Portada :: Europa :: Francia: elecciones 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-04-2012

Entrevista con Dominique Vidal, historiador
"Han votado a Le Pen quienes se sienten abandonados"

Anna Maria Merlo
Il Manifesto

Traducido por Gorka Larrabeiti


Se sigue discutiendo sobre el 18% de Marine Le Pen. Ha sido un voto debido a la crisis, un grito de dolor o bien se trata de una adhesin a las tesis extremistas, el nacionalismo y la xenofobia? Hablamos de ello con Dominique Vidal, periodista e historiador, colaborador de Le Monde Diplomatique, quien acaba de ocuparse, junto con Bernard Badie, de la edicin de 2012 de L'Etat du Monde (ed. La Dcouverte), donde ha publicado un artculo sobre "Extremas derechas en Europa, estrategias e identidad".

El 35% de los votos de las clases populares ha ido a parar a Marine Le Pen. Cmo se explica?

Hay una serie de elementos. En primer lugar, la gravedad de la crisis. Una parte de la poblacin se siente abandonada. Se trata sobre todo de la Francia rural, la de los adosados de los suburbios lejanos, la de los pueblos donde no hay oficina de correos, el ayuntamiento abre un par de horas, no hay bar, donde el paro es masivo, hay poco dinero y las familias tienen la cartera vaca para el 20 del mes. Luego, y en mi opinin es un elemento que es de igual importancia, est esa sensacin de ser cornudo y apaleado, primero con Mitterrand en 2007, y luego, desde 2007, con Sarkozy. Adase que este sentimiento se enmarca en un contexto de prdida total de valores, de referencias de identidad. Hubo un tiempo en que estaba la identidad comunista, la catlica, la bretona etc.; es decir que haba definiciones claras de identidad. Esto vale para todas las referencias que eran vlidas antes, incluida la identidad sexual, cuya crisis es positiva, pero que en este contexto acaba aadindose a la crisis de identidad y al sentimiento de ser los cornudos de la situacin. As, la gente se vuelve ms sensible a los discursos populistas, anti Europa, anti finanza, anti Islam, anti todo.

Quin es el electorado frontista?

El electorado de Marine Le Pen es ms joven que adulto, y ms masculino que femenino. La verdadera ruptura es el Bac (la prueba de selectividad, o sea, el diploma del instituto): el 30% no lo tiene. El voto a Le Pen disminuye con el nivel de educacin. Los trabajadores constituyen una parte importante de este voto no slo porque son pobres, sino porque antes estaban orgullosos de ser trabajadores y hoy son despreciados. Hay ms hombres porque tienen dudas sobre la identidad de macho, han recibido poca educacin y por tanto, se les puede manipular ms fcilmente. Se concentran en las zonas rurales, mientras que las grandes ciudades han votado menos a Le Pen. Para ser precisos, el porcentaje del 17.9% de Marine Le Pen es menor que el 19,2% que obtuvo la extrema derecha en el ao 2002 sumando los votos de Jean-Marie Le Pen y del disidente Bruno Megret, pero el 22 de abril debido a un mayor porcentaje de participacin electoral, hubo un milln de votos ms al Frente Nacional que en 2002.

Hay adhesin a las posiciones ideolgicas?

Hay una enorme responsabilidad de Sarkozy y de su ministro de Interior, Claude Guenat. La derecha ha retomado los discursos de Le Pen, ha legalizado la islamofobia, con la que Marine Le Pen ha sustituido el antisemistismo del padre. Ha habido una banalizacin de la xenofobia: basta con pensar en el discurso de Sarkozy contra los gitanos de 2010, o en la insistencia en la divisin entre el franceses nativos y franceses de origen inmigrante en un pas donde un tercio de la poblacin tiene antepasados extranjeros.

A qu se debe ese xito relativo entre la clase obrera?

La sociloga Danile Linhart ha estudiado la cada relativa del PCF y el movimiento sindical desde los aos 80. Ha estudiado la transicin de las grandes empresas a su parcelacin, el desarrollo de la subcontratacin, las deslocalizaciones. La clase obrera no ha desaparecido, pero es menos consistente y ha sufrido un cambio: ha desaparecido la conciencia de clase. Rossana Rossanda analiz en Le Monde Diplo la destruccin debida a la parcelacin del trabajo, al teletrabajo. Los sindicatos no se han dado cuenta de ello. Mlenchon ha tratado de volver a dar una identidad colectiva, ha sido capaz de hablar a los ms jvenes. En la Bastilla haba gente que nunca haba salido a las calles. Ya se ver si consigue que nazca un partido autnomo, como hizo Mitterrand en el PS despus del Congreso de Epinay. A la izquierda hay un malentendido desde hace veinte aos: se ha estigmatizado a los que votan Frente Nacional desde el plano moral - era la posicin de SOS Racisme- Se crey que todos eran fascistas. A toda esta gente no se le propuso una alternativa creble. Hoy en da tenemos que responder punto por punto a este voto de protesta, dando alternativas a quienes se sienten como cornudos, a quienes han sucumbido ante el cctel venenoso de un discurso populista de nacionalismo xenfobo dominado por la islamofobia.

Fuente: http://www.ilmanifesto.it/area-abbonati/in-edicola/manip2n1/20120426/manip2pg/05/manip2pz/321759/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter