Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2012

Gnter Grass y el antisemitismo

Ernesto Gmez Abascal
La Jiribilla


El pasado 4 de abril, el laureado escritor alemn, Gnter Grass, public un poema titulado: Lo que hay que decir, donde sealaba el peligro que constitua para la paz mundial el armamentismo israel, y recriminaba al gobierno de su pas por entregarle al estado judo un submarino con capacidad de lanzar ojivas aniquiladoras sobre Irn.

El Premio Nobel de Literatura y tambin Premio Prncipe de Asturias 1999, posiblemente el autor alemn vivo ms importante, desat con ello una feroz reaccin del gobierno de Israel, quien lo declar persona no grata prohibiendo su entrada en el pas, a la vez que lo acusada de antisemita y recordaba su pasado como miembro de las fuerzas de las conocidas SS alemanas durante la II Guerra Mundial. La muy amplia estructura de organizaciones sionistas a nivel internacional, influyente en muchos de los ms importantes medios de prensa, se puso en movimiento para desacreditar y estigmatizar al reconocido poeta, incluso solicitando que le fuera retirado el Premio Nobel.

Es una vieja prctica sionista, levantar la acusacin de antisemita, contra todo aquel que critique la poltica de Israel, lo cual ha convertido ya en burdo chantaje. A nivel de estado, la ejercen contra Alemania desde que los nazis practicaron su criminal poltica contra los judos durante la II Guerra Mundial, en el conocido holocausto, que no solo fue contra ellos, sino que incluy y sacrific a millones de otras personas: comunistas, gitanos y homosexuales entre ellos.

Tratando de justificarse con el holocausto, los dirigentes sionistas han cometido toda clase de crmenes contra el pueblo palestino, al cual han despojado de su histrico territorio y le han negado sus elementales derechos a existir como pueblo, an cuando stos estn respaldados por todo tipo de resoluciones de la Organizacin de Naciones Unidas y otros Organismos Internacionales.

A finales del ao 2008 y principios del 2009, lanzaron sus criminales bombardeos sobre la Franja de Gaza, en lo que calificaron operacin plomo fundido, donde utilizaron todo tipo de armamento, incluido aquellos prohibidos por convenciones sobre el tema, como las bombas de fsforo vivo y las de fragmentacin, dirigidas especialmente contra la poblacin civil indefensa. La hipocresa occidental y sus poderosos medios de informacin, no crearon ningn escndalo ante estos crmenes, parte del actual holocausto que se comete ahora sobre el pueblo rabe de Palestina. Diariamente ejecutan, desde aviones o helicpteros provistos de armamento inteligente, a aquellos que consideran un peligro para su seguridad. Ya hace tiempo que no hay juicios ni otros procedimientos legales de por medio. Prctica compartida con sus aliados y protectores de Washington, quienes utilizan las ltimas generaciones de drones o aviones sin piloto para aniquilar a quienes considere su enemigo en cualquier oscuro rincn del mundo, con cuantiosos daos colaterales aparte.

Hace aos conoc personalmente a Ahmed Cheick Yassin, fundador de la organizacin palestina HAMAS, liberado despus de sufrir larga condena de prisin en las crceles de Israel, a travs de una negociacin o canje de agentes israeles, en la que intervino el gobierno jordano. Las condiciones en que estuvo encarcelado haban afectado el estado de salud del anciano, convertido en parapljico y reducido a un manojo de huesos sobre una silla de ruedas, a quien le quedaba solamente, como expresin de vida, una mirada vivaz y un hilo de voz casi imperceptible. Israel lo ejecut el 22 de marzo del 2004, junto a algunos de sus familiares, prcticamente pulverizndolos cuando salan de una mezquita en Gaza, lanzndoles un cohete desde un helicptero. De igual forma han sido asesinados otros, como fue el caso del Secretario General del Frente Popular para la Liberacin de Palestina, Abu Ali Mustaf, alcanzado por un misil cuando trabajaba en su oficina en Ramallah.

Cuando me hablan de los campos de concentracin nazi, las cmaras de gas y de acontecimientos que ocurrieron hace ms de medio siglo, los cuales no deben ser olvidados sobre todo para que no vuelvan a ocurrir, no puedo dejar de compararlos con lo que actualmente sufre el pueblo palestino a manos de los sionistas.

Gnter Grass, perdi el miedo a decir estas cosas. No es posible continuar callado ante los crmenes del sionismo y sus amenazas a la paz mundial, bajo el chantaje de que nos clasifiquen como antijudos o antisemitas. Es necesario tambin denunciar con toda nuestra energa la hipocresa con que actan casi todos los pases de Occidente frente a esta situacin. Los dirigentes terroristas de Israel nos pueden llevar a un nuevo y esta vez ms amplio holocausto por su posible carcter nuclear.

A continuacin, fragmentos del poema Lo que hay que decir, de Gnter Grass:

Por qu he callado hasta ahora? Porque crea que mi origen, marcado

por un estigma imborrable, me prohiba atribuir este hecho, como

evidente, al pas de Israel, al que estoy unido y quiero seguir estndolo.

Por qu solo ahora lo digo, envejecido y con

mi ltima tinta? Israel, potencia nuclear, pone en

peligro una paz mundial ya de por s

quebradiza?

Porque hay que decir lo que maana podra

ser demasiado tarde, y porque suficientemente

incriminados como alemanes, podramos ser

cmplices de un crimen que es previsible, por lo

que nuestra parte de culpa no podra

extinguirse con ninguna de las excusas habituales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter