Portada :: Europa :: Europa lucha contra la revolucin neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2012

Insumisin ante dos nuevas tasas
Los irlandeses se rebelan frente a la austeridad y no pagan impuestos

Amaia lvarez Berastegui
Diagonal

Slo la mitad de los propietarios de inmuebles se han registrado para pagar un nuevo impuesto con el que el Gobierno irlands quiere financiar el pago de la deuda.


Ao y medio despus del rescate financiero, los irlandeses han comenzado a darle forma a su propia rebelin contra la gestin de la crisis y el modelo econmico.Con una menor tradicin de movilizacin social que en otros lugares como Grecia o el Estado espaol, en Irlanda ni las manifestaciones ni el movimiento Occupy ni las huelgas generales (no se ha convocado una sola) han calado como mtodo de presin en contra de los recortes y la obediencia absoluta del Gobierno a la hoja de rutamarcada desde la Unin Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Oposicin a los impuestos

Sin embargo, los irlandeses han ido fraguando su propio camino a travs del boicot a dos de los impuestos establecidos en el pacto entre su Gobierno y el tndem UE-FMI. La sociedad civil est respondiendo con un no rotundo al nuevo impuesto sobre el agua y la propiedad inmobiliaria. La campaa contra estos dos impuestos comenz su andadura en julio del pasado ao, cuando el Gobierno comenz a desvelar nuevos detalles sobre el pacto con la UE y el FMI, firmado en noviembre de 2010 despus de que los organismos internacionales pusieran al Ejecutivo de Brian Cowen (del partido liberal Fianna Fail) entre la espada y la pared para firmar un rescate del sistema bancario irlands, que, segn se anunci en su da, frenara un efecto domin en los sistemas financieros de otros pases europeos.

Tras ao ymedio del pacto, los irlandese han podido comprobar cmo, adems de que el supuesto cortafuegos no ha surtido efecto respecto a otros Estados, los contribuyentes debern pagar la deuda de 85 billones de euros acordada con los organismos internacionales para rescatar a sus bancos.

La primera reaccin fue castigar al Gobierno de Fianna Fail por su gestin financiera, que, bsicamente, se bas en primero dar carta blanca a los bancos a travs de una completa desregulacin, y despus inyectar dinero pblico para ir salvando los problemas de deuda a los que se venan sometiendo cuando estall la crisis mundial. As fue como, en las elecciones celebradas en febrero de 2011, el Gabinete de Brian Cowen se llev el mayor batacazo de su historia al perder su hegemona y pasar de 77 a 20 parlamentarios.

El nuevo Gobierno, formado por el partido conservador Fine Gael y el partido laborista, sin embargo, no ha demostrado ofrecer una alternativa y se ha inclinado por mantener la paz en las calles y cumplir todas las rdenes dirigidas desde la UE y el FMI, quienes exigen una reduccin del dficit del actual 10% al 3% en 2016.

De todos modos, la extrema situacin de aumento del desempleo, los regresivos impuestos a las clases medias-bajas (el impuesto de sociedades sigue en el 12,5%) y los recortes en los servicios pblicos estn impulsando, finalmente, el despertar social.

Tras una exitosa campaa anti austeridad y de boicot a los impuestos que se ha extendido a toda Irlanda y con especial energa en las zonas rurales, el pasado 31 de marzo finaliz el plazo para que los propietarios de inmuebles se registraran en el censo fiscal. Frente a la sorpresa del Gobierno e incluso de organismos civiles, el da en que venci el plazo para registrase slo la mitad de contribuyentes propietarios de un inmueble (unos 1,6millones) haban ofrecido su nombre para abonar el nuevo impuesto. Y la multa por no haberse registrado, segn ha anunciado el Ejecutivo irlands, puede ascender hasta 2.500 euros.

Ha sido un xito, la gente ha decidido unirse para rechazar el pacto de austeridad, apunta Stewart Reddin,miembro de la campaa contra los impuestos del agua y la propiedad inmobiliaria. Segn lo anunciado, en el presente ao todos los propietarios estn obligados a abonar 100 euros, pero para el prximo ao el tributo podra ascender a mil euros.

En 2013, el Gobierno irlands introducir un nuevo impuesto sobre el agua del cual se desconocen los detalles. Asimismo, la campaa de boicot fiscal est atrayendo gente a las calles, tal y como se pudo ver el 1 de abril, cuando cerca de 10.000 manifestantes se congregaron ante el congreso de Fine Gael bajo el lema We cant pay, we wont pay (No podemos pagar, no vamos a pagar, en castellano).

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/Los-irlandeses-se-rebelan-frente-a.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter