solo (sin contribucin del Estado) toda mi vida. Llegando a una edad que no me da la posibilidad de una reaccin dinmica (.) no encuentro otra solucin que un digno final, antes de que comience a buscar en los cubos de basura para alimentarme. Pienso que un da los jvenes sin futuro tomarn las armas y que colgarn a los traidores sobre la plaza Syntagma, como los Italianos hicieron con Mussolini en 1945 (en la plaza Peretto de Miln)."

Ese mircoles por la noche, cientos de personas se reunieron alrededor del rbol donde este hombre se dio la muerte. Ms all del smbolo, este gesto es poltico. Segn Giorgios Delastik, politlogo: "Este hombre no era loco. Decidi matarse delante de todo el mundo, en la plaza donde hace algunos meses se manifestaban los Indignados. Los jubilados tienen una pensin miserable y son asfixiados por la austeridad, pero no tienen la fuerza de gritar su clera." (Le Figaro, 6 de abril de 2012) La carta de Dimitris Christoulas compara al gobierno actual con el "Gobierno Tsolakoglou", el Primer Ministro colaboracionista durante la ocupacin alemana. Un letrero, fijado al rbol, dice: "La Junta de los prestamistas lo asesin". (Le Monde, 7 de abril de 2012) El vnculo se establece aqu entre, por una parte, los acreedores y el ejrcito de funcionarios como "especialistas de las finanzas" que imponen la ley de aqullos que representan y, por otra parte, la Junta Militar que estuvo en el poder entre 1967 y 1984. Un fontanero de 48 aos, Haris Anastasiadis, venido a depositar flores, apunta con el dedo hacia el Parlamento: "Son los que estn adentro que lo mataron. Y son los que van a matarnos de todos." (International Herald Tribune, 6 de abril de 2012) Hay ciertamente mucho otros gritos diferentes de rabia en el pas. Rabia, determinacin de actuar y, a veces, desesperacin, pueden apoderarse de la misma persona.

Un hecho es cierto: la guerra de clases que se conduce bajo el estandarte "de la ayuda a Grecia" -en realidad una ayuda a los bancos, a los fondos de colocacin financiera, a las aseguradoras, y una prueba en la cruzada de las clases dominantes de Europa como se ve todos los das en Portugal, Espaa, Italia y en otros lugares- al igual que todas las guerras produce heridos graves, traumatizados, minusvlidos vitalicios, muertos. El Ministerio griego de Salud menciona un aumento del 40% de los suicidios en los cinco primeros meses de 2011 con relacin al mismo perodo de 2010. En 2011, 450 personas se suicidaron, una cifra inusual. Segn la polica, los suicidios o tentativas probadas de suicidio de 2009 al final de 2011 son 1.730. Ahora bien, el ndice de suicidios en Grecia era uno de los ms abajo de Europa. Incluso un especialista en epidemiologa de baja calidad sospechara una correlacin entre la brutal y multiforme destruccin social puesta en prctica y estos actos individuales de "destruccin". El jubilado/a con unos ingresos medios de 550 euros al mes y gastos en salud de 150 euros -lo que una persona jubilada que sufre una enfermedad crnica debe gastar- no cuenta con demasiado "margen". Un profesor de la enseanza secundaria que tena un salario de 1.200 euros en 2010, lo vio reducido a 850 en 2011 y en mayo de 2012 se situar en la "altura" de 600 euros. Ahora bien, su alquiler y sus gastos ms elementales exigen 400 euros. (The Guardian, 5 de abril de 2012)

La purga impuesta a la poblacin griega en nombre del pago de la deuda pblica -que no es por otra parte pblica porque es el producto: de la desfiscalizacin de las altas rentas, de la evasin fiscal (1), de los gastos en armamento y polica, de las vinculadas a operaciones de corrupcin monumental (Juegos olmpicos en 2004), manipulaciones legales de los inversores griegos y europeos en el "mercado de la deuda" griega, etc.- no suscita el entusiasmo en ciertos financistas. Por ejemplo en los menos propensos a hacer "del ejemplo griego" el modelo econmico que debe seguirse, excepto en su dimensin innegable de prueba sociopoltica referente al "grado de aceptabilidad social de una poblacin". As pues, el britnico Chris Probyn, jefe economista y director del fondo americano State Street Global Advisors -1.400 miles de millones de activos institucionales a escala mundial, el PIB (precio del mercado) de Grecia era de 230 mil millones euros en 2010-, manifiesta un poco de escepticismo. Es cierto que tena, en el pasado, una funcin similar al UBS de Nueva York. A la cuestin, planteada por el periodista del mensuario francs Les Echos de abril de 2012, "Grecia va a permanecer en la zona euro?" responde: "Para 2012 eso debera pasar, pero habida cuenta del peso de su deuda, de un crecimiento muy escaso y de su falta de competitividad nada dice que pueda permanecer a ms largo plazo (.) Las reformas estructurales -privatizaciones y reduccin del permetro del servicio pblico- son buenas ideas, pero sus efectos tardan en hacerse sentir y comienzan en primer lugar por empeorar las cosas antes de mejorarlos. Es un poco como si se dijera a un enfermo en agona que su caso va a empeorar en lugar de mejorar. Morir curado es razonable?" El periodista reacciona de este modo: "Se trata con todo de la ms importante reestructuracin (tipo de exoneracin del valor nominal de las obligaciones) de la deuda pblica de la historia. Por qu no es suficiente?" Y Chris Probyn responde: "Grecia tiene una ltima oportunidad de permanecer en la zona euro, pero las condiciones impuestas y la austeridad impuesta son tal que pueden comprometer sus oportunidades de xito. En realidad, sera necesario que alguien firme un cheque a Grecia que le permita reducir su deuda cuanto antes a un nivel sostenible, lo que representa un 90% del PIB -en vez de un 120% en el horizonte de 2020 segn el plan actual- con el fin de maximizar sus oportunidades de permanecer en la zona euro, puesto que es lo que todo el mundo parece desear (.) Pues alguien, en alguna parte, debe hacerle este cheque (.) Para que eso ocurra, sera necesario que los alemanes, los italianos, los belgas, los franceses, etc., dejen de pensar en primer lugar en ellos y ms en Europa, y menos de los que vienen de regiones alemanas y regiones francesas." Es decir, este financista plantea, de hecho, las cuestiones de un elevado presupuesto comn de la Unin Europea (UE), de una determinada mutualizacin de las deudas, de transferencias presupuestarias de importancia, de un Banco Central Europeo (BCE) que desempea el papel de prestamista en ltima instancia, es decir, que monetiza la deuda igual que hace la FED, el banco central los Estados Unidos. Un camino que implica un matrimonio de contra-reformas sociales y legales con desordenes institucionales como algunos de "izquierda" proponen. Ellos aceptan que la deuda pblica sea pblica, que no es necesario denunciarla y que su pago requiere curas de austeridad -aunque sea necesario amortiguarlas- con el fin de salvar el "sistema financiero" y "fortalecer la competitividad" de los pases de la Unin Europea en esta gran y larga batalla de realineacin de las relaciones de fuerzas entre los "centros de acumulacin" a escala mundial.

Las privatizaciones constituyen una parte principal del mecanismo construido por la Troika. Para ello, se estableci el Fondo griego de desarrollo de los activos. Se coloca bajo la direccin un antiguo banquero, Costas Mitropoulos. El objetivo fijado por la UE: acumular aproximadamente 50 mil millones de euros vendiendo a inversores privados las propiedades, las concesiones o participaciones en empresas. Costas Mitropoulos confi al diario suizo Le Temps del 7 de abril de 2012, una parte de su curriculum vitae: "Diriga por mi parte al banco de inversin Eurobank EFG Equities, propiedad del grupo Latsis instalado en Ginebra." El dueo del grupo Latsis, Spiro J. Latsis, es el hijo del gran armador griego John Latsis, que haba elegido Ginebra como residencia principal. Se conocen los vnculos entre Spiro Latsis y Jose Manuel Barroso (presidente de la Comisin Europea) aunque en la escala social Barroso se ubica a nivel inferior, despus de una breve carrera como maosta en Portugal. La parte fundamental como veremos est en otra parte.
Costas Mitropoulos trabaja estrechamente con la Troika. Lo que indica la estrecha conexin entre "reestructuracin de la deuda", poltica de austeridad y privatizaciones. El proceso de privatizaciones slo es su primera etapa. Costas Mitropoulos confa al periodista del diario suizo: "Un nuevo tramo de cesiones ya est en el tubo. Estamos dispuestos a poner seis bienes en el mercado: el antiguo aeropuerto de Hellinikon, en Atenas; una licencia para la lotera nacional; un centro comercial de primera clase, de importantes terrenos, golf y casinos sobre las islas de Rodas y Corf; la compaa nacional del gas y un 35% de la ms importante refinera petrolfera del pas. Preparamos tambin la puesta en venta del 29% de la Sociedad griega de los juegos, del 49% de la sociedad nacional de los ferrocarriles, del 39% del puesto griego. El resto de la lista es, cranme, impresionante y debera generar un gran inters. En los mbitos clave, la participacin del Estado se limitar al 34%. Vamos a vender concesiones de autopista, la compaa de aguas de Salnica (la segunda ciudad del pas), de los aeropuertos, una docena de puertos comerciales, capaces de acoger transbordadores; 850 puertos regionales; una quincena de puertos deportivos, Larco Nickel, la ms importante mina de nquel de Europa, con un puerto adyacente; operadores de cruceros martimos, compaas de tratamiento de los residuos. Espero una importante demanda para estos activos." Destaca tambin el inters de las concesiones ante las reservas que la situacin sociopoltica suscita en los inversores. As pues, Costas Mitropoulos destaca: "La ventaja de las concesiones (para lo que es infraestructuras) es que limitan la inversin para los compradores. Slo debern pagar el derecho a administrar las infraestructuras, en el marco de contratos a largo plazo que garantizarn la rentabilidad." Al esperar que la pgina "de las dificultades polticas griegas se den vuelta", Mitropoulos se alegra de la venta de la "participacin (del Estado) en la Sociedad griega de los juegos constituir una de las ms importantes operaciones del mundo en este sector". Aade: "Dos ilustraciones: el antiguo aeropuerto de Hellenikon, en el centro de la ciudad de Atenas, a orillas del Mar Egeo, representa el mayor conjunto de propiedad de la tierra en venta en una capital europea. En cuanto a la lotera nacional, que era una divisin del Ministerio de Hacienda desde 1865, dos compaas, una italiana y otro americana, ya se acercaron a nosotros." Para tranquilizar a los compradores, Mitropoulos elogia los mritos de la UBS (Unin de Bancos Suizos) y del Credit Suisse. La primera se ocupa de la cesin de la compaa griega del gas, el segundo est a cargo de la compaa de electricidad. El banquero de negocios consolida a sus clientes futuros destacando que "somos un fondo independiente encargado de las privatizaciones, en adelante propietario del 3% del territorio griego. Tenemos un mandato de tres aos. Se nos protege contra las interferencias polticas."

No se puede sino esperar que la movilizacin social contra las mltiples denegaciones de la democracia infligidas a la mayora de la poblacin griega por la alianza entre la Troika, el capital financiero internacional y sectores influyentes de la burguesa griega, pueda interponerse estos planes. Y aportar as, la prueba que la democracia no puede existir y ni extenderse cuando se coloca bajo la frula de la propiedad privada estratgica y de los instrumentos de poder.
La huelga de los marineros (los que garantizan los transportes de tipo transbordadores entre las mltiples islas y ciudades como Atenas o Salnica), como la lucha de los asalariados del sector de transporte o electricidad deberan bajar, esperemos, la arrogancia de los numerosos Mitropoulos que se lanzan sobre Grecia, desde China o Suiza, pasando por la India o Turqua. El artculo del compaero Sotiris Martalis (dirigente y activista del sindicato de profesores), que a continuacin publicamos, analiza el marco de las batallas sociales y polticas en curso en Grecia y las pruebas que debe enfrentar la izquierda radical.

Segn las declaraciones del Gobierno, a raz del nuevo acuerdo de prstamo y a la exoneracin sobre el valor nominal de las obligaciones del Estado griego (2), Grecia "se ha salvado" por tercera vez. La primera fue cuando el Protocolo (memorndum) se firm en mayo de 2010, el segundo en junio de 2011, y el tercero en marzo de 2012 (por supuesto, nosotros estamos dispuestos a enfrentar estos "rescates"). Con este motivo, el director del Instituto Internacional Finanzas (IFI), que representa los intereses de los bancos y fondo de inversin, Charles Dallara, lanz una advertencia: "Desaconsejara mucho a otros Gobiernos, otro pueblo en Europa, tomar esta va (de la exoneracin)." En esa lnea, el BCE propuso poner un "consejero residente permanente", una clase procnsul financiero, en los pases de la Unin Europea que encontraran "dificultades financieras".

En Grecia, representantes de la Troika (BCE, UE, el FMI) ya viajan entre las suites del Hilton (o de otros hoteles 5 estrellas) y los Ministerios -bajo rigurosa vigilancia policial- para supervisar la aplicacin de los golpes en la sombra y ayudar al rescate a bancos. El dispositivo de vigilancia impulsa a algunos dibujantes griegos a presentarlo como el viaje de "Bismarck en casa de Scrates". En efecto, Matthias Horst es el representante de la Comisin de la UE en la Troika (BCE, UE, el FMI) y Horst Reichenbach es el dueo de la "fuerza de tarea" que debe "reorganizar el Estado griego"!. Los dueos de la Troika son: Olli Rehn, Comisario responsable europeo de los asuntos econmicos (finlands); Jrg Asmussen, miembro el comit de direccin del BCE (alemn), y Poul Thomsen, jefe de la misin del FMI (Fondo Monetario Internacional) en Atenas (dans).

Las consecuencias de este "rescate" son ya manifiestas: los salarios disminuyeron un 22%, e incluso un 32% para los jvenes asalariados/as menores de 25 aos. El salario mnimo se redujo por lo tanto a 586,08 euros (487 euros constituyen el salario directo real "recibido", por lo tanto neto, una vez que se dedujeron las cotizaciones de jubilaciones y dems), y a 510,95 euros para los jvenes menores de 25 aos (435 euros neto); estos ltimos constituyen una parte significativa de la fuerza de trabajo. No es todo. La abolicin de las negociaciones colectivas y contratos colectivos de trabajo implica que los salarios de todos los trabajadores y de todas las trabajadoras van hacia abajo. Se congelan los aumentos de salarios vinculado a la antigedad en el empleo, es decir, asociados a la experiencia laboral. Los sindicatos calcularon que los trabajadores van a perder, a corto plazo, un 40% de sus salarios actuales. El desempleo ser una palanca suplementaria para rebajar los salarios. Las jubilaciones, adems se achicaron por cuarta vez.

El nmero de desempleados es de un milln. De aqu a finales del ao, segn los estudios de los sindicatos, sern 1.400.000, lo que significa una tasa de desempleo del 24%. A raz de "el acuerdo" de marzo 2012, 290.000 desempleados/as van a recibir un subsidio de desempleo mensual de 359 euros y eso por 12 meses al mximo; en dicha fecha se aadirn a la fila de los que ya no reciben nada.
Durante los tres aos de la crisis (2009-2011), el PIB retrocedi un 14,5% y un 17% desde 2007: o sea cinco aos consecutivos de recesin. Se estima la contraccin del PIB en 4,8% para 2012.
Tal decadencia no puede compararse sino al hundimiento de los pases del "bloque del Este" y al desastre social que se sigui a nivel econmico, el cual, incluso, condujo a una reduccin de la esperanza de vida de la poblacin. A raz de la celebracin de un acuerdo entre la "Troika" y el Ministerio de Salud, los gastos del Estado en el mbito de la salud se reducirn inmediatamente en 320 millones de euros. Los hospitales pblicos ya sufren de graves escaseces de personal que ocupan, pero tambin de material mdico elemental: bandas de gasa, vendajes y jeringuillas. El ao escolar comenz sin libros en las escuelas pblicas (antes se distribuan gratuitamente) y siete meses despus del principio del ao escolar la distribucin de los libros es incompleta. En las escuelas pblicas de algunas regiones, se observ que numerosos alumnos perdan conocimientos en los cursos a raz de malnutricin y desnutricin.

La clase dominante pidi, en marzo 2010, 80 mil millones de euros de los otros pases de la Eurozona y 30 mil millones al Fondo Monetario Internacional (el FMI). Cuando Grecia recurre al FMI, la deuda pblica alcanzaba un 127,1% del PIB. En la actualidad, despus de dos aos de aplicacin de sus medidas, la deuda pblica alcanz 367,98 mil millones de euros, lo que corresponde al 170% del PIB. "" Afirman que en 2020 la deuda pblica alcanzar un 120% del PIB y eso solamente si llegan a "restaurar el crecimiento".

Conviene destacar que sobre 130 mil millones de euros que "se concedieron" a Grecia en virtud del nuevo acuerdo de prstamo, se entregarn directamente 30 mil millones a los acreedores; se utilizarn 5,5 mil millones de euros para reembolsar los intereses y se utilizarn directamente 50 mil millones para la recapitalizacin de los bancos as como, supuestamente, para compensar todas las prdidas que estos ltimos podran conocer a causa de la exoneracin, de la reestructuracin de la deuda. El acuerdo de prstamo, al contrario, no prev ninguna compensacin por los 12 mil millones de euros que los fondos de pensin pblicos pierden tras esta exoneracin, con los efectos que se derivan para las jubilaciones.

Entre las otras consecuencias de esta reestructuracin se encuentran la oferta de la deuda al derecho britnico, la creacin de una "cuenta especial" que da la prioridad al reembolso de los acreedores sobre todos los dems gastos del Estado as como la transferencia progresiva de las obligaciones griegas del sector privado en el sector pblico. De todo eso resulta un elemento importante: la reestructuracin de la deuda griega una vez ms se organiza de modo que favorezca lo mejor posible los intereses del capital, que aporta garantas a los acreedores y que coloca la carga de la "factura" una vez ms sobre los hombros de la clase trabajadora as como sobre las de las otras capas populares.
No obstante, el principal problema al cual se enfrenta la clase dominante es la resistencia social y, por razones de esta resistencia, la crisis poltica que debe enfrentar.

En el momento en que este artculo se escribe (a finales de marzo 2012), la huelga heroica de los trabajadores del Elliniki Halyvourgia (una fbrica siderrgica de la regin del tica) va en decimoquinto da y va a continuar. Los asalariados/as de Eleftherotypia estn en huelga desde ahora tres meses. Han publicado durante este perodo, por sus propios medios, dos "ediciones de huelga" que se difundieron ampliamente. La estacin televisada Alter -que emite a nivel nacional- est ocupada por su empleados/as. la fbrica de aluminio Loukisa e imprenta "3E" estn ocupadas tambin por sus trabajadores. Los trabajadores de todas las fbricas Coca-Cola hicieron una huelga coordinada y larga que consigui una victoria (3), mientras que los trabajadores del Alapis Asociacin (que se ocupan, entre otras cosas, de la produccin de instrumentos mdico) emprendieron una huelga de larga duracin. En un hospital importante de Atenas, Sotiria, el personal se opone a todo cierre de cama, exige el suministro de medicamentos y materiales necesarios para los cuidados. Ocupa las oficinas de la administracin y hace paros de trabajo. Exige el pago de los das de multa coercitiva que ya no se pagan desde el final de 2011. Realmente, una batalla de envergadura se anuncia para hacer frente a una reestructuracin brutal del sistema hospitalario que pasa por fusiones de hospitales, despidos, y un sistema de evaluacin individualizada (mtodo que practica en distintos pases).

Estos ejemplos no son ms que una resea del movimiento de resistencia social que se expresa durante estos dos ltimos aos. La clase trabajadora lucha contra las tentativas de los capitalistas de hacer pesar sobre sus hombros la carga de la crisis del sistema. Entre febrero de 2010 y marzo de 2012, el pas conoci 19 huelgas generales (en el sentido de un da de huelga), tres de ellas se prolongaron durante dos das. Durante este perodo, hemos asistido a una semana durante la cual decenas de edificios del Estado han estado ocupados antes de que se adopte el primer Memorndum (protocolo para un plan de austeridad) de mayo de 2010. Estas luchas de los trabajadores, en paralelo, galvanizaron un amplio abanico de movimientos de resistencia: el movimiento no pago! que se niega a pagar el aumento de impuestos inmobiliarios (impuesto agregado a las facturas de electricidad con la posibilidad de ver cortar la electricidad si el impuesto no se paga); el movimiento de los que se niegan tambin a pagar los peajes de las autopistas privatizadas.

Es necesario aadir tambin las ocupaciones, en junio de 2011, de lugares pblicos por el movimiento "aganaktismenoi" (trmino griego que equivale al trmino espaol de indignados). Una ola de denuncias pblicas contra el personal poltico de la clase dominante se aade a todo eso. Cada vez que los Ministros y los diputados que pertenecen a los partidos burgueses se presentan en pblico, hacen frente a los abucheos y a las consignas contra ellos, algunas veces adems de los yogures, se le lanzan tomates y huevos. Por lo tanto, asustados, los polticos burgueses limitan sus apariciones pblicas exclusivamente a lugares "asegurados" y vigilados. Eso se mostro claramente a escala nacional durante las celebraciones y desfiles "nacionales" del 28 de octubre de 2011 y 25 de marzo de 2012 (el 28 de octubre se conmemora la negativa del dictador Metaxas, en 1940, a que las tropas de la Italia fascista entraran en Grecia; el 25 de marzo se conmemora el principio de la insurreccin griega contra el poder otomano, en 1821).

En noviembre de 2011, el Gobierno del PASOK [Movimiento socialista panhelnico, el partido socialdemcrata griego] se hundi bajo la presin de los das de huelga y la clera popular. Este Gobierno haba obtenido un mandato de cuatro aos en las elecciones de octubre de 2009, recogiendo un 43,92% de los sufragios y obteniendo 160 de los 300 diputados que cuenta el Parlamento griego.

Este Gobierno fue sustituido por uno de unin nacional que inclua tres partidos burgueses: el PASOK, el ala derecha de la Nueva Democracia y el partido de extrema derecha, LAOS (4). Se coloca al Gobierno bajo la direccin un "tecncrata", Lucas Papadmos (gobernador del Banco de Grecia de 1994 a 2002, luego Vicepresidente del Banco Central Europeo hasta en 2012). En febrero 2012, 22 diputados del PASOK y 22 diputados de la Nueva Democracia votaron contra el acuerdo de prstamo. Se excluyeron de sus partidos. A partir de all las escisiones se desarrollan y condujeron a la formacin de tres nuevos partidos resultantes de la Nueva Democracia y otros tres resultantes del PASOK. Con todo, estos partidos tomados juntos ni siquiera alcanzan el porcentaje de los votos que obtena el PASOK, o la Nueva Democracia. En vez de eso, observan, con ansiedad, el aumento de la influencia de las distintas fuerzas que se sitan a la izquierda.

Un reciente sondeo, realizado el 15 de marzo de 2012, da los siguientes resultados: un 17% de las intenciones de voto para la Nueva Democracia; un 10% para el PASOK; un 9,5% para SYRIZA (Coalicin de la izquierda radical, que rene un abanico de fuerzas que estaran prximas, polticamente, a Die Linke en Alemania, y a fuerzas claramente ms sealadas a la izquierda) (5); un 9,5% para el KKE (Partido Comunista); un 8% para la Izquierda Democrtica (Coalicin los movimientos y ecologistas, que se constituy en junio de 2010); un 5% para los Griegos Independientes (una escisin de la Nueva Democracia); un 3,5% para la Aurora Dorada (Chryssi Avyi, neonazi, que siembra el terror contra los emigrantes); un 3% para LAOS; un 2% para los Verdes y un 2% para la Alianza Democrtica (una escisin de la Nueva Democracia) y el Carro del Ciudadano (una escisin del PASOK). ANTARSYA (Alianza de la izquierda anticapitalista) (6) recoge un 1% de las intenciones. Son all cifras que no tienen en cuenta el comportamiento electoral posible de los que se declararon indecisos. Y estas intenciones de voto fluctan, por definicin.

Asistimos recientemente a un ataque sistemtico contra las fuerzas de izquierda que rechazan la poltica de austeridad por parte de los partidos que apoyan los planes de "rigor", los Memorndums. Eso refleja los temores de la clase dominante. Eso no traduce sino la aprehensin ante el movimiento de resistencia, sino tambin el temor debido al hecho de que las fuerzas de izquierda se convirtieron en rivales polticos serios que se benefician de las intenciones de voto como nunca haban tenido desde 1958. En los das y las semanas que vienen, la presin sobre esta izquierda va a intensificarse. Los chantajes y los anuncios de "catstrofes" -como la bancarrota del pas, la salida de la zona euro, el temor de una imposible "gobernabilidad"-, son y se utilizarn para empujar a los partidos de izquierda hacia posiciones polticas "ms responsables". Una parte del abanico de la izquierda ya se aline sobre esta posicin: la Izquierda Democrtica acept respetar las "obligaciones internacionales" contenidas en los acuerdos de prstamos y los Memorndums. Ajust su orientacin al "realismo" de las opciones de la clase dominante.

El ncleo de la izquierda radical (SYRIZA, el KKE y ANTARSYA) se pronuncia contra las decisiones de la clase dominante, pero no lleg a constituir una respuesta poltica alternativa unificada.

El KKE (un partido de izquierda reformista, estalinista, que difunde con fervor las "obras de Stalin") no acepta ninguna forma de cooperacin con el resto de las fuerzas de izquierda, ni en las luchas sociales ni sobre algunos objetivos polticos. Organiza manifestaciones separadas (con su "brazo sindical", el PAME) de las de los sindicatos y del resto de la izquierda. Hasta el momento rechaza todas las propuestas unitarias esperando que el llamado "poder popular" sobrevenga. Mientras tanto, lo mejor que puede hacer la izquierda por el pueblo.es votar por el KKE.

ANTARSYA (una alianza de algunas organizaciones de la izquierda anticapitalista) se compromete con el movimiento de resistencia aceptando -hasta un determinado punto- la necesidad de la unidad en la accin. Existe as una coordinacin elemental para acciones conjuntas entre SYRIZA y ANTARSYA, en los barrios, en los Comits del no pago, en las secciones sindicales, en las manifestaciones, etc. El desarrollo de la resistencia sociopoltica hace necesario, no obstante, un nivel de unidad ms elevado alrededor de un programa sobre puntos esenciales y en torno una "organizacin" comn. Eso permitira avanzar hacia compromisos ms slidos. La necesidad de formar un frente poltico de la izquierda surge de las experiencias reales de luchas concretas. Pero los compaeros de ANTARSYA hacen hincapi en la cuestin del "programa" y especialmente en la pretensin de una salida de la zona euro (ver a este respecto el artculo publicado con fecha del 13 de enero de 2012: http://alencontre.org/europe/grece/grece-euro-ou-drachme.html) as como de la Unin Europea. Estas dos condiciones suponen un obstculo para avanzar Hacer de estas dos exigencias -presentadas como demandas inmediatas y hasta cierto punto una clave programtica- constituyen una "lnea de separacin" entre fuerzas de la izquierda radical que funciona o como una excusa, o tiende a ser un error sectario. Sobre todo teniendo en cuenta que los compaeros de ANTARSYA, con el fin de distanciarse de los sectores de la clase capitalista que prefieren una salida de la zona euro (sin mencionar la posibilidad que Grecia sea "puesta afuera" por fuerzas dominantes en la UE, segn la evolucin de la crisis en esta zona), hablan, por lo tanto, de una especie de "salida anticapitalista" del euro y la UE, lo que constituye ms bien una va "no ortodoxa" del curso de una revolucin socialista en Grecia.

En el momento en que la respuesta a los ataques de la clase dominante y la cada del Gobierno de la austeridad -el de Papadmos- son cuestiones cruciales y de amplitud, ANTARSYA debera aceptar la invitacin de SYRIZA con el fin de constituir un frente poltico y electoral. Sobre todo, si se tiene en cuenta que esta invitacin se combina con una clusula en cuanto a la independencia poltica, lo que significa una representacin pluralista de cada fuerza que participa en tal frente. Un acuerdo sobre tal perspectiva hara crecer la presin sobre el KKE y creara condiciones ms favorables para la elaboracin de un "plan alternativo" de la izquierda, lo que tendra efectos positivos evidentes para el movimiento sociopoltico de resistencia. La situacin sera ms espinosa para la clase dominante.
SYRIZA es una coalicin que rene partidos y a organizaciones de la izquierda reformista y revolucionaria. Posee un programa radical. Participa activamente en el movimiento de la clase trabajadora as como en los movimientos sociales amplios. Invita constantemente a todas las fuerzas de la izquierda a acciones conjuntas, as como a la creacin de un frente unificado de la izquierda.

Las caractersticas de esta alianza hacen de ella un "instrumento" poltico til para el movimiento de resistencia creando, simultneamente, una posibilidad para que los revolucionarios puedan aplicar la tctica de frente nico en la accin, facilitando el compromiso en una intervencin directa de amplios sectores militantes, tanto en combates democrticos (contra la xenofobia y el racismo, contra el resurgimiento de la extrema derecha neonazi) como en el terreno donde se entremezclan lo social, lo econmico y lo poltico. SYRIZA adopt un programa de demandas radicales: el rechazo de los Memorndums firmados con la Comisin Europea, el FMI y el BCE; la anulacin del acuerdo de prstamo as como todas las polticas y medidas vinculadas; el abandono de los programas de austeridad vinculado a la demanda que le corresponde a los capitalistas pagar su crisis; la anulacin (o la denuncia) unilateral de la mayor parte de la deuda pblica. Con respecto a la zona euro, SYRIZA adopt el lema "ni un solo sacrificio por el euro". Tiene por funcin ser un "grito de guerra" contra los dirigentes de la UE as como desafiar los chantajes de Bruselas y el BCE. Esta consigna, al mismo tiempo, toma en cuenta el hecho de que una vuelta al dracma podra ser aplicada por la clase dominante de la manera ms reaccionaria nacionalista. La consigna se inscribe en una batalla anticapitalista de dimensin europeo, entre otras cosas a partir de distintos pases del "sur de Europa".

La definicin de estas polticas y estas tctica es el resultado todava de debates polticos apasionados entre las distintas fuerzas que componen la coalicin, especialmente entre su ala "ms moderada" y sus fuerzas ms radicales (entre las cuales la Izquierda Obrera Internacionalista, DEA). Debates encendidos tienen lugar con respecto a la zona euro, sobre la cuestin de la mejor manera de oponerse a la deuda o tambin sobre la actitud que debe adoptar SYRIZA frente a las agrupaciones que provienen del PASOK.

La presencia activa de los revolucionarios junto a un alto nivel de la lucha social, permiti hasta ahora mantener a la coalicin en posiciones de izquierda. Esta coalicin por lo tanto se convirti en un punto de referencia para muchas personas, de militantes de las luchas de los aos setenta que se haban retirado durante los ltimos aos y que encuentran una "nueva esperanza" en estos esfuerzos radicales y unitarios, entre otras cosas en direccin de sectores de trabajadores vinculados en el pasado -de una forma u otra- al PASOK, pero que no se reconocen ya en este partido. Del mismo modo, responde a expectativas de jvenes activistas que entran efectivamente en contacto con una poltica de izquierda por primera vez de su vida.

La consolidacin de SYRIZA, la defensa de su carcter radical contra todas las presiones procedentes del sistema burgus para que adopte posiciones "ms moderadas", la creacin de un frente unificado de todas las fuerzas de la izquierda, as como la consolidacin de las corrientes revolucionarias en este frente, son cruciales en la perspectiva de la construccin de una fuerza anticapitalista autntica, que tenga una audiencia de masas. Lo que es muy necesario hoy.

Notas de La Breche/A lencontre

1) Los griegos ricos, desde hace tiempo, hicieron salir del pas sumas muy importantes, de aproximadamente 100 mil millones de euros. No se mencionan aqu a los armadores que tienen su domicilio en Chipre, Malta o en otro paraso fiscal. No obstante, los griegos ricos, despus de haber residido en el paraso fiscal suizo, se desconfan. Segn Athens News, del 6 de abril de 2012, los tenedores de capitales escondidos en Suiza estaran retirndolos, para encontrar otro refugio.
2) El 24 de febrero de 2012 el Gobierno griego anunci a los tenedores privados - bancos, fondo de inversin, compaas de seguro- de obligaciones del Estado griego las condiciones de intercambio de estas obligaciones contra nuevas obligaciones as como el programa del Eurogoupe lo haba adoptado el martes 21 de febrero; la referencia al Private Sector Involvment (PSI) indica que la ley griega valida las decisiones tomadas en Bruselas sobre la base de los dictmenes emitidos por empresas de consejo -como el banco Lazard - que ingresaron aproximadamente 40 millones de euros, es decir, 0,015 del valor nominal de los ttulos que sern objeto de intercambio, para su "trabajo". La urgencia era grande para encontrar una "va de salida", ya que la falta de pago se perfilaba con fecha del 20 de marzo de 2012. 3) El 15 de marzo de 2012, la empresa que se ocupa del embotellamiento de Coca-Cola acept volver a poner en marcha la fbrica de Salnica reinstalando a todos los asalariados y, por lo tanto, ya no importar productos procedentes de Bulgaria. Debi renunciar a reducir los salarios, no recurriendo ya para ello a la nueva legislacin vigente. Adems la direccin de la empresa no puede tomar ms decisiones previamente a una negociacin directa con los trabajadores. Por fin, los trabajadores impusieron que este acuerdo fuera difundido al pblico en los medios de comunicacin y tambin ante las autoridades. 4) LAOS, Alerta popular ortodoxa, es un partido de extrema derecha que se form en 2000 y que es dirigido por el periodista, antiguo miembro de la Nueva Democracia (ND), Georgios Karatzaferis. LAOS cuenta con 16 diputados. El 10 de febrero de 2012, 4 Ministros de LAOS presentaron su dimisin, dos das antes de la presentacin del plan gubernamental en el Parlamento. El dirigente de LAOS afirmaba: "No estoy convencido de que los sacrificios que se nos imponen tendrn un resultado".y acusaba a los acreedores de "querer privar de soberana nacional" a Grecia. Este ataque apunta sobre todo a Alemania que se muestra intransigente hacia los griegos. Segn el lder de LAOS, Grecia "debe salir de bajo el manojo alemn" (Le Figaro, 10 de febrero de 2012). A estas dimisiones se aaden las de dos Ministros de PASOK: el Ministro adjunto a los Asuntos europeos, Mariliza Xenoyannakopoulou; el jueves 9 de febrero de 2012, el Secretario de Estado del Trabajo, Iannis Koutsoukos, tambin haba renunciado. 5) En la coalicin SYRIZA, que obtuvo un 4,9% de los sufragios en 2009, se encuentran -adems de Synaspismos que tiene cargos electos al Parlamento- las organizaciones como el KOE (de origen mao-estalinista); la Izquierda renovadora y ecolgica, AKOA, salida del PC del interior; DEA, la Izquierda Obrera Internacionalista (cercana a la International Socialist Organization de Estados Unidos), etc. 6) ANTARSYA, coalicin anticapitalista que agrupa, entre otras organizaciones, a la SEK (Partido Socialista de los Trabajadores), vinculada a la corriente IST (Internacional Socialist Tendency) animada por el SWP de Gran Bretaa; el OKDE (Organizacin de los comunistas internacionalistas de Grecia) que est vinculado al IV Internacional (SI); el APO (Grupo poltico anticapitalista); la Izquierda unitaria anticapitalista (Enantia), etc.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter