Portada :: N. Chomsky
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-05-2012

Hablando con Chomsky
Sobre Ocupa Wall Street, anarquismo, sindicalismo, poder corporativo y guerra de clases

Laura Flanders
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Noam Chomsky no solo ha estado observando el movimiento Ocupa. Veterano de los movimientos por los derechos civiles, contra la guerra y contra intervenciones de los aos sesenta hasta los ochenta, ha dado conferencias en Ocupad Boston y ha hablado con ocupantes en todo EE.UU. Una nueva publicacin de Occupied Media Pamphlet Series presenta en conjunto varias de esas conferencias, un discurso sobre poltica exterior de ocupacin y un breve tributo a su amigo y compaero de agitacin Howard Zinn.

Sus discursos, y esta conversacin, dejan claro claro que el profesor emrito del MIT y autor est impresionado por las espontneas comunidades cooperativas creadas por algunos campamentos Ocupa, as como por el impacto poltico del movimiento.

Somos una nacin cuyos dirigentes siguen polticas equivalentes al suicidio econmico, dice Chomsky. Pero hay destellos de posibilidad en cooperativas de trabajadores y otros espacios en los que la gente percibe el gusto por otra forma de vivir.

Hablamos en su oficina, para Free Speech TV el 24 de abril.

LF: Comencemos por la visin general. Cmo describe, histricamente, la situacin en la que nos encontramos?

NC: Existe una crisis o un retorno a la norma de estancamiento. Un punto de vista es que la norma es el estancamiento y que ocasionalmente se logra salir de l. La otra es que la norma es crecimiento y que ocasionalmente se puede caer en el estancamiento. Se puede discutir al respecto, pero es un perodo de estancamiento casi global. En las principales economas capitalistas, Europa y EE.UU., el crecimiento es bajo, hay estancamiento y una diferencia muy aguda en los ingresos, un cambio un cambio impactante de la produccin a la financiarizacin.

EE.UU. y Europa estn cometiendo suicidio de diferentes maneras. En Europa es la austeridad en medio de la recesin y es seguro que ser un desastre. Ahora hay una cierta resistencia a eso. En EE.UU., es esencialmente la deslocalizacin de la produccin y la financiarizacin y liberarse de la poblacin superflua mediante el encarcelamiento. Es un subtexto de lo que pas en Cartagena (Colombia) la semana pasada con el conflicto de la guerra contra la droga. Latinoamrica quiere descriminalizar por lo menos la marihuana (tal vez ms, por cierto) EE.UU. quiere mantenerla criminalizada. Una historia interesante. Me parece que no hay una salida fcil

LF: Y en lo poltico?

NC: Tambin hay diferencias. En Europa hay un peligroso crecimiento de la ultra xenofobia que es bastante amenazante para cualquiera que recuerde la historia de Europa y un ataque contra los restos del Estado de bienestar. Cuesta interpretar la poltica de austeridad en medio de la recesin como otra cosa que un ataque contra el contrato social. De hecho, algunos dirigentes lo dicen directamente. Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo tuvo una entrevista con el Wall Street Journal en la cual dijo que el contrato social est muerto; que finalmente nos libramos de esa situacin.

En EE.UU., ante todo, el sistema electoral ha sido casi totalmente destrozado. Durante mucho tiempo ha estado en gran parte controlado por gastos privados concentrados, pero ahora se desbord. Con el paso de los aos las elecciones se han convertido en espectculos [de relaciones pblicas]. Lo comprendi la industria de la publicidad en 2008, dio a Barack Obama el premio de mercadeo del ao. Este ao es solo una ficcin.

El Partido Republicano ha abandonado en gran parte cualquier pretensin de ser un partido poltico tradicional. Marcha a paso trabado con los muy ricos, los sper ricos y el sector corporativo. No se pueden conseguir votos de esa manera, por lo que tiene que movilizar a otro sector del electorado. Siempre ha existido, pero pocas veces ha sido movilizado polticamente. Lo llaman la derecha religiosa, pero bsicamente es la poblacin religiosa extrema. EE.UU. est fuera del espectro en compromiso religioso. Ha estado aumentando desde 1980, pero ahora es una parte importante de la base votante del Partido Republicano, por lo tanto significa comprometerse con posiciones antiaborto, oponerse a los derechos de las mujeres EE.UU. es un pas [en el cual] un 80% de la poblacin piensa que la Biblia fue escrita por Dios. Cerca de la mitad cree que cada palabra es verdad. De modo que tena que apelar a eso y a la poblacin "nativista", la gente que est atemorizada, que siempre lo ha estado Es un pas muy atemorizado y eso aumenta ahora con el reconocimiento de que la poblacin blanca ser bastante pronto una minora, nos han quitado nuestro pas. Son los republicanos. Ya no hay republicanos moderados. Ahora son demcratas centristas. Por cierto los demcratas derivan hacia la derecha, siguindolos. Los demcratas han renunciado en gran parte a la clase trabajadora blanca. Requerira un compromiso con temas econmicos y no es su preocupacin.

LF: Usted describe Ocupa como la primera reaccin organizada a una guerra de clases de treinta aos

NC: Es una guerra de clases, y tambin un guerra contra los jvenes por eso los costes de educacin aumentan tan rpido. No existe una verdadera razn econmica para eso. Es una tcnica de control y adoctrinamiento. Y esta es realmente, la primera reaccin organizada, significativa, lo que es importante.

LF: Son adecuadas las comparaciones con la Primavera rabe?

NC: Un punto de similitud es que ambas son reacciones ante las vctimas causadas por los programas neoliberales. Tienen un efecto diferente en un pas pobre como Egipto y un pas rico como EE.UU. Pero son similares en su estructura. En Egipto los programas neoliberales han significado crecimiento estadstico, que justo antes de la Primavera rabe era una especie de modelo para el Banco Mundial y el FMI (Fondo Monetario Internacional]: la maravillosa administracin econmica y gran reforma. El nico problema era que para la mayor parte de la poblacin fue como un golpe en el plexo solar: los salarios bajaban, las prestaciones se eliminaban, los subsidios para alimentos haban desaparecido, y mientras tanto haba una alta concentracin de la riqueza y mucha corrupcin.

En esto tenemos una analoga estructural de hecho lo mismo vale para Suramrica algunos de los eventos ms dramticos de la ltima dcada (y lo vimos de nuevo en Cartagena hace un par de semanas), Latinoamrica se vuelve hacia la independencia por primera vez en quinientos aos. No es poco decir. Y la Primavera rabe comenzaba a seguir el ejemplo. Hay una contrarrevolucin en los pases de Medio Oriente/Norte de frica (MENA) que la est haciendo retroceder, pero hubo progresos. En Suramrica [hubo progresos sustanciales] y lo mismo sucede en la Primavera rabe y tiene un efecto contagioso, estimul el movimiento Ocupa y existen interacciones.

LF. En los medios, hubo mucha confusin en la cobertura de Ocupa. Existe una contradiccin entre anarquismo y organizacin? Puede aclararlo?

NC: Anarquismo significa todo tipo de cosas para diferentes personas, pero los movimientos anarquistas tradicionales se basaron en que habra una sociedad altamente organizada, solo organizada desde abajo con participacin directa, etc. En realidad, buena parte de la confusin en los medios tiene su base porque realmente hay dos lneas diferentes en el movimiento ocupa, ambas importantes, pero diferentes.

Una se orienta a la poltica: qu objetivos polticos [queremos]. Regular los bancos, excluir el dinero de las elecciones; aumentar el salario mnimo, temas ecolgicos. Son todos muy importantes y el movimiento Ocupa tuvo impacto. Cambi no solo el discurso sino, en cierto grado, la accin por esos temas.

La otra parte es solo crear comunidades, algo extremadamente importante en un pas como este, que est muy atomizado. La gente no se habla. Uno est solo con su televisor o Internet. Pero no se puede tener una democracia que funcione sin lo que los socilogos llaman organizaciones secundarias, sitios en los que la gente se pueda encontrar, planificar, hablar y desarrollar ideas. No se puede hacer por s solo. El movimiento Ocupa cre espontneamente comunidades que ensearon algo a la gente: se puede estar en una comunidad de apoyo de ayuda mutua y cooperacin y desarrollar su propio sistema sanitario y bibliotecas y tener espacio abierto para discusin y participacin democrtica. Las comunidades semejantes son realmente importantes. Y tal vez sea lo que causa la confusin en los medios porque se trata de las dos cosas.

LF: Es el motivo por el cual los mismos medios ignoran la violencia contra mujeres, exageran las historias sobre supuestas violaciones y violencia en los campamentos de Ocupa Wall Street?

NC: Es un prctica estndar. Cada vez que quieren denigrar un movimiento escogen ese tipo de cosas. O es eso, o vestimentas extravagantes o algo semejante. Recuerdo que en los aos sesenta, hubo una manifestacin que fue de Boston a Washington y la televisin mostr a una joven con un sombrero divertido y extrao, una cosa o la otra. Haba un canal independiente en Washington y efectivamente, mostr a la misma mujer. Es lo que andaban buscando. Tratan de mostrar lo que es tonto e insignificante y violento si es posible, y en cualquier sitio se encuentra un sector marginal semejante.

Les sera muy difcil prestar atencin al ncleo real del movimiento. Concentrarse, por ejemplo, en los temas polticos o la creacin de comunidades democrticasde apoyo mutuo que funcionany decir, bueno, es lo que falta en nuestro pas y por eso no tenemos una democracia que funciona, una comunidad de verdadera participacin. Eso es realmente importante. Y siempre se oculta.

Tomemos, por ejemplo, a Martin Luther King. Escuche los discursos del Da MLK y todo es tengo un sueo. Pero l tena otro sueo y lo present en su ltimo discurso en Memphis, justo antes de que lo asesinaran. En el cual dijo algo sobre que l era como Moiss y poda ver la tierra prometida pero cmo no vamos a llegar a ella. Y la tierra prometida eran polticas y desarrollos que encaren la pobreza y la represin, no racial, sino del movimiento de los pobres. Directamente despus de eso [el asesinato] hubo una marcha, [King] iba a encabezarla. Coretta Scott King la encabez. Comenz en Memphis y fue por todo el Sur a diferentes sitios donde haban luchado en la batalla por los derechos civiles y termin en Washington DC y establecieron una ciudad de carpas, Resurrection Park, y el congreso liberal llam a las fuerzas de seguridad. El congreso ms liberal de la historia. Irrumpieron en plena noche y destruyeron Resurrection Park y los expulsaron de la ciudad. As encaran los movimientos populares que amenazan

LF: Pensando en Memphis, donde elDr. King estaba apoyando a trabajadores del alcantarillado en huelga, qu piensa sobre el futuro del movimiento sindical?

NC: El movimiento se liquid en gran parte en los aos veinte, casi lo destruyeron. Se reanim en los aos treinta y fue muy importante. A fines de los aos treinta el mundo empresarial ya estaba tratando de encontrar maneras de derrotarlo. Tuvieron que esperar durantela guerra, pero comenzaron inmediatamente despus. Taft Hartley fue en 1947, luego llega una inmensa campaa de propaganda corporativa que en gran parte se orientaba contra los sindicatos: por qu son malos y destruyen la armona y la amistad en EE.UU. Con el paso de los aos tuvieron efecto. El movimiento sindical reconoci demasiado tarde lo que estaba ocurriendo. Luego volvieron a empezar cpm Reagan.

Lleg Clinton; emple una tcnica diferente para romper los sindicatos. Se llam NAFTA (Acuerdo de Libre Comercio de Norteamrica). Bajo el NAFTA hubo de nuevo un fuerte aumento en el bloqueo ilegal de esfuerzos de organizacin. Se colocaba un letrero: Vamos a transferir las operaciones a Mxico Es ilegal pero si se tiene un Estado criminal, no importa.

El resultado final es que la sindicalizacin en el sector privado ha bajado prcticamente a siete por ciento. Mientras tanto los sindicatos en el sector pblico se han mantenido de alguna manera [a pesar de estar] bajo ataque, pero en los ltimos aos, ha habido un fuerte [aumento del] ataque contra sindicatos en el sector pblico, en los cuales ha participado Barack Obama. Cuando se congela los salarios de trabajadores federales, es equivalente a gravar a gente del sector pblico

LF: Y ataques a la negociacin colectiva?

NC: Los ataques a la negociacin colectiva en Wisconsin [forman parte de] toda una serie de ataques porque es un ataque a una parte del movimiento sindical que estaba protegida por el sistema legal como un residuo del Nuevo Trato y de la Gran Sociedad, etc.

LF: De modo que los sindicatos tienen futuro?

NC: Bueno, no es peor que en los aos veinte. Hubo un movimiento sindical militante muy activo en la ltima parte del Siglo XIX, hasta principios del Siglo XX. [Fue] aplastado por Wilson y la amenaza comunista. En los aos veinte llegaban visitantes derechistas de Inglaterra y simplemente se horrorizaban de cmo se trataba a los trabajadores. Haba desaparecido en gran parte. Pero en los aos treinta no solo se reanim, fue el elemento central en el logro del Nuevo Trato. La Organizacin del CIO y las huelgas de brazos cados que fueron realmente aterradoras para la administracin porque eran un paso antes de decir Bueno. Adis, vamos a dirigir la fbrica. Y fue un gran factor en significativas medidas del Nuevo Trato que no fueron triviales sino que tuvieron mucha importancia.

Luego, despus de la guerra, comienza el ataque, pero es una batalla constante durante toda la historia de EE.UU. Es la historia de este pas y tambin la historia de cualquier otro pas, pero sucede que EE.UU. tiene una historia sindical excepcionalmente violenta. Cientos de trabajadores fueron asesinados aqu en una poca que fue simplemente desconocida en Europa o Australia

LF: Cul es, a su juicio, el objetivo Nmero Uno del poder en la actualidad? Son las corporaciones, el Congreso, los medios, los tribunales?

NC: Los medios son corporaciones, por lo tanto Las concentraciones del poder privado tienen enorme, no total, pero enorme influencia en el Congreso y la Casa Blanca, y eso aumenta fuertemente con la fuerte concentracin del poder privado y el aumento del coste de las elecciones, etc.

LF: Mientras hablamos, hay acciones en marcha emprendidas por los accionistas que tienen lugar en Detroit y San Francisco. Son buenos objetivos, valen la pena?

NC: Estn bien, pero recuerde, la propiedad de las acciones en EE.UU. est muy concentrada. [Acciones de presin de los accionistas son] algo, pero es como el viejo Partido Comunista en la URSS, sera bueno ver ms protesta dentro del Partido Comunista pero no es democracia. No va a suceder. [Las acciones emprendidas por los accionistas] son un buen paso, pero son en su mayora simblicas. Por qu no? No existe un principio econmico que diga que la administracin deba responder ante los accionistas,

LF: Pero se oye decir todo el tiempo que segn la ley, se requiere que el director ejecutivo aumente los dividendos entre los accionistas.

NC: Es una especie de compromiso secundario del director ejecutivo. El primer compromiso es aumentar su salario. Una de las formas de aumentar su salario es lograr beneficios a corto plazo pero hay muchas otras maneras. En los ltimos treinta aos ha habido cambios legales muy sustanciales a la gobernanza de modo que los directores ejecutivos ahora eligen en gran parte los consejos que les otorgan salarios y bonificaciones. Es uno de los motivos por los cuales [la ratio] de directores ejecutivos en relacin con la paga ha aumentado de modo tan agudo en este pas en comparacin con Europa. (Son sociedades similares y all es bastante malo, pero aqu nos encontramos en la estratosfera). No existe una razn particular para que sea as. El director ejecutivo tambin podra ser responsable ante las partes interesadas o sea los trabajadores y la comunidad. Eso presupone que debera haber una administracin pero por qu iba a haber una administracin? Por qu la direccin de la industria no est en manos de las partes interesadas?

LF: Las cooperativas de trabajadores son un movimiento creciente. Una pregunta que oigo es provendr un cambio de propiedad si no se cambia el paradigma de los beneficios?

NC: Es como preguntar si la votacin de los accionistas es una buena idea, o si la regla de Buffet es una buena idea. S, es un buen paso, un pequeo paso. La propiedad de los trabajadores dentro de un sistema capitalista de Estado, semi-mercado, es mejor que la propiedad privada pero tiene problemas inherentes. Los mercados tienen ineficiencias inherentes bien conocidas. Son muy destructivas. La obvia, en un sistema de mercado, en uno que funcione realmente, es que quien quiera que tome las decisiones no presta atencin a lo que se llama externalidades, los efectos sobre otros. Te vendo un coche, si tus ojos estn abiertos llegaremos a un buen negocio para nosotros pero no estamos preguntando cmo afectar [all]. Habr ms congestin, los precios de la gasolina aumentarn, habr efectos ecolgicos y eso se multiplica por toda la poblacin. Bueno, es algo muy serio.

Considere la crisis financiera. Desde que la regulacin del Nuevo Trato fue esencialmente desmantelada, ha habido crisis financieras regulares y una de las razones fundamentales, se entiende, es que el director ejecutivo de Goldman Sachs o CitiGroup no presta atencin a lo que se llama riesgo sistmico. Tal vez realiza una transaccin arriesgada y se cubre contra sus propias prdidas potenciales, pero no toma en cuenta el hecho de que si se derrumba puede derrumbar todo el sistema. Es lo que es un crac financiero.

El ejemplo mucho ms serio de esto es el impacto ecolgico. En el caso de instituciones financieras, cuando se derrumban, el contribuyente llega al rescate, pero si se destruye el medio ambiente nadie llegar a rescatarlo.

LF: Por lo tanto suena como si usted pudiera apoyar algo como el modelo Cleveland donde la propiedad de la compaa est realmente en manos de los miembros de la comunidad as como de los trabajadores

NC: Es un paso adelante pero hay que ir ms lejos para desmantelar el sistema de produccin por beneficios en lugar de la produccin para su uso. Eso significa desmantelar por lo menos grandes partes de los sistemas de mercado. Tome el caso ms avanzado: Mondragon. Es propiedad de los trabajadores, no est administrado por los trabajadores, aunque la administracin proviene a menudo de la fuerza laboral, pero est en un sistema de mercado y todava explotan a trabajadores en Suramrica y hacen cosas dainas para la sociedad en su conjunto, y no tienen otra alternativa. Si se est en un sistema en el cual hay que hacer beneficios para sobrevivir se est obligado a ignorar externalidades negativas, los efectos sobre los dems.

Los mercados tambin tienen un psimo efecto psicolgico. Llevan a la gente a una concepcin de s mismos y de la sociedad en la cual solo se persigue el propio bien, no el bien de otros y eso es extremadamente daino.

LF: Ha probado alguna vez un sistema que no sea de mercado un destello de optimismo o de cmo podramos vivir?

NC: Una familia que funciona por ejemplo, son grupos ms grandes, cooperativas son un ejemplo. Ciertamente se puede hacer. La mayor que conozco es Mondragon pero hay muchas y se podran hacer muchas ms. Aqu mismo en Boston, en uno de los suburbios hace unos dos aos, haba una empresa pequea pero lucrativa que construa equipamiento de alta tecnologa. La multinacional que posea la compaa no quera mantenerla en sus libros por lo tanto decidi cerrarla. La fuerza laboral y el sindicato UE (Trabajadores Elctricos Unidos) ofrecieron comprarla, y la comunidad los apoy. Podra haber funcionado si hubiera tenido apoyo popular. Si hubiera habido un movimiento Ocupa en aquel entonces, pienso que habra sido una gran cosa para que se concentrara en ese caso. Si hubiera funcionado habra habido otra empresa lucrativa, de propiedad de los trabajadores y dirigida por trabajadores. Ya hay una buena cantidad de algo semejante en el pas. Gar Alperovitz ha escrito al respecto, Seymour Melman ha trabajado con ellos. Jonathan Feldman trabaj en esas cosas.

Son ejemplos reales y no veo por qu empresas semejantes no puedan sobrevivir. Por cierto van a ser rechazadas. El sistema del poder no las quiere, igual que no quiere una democracia popular, ms que cmo los Estados de Medio Oriente y Occidente van a tolerar la Primavera rabe Van a tratar de rechazarlas.

LF: Trataron de derrotar las huelgas de brazos cados en los aos treinta. Lo que olvidamos es que comunidades enteras se movilizaron para apoyar esas huelgas. En Flint, cordones de mujeres se colocaron entre los huelguistas y la polica.

NC: Vuelva atrs un siglo, a Homestead, la ciudad dirigida por trabajadores, tuvieron que enviar a la Guardia Nacional para destruirlos.

LF: Trayvon Martin. Puede haber durante algunos minutos sobre el papel del racismo y de la violencia racial en el tema del que hemos estado hablando? Alguna gente piensa que la lucha contra el racismo es algo separado del trabajo por temas econmicos.

NC: Bueno, ya sabe, existe evidentemente un serio problema racial en el pas. Basta con echar una mirada a lo que sucede en las comunidades afroestadounidenses. Por ejemplo la riqueza, la riqueza en las comunidades afroestadounidenses es casi nula. La historia es impresionante. Considere la historia de los afroestadpunidenses en EE.UU. Ha habido unos treinta aos de relativa libertad. Hubo una dcada despus de la Guerra Civil y antes de que el compacto norte/sur volviera esencialmente a criminalizar la vida negra. Durante la Segunda Guerra Mundial se necesit mano de obra libre por lo tanto hubo una liberacin de la fuerza laboral. Los negros se beneficiaron de ella. Dur unos treinta aos, el gran perodo de crecimiento en los aos cincuenta y sesenta, de modo que un negro poda conseguir un puesto de trabajo en una planta automovilstica y comprar una casa y enviar a sus hijos a la universidad y entrar de alguna manera al mundo, pero al llegar los aos setenta se acab.

Con el cambio radical de la economa, la fuerza laboral, que es en parte blanca pero tambin en gran parte negra, bsicamente lleg a ser superflua. Mire lo que pas, volvimos a criminalizar a los negros. Las tasas de encarcelamiento desde los aos ochenta han llegado al cielo, sobre todo hombres y mujeres negros, y latinos en cierta medida. Esencialmente rehaciendo lo que sucedi durante la Reconstruccin. Es la historia de los afroestadpunidenses, por lo tanto, cmo puede haber alguien que diga que no hay ningn problema. Seguro, el racismo es serio, pero es peor que eso

LF: Hable de los medios. A menudo discernimos el sesgo en la informacin sobre un caso particular, pero podra hablar de un modo ms amplio sobre la manera en que nuestros medios "monetarizados" muestran el poder, la democracia, el papel del individuo en la sociedad y de qu manera tiene lugar ese cambio

NC: Bueno, no quieren que ocurra un cambio Estn en el centro del sistema de poder y dominacin. Ante todo, los medios son corporaciones, partes de grandes corporaciones, estn vinculados muy estrechamente a otros sistemas de poder en lo personal y en sus intereses y antecedentes sociales, y todo lo dems. Naturalmente tienden a ser reaccionarios.

LF: Pero de cierto modo nos dan una medida del tiempo. Si el cambio no ha ocurrido en diez minutos, no va a ocurrir.

NC: Bueno, es una tcnica de adoctrinamiento. Es algo que he aprendido de mi propia experiencia. Una vez hubo una entrevista con Jeff Greenfield en la cual le preguntaron por qu yo nunca fui invitado a Nightline. Dio una buena respuesta. Dijo que la principal razn es que yo careca de concisin. Yo nunca haba escuchado esa palabra. Hay que tener concisin. Hay que decir algo breve entre dos anuncios comerciales.

Qu se puede decir que sea breve entre dos anuncios comerciales? Puedo decir que Irn es un Estado terrible. No necesito ninguna evidencia. Puedo decir que Gadafi impone el terror. Suponga que trato de decir que EE.UU. hace terrorismo, que de hecho es uno de los principales Estados terroristas del mundo. No se puede decir eso entre anuncios comerciales. La gente quiere saber correctamente lo que se quiere decir. Nunca lo han escuchado antes. Entonces hay que explicar. Hay que suministrar antecedentes. Es exactamente lo que se corta. La concisin es una tcnica de propaganda. Asegura que no se haga nada fuera de repetir clichs, la doctrina estndar, o que suene como si fuera un luntico.

LF: Y la concepcin del poder de los medios? Quin lo tiene, quin no lo tiene y cul es nuestro papel si no somos, digamos, presidentes o directores ejecutivos.

NC: Bueno, no solo los medios, tambin vale en gran parte para el mundo acadmico, el cuadro es que nosotros, la principal democracia del mundo, el fanal de la libertad y los derechos y la democracia. El hecho es que la participacin democrtica es aqu extremadamente marginal, que no entra [en la informacin de los medios]. Los medios condenarn las elecciones en Irn, correctamente, porque los candidatos tienen que ser aprobados por los clrigos. Pero no sealan que en EE.UU. [los candidatos] tienen que ser aprobados por altas concentraciones de capital privado. No se puede ser candidato en una eleccin a menos que uno pueda reunir millones de dlares.

Un caso interesante es ahora mismo. Esto sucede en el 50 aniversario de la invasin de Vietnam del Sur por EE.UU., la peor atrocidad en el perodo de posguerra. Mat a millones de personas, destruy cuatro pases, una historia de horror total. Ni una palabra. No ocurri porque nosotros lo hicimos. Por lo tanto no ocurri.

Tomemos el 11-S. Significa algo en EE.UU. El mundo cambi despus del 11-S. Bueno hagamos un ligero experimento con el pensamiento. Supongamos que el 11-S los aviones hubieran bombardeado la Casa Blanca supongamos que hubieran matado al presidente, establecido una dictadura militar, matado rpidamente a miles, torturado a otras decenas de miles, establecido un importante centro internacional terrorista que realiza asesinatos, derrocado gobiernos por todas partes, instalado otras dictaduras, y lleva al pas a una de las peores depresiones en su historia y tuvo que recurrir al Estado para el rescate. Supongamos que eso hubiera ocurrido. Ocurri. En el primer 11-S en 1973. Excepto que los responsables fuimos nosotros, por lo tanto no ocurri. Es en el Chile de Allende. Es imposible imaginar que los medios hablen al respecto.

Y se puede generalizar ampliamente. Lo mismo es en gran parte cierto en el mundo acadmico excepto en los mrgenes es definitivamente un hecho en la corriente dominante del mundo acadmico. En ciertos aspectos la crtica de los medios es algo engaosa [porque no constituyen la nica institucin de influencia] y por cierto, interactan estrechamente.

LAURA FLANDERS es presentadora del Laura Flanders Show que se presentar en canales de la televisin pblica ms adelante, en este ao. Fue presentadora y fundadora de GRITtv.org. Sgala en: Twitter: @GRITlaura.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2012/04/30/talking-with-chomsky/

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter