Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-04-2012

La educacin para el que la paga

Enrique Javier Dez Gutirrez
Rebelin


Las nuevas medidas que el gobierno del PP ha decretado contra las Universidades Pblicas suponen el aumento de las tasas acadmicas para el alumnado entre 500 y 5.000 euros segn las situaciones, el incremento de cuatro horas lectivas para el profesorado universitario en activo y la congelacin de la Oferta de Empleo sin posibilidad de realizar ninguna convocatoria de plazas en las Universidades .

Este nuevo decretazo, realizado sin ninguna consulta ni contacto previo con las Universidades ni con sus legtimos representantes, no solo ahonda en los recortes que viene haciendo el PP desde que gobierna, aadidos a los sufridos en aos anteriores durante el gobierno del PSOE, sino que modifica la estructura del sistema universitario, pues introduce cambios legales que afectan sustancialmente al modelo de universidad pblica que garantiza la igualdad de oportunidades y el acceso a cualquier ciudadano o ciudadana, sustituyndolo por un modelo elitista que admite una prdida sustancial de derechos y que miles de profesores e investigadores universitarios se vean abocados al desempleo.

El incremento general de las tasas matrculas implica un retroceso y un cambio profundo en el concepto de universidad pblica, en la que debe primar el principio de igualdad de oportunidades en el acceso de la ciudadana a la Educacin Superior, previsto tanto en la exposicin de motivos como en el articulado de la propia Ley Orgnica de Universidades.

Esta subida de tasas universitarias, que comenzar a aplicarse a partir del curso que viene, conllevar hasta 540 euros ms al ao en el coste de la matrcula para el estudiante recin llegado y elevar las penalizaciones a los repetidores, que podran llegar a asumir el 100% del coste de una plaza, entre 5.000 y 7.000 euros. Se aplica el 100% en las enseanzas de Grado y Mster cuando se trate de estudiantes extranjeros mayores de 18 aos que no tengan la condicin de residentes. Si le sumamos el reciente recorte de 166 millones de euros el programa de becas y ayudas al estudio en los Presupuestos Generales del Estado 2012, en un futuro cercano la educacin superior habr perdido su condicin pblica y de calidad.

Esto significa que las matrculas pasarn a costar, como mnimo, un 66% ms que lo que venan costando hasta el momento. A nadie se le escapa, que con el aumento tan desmesurado de los precios pblicos, acabarn cerrndose muchos ttulos, sobretodo de Masters, porque con la situacin econmica del pas y los bajos salarios, muchas familias no se lo podrn permitir.

En Europa el grupo de pases con mejores resultados acadmicos son los que tienen tasas muy bajas, casi de gratuidad total y que adems proporcionan recursos muy importantes para becar a sus estudiantes universitarios: Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca... etc., mientras que otro grupo de pases con tasas caras disponen simultneamente de ayudas importantes en becas y prstamos pblicos para los estudiantes. Incluso el tercer conjunto de pases, en el que estbamos incluidos hasta la llegada del PP, proporcionan pocos recursos a las ayudas al estudio pero mantienen los precios bajos en las tasas de matrcula (Italia, Espaa hasta la llegada del PP...).

De esta forma, la subida de tasas sumada al recorte de becas suponen una barrera en la Universidad pblica para los estudiantes con renta ms baja, tendiendo a una educacin no universal, slo permitida a aquellos que tengan rentas suficientes para poder pagrsela, lo cual expulsar a miles de personas del sistema universitario.

Respecto a la dedicacin del profesorado universitario a tareas docentes y de investigacin, el gobierno ha decidido aumentar las horas lectivas en un 50% a los profesores investigadores que no tengan sexenios vivos. No es entendible que sea el sexenio, que mide fundamentalmente la publicacin en revistas internacionales anglosajonas durante seis aos, el nico indicador para valorar la dedicacin a la investigacin, dada la pluralidad de ramas de conocimiento y la diversidad de actividades (gestin, proyectos, transferencia del conocimiento) asociadas a la investigacin.

El profesorado, ve as cmo se le reduce las condiciones laborales y se le modifica unilateralmente el rgimen de dedicacin. Porque se vara la dedicacin de la actividad docente del Profesorado en funcin de la actividad investigadora reconocida, siendo con carcter general de 24 crditos ECTS y de 16 crditos para quienes lleven en el puesto al menos ms de 18 aos con evaluacin de su investigacin positiva de forma consecutiva, lo que representa un porcentaje mnimo de la plantilla, con una edad no inferior a los 55 aos.

Pero para quienes no tienen el primer perodo de 6 aos de actividad investigadora reconocida la docencia ser de 32 crditos ECTS. Es decir, para la gran mayora del profesorado universitario que combina la investigacin con la docencia y la atencin individualizada a sus alumnos y alumnas y que dedica parte de su actividad a tareas de gestin en las titulaciones, en los departamentos o en los centros.

Lo cual supone que quienes no tienen un sexenio de investigacin reconocido se les obliga a abandonar la posibilidad de investigacin, porque al incrementarles las horas de clase se les reducen las horas para poder iniciar o reengancharse a la actividad investigadora. Por eso, parece que el verdadero objetivo de esta medida es un aumento de las horas de docencia de la mayor parte del profesorado, lo cual supondr que no se van a abrir nuevas plazas, por lo que los nuevos docentes/investigadores, que son fundamentales para la regeneracin del sistema, van a quedar excluidos.

Este enfoque no slo constituye un golpe demoledor al sistema investigador universitario, sino que convierte la docencia en una categora secundaria, ya que, de alguna manera, la docencia se convierte en el castigo que se impone a los que no investigan. Es ms, aquellos que no quieran ser penalizados a largo plazo, tendrn que ingenirselas para asegurarse el sexenio a pesar de tener ms horas de docencia.

El problema aadido es que el PP est en el inicio del inicio de esta contrarreforma universitaria, en el que ellos denominan kilmetro 0 de los recortes, como as lo manifiestan en el artculo 68.3 de este Decreto, donde se nos anuncia que esto solo es el comienzo, que los recortes de verdad todava estn por llegar.

En conclusin, las medidas de recorte en las universidades espaolas, al simultanear la reduccin de 166 millones en el presupuesto destinado a las becas y el incremento del 25%-200% en las tasas, sumadas al Real Decreto Ley 20/2011 del 30 de diciembre con medidas que afectan directamente a las universidades y al recorte brutal en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para Educacin, implican el desmantelamiento progresivo de la Universidad Pblica y una profundizacin en proceso de privatizacin y mercantilizacin de la Universidad espaola.

Enrique Javier Dez Gutirrez. Profesor de la Universidad de Len

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter