Portada :: Europa :: Izquierda europea
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-04-2012

Respect de George Galloway podra ayudar a Gran Bretaa a romper el punto muerto poltico

Tariq Ali
The Guardian

El Thatcherismo ha gobernado la poltica del Reino Unido durante dcadas. El triunfo de Galloway debera estimular a la gente a repensar su pasividad. Traducido del ingls para Rebelin por Christine Lewis Carroll


El contundente triunfo electoral de George Galloway en la eleccin parcial de Bradford [ciudad del norte de Inglaterra] ha sacudido el mundo petrificado de la poltica inglesa. No se esperaba, y por esa razn gran parte de los medios de comunicacin (con la excepcin honorable de Helen Pidd de The Guardian) trat la campaa de Respect como un espectculo disparatado marginal. Un adulador de la BBC y presentador de un programa televisivo electoral local que intent insultar y burlarse de Galloway debera ahora comerse sus sucias palabras. El escao de Bradford, feudo del laborismo desde 1973, se consider seguro y el dirigente laborista Ed Miliband haba planeado una visita para celebrar la victoria a la ciudad hasta que se filtr la noticia a las dos de la madrugada. Ahora Ed Miliband vuelve a concentrarse en su propio futuro. El laborismo ha pagado el precio de su fracaso como oposicin; crey que slo tena que esperar a que cayera el premio. La situacin poltica en Escocia deba hacerles reflexionar. Quiz este ltimo acontecimiento en la poltica inglesa lo haga, aunque lo dudo. Galloway se ha orinado sobre los tres partidos. Los liberal-demcratas y los conservadores explican su descenso alegando que vot demasiada gente.

La campaa de Respect moviliz a miles de jvenes infectados de apata, desprecio y hasto por la poltica convencional. Galloway es incansable en estas ocasiones. Nadie ms en el terreno poltico puede competir con l y no solamente porque es un orador hbil, aunque no se debe infravalorar su destreza. El impacto causado en los jvenes es consecuencia de las verdades anodinas repetidas diariamente por el gobierno y los polticos de la oposicin. Fue el contenido poltico de la campaa lo que galvaniz a la juventud. Los defensores de Respect y su candidato hicieron hincapi en los desastres de Irak y Afganistn. Galloway exigi que se juzgue a Blaircomo criminal de guerra y que se retiren las tropas britnicas de Afganistn sin ms demora. Arremeti contra el gobierno y el partido laborista por las medidas de austeridad de las que son blanco los pobres y enfermos y por las nuevas privatizaciones en educacin, sanidad y el servicio postal. Fue todo esto lo que dio a Galloway una mayora de 10.000 votos.

Cmo hemos llegado hasta aqu? Despus del colapso del comunismo en 1991, la nocin de Edmund Burke [escritor y poltico irlands] de que en todas las sociedades donde hay distintas clases, algunas de stas son necesariamente predominantes y que los apstoles de la igualdad slo cambian y pervierten el orden natural de las cosas lleg a ser la sabidura racional de la era. El dinero corrompi completamente la poltica. En el corazn del capital fuimos testigos de la emergencia de coaliciones eficaces: como siempre, los republicanos y demcratas en Estados Unidos; New Labour y los conservadores en el Estado vasallo de Gran Bretaa; los socialistas y conservadores en Francia; las coaliciones alemanas de algn signo u otro, donde los verdes se diferencian por su defensa de las relaciones con Estados Unidos; y el centro-derecha y centro-izquierda escandinavos con pocas diferencias entre s pero que compiten en cobarda ante el Imperio. Prcticamente en todoslos casos el sistema de dos o tres partidos se transform en un gobierno nacional. Un nuevo extremismo de mercado entr en escena. La entrada del capital en los dominios ms santificados de la cobertura social se consider una reforma necesaria. Las iniciativas financieras privadas que castigan al sector pblico llegaron a ser la norma y los pases (como Francia y Alemania) que no se encaminaban lo suficientemente de prisa hacia el paraso neoliberal se denunciaban en The Economist o The Financial Times.

A aqul que cuestionaba este giro, defenda el sector pblico y la propiedad pblica de los servicios esenciales o desafiaba la liquidacin de las viviendas municipales se le consideraba un dinosaurio.

El consenso que estableci Margaret Thatcher durante las dcadas de penuria de los aos 80 y 90 ha gobernado la poltica britnica, ya que New Labour acept los principios bsicos de Thatcher (su modelo fue el abrazo de los Nuevos Demcratas de Reagan). sas fueron las races del centro ms recalcitrante que engloba tanto el centro-izquierda como el centro-derecha y ejerce el poder con medidas de austeridad que privilegian a los adinerados y apoyan las guerras y ocupaciones en el extranjero. El Presidente Obama no est solo en la esfera poltica euro-estadounidense. En la actualidad estn surgiendo nuevos movimientos que desafan la ortodoxia poltica sin ofrecer una alternativa. Constituyen poco ms que un grito de auxilio.

Respect es diferente. Ofrece un programa socialdemcrata de tendencia ms izquierdista que desafa el statu quo y condena en voz alta las fechoras imperialistas. Es decir no le asusta la poltica. Su triunfo en Bradford debera obligar a algunos a repensar su pasividad y a otros a darse cuenta de que los Occupiers de antao pueden ayudar a romper el punto muerto poltico.

Fuente: http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2012/mar/31/george-galloway-respect-tariq-ali

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter