Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-04-2012

Organizaciones de la sociedad civil alertan en vsperas de Rio 2012
La ONU, atrapada por grandes corporaciones y grupos de presin empresarial

Social Watch


En vsperas de Rio 2012, organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo alertan contra la creciente influencia de grandes corporaciones y grupos de presin empresarial dentro de la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU). Estas preocupaciones fueron evidentes en la XIII sesin de la UNCTAD en Doha: pases ricos pretenden minimizar las potestades de esa agencia, cuyos informes han criticado consistentemente las polticas de desregulacin, liberalizacin y privatizacin que benefician al sector privado.

El prembulo de la Carta de la ONU comienza con las palabras Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas. Hoy, sin embargo, los intereses corporativos tienen creciente prioridad sobre los intereses de los pueblos en algunos procesos e instituciones de la ONU. Las empresas han ganado enorme influencia sobre sus decisiones, reza una declaracin lanzada esta semana por varias organizaciones internacionales no gubernamentales.

Los firmantes iniciales del texto son Amigos de la Tierra Internacional, The text was initially signed by Friends of the Earth International, Corporate Europe Observatory, La Via Campesina, Jubilee South/Americas, el Servicio Paz y Justicia de Amrica Latina (SERPAJ), el Instituto Polaris, The Council of Canadians, The Transnational Institute, la Red del Tercer Mundo (TWN) y World March of Women. Estas organizaciones pidieron a otras adherer a la declaracin, en el entendimiento de que la ONU es actualmente la institucin global ms democrtica y adecuada para las negociaciones internacionales.

La presin corporativa en las negociaciones dentro de la ONU logr bloquear soluciones efectivas a problemas relacionados con el cambio climtico, la produccin de alimentos, la violacin de derechos humanos, el abastecimiento de agua, la salud, la pobreza y la deforestacin, agrega la declaracin, titulada Acabar con la conquista corporativa de las Naciones Unidas, que demanda un mayor fortalecimiento de las instituciones y procesos multilaterales en el marco de la ONU, hacindolos ms democrticos y sensibles a las necesidades de la gente.

No es necesario preguntarse quin est a cargo por estos das. Los gobiernos no consultan ms a las empresas: las empresas consultan a los gobiernos, de acuerdo con las organizaciones firmantes. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable (Rio2012) a celebrarse en junio en Brasil debera aprovecharse como oportunidad para [] terminar con las discutibles alianzas de empresas con la ONU, con el acceso privilegiado que se le garantiz al sector corporativo y la consecuente influencia excesiva que se le reconoce en procesos y decisiones multilaterales, dijeron.

La declaracin destaca varias asociaciones que comprometen a agencias de la ONU, entre ellas su Fondo para la Infancia (Unicef), su Programa para el Desarrollo (PNUD), la Organizacin de las Naciones Unidas para la Educacin, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organizacin Mundial de la Salud (OMS), con grandes compaas internacionales.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) se asoci con compaas petroleras y mineras como ExxonMobil, Rio Tinto, Anglo American y Shell, todas las cuales estn involucradas en violaciones de derechos humanos y con la destruccin de biodiversidad, segn el manifiesto.

La declaracin cita otros ejemplos, como alianzas entre The Coca Cola Company y el PNUD sobre proteccin de recursos de agua, y entre la propia Coca Cola, la compaa qumica BASF y ONU-HABITAT en materia de urbanizacin sustentable. Estas asociaciones no solo daan la credibilidad de la ONU. Tambin socavan su capacidad y voluntad de cuestionar al sector empresarial y de regularlo donde est involucrado en violaciones a los derechos sociales, ambientales y humanos, advierte el texto.

El Pacto Mundial, definida en su pgina web como plataforma global que rene a empresas con agencias de la ONU, con trabajadores y con la sociedad civil, les permite, segn la declaracin, a notables violadores de los derechos humanos participar en organizaciones multilaterales y les ayuda a mejorar su imagen, en lugar de promover obligaciones que contribuyan a cambiar el comportamiento de esas compaas.

Esta alianza, ms conocida por su nombre en ingls UN Global Compact, da la falsa impresin de que la ONU y las compaas transnacionales comparten los mismos objetivos, advirtieron las organizaciones firmantes.

En el camino hacia Rio 2012, la asociacin de la ONU con la Cmara Internacional del Comercio y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sustentable facilit la presin corporativa que deriv en un borrador de declaracin final para la conferencia en Brasil que refuerza el rol de las empresas como promotoras de la denominada economa verde, pero que no atiende el papel de las empresas en el surgimiento de las crisis financiera climtica y alimentaria, entre otras.

La declaracin de la sociedad civil reclama a la ONU y a los pases que la integran resistirse a la presin corporativa para dar a las empresas una posicin privilegiada en negociaciones multilaterales y dejar de crear nuevos cuerpos de discusin y grupos de alto nivel (y disolver los ya existentes) que facilitan esa poderosa participacin. Tambin recomienda que los representantes de empresas no sean parte de delegaciones nacionales en deliberaciones de la ONU.

La ONU debe revelar todas sus relaciones y vnculos existentes con el sector privado y debe promover un cdigo de conducta para sus funcionarios que incluya un periodo de enfriamiento durante el cual los que se retiran no podrn trabajar para empresas que ejercen presin en los foros internacionales, aade el texto.

El sistema de las Naciones Unidas tambin deber estudiar, segn las organizaciones de la sociedad civil, los impactos de las corporaciones sobre los pueblos y el ambiente, y establecer un marco obligatorio en el cual las empresas puedan ser llamadas a responsabilidad de acuerdo con las leyes de derechos humanos y laborales y sobre asuntos ambientales.

Mientras se conoca la declaracin, transcurra esta semana en Doha, Qatar, la sesin 13 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD XIII). All, un grupo de economas del Norte rico compuesto por la Unin Europea, Australia, Canad, Corea del Sur, Estados Unidos, Japn, Lichtenstein, Nueva Zelanda y Suiza procuraron que esa agencia de la ONU aliente a los pases en desarrollo a adoptar polticas comerciales y de proteccin de inversiones de acuerdo con los intereses corporativos del mundo industrializado, inform la Red del Tercer Mundo (TWN).

Organizaciones de la sociedad civil que participan en las reuniones de Doha llamaron a la remocin de las limitaciones del espacio poltico de los pases en desarrollo determinadas por acuerdos de inversin y de libre comercio, as como por condiciones que imponen donantes e instituciones financieras internacionales.

La UNCTAD fue creada para aportar anlisis y asesoramiento a gobiernos en materia de desarrollo vinculado con el comercio, las finanzas y la tecnologa, entre otras cuestiones. Los anlisis producidos por la agencia han identificado consistentemente, a lo largo de los aos, la liberalizacin y desregulacin de mercados y sistemas financieros como factores perjudiciales a los que luego atribuyeron la actual crisis econmica.

Social Watch

www.socialwatch.org

Fuentes:

Peticin Acabar con la conquista corporativa de la ONU, en ingls: http://bit.ly/I42IOu

Declaracin de la sociedad civil, en ingles y en formato PDF: http://bit.ly/IQUMwZ

Foro de la Sociedad Civil de UNCTAD XIII: http://bit.ly/JcW2rH



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter