Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2012

Salir de la trampa

Emilio Pizocaro
Rebelin


Hace unos das escrib un artculo donde describa porqu pienso que la izquierda institucional esta entrampada en un difcil dilema despus de las elecciones andaluzas pero sobre todo, ante lo que defino , como una autentica declaracin de guerra de la oligarqua financiera a las conquistas populares.

En resumen vena a decir que era hora de colocar sobre la mesa un programa para una revolucin democrtica e iniciar prontamente un proceso constituyente desde y con los de abajo que nos permita una salida a la plebeya de la crisis.

Veamos que ha pasado en menos de una semana . A pesar de los recortes anunciados por el gobierno del PP, que afectarn brutalmente a la sanidad y educacin publica, los mercados financieros no dan tregua a la maltrecha economa espaola.

Ha sido una semana de insomnio para Moncloa. El director del diario ABC informaba del rescate inminente de Espaa ; lase intervencin directa de Bruselas y el FMI . Otros tertulianos habituales y conocedores de inconfesables maniobras insinuaron el cambio de Rajoy por un personaje ms a gusto de los poderes econmicos. De repente, sobre el lder de PP aparecieron un par de sombras perturbadoras; all estaban de cuerpo presente Berlusconi y Papandreu.

Ser por eso, la vergonzosa, espantada de Rajoy ante los periodistas?

Hay verdaderamente mar de fondo en este incidente?

A que responde los reiterados llamados al consenso con el P.P de Rubalcaba?

Podemos olvidar que en los dos pases europeos donde se han dado los golpes de estado financieros en estos das gobiernan en coalicin la derecha y la socialdemocracia? ( en Italia , los ex eurocomunistas del Partido Democrtico y en Grecia los socialistas del PASOK).

Que est pasando? El socilogo y profesor de la Complutense nos da alguna pista en una artculo que titula O Asamblea Constituyente o Gran Coalicin: una decisin de ciudadanos o de cobardes

 

 

Como la protesta en la calle estar bien subida de tono, slo quedan dos salidas: una gran coalicin entre el PSOE y el PP (como las que acostumbra Alemania cuando no puede cobrarle a nadie su bienestar) o acorralar a la ciudadana, encarcelarla, asustarla, para que no proteste.

 

La gran coalicin es lo mismo que ahora pero con beneplcito de los dos partidos. Siempre dirn que es mejor que ser intervenidos por la Comisin Europea, el BCE o el FMI.

 

Enfrente, estar una ciudadana que se dir a s misma: si estn cambiando las bases del pacto social no tenemos que volver a sentar nuevas bases? No es momento de una asamblea constituyente espaola y luego europea? No toca reinventarnos el marco mnimo de convivencia?

 

Si tardamos en pensarlo, est clara la solucin que van a buscar los principales partidos polticos. Conviene darse prisa para frenar a los aparatos, tan amigos de cambiar lo que haga falta para que las cosas sigan en el mismo sitio. Porque si quien reacciona son los partidos y no los pueblos, vamos a seguir en las mismas.

 

La cosas en Espaa no tendrn que seguir necesariamente ese camino pero est vez la izquierda institucional est metida un brete y seguramente la decisin que tome ser importante para lo que ocurra en los prximos turbulentos tiempos. Ayer ,como nunca, un 14 de Abril nos ha permitido tomar el pulso.

Por primera vez en mucho tiempo los Republicanos se echaron de forma masiva a la calle y coincidieron con el 15M en Sol. Al respecto esto es lo que dice el Diario Pblico:

El encuentro entre 15-M y el movimiento republicano slo podra darse sobre la base de "una denuncia del agotamiento del rgimen constitucional de 1978" y la reivindicacin de una apertura de un proceso constituyente "radicalmente democrtico".

 

Eso es, al menos, lo que opina el doctor en Ciencia Poltica e investigador en la Universidad Complutense de Madrid igo Errejn, quien cree que han sido "las lites" las que han " roto unilateralmente el pacto de la Transicin ".

 

"El pacto constituyente de la Transicin consolid un poderoso bloque histrico, que reform la dictadura incluyendo en forma subalterna a los sindicatos y la izquierda en el Estado", un sistema que ha ido sufriendo una "dinmica de cierre oligrquico del sistema poltico, de estrechamiento de sus posibilidades democrticas".

 

Para avanzar en el cambio poltico, segn Errejn, el hecho de quedarse en una reivindicacin de la legitimidad de la II Repblica slo servira para cohesionar a la masa conservadora , que esgrimira "el llamado consenso de la Transicin frente al guerra-civilismo de la izquierda". La posibilidad, por tanto, de generar mayoras, pasara por "vincular la cuestin de la soberana nacional, hoy supeditada a los poderes financieros no elegidos por nadie, a la soberana popular y a los derechos sociales, hoy esquilmados por los recortes".

 

Ha decir verdad , ambas opiniones coinciden plenamente con las ideas que han inspirado al recin nacido movimiento constituyentes(www.constituyentes.org) y estn en la misma lnea de lo expresado desde hace un par de aos por ms de un colectivo ciudadano.

Ahora Que tendr que ver esto, con la constitucin de una mayora para el gobierno andaluz?

Bueno, nuevamente ciertas noticias nos ayuda a contextualizar.

Segn el Pas en Espaa ,el PP pierde 8 puntos , el PSOE sigue en cada libre y solo capitalizan el descontento IU y UPyD. En Grecia donde tenemos elecciones el 6 de Mayo, los socialistas del PASOK bajaran del 43,8 por ciento a un 11 por ciento y las distintas coaliciones de izquierda capitalizaran el malestar y la indignacin.

En Francia se produce un fenmeno parecido con el Frente de Izquierdas de Mlenchon, que la parecer est recuperando antiguos caladeros de votos de la izquierda.

En este cuadro el avance electoral de las fuerzas transformadoras no es suficiente por si solo , porqu es muy posible que en Francia los partidarios de Mlenchon, en la segunda vuelta terminen votando por Hollande y favorezcan con el sufragio la continuidad neoliberal.

Como salir de la trampa? Nos parece que el gran mrito de Mlenchon no es liderar el Frente de Izquierda sino haber colocado sobre el tapete un proceso constituyente para una nueva Repblica en Francia.

Lo dicho. Nos quedamos con la acepcin ms clsica del termino democracia: Del griego demos, pueblo y κράτος (krtos) poder

Necesitamos es un cambio de fondo para salir de la crisis , una ruptura democrtica, un programa y una estrategia para una revolucin democrtica.

El pueblo debe ejercer su poder para que haya democracia y hoy ese poder debe expresarse en un proceso constituyente que nos lleve a una Asamblea Estatal Constituyente.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter