Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-05-2012

Dragones neoliberales, sueos hmedos surasiticos, y fantasas de Robocop
Un mundo de confrontacin de espectro completo?

Pepe Escobar
Tom Dispatch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Introduccin del editor de Tom Dispatch

En diciembre pasado, un sper-secreto RQ-170 Sentinel, parte de un extenso programa de vigilancia de drones de la CIA sobre Irn, descendi (o fue derribado, o secuestrado por ordenador y obligado a descender) y recuperado intacto por los militares iranes. Esta semana, un general iran anunci orgullosamente que expertos de su pas haban logrado acceder al ordenador del avin ofreci informacin que lo prueba y ahora estaban realizando ingeniera inversa del drone para crear uno propio.

La mayora de, o todas sus afirmaciones, han sido ampliamente puestas en duda, ridiculizadas, o simplemente descartadas en nuestro mundo, y que yo sepa lo que hizo fue ciertamente pura fanfarria y bluf. Pero si fuera as, igual se las arregl para echar mano de un deseo ardiente que subyace desde hace un par de siglos de historia global: adaptar los aspectos ms sofisticados de Occidente para resistir a Occidente. Ese deseo ha sido esencial para la forma en que se ha desarrollado nuestro planeta. Despus de todo, gran parte de los dos ltimos siglos podra llevar el ttulo en trminos tecnolgicos, econmicos, e incluso polticos, de La historia de la ingeniera inversa.

Desde que en el Siglo XVIII en el Imperio Otomano, enChina o en cualquier otra parte los barcos europeos con caones parecan derribar puertas y conquistar pases o someterlos a una voluntad ajena, el tema de la ingeniera inversa siempre estuvo al alcance de la mano. Durante interminables dcadas, la cuestin preeminente, lo esencial a discutir, era precisamente lo que se podra adaptar del arsenal occidental de armas, poltica, tecnologa, e ideas, y cmo poda fusionarse con la cultura local, cmo podra acceder a caractersticas otomanas, indias, chinas, japonesas y lograr que controlara o revirtiera el curso de los eventos. El ascenso de Japn en el Siglo XIX y el ms reciente crecimiento espectacular de China son, sin duda alguna, casos de historia de ingeniera inversa.

Sean cuales sean los xitos y fracasos de ese proceso, la pregunta actual mientras EE.UU. decae, Europa se estanca, y los explosivos pases del BRICS van de camino al centro del escenario es probablemente la siguiente: Puede realmente llevarnos ms lejos la ingeniera inversa, o simplemente terminar por derribarnos? No es hora de que haya algo nuevo en el universo de la ingeniera o tal vez para la llegada de la ingeniera inversa-inversa a este planeta nuestro de clima abominable y puesto a prueba?

Quin puede ofrecernos mejor una pequea visin de ese planeta, de un extremo al otro, integral, en este momento de estrs global que el propio autor peripattico de Asia Times y TomDispatch, Pepe Escobar? l lo ha visto todo. Ahora, tambin lo veris. Tom

Un mundo de confrontacin de espectro completo?

Dragones neoliberales, sueos hmedos surasiticos y fantasas de Robocop

Goldman Sachs por medio del economista Jim ONeill invent el concepto de un ascendiente nuevo bloque en el planeta: los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudfrica).

Goldman espera ahora que los pases del BRICS representen casi un 40% del producto interno bruto global (PIB) en el ao 2050, y que incluyan a cuatro de las cinco principales economas del mundo.

Dentro de poco, de hecho, es posible que haya que expandir ese acrnimo para incluir a Turqua, Indonesia, Corea del Sur y, s, Irn nuclear: BRIIICTSS? A pesar de sus bien conocidos problemas como nacin bajo bloqueo econmico, Irn tambin avanza como parte de los N-11, otro concepto embriagador. (Simboliza las prximas 11 economas emergentes).

La pregunta multibillonaria global sigue siendo: es la emergencia de los BRICS una seal de que hemos entrado verdaderamente a un nuevo mundo multipolar?

El sagaz historiador de Yale Paul Kennedy (famoso por la expresin sobre-estrs imperial) est convencido de que estamos a punto de cruzar o de que ya hemos cruzado un punto clave histrico que nos lleva lejos, ms all del mundo unipolar post Guerra Fra de la nica superpotencia. Existen, argumenta Kennedy, cuatro razones principales para eso: la lenta erosin del dlar de EE.UU. (antes representaba un 85% de las reservas globales, ahora menos de un 60%), la parlisis del proyecto europeo, el ascenso de Asia (el fin de 500 aos de hegemona occidental) y la decrepitud de las Naciones Unidas.

El Grupo de Ocho (G-8) es cada vez ms irrelevante. El G-20, que incluye a los BRICS, podra, sin embargo, ser lo que se necesita. Pero hay mucho que hacer para cruzar ese punto clave en lugar de ser simplemente arrastrado de grado o por fuerza: la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y sobre todo la reforma del sistema de Bretton Woods, especialmente esas dos instituciones cruciales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Por otra parte, puedeque este sea, de grado o por fuerza, el rumbo del mundo. Despus de todo, como celebridades emergentes, los BRICS tienen una tonelada de problemas. Es verdad, en solo siete aos Brasil ha agregado 40 millones de personas como consumidores de clase media; en 2016, habr invertido otros 900.000 millones de dlares ms de un tercio de su PIB en energa e infraestructura; y no est tan expuesto como algunos miembros del BRICS a los imponderables del comercio mundial, ya que sus exportaciones representan solo un 11% del PIB, incluso menos que EE.UU.

A pesar de todo, el problema clave sigue siendo el mismo: falta de buena administracin, para no mencionar un cenagal de corrupcin. La descarada nueva clase adinerada resulta que no esmenos corrupta que las antiguas, arrogantes, elites compradoras que solan dirigir el pas.

En India, la alternativa parece estar entre un caos manejable y otro inmanejable. La corrupcin de la elite poltica del pas podra enorgullecer a Shiva. El abuso del poder estatal, el control nepotista de contratos relacionados con la infraestructura, el saqueo de recursos minerales, los escndalos con la propiedad de bienes races, lo tiene todo, incluso si India no es un Pakistn hind. Todava no, en todo caso.

Desde 1991, reforma en India ha significado solo una cosa: comercio desenfrenado y sacar al Estado de la economa. No es sorprendente, por lo tanto, que no se haga nada por reformar las instituciones pblicas, que son un escndalo por s solas. Administracin pblica eficiente? Ms vale olvidarlo. En resumen, India es una dinamo econmica catica y sin embargo, en cierto sentido, no es ni siquiera una potencia emergente, y ni hablar de una superpotencia.

Rusia, tambin, todava sigue tratando de hallar la mezcla mgica, incluida una poltica estatal competente para explotar los abundantes recursos naturales del pas, su extraordinario espacio e impresionante talento social. Tiene que modernizarse rpido ya que, fuera de Mosc y San Petersburgo, sigue prevaleciendo un relativo atraso social. Sus dirigentes siguen intranquilos ante la vecina China (conscientes de que cualquier alianza chino-rusa dejara a Rusia como un evidente socio menor). No confan en Washington, estn inquietos por la despoblacin de sus territorios orientales, y preocupados por la alienacin cultural y religiosa de su poblacin musulmana.

Y luego Putinator vuelve como presidente con su frmula mgica para la modernizacin: una cooperacin estratgica alemana-rusa que beneficiar a la elite del poder y a la oligarqua empresarial, pero no necesariamente a la mayora de los rusos.

Muerte de Bretton Woods

El sistema de Bretton Woods, posterior a la Segunda Guerra Mundial, est ahora legtimamente muerto, es totalmente ilegtimo, pero que planean los BRICS al respecto?

En su cumbre en Nueva Delhi a fines de marzo, presionaron por la creacin de un banco de desarrollo de los BRICS que pueda invertir en infraestructura y suministrarles crdito de respaldo para cualesquiera crisis financieras que se encuentren por el camino. Los BRICS saben perfectamente que Washington y la Unin Europea (UE) jams renunciarn al control del FMI y del Banco Mundial. No obstante, el comercio entre esos pases llegar a impresionantes 500.000 millones de dlares en 2015, sobre todo en sus propias monedas.

Sin embargo, la cohesin de los BRICS, en la medida en que exista, se concentra en frustraciones compartidas con la especulacin financiera al estilo de los Amos del Universo que casi precipit la economa global por un despeadero en 2008. Es verdad, la gente de los BRICS tambin muestran una notable convergencia de poltica y opinin cuando se trata del acosado Irn, un Medio Oriente de la Primavera rabe y el Norte de frica. A pesar de todo, el problema que enfrentan por el momento es el siguiente: no tienen una alternativa ideolgica o institucional al neoliberalismo y al dominio de la finanza global.

Como ha sealado Vijay Prashad, el Norte Global ha hecho todo lo posible por impedir toda discusin seria de cmo reformar el casino financiero global (Vea The G-77 awakes, Asia Times Online , 17 de abril de 2012). No es sorprendente que el jefe del grupo G-77 de naciones en desarrollo (ahora G-132 en los hechos), el embajador tailands Pisnau Chanvitan, haya advertido contra la conducta que indica el deseo de un nuevo amanecer de otro neocolonialismo.

Mientras tanto, las cosas se desarrollan en todo caso, desordenadamente. China, por ejemplo, sigue promoviendo informalmente el yuan como moneda globalizadora, si no global. Ya est comerciando en yuan con Rusia y Australia, para no mencionar toda Latinoamrica y Medio Oriente. Los BRICS apuestan cada vez ms por el yuan como su alternativa monetaria a un desvalorizado dlar estadounidense.

Japn utiliza tanto el yen como el yuan en su comercio bilateral con su inmenso vecino asitico. En realidad ya se est formando una zona de libre comercio asitica no reconocida, en la que participan China, Japn y Corea del Sur.

Lo que nos espera, an si incluye un futuro brillante de los BRICS, indudablemente ser muy complicado. Casi todo es posible (rayando en probable), desde otra Gran Recesin en EE.UU. hasta un estancamiento europeo o incluso el colapso de la eurozona, a una ralentizacin en todos los BRICS, una tempestad en los mercados de divisas, el colapso de instituciones financieras, y un crasc global.

Y hablando de complicado, quin podra olvidar lo que dijo Dick Cheney en el Instituto del Petrleo en Londres en 1999, cuando todava era director ejecutivo de Halliburton: Medio Oriente, con dos tercios del petrleo del mundo y el menor coste, es donde se encuentra en ltima instancia la recompensa. No es sorprendente que, cuando lleg al poder en 2001, su asunto de primer orden fuera liberar el petrleo de Iraq. Evidentemente, quin no recuerda cmo termin el asunto?

Ahora (otro gobierno pero la misma lnea) tiene lugar un embargo del petrleo junto con una guerra econmica contra Irn. Los dirigentes de Pekn ven todo el psicodrama iran de Washington como un complot de cambio de rgimen, lisa y llanamente, que no tiene nada que ver con armas nucleares. Una vez ms, el ganador hasta ahora en el embrollo iran es China. Con el sistema bancario de Irn en crisis y el embargo de EE.UU. causando estragos en la economa de ese pas, Pekn puede esencialmente dictar sus condiciones para la compra de petrleo iran.

Los chinos estn expandiendo la flota de buques tanque petroleros de Irn, un acuerdo por un valor de ms de 1.000 millones de dlares, y ese otro gigante de los BRICS, India, compra ahora ms petrleo iran que China. Sin embargo, Washington no aplicar sus sanciones a los BRICS porque estos das, desde el punto de vista econmico, EE.UU. los necesita ms de lo que ellos necesitan a EE.UU.

El mundo a travs de ojos chinos

Lo que nos lleva al dragn en el asunto: China.

Cul es la mxima obsesin china? Estabilidad, estabilidad, estabilidad.

La habitual autodescripcin del sistema de ese pas como socialismo con caractersticas chinas" es, claro est, tan mtica como una Gorgona. En realidad, hay que pensar en un liberalismo de la lnea dura con caractersticas chinas, dirigido por hombres que tienen la firme intencin de salvar el capitalismo global.

Por el momento, China est de lleno en medio de un cambio tectnico, estructural, de un modelo de exportacin/inversin a un modelo dirigido por los servicios y el consumo. En trminos de su explosivo crecimiento econmico, las ltimas dcadas han sido casi inimaginables para la mayora de los chinos (y el resto del mundo), pero segn el Financial Times , tambin han llevado al 1% ms rico del pas a controlar entre 40 y 60% de toda la riqueza. Cmo encontrar un camino para superar un dao colateral tan impresionante? Cmo hacer que un sistema con tan tremendos problemas internos funcione para 1.300 millones de personas?

Es la hora de la mana de la estabilidad. En 2007, el primer ministro Wen Jiabao advirti de que la economa china devendra unstable, unbalanced, uncoordinated, and unsustainable (inestable, desequilibrada, descoordinada einsostenible). Los famosos cuatro uns.

En la actualidad los dirigentes, incluido el prximo primer ministro Li Leqiang, han dado un nervioso paso adelante, purgando inestable del lxico del Partido. Para todos los propsitos prcticos, ya ha llegado la prxima fase del desarrollo del pas.

Ser interesante observarlo en el futuro.

Cmo conducirn a China ms all de las Cuatro Modernizaciones los principitos, nominalmente comunistas , los hijos e hijas de altos dirigentes del Partido revolucionario, todos inmensamente ricos gracias, en parte, a sus cmodos arreglos con corporaciones occidentales, ms los sobornos, las alianzas con gngsteres, todas esas concesiones al mejor postor y toda la oligarqua de compinches ligada a Occidente? Especialmente con toda esa fabulosa riqueza que saquear.

El gobierno de Obama, expresando su propia ansiedad, ha reaccionado ante la evidente aparicin de China como potencia con la que hay que contar a travs de un pivote estratgico, de sus desastrosas guerras en Gran Medio Oriente a Asia. Al Pentgono le gusta llamarlo reajuste (aunque las cosas estn lejos de estar reajustadas o terminadas para EE.UU. en Medio Oriente).

Antes del 11-S, el gobierno de Bush se haba concentrado en China como su futuro enemigo global nmero uno. Entonces el 11-S lo reorient a lo que el Pentgono llam el arco de inestabilidad, las principales zonas petroleras del planeta desde Medio Oriente hasta Asia Central. En vista de la distraccin de Washington, Pekn calcul que podra gozar de una ventaja de unas dos dcadas en la cual la presin habra desaparecido en gran parte. En esos aos podra concentrarse en una versin precipitada de desarrollo interior, mientras EE.UU. desperdiciaba montaas de dinero en su insensata Guerra global contra el terror.

Diez aos despus, esa ventaja se borr de un golpe ya que desde India, Australia y las Filipinas hasta Corea del Sur y Japn, EE.UU. declara que ha vuelto al negocio de la hegemona en Asia. Cualquier duda de que ese era el nuevo camino estadounidense fue disipada en noviembre de 2011 por el manifiesto de la Secretaria de Estado Hillary Clinton en la revista Foreign Policy , titulado de un modo no demasiado sutil El siglo del Pacfico de EE.UU. (Y hablaba de este siglo, no del pasado!)

El mantra estadounidense es siempre el mismo: Seguridad de EE.UU., cuya definicin es: cualquier cosa que pase en el planeta. Sea en el Golfo Prsico rico en petrleo donde Washington ayuda a sus aliados Israel y Arabia Saud porque se sienten amenazados por Irn, o Asia, donde una ayuda semejante se ofrece a un grupo creciente de pases de los que se dice que se sienten amenazados por China, siempre es en nombre de la seguridad de EE.UU. En ambos casos, en casi cualquier caso, es lo que supera todo lo dems.

Como resultado, si hay una Muralla de Desconfianza de 33 aos entre EE.UU. e Irn, hay una nueva, creciente, Gran Muralla de Desconfianza entre EE.UU. y China. Recientemente, Wang Jisi, decano de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Peking y un importante analista estratgico chino, present la perspectiva de los dirigentes de Pekn sobre ese Siglo del Pacfico en un ensayo influyente del que fue coautor.

China, escribe con su coautor, espera ser tratada actualmente como potencia de primera clase. Despus de todo super exitosamente la crisis financiera global de 1997-98 causada, desde el punto de vista de Pekn, por profundas deficiencias en la economa y poltica de EE.UU. China ha sobrepasado a Japn, la segunda economa del mundo, y tambin parece ser nmero dos en la poltica mundial los dirigentes chinos no acreditan esos xitos a EE.UU. o al orden mundial dirigido por EE.UU.

EE.UU., agrega Wang, es visto generalmente por China como una potencia decadente a largo plazo Ahora es cuestin de cuntos aos, ms que cuntas dcadas, tardar antes que China reemplace a EE.UU. como la mayor economa del mundo parte de una nueva estructura emergente. (Pensad en: los BRICS.)

Resumiendo, como lo presentan Wang y su coautor, los chinos influyentes ven que el modelo de desarrollo de su pas provee una alternativa a la democracia occidental y experiencias para que aprendan de ellas otros pases en desarrollo, mientras que muchos pases en desarrollo que han introducido valores y sistemas polticos occidentales padecen desorden y caos.

En resumidas cuentas se tiene una visin china de un mundo en el cual un EE.UU. que pierde efectividad sigue sediento de hegemona global y sigue siendo suficientemente poderoso para bloquear a potencias emergentes China y los otros BRICS de su destino en el Siglo XXI.

El sueo hmedo del Dr. Zbig

Ahora bien, cmo ve el mundo la elite poltica de EE.UU.? Prcticamente nadie est mejor cualificado para tratar el tema que el ex consejero nacional de seguridad, promotor del oleoducto BTC, y brevemente consejero fantasma de Obama, Dr. Zbigniew ("Zbig") Brzezinski. Y no duda en hacerlo en su ltimo de libro: Strategic Vision: America and the Crisis of Global Power (Visin estratgica: EE.UU. y la crisis del poder global).

Si los chinos tienen sus ojos estratgicos fijos en los dems BRICS, Dr. Zbig sigue aferrado al Viejo Mundo, nuevamente configurado. Ahora argumenta que EE.UU., para mantener alguna forma de hegemona global, debe apostar a un Occidente expandido. Eso significara fortalecer a los europeos (especialmente en trminos energticos), mientras acoge a Turqua, que imagina como un modelo de nuevas democracias rabes, e involucra a Rusia, poltica y econmicamente, de una manera estratgicamente sobria y prudente.

Turqua, a propsito, no es un modelo semejante porque para el futuro previsible, a pesar de la Primavera rabe, no existen nuevas democracias rabes. A pesar de todo, Zbig cree que Turqua puede ayudar a Europa, y por lo tanto a EE.UU., de maneras mucho ms prcticas, a resolver ciertos problemas energticos globales facilitando su acceso sin impedimentos al petrleo y el gas de Asia Central a travs del Mar Caspio.

En las actuales circunstancias, sin embargo, esto tambin sigue siendo una especie de fantasa. Despus de todo, Turqua solo puede convertirse en un pas de trnsito crucial en el gran juego energtico en el tablero de ajedrez eurasitico que he llamado Ductistn si los europeos actan conjuntamente. Tendran que convencer a la repblica autocrtica de Turkmenistn, rica en energa, para que ignore a su poderoso vecino ruso y les venda todo el gas que necesitan. Y luego existe otro asunto energtico que parece poco probable por el momento: Washington y Bruselas tendran que abandonar sanciones y embargos contraproducentes contra Irn (y los juegos de guerra que los acompaan) y comenzar a trabajar seriamente con ese pas.

Dr. Zbig propone, a pesar de todo, la nocin de una Europa a dos velocidades como clave para el futuro poder estadounidense en el planeta. Hay que verlo como una versin optimista de un escenario en el cual la actual Eurozona semi-colapsa. Mantendra el papel dirigente de los ineptos peces gordos burocrticos en Bruselas que dirigen actualmente la UE, y apoyara otra Europa (sobre todo los pases meridionales del Club Med) fuera del euro, con un movimiento nominalmente libre de personas y bienes entre las dos. Su apuesta y esta refleja una lnea clave de pensamiento en Washington es que una Europa a dos velocidades, un Big Mac eurasitico, todava estrechamente unida a EE.UU. podra ser un protagonista clave para el resto del Siglo XXI.

Y luego, claro est, Dr. Zbig muestra todos sus colores de la Guerra Fra, ensalzando una futura estabilidad en Lejano Oriente estadounidense inspirada por el papel que Gran Bretaa jug en el Siglo XIX como estabilizador y balanceador de Europa. Estamos hablando, en otras palabras, del diplomtico de la caonera nmero uno de este siglo. Concede gentilmente que una exhaustiva cooperacin global estadounidense-china todava podra ser posible, pero solo si Washington retiene una presencia geopoltica significativa en lo que sigue llamando Lejano Oriente con o sin la aprobacin de China.

La respuesta ser no.

En cierto modo, todo esto es algo familiar, como es gran parte de la verdadera poltica actual de Washington. En su caso, es realmente un remix de su magnum opus de 1997

The Grand Chessboard (El gran tablero mundial) en el cual, vuelve una vez ms a certificar que el inmenso continente trans-eurasitico es la arena central de los asuntos mundiales. Solo que ahora la realidad le ha enseado que Eurasia no se puede conquistar yque la mejor opcin para EE.UU. es tratar de admitir a Turqua y Rusia en el grupo.

Robocop manda

Sin embargo, Brzezinski parece positivamente benigno si se comparan sus ideas con los recientes pronunciamientos de Hillary Clinton, como en su discurso en la Conferencia de Asuntos Mundiales del Consejo de la OTAN 2012. All, como hace regularmente el gobierno de Obama, destac la perdurable relacin de la OTAN con Afganistn y elogi las negociaciones entre EE.UU. y Kabul sobre una cooperacin estratgica a largo plazo entre nuestras dos naciones.

Traduccin: a pesar de haber perdido durante aos la partida frente a una insurgencia minoritaria pastuna, ni el Pentgono ni la OTAN tienen la menor intencin de reajustarse para salir de sus posesiones en Gran Medio Oriente. Mientras ya negocia con el gobierno del presidente Hamid Karzai en Kabul los derechos de quedarse despus de 2024, EE.UU. tiene toda la intencin de conservar tres importantes bases estratgicas afganas: Bagram, Shindand (cerca de la frontera iran) y Kandahar (cerca de la frontera con Pakistn). Solo los ingenuos terminales podran creen que el Pentgono es capaz de abandonar voluntariamente semejantes puestos avanzados para el monitoreo de Asia Central y de los competidores estratgicos Rusia y China.

La OTAN, agreg ominosamente Clinton, expandir sus capacidades de defensa para el Siglo XXI, incluyendo el sistema de defensa de misiles que la Alianza aprob en su ltima reunin en Lisboa en 2010.

Ser fascinante ver lo que podra significar la posible eleccin del socialista Franois Hollande como presidente francs. Interesado en una cooperacin estratgica ms profunda con los BRICS, est comprometido con el fin del dlar como moneda de reserva del mundo. La pregunta es: Estropear su victoria los planes de la OTAN, despus de estos aos bajo el Gran Liberador de Libia, el neo-napolenico creador de imagen, Nicolas Sarkozy, (para quien Francia no es ms que mostaza en el steak tartarde Washington)?

No importa lo que piensen Dr. Zbig o Hillary, la mayora de los pases europeos, hartos de sus aventuras de agujero negro en Afganistn y Libia, y con el modo en que laOTAN sirve ahora los intereses globales de EE.UU., apoya a Hollande al respecto. Pero, a pesar de todo, ser una batalla difcil. La destruccin y derrocamiento del rgimen libio de Muamar Gadafi fue el clmax de la reciente agenda de cambio de rgimen de la OTAN en MENA (Medio Oriente Norte de frica). Y la OTAN sigue siendo el plan B de Washington para el futuro, por si la red usual de think tanks, fondos de donacin, fondos, fundaciones, ONG, e incluso la ONU, no logran provocar lo que podra ser descrito como cambio de rgimen YouTube.

En pocas palabras: despus de ir a la guerra en tres continentes (en Yugoslavia, Afganistn y Libia), de convertir prcticamente el Mediterrneo en un lago de la OTAN, y de patrullar ininterrumpidamente el Mar Arbigo, la OTAN se basar, segn Hillary, en una apuesta al liderazgo y a la fuerza de EE.UU., como hicimos en el Siglo XX, durante este siglo y ms all. Por lo tanto, 21 aos despus del fin de la Unin Sovitica la razn de ser original de la OTAN podra ser la forma en que termina el mundo; no con un estruendo, sino con la OTAN, gimoteando, pero cumpliendo todava su papel de perpetuo Robocop global.

Y volvamos al Dr. Zbig y la idea de EE.UU. como promotor y garanta de la unidad en Occidente, y como equilibrio y conciliador en Oriente (para lo cual necesita bases desde el Golfo Prsico hasta Japn, incluyendo las afganas). Y no olvidemos que el Pentgono nunca ha renunciado a la idea de lograr la Dominacin de Espectro Completo.

A pesar de toda esa fuerza militar, sin embargo, vale la pena recordar que estamos claramente ante un Nuevo Mundo (y tampoco ser en Norteamrica). Contra los caones y las caoneras, los misiles y los drones, est la potencia econmica. Ahora se libran guerras monetarias. Los BRICS, China y Rusia, tienen montaas de dinero. Suramrica se une rpidamente. Putinator ha ofrecido a Corea del Sur un oleoducto. Irn planifica vender todo su petrleo y gas en un canasto de monedas, ninguna de ellas dlares. China est pagando para expandir su Armada y su armamento de misiles contra barcos. Puede llegar el da en que Tokio llegue a comprender que mientras siga ocupado por Wall Street y el Pentgono, vivir en eterna recesin. Incluso Australia puede llegar a negarse a ser forzada a una guerra comercial contraproducente con China.

Por lo tanto este nuestro Siglo XXI, se est conformando ahora mismo como una confrontacin entre EE.UU./OTAN y los BRICS, con todos los defectos de cada lado. El peligro: que en algn momento se convierta en una Confrontacin de Espectro Completo. Porque no hay que equivocarse, a diferencia de Sadam Hussein o Muamar Gadafi, los BRICS sern realmente capaces de defenderse.

Pepe Escobar es autor de Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War (Nimble Books, 2007) y Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge . Su libro ms reciente, que acaba de publicarse es Obama does Globalistan (Nimble Books, 2009).

Para contactos: [email protected]

(Copyright 2012 Pepe Escobar.)

Fuente: http://www.tomdispatch.com/post/175534/tomgram%3A_pepe_escobar%2C_a_full_spectrum_confrontation_world/#more

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter