Portada :: Europa :: Francia: elecciones 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-04-2012

Hollande y Sarkozy pujan por los 6,4 millones de votos ultras

Dabid Lazkanoiturburu
Gara

Los dos candidatos cortejan ya al electorado del Frente Nacional, pero el hasta ahora presidente tendr que arriesgar ms porque necesita un vuelco espectacular para continuar en el cargo


Franois Hollande (28,6%) y Nicolas Sarkozy (27,2%) se han apresurado a cortejar a los votantes del ultra Frente Nacional (FN), que sern determinantes en la segunda vuelta, despus de que su candidata lograra un resultado rcord el domingo con el 17,9% de votos.

Hay electores que se han podido guiar por la clera, seal el candidato del PS y favorito en la segunda vuelta. Debemos convencer a los franceses que han dado ese mensaje, aadi.

Sarkozy fue, como siempre ms incisivo. Hay que respetar el voto de los electores y nuestor deber es escucharlo. Es un voto de sufrimiento (...) Yo les digo: `Os he escuchado', declar el presidente in pectore a la salida de su cuartel de campaa.

Sarkozy insisti, a la hora de interpretar el apoyo creciente al FN sealando que ese voto de crisis existe y se va doblando de unas elecciones a otras. Hay que darle una respuesta.

El PS, que cuenta ya con los apoyos explcitos de Jean-Luc Mlenchon, del Frente de Izquierda (11,1%), y de los Verdes de Eva Joly (2,31%), cuenta con una ventaja de entre seis y ocho puntos de cara a la segunda vuelta e insiste en que cuatro de cada cinco franceses han dicho no a Nicolas Sarkozy. Infiere que habran dado su confianza a Hollande, pero no oculta su nerviosismo. En esa lnea, la formacin de Hollande se marca como objetivo recuperar el voto de las clases populares decepcionadas por la izquierda en los aos ochenta y que viraron desde entonces a la extrema derecha. Hay un voto del FN que es un voto de exclusin, de divisin, pero no es mayoriario, asegura la jefa del partido socialdemcrata, Martine Aubry.

Sea como fuere, el resultado de la candidata del FN, Marine Le Pen, es incontestable. Logr el domingo 6,4 millones de votos, cerca de un milln de votos ms que los cosechados por su padre en la histrica segunda vuelta en la que se enfrent a Jacques Chirac.

El FN ha logrado esperados pero no menos destacables resultados en su feudo del sudeste del Estado francs, donde el discurso de la extrema derecha contra la inmigracin, el islam y la inseguridad encuentra un buen caldo de cultivo desde hace 25 aos. Un discurso que ha renovado Marine Le Pen en los ltimos meses poniendo en valor los valores de la laicidad y el credo republicano, en un intento de rebajar el tono.

Le Pen ha quedado en segundo lugar tras Hollande en los histricos enclaves industriales del norte y del este del Estado, donde ha conseguido una fuerte implantacin ante un electorado ms popular y sensible a su duscurso proteccionista y contrario a las polticas de la UE.

Finalmente, ha conseguido meter cua en zonas semirurales del este de la regin parisina, donde supera el 40% en localidades situadas a menos de 50 kilmetros de la capital francesa. Su electorado se ha ampliado, con una mayor proporcin de obreros, empleados y jvenes no diplomados pero tambin de las clases medias, que temen quedar desclasadas.

Sarkozy est obligado a lograr la gran mayora de este voto, parte del cual se decant por su candidatura en 2007, seducido por su discurso demaggico sobre el trabajo y el poder de compra, pero que ha sufrido un fuerte desengao por su gestin durante estos cinco aos. La tentacin de dar una nueva vuelta de tuerca en el discurso xenfobo es muy grande. Su ministro de Exteriores, Alain Jupp, insisti ayer en que la inmigracin no puede ser un tema tab.

No es tan fcil. Las encuestas publicadas tras el cierre de las urnas el domingo aseguran que Sarkozy lograr, en el mejor de los casos, dos tercios de los votos de la extrema derecha -otras solo le auguran un tercio-, mientras que el todava presidente precisara del 80% para tener posibilidades en la segunda vuelta, segn el clculo del politlogo Pascal Perrineau. A ello hay que sumar que cerca de un 20% de los votantes del FN podran optar por Hollande en segunda vuelta (otras encuestas elevan la proporcin a un tercio). Aubry insisti ayer en que el FN ha sido alimentado por la crisis, las promesas incumplidas y la debilidad moral.

La tarea herclea de Sarkozy ser tanto ms difcil por cuanto Marine Le Pen no tiene intencin alguna de salir en su auxilio, sino al contrario.

Aunque vaya a esperar hasta el desfile tradicional en honor a Juana de Arco el 1 de mayo, su eleccin est hecha. La consigna no puede ser otra que ni Sarkozy ni Hollande, insisti ayer el nmero dos del FN, Louis Alliot. Su director de campaa, Florian Philippot, asegur que es imposible elegir entre dos candidatos intercambiables.

El FN mira ya a las legislativas de junio. Aunque el sistema electoral mayoritario le perjudica -no tiene ningn escao-, espera superar a la UMP en la primera vuelta en una de cada cinco circunscripciones, entre ellas en Hnin-Baumont (norte), donde la propia Marine Le Pen logr el domingo el 35% de votos. El objetivo es forzar deserciones en la derecha homologada y salir as de su condicin de partido protesta.

El peso de la extrema derecha en Europa

Austria: 28,2%: El FPO ocupa 34 de los 183 scaos en el parlamento austriaco con el 17,5% de los votos. El BZO, una escisin que defiende las mismas tesis populistas, euroescpticas e islamfobas, cuenta con 21 asientos y el 10,7%.

Suiza: 26,6%: La Unin Democrtica de Centro constituye desde diciembre de 2011 el primer grupo parlamentario cvon 54 de los 200 escaos. Esta formacin se hizo conocida por sus campaas, que presentaban a ovejas blancas que expulsan una oveja negra extranjera, cuervos representando rumanos y blgaros mordisqueando la bandera suiza o a una mujer con un velo ante unos minaretes con forma de ojiva nuclear.

Noruega: 23% Con 41 de los 169 diputados, el Partido del Progreso tuvo entre sus miembros al autor de la matanza de Utoya, Anders Behring Breivik. Fue el gran perdedor en las elecciones locales del pasado julio.

Finlandia: 19%. El Partido de los Verdaderos Finlandeses ocupa 39 de los 200 asientos del Parlamento.

Hungra: 16,67%. El partido Jobbik entr en el Parlamento en abril de 2010, con 46 escaos de 386. Defiende los valores cristianos, de la familia y la autoridad usando a veces a smbolos de una formacion nazi de los aos 30.

Dinamarca: 14%. El Partido Popular Dans dispone de 22 de los 179 escaos del Parlamento. Plantea una poltica anti-inmigracin y hostil al islam.

Blgica: 7,8%. El Inters Flamenco, en regresin, ocupa 12 de 150 eescaos. Defiende ideas anti-inmigracin y secesionistas.

Holanda: 15,45%. La formacin euroescptica e islamfoba Partido por la Libertad fue la vencedora en junio de 2010, pasando de 9 a 24 de los 150 asientos. Apoyaba al Gobierno minoritario del Partido Liberal, pero la coalicin acab el sbado con el fracaso de las negociaciones para reducir el dficit.

Suecia: 5,7%: Bajo la Bandera de Demcratas de Suecia, la extrema derecha sueca est representada en el Riksdag con 20 de los 348 escaos.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter