Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2012

Los milagros de la austeridad

Alejandro Nadal
La Jornada


Espaa se hunde de nuevo en la recesin. Es el ltimo golpe a la economa europea en lo que promete ser una larga cadena de malas noticias. La crisis nunca se ha ido.

El anuncio sobre la recada del PIB lo hizo el Instituto Nacional de Estadstica: la economa espaola se contrajo 0.3 por ciento durante el primer trimestre de este ao (ver detalles en www.ine.es). En el ltimo trimestre de 2011 el retroceso tambin fue de 0.3 por ciento: la economa espaola ha entrado ya oficialmente en recesin.

Es la doble recesin. En 2008 la economa espaola comenz su primera contraccin: la evolucin del PIB pas de una tasa de crecimiento anualizada de 2.8 por ciento a una tasa de -4.8 por ciento a mediados de 2009. Por un momento algunos pensaron que la crisis haba tocado fondo. En julio de ese ao el PIB comenz a salir del bache y creci a una tasa de uno por ciento a mediados de 2011. Ah reinici la declinacin hasta llegar a la segunda recesin en tan slo 24 meses. Los pronsticos no son buenos para los prximos dos aos: para 2012 y 2013 se prevn contracciones de 1.5 por ciento y 0.5 por ciento, respectivamente.

Decididamente algo anda muy mal con esta crisis. Alguien dijo que quizs su gravedad ha sido subestimada, o quizs la respuesta de poltica econmica fue equivocada. Creo que son ambas cosas. Pero el nico juego que se practica en Europa es la austeridad. Como la aritmtica no miente, maana el panorama ser ms oscuro.

El desempleo en Espaa casi alcanza el 25 por ciento. Es el nivel ms elevado en 18 aos y coloca a ms de 5.6 millones de personas en el paro. En cuatro de las regiones autnomas el nivel de desempleo es superior a 30 por ciento, y a nivel nacional el paro en menores de 25 aos es 52 por ciento. Eso no parece preocupar al gobierno del seor Rajoy. Su severo plan de austeridad ciertamente va a agravar este triste paisaje en el mercado laboral. Su cerebro no da para entender que eso traer aparejadas otras dificultades macroeconmicas en un feroz crculo vicioso.

La primera consecuencia de la nueva recesin ser una cada en la recaudacin. Eso har ms difcil alcanzar las metas de reduccin del dficit que ya se han tenido que modificar. Los mercados financieros no van a titubear en bajar el grado de calificacin sobre la deuda espaola, lo que incrementar el costo del refinanciamiento. El gobierno ha dado seales de querer incrementar el impuesto al valor agregado, adems de mantener firmes sus recortes salariales y golpes a las pensiones, lo que representa un nuevo azote a la ya dbil demanda de los consumidores.

Una segunda consecuencia de la contraccin es la merma en la capacidad de pago de las deudas que ya cargan los hogares espaoles. Esto ya se observa en el aumento de la cartera vencida de prstamos, en especial de hipotecas, y eso supone que en algn momento el gobierno espaol tendr que intervenir para rescatar a los bancos.

La semana pasada las agencias calificadoras mostraron lo que saben hacer, denunciar con alarma las posibilidades de impago para ahuyentar el espectro de una restructuracin de deudas (aunque en Grecia les sali el tiro por la culata). Standard & Poors redujo la calificacin sobre la deuda soberana de corto y largo plazo del Reino de Espaa. La agencia explic la medida por el deterioro en la trayectoria del dficit para el periodo 2011-2015, as como por la probabilidad de que el gobierno intervenga para ayudar a un sector bancario en dificultades. Algunos analistas colocan el monto de la ayuda que necesitar el sector bancario en unos 120 mil millones de euros para este ao.

Ahora se presenta el desafo de la recapitalizacin de los bancos y eso representa un serio problema para el gobierno. A diferencia de 2008, hoy el gobierno se encuentra en una situacin complicada. Una forma de reunir recursos es colocando deuda en el mercado internacional, pero eso ser costoso e implica un mayor deterioro en la posicin crediticia del gobierno, agravando la crisis de la deuda soberana y afectando negativamente los estados financieros de los bancos que obtengan los nuevos bonos.

Hay que aceptar que la flexibilizacin de la poltica monetaria del Banco Central Europeo a travs del programa de refinanciamiento de largo plazo (LTRO) es insuficiente frente a la ola de austeridad que la torpeza y cobarda de la clase poltica impuso en toda Europa. Aunque los bancos pueden ahora tomar recursos del ECB durante tres aos a una ridcula tasa (1 por ciento) eso no les ha permitido superar las dificultades de una economa en plena contraccin. En plena deflacin, ni los hogares ni las empresas quieren tomar nuevos crditos.

Europa se enfrenta a un doble efecto: por un lado el potente freno de la austeridad, y por el otro, el seudomotor de la liquidez en aumento por las operaciones del BCE. El resultado es evidente: la milagrosa receta de austeridad est ganando y conduce a una bancarrota anunciada y al sacrificio de una generacin.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/05/02/index.php?section=opinion&article=028a1eco



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter