Portada :: Europa :: Izquierda europea
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-04-2012

Die Linke busca su lugar en el nuevo panorama poltico alemn a la espera de renovar su direccin

Ingo Niebel
Gara

Quin va a dirigir al partido socialista Die Linke? Dnde se ubicar esta formacin despus de que el Partido Pirata se est convirtiendo en tercera fuerza poltica en el mbito federal? Ambos interrogantes surgen pocas semanas antes de dos citas electorales regionales decisivas.


La irrupcin del Partido Pirata ha cambiado profundamente el panorama poltico de Alemania. Su xito en las elecciones regionales de Berln a principios de ao, ha obligado a los dems partidos a tener cuenta a esta formacin, an en plena consolidacin, porque les resta votos que, sobre todo los Verdes ecologistas y el socialista Die Linke (La Izquierda), necesitan al menos para mantener sus actuales posiciones.

Tanto ideolgica como polticamente, ambas formaciones no tienen nada en comn al margen de que en estos momentos no saben dnde est su lugar y cmo evitar que sus votantes se suban al barco de los piratas. Adems, al Linke se le presenta, de nuevo, su viejo problema de liderazgo interno desde que su copresidenta, Gesine Ltzsch, anunciara sorprendentemente su renuncia por razones familiares. Al mando ha quedado solo Klaus Ernst, que an no se ha pronunciado sobre si quiere repetir en el puesto a partir de mediados de junio, cuando la formacin votar la nueva cpula. Por el momento, hay al menos un aspirante al cargo, el vicepresidente del grupo parlamentario en la Cmara alemana, Dietmar Bartsch.

El diputado procede del antiguo Partido Socialista Unificado de Alemania (PSUA), que gobern la Repblica Democrtica Alemana (RDA) hasta poco despus de la cada del Muro (1989). Despus, el PSUA transform su nombre en Partido del Socialismo Democrtico (PDS) y, en 2005, se fusion con el WASG occidental, formado por exsocialdemcratas como Oskar Lafontaine. Este ltimo encabeza el ala izquierdista del Linke, mientras que Bartsch es considerado como derechista, porque aboga por un acercamiento al Partido Socialdemcrata (SPD), que Lafontaine rechaza de momento por razones estratgicas. Con el popular expresidente del SPD de nuevo al frente del partido, el Linke podra recuperar forma solo por su retrica, pero, desde el punto de vista poltico y personal, Bartsch y Lafontaine no son compatibles. La disputa abierta entre ambos es parte de la crisis interna que el partido est viviendo desde 2010, cuando el apodado Lafo dej la presidencia y Bartsch la gerencia del partido. El choque entre las dos corrientes acab en una guerra fratricida que se ha calmado pero que sigue abierta.

Para encabezar al Linke se baraja tambin el nombre de Sahra Wagenknecht, exlder de la Plataforma Comunista en el seno del Linke y que, como Lafontaine, mantiene un obstinado silencio. Algunos sectores del partido se oponen a que lideren la formacin, no por pertenecer al ala izquierdista, sino por mantener una relacin sentimental.

A esto se aade otro problema estratgico: su fuerza poltica surge del este alemn donde cuenta con muchos veteranos del PSUA que, simplemente por su pasado comn, siguen siendo fieles a su partido. Pero estas generaciones estn acercndose a su fin biolgico mientras muchos jvenes ven un mayor atractivo en la abstencin o en el Partido Pirata.

Los bucaneros, que hasta ahora no han presentado un programa global que defina qu sistema poltico quieren, son, segn los ms recientes sondeos, la tercera fuerza con el 13% de la intencin de voto, por detrs de la Unin Demcrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel (35 puntos) y el SPD (25 puntos). Los Verdes alcanzaran los 11 puntos y el Linke, solo 7 puntos. El socio liberal (FDP) de Merkel est rozando el lmite del 5%.

Con la vista puesta en las elecciones generales de 2013, los comicios regionales en los lnder Schleswig-Holstein y Renania del Norte Westfalia, el 6 y 13 de mayo, adquieren especial relevancia. En ambos estados tanto el Linke como el FDP podran quedarse fuera del hemiciclo. En el caso de los liberales, su fracaso podra culminar en una crisis de Gobierno, con la opcin de convocar elecciones anticipadas. Para el Linke supondra, en cualquier caso, un nuevo debate sobre quin debe guiar al partido y en qu direccin.

Pero el debate sobre el liderazgo del partido no se producir hasta despus de estas citas electorales porque su presidente Ernst quiere que la formacin se centre en las campaas electorales. Quiere ganar puntos con tres temas claves: introducir el salario mnimo, eliminar los 10 euros por trimestre que cada paciente debe pagar cuando va al mdico y subir la cuota de 30 cntimos que los contribuyentes pueden desgrabar por cada kilmetro desde su casa al trabajo. A mediados de mayo se sabr si esta receta consolida al Linke y pone coto a los Piratas.

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20120423/336290/es/Die-Linke-busca-su-lugar-nuevo-panorama-politico-aleman-espera-renovar-su-direccion



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter