Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-04-2012

Cuba revolucionaria en la Argelia de Ben Bella

Paco Azanza Telletxiki
Rebelin


El pasado 11 de abril falleci en Argel Ahmed Ben Bella, Tena 96 aos y, durante algo menos de tres -le derrocaron el 19 de junio de 1965 mediante un golpe de Estado-, fue Primer Ministro de Argelia; el primero tras la consecucin de la independencia. En el transcurso de su corto mandato desde antes, incluso- Ben Bella supo de la altruista ayuda de un pueblo hermano: el cubano. Cuba revolucionaria siempre apoy la causa argelina, y la hizo suya en las Naciones Unidas. El 27 de junio de 1961 fue el nico pas del hemisferio occidental que reconoci al gobierno argelino en el exilio. Pero la solidaridad de los cubanos para con aquel pueblo lleg mucho ms lejos, como se podr observar a lo largo del presente texto. La ofrecida por Cuba revolucionaria a la Argelia de Ahmed Ben Bella fue, adems, el inicio de la ingente y desinteresada ayuda prestada a buena parte del continente africano, tanto en lo civil envo de mdicos, constructores, maestros- como en lo militar Congo, Angola, Guinea Bissau, Etiopia-.

Todo comenz con el viaje de Jorge Ricardo Masetti [1] a Tnez. Enviado por Cuba, en octubre de 1961, con un mensaje que ofreca ayuda al Frente de Liberacin Nacional, ste mensajero se reuni con los lderes rebeldes que luchaban por la independencia de Argelia desde 1954. Como resultado de la reunin se convino que Cuba enviara armas. Efectivamente, en diciembre del mismo ao el barco cubano Baha de Nipe zarp de La Habana con abundantes armas para desembarcarlas en Casablanca. Desde esta ciudad marroqu, en enero de 1962 fueron transportadas al campamento del FLN, prximo a Oujda, cerca de la frontera argelina. De regreso a La Habana, el Baha de Nipe lev anclas con 78 guerrilleros heridos y veinte nios de campamentos de refugiados, hurfanos en su mayora. Pocos meses ms tarde, el 3 de julio de 1962, Argelia consigui su independencia de Francia.

Despus, ya como Primer Ministro de Argelia fue elegido por la Asamblea Nacional el 26 de septiembre- y aprovechando su estancia en Nueva York para asistir a la ceremonia de admisin de su pas en las Naciones Unidas, Ahmed Ben Bella viaj a Cuba. Esta visita se realiz el 16 de octubre de 1962 y lleg desde Estados Unidos a bordo de un avin cubano, tras entrevistarse con Kennedy que lo recibi en Washington. Contrastando a los dos pases y a sus respectivos habitantes, el lder argelino hizo estas simpticas declaraciones:

Lo que ms extra en Estados Unidos fue la calidez de la compaa humana. Estados Unidos es un muro... un muro que separa a las personas. Lo que falta es comunicacin entre la gente... Me sorprendi la ausencia de ese calor humano que es, para nosotros los argelinos, un elemento esencial de la vida sin el que no podemos respirar.

Con qu deleite nos sumergimos, en cuanto abordamos el avin, en la cordialidad de los cubanos. Acabbamos de sentarnos cuando sirvieron un excelente cafetico, muy fuerte, muy dulce, muy fragante, que fue un cambio bienvenido despus del plido brebaje que en Estados Unidos llaman caf. Comenzamos a hablar enseguida, no s en qu idioma porque ellos no hablaban rabe y yo saba slo un poquito de espaol... Pero la amistad lo venca todo... Entre cubanos y argelinos la comunicacin demostr ser inmediata y profunda.

Obviamente tambin hizo otro tipo de comentarios. Ensalz la heroica gesta del Ejrcito Rebelde al derrocar a la tirana de Fulgencio Batista y la posterior victoria en Playa Girn; agradeci a Cuba la ayuda prestada; demand a Estados Unidos la devolucin de la base naval de Guantnamo, y apoy vivamente a la, por aquel entonces, todava joven Revolucin Al igual que Cuba estuvo con Argelia en todo momento, Argelia est y estar con Cuba, expres Ben Bella-. Valientes comentarios y valiente viaje que, como caba esperar, no agrad ni un pice al inquilino de la Casa Blanca. Recordemos que aquellos fueron momentos muy tensos entre Cuba y Estados Unidos, y que un da despus de la mencionada visita se desat la Crisis de Octubre, la de los famosos misiles. Fidel le dio la bienvenida recordando semejanzas entre las dos revoluciones, y resalt el gesto valiente y noble del lder argelino diciendo:

Visitar Cuba cuando el rico y poderoso imperio yanqui redobla su hostilidad y odio hacia nosotros y, por medio de amenazas y chantajes intenta imponer un criminal bloqueo econmico y comercial [ste finalmente se impuso, y dura ya ms de 50 aos] con la esperanza de aplastar a la Revolucin por hambre, visitar Cuba cuando los imperialistas yanquis amenazan tambin con atacar nuestro pas en cualquier momento y con ahogar en sangre el trabajo creador de nuestro pueblo es, por su parte, seor Primer Ministro, un acto de valor y resolucin que define su carcter; es un gesto de amistad que nunca olvidaremos. Es tambin un acto que honra a la nacin argelina ante los pueblos del mundo.

No mucho tiempo despus, el 24 de mayo de 1963, lleg a Argelia una misin de mdicos cubanos. A este pas magreb le pas un poco como a Cuba. De los escasos mdicos que haba en su territorio la mayora eran franceses, y muchos de ellos se fueron a sus lugares de origen recin estrenada la independencia.

No fue muy amplio el personal mdico enviado por el Gobierno cubano 45 hombres y diez mujeres-, porque lo cierto es que por aquellas fechas Cuba tampoco contaba con muchos mdicos de los 6.000 que haba antes del triunfo revolucionario, 3.000 abandonaron la Isla alentados por los altos sueldos ofrecidos por el gobierno de los Estados Unidos-. Sin embargo, s creo que deberamos subrayar cmo un pas subdesarrollado Cuba- ofreci ayuda totalmente gratuita a otro pas Argelia- con una situacin todava ms complicada en ese sentido que la del pas caribeo.

En Argelia, Cuba inici las misiones internacionalistas de civiles mdicas en este caso concreto- que nunca interrumpi, ni siquiera en los peores momentos del perodo especial. A partir de la experiencia argelina, estas misiones fueron en rpido aumento beneficiando de forma totalmente altruista a buena cantidad de pases hermanos. [2] 

Y si esta fue la primera colaboracin mdica de Cuba revolucionaria en el mundo, el primer envo de personal militar al continente africano fue tambin con destino a Argelia. Antes dije que se enviaron armas para apoyar a los rebeldes en su lucha por la independencia. En esta segunda ocasin a territorio argelino llegaron armas y combatientes en total sumaron 686 efectivos.

Durante el verano de 1963, Marruecos quiso trastocar la frontera con Argelia para apoderarse de las minas de hierro de Gara Yebilet, algo que las autoridades argelinas lgicamente no permitieron. No llegando a ningn acuerdo, las armas se erigieron como protagonistas del conflicto comenzando, as, la denominada Guerra del Desierto. Militarmente, Marruecos era superior a Argelia -contaba con menor nmero de soldados, pero su ejrcito estaba mejor equipado y entrenado-. De modo que Ben Bella solicit ayuda a Cuba, ayuda que no se dej esperar, materializndose en octubre de 1963.

Afortunadamente, los internacionalistas no llegaron a combatir. Las autoridades marroques, enteradas del desembarco en Orn de tropas y armamento cubano, sobrestimaron al enemigo. Sobrestimacin que, sumada a la falta de ayuda esperada por parte de sus amigos occidentales, acab apendejndoles un poco, si no bastante. Bajo esas condiciones, el 29 de octubre, Ben Bella y Hassan II se reunieron en Mali y al da siguiente firmaron el alto el fuego que propici el regreso, en febrero de 1964, a la situacin anterior a las hostilidades.

La actitud solidaria de Cuba fue realmente admirable. Los cubanos saban el riesgo que corran con Francia y Marruecos ayudando al pueblo argelino, pero no por ello dejaron de acudir al llamado de Ben Bella. Con su apoyo al FLN se expusieron a las represalias del presidente francs Charles de Gaulle -por suerte, stas al final se limitaron a problemas con Francia, pero sin llegar a la rotura diplomtica-. Con Marruecos fue diferente. Las autoridades marroques acababan de firmar con Cuba un contrato de tres aos para la compra de 1.000.000 de toneladas de azcar por el importe de 184 millones de dlares. En aquellos momentos, adems, Estados Unidos se esforzaba en paralizar el comercio exterior de Cuba. Como consecuencia de la ayuda cubana a Argel en la Guerra del Desierto, Rabat s rompi relaciones diplomticas con La Habana; lo hizo el 31 de octubre de 1963, y se esforz grandemente en buscar otro proveedor de azcar. Interesado como estaba en retomar el control de la Isla, el gobierno de los Estados Unidos se volc en la citada bsqueda, pero el precio mundial del azcar era en aquel momento de 10,3 centavos la libra, y no hallaron productor azucarero alguno que les vendiera a 8,4, el precio de Cuba. As que, la desaprobacin de los estadounidenses, a Marruecos no le qued otra alternativa que reanudar las relaciones con el Gobierno Revolucionario y cumplir el contrato.

Como he apuntado al inicio de este escrito, Ben Bella fue derrocado mediante un golpe de Estado el 19 de junio de 1965. Ocho das despus -el 28- dejando de lado el lenguaje diplomtico, Fidel habl como revolucionario. Critic duramente el lamentable suceso y a sus responsables -Houari Boumedienne y Abdelaziz Bouteflika-. Resalt el idealismo y la generosidad de espritu de Ben Bella, agradeciendo en nombre de su pueblo al amigo que sin nada que ganar sin esperar ningn beneficio material- haba venido a Cuba [en octubre de 1962] exponindose a la ira imperialista en aquellos das aciagos. Habl, por primera vez, sobre la ayuda cubana con armas y combatientes- a Argelia en la denominada Guerra del Desierto, en octubre de 1963. Nosotros dijo Fidel-, un pas pequeo amenazado despiadadamente por los imperialistas, enviamos algunas de nuestras mejores armas al pueblo argelino. Lamentablemente, es posible, incluso probable, que estas armas que dejaron nuestras playas en un momento de gloriosa y bella solidaridad para defender a la revolucin argelina y al pueblo argelino pueden haber sido usadas ahora, en este momento de vergenza, en este acto fraticida, contra el gobierno y el pueblo de Argelia.

Obviamente, las declaraciones de Fidel no gustaron a los golpistas. Su lder, Boumedienne, mand cerrar la oficina de Prensa Latina en Argel, y el embajador argelino en Cuba abandon La Habana, enfrindose de manera notable las relaciones entre los dos pases. Slo a finales de los sesenta se inici una mejora de las mismas. Actuamente son buenas, aunque no como cuando Argelia era gobernada por el recin fallecido Ben Bella, un hombre sincero que lleg decir: De ser necesario, estoy dispuesto a sacrificarme por Cuba. Si se aplasta o ahoga a la Revolucin Cubana, sera causa de desesperacin, porque significara que en este mundo no hay lugar para la justicia, para la dignidad.

Afortunadamente, ms de 53 aos despus de nacida, la Revolucin Cubana sigue viva, goza de buena salud, y, si la justicia y la dignidad existen en el mundo, no cabe duda, buena parte de ellas estn en la Isla irredenta que tanto admir Ahmed Ben Bella.

Notas:

 

[1] Periodista argentino nacido el 31 de mayo de 1929 en Argentina. A principios de 1958 fue a Cuba para escribir sobre la lucha del Ejrcito Rebelde contra Batista. Entrevist a Fidel y al Che, y difundi por radio, desde la Sierra Maestra, crnicas y reportajes. En el transcurso de su estancia junto a los guerrilleros cubanos, Masetti desarrollo una profunda admiracin por la causa, y entabl una buena amistad con Ernesto Che Guevara. Finalizada la guerra, ya en La Habana, el Guerrillero Heroico le propuso fundar y dirigir la agencia de prensa cubana Prensa Latina. Ms tarde, a principios de 1961, comenz a trabajar para el servicio de inteligencia de Cuba. Masetti fue elegido para liderar el levantamiento guerrillero en Argentina; viaj a Argelia, donde junto a otros compaeros del grupo recibi entrenamiento militar. Argelia les facilit pasaportes diplomticos para, pasndose por miembros de una delegacin comercial argelina, volar a Brasil, primero, y despus a Bolivia. El foco guerrillero pensaban iniciarlo en la provincia de Salta, limtrofe con aquel pas. Muri en el intento el 8 de septiembre de 1964.

[2] Actualmente, Cuba presta servicios mdicos en 66 pases con alrededor de 39.000 colaboradores, entre ellos ms de 15.000 galenos. De aquel tiempo a esta parte, gracias a la generosidad del internacionalismo cubano, son ya 135.000 trabajadores de la salud los que han brindado su aporte en 108 naciones; salvado ms de 4.000.000 de vidas; realizado ms de 6.000.000 de intervenciones quirrgicas y casi 11.500.000 nios y embarazadas han sido inmunizadas.

Documentos relacionados:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96604

http://baragua.wordpress.com/2008/07/28/cuba-la-flor-mas-hermosa/#more-134

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter