Portada :: Venezuela :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2012

Escenarios indeseables

Ivn Gutirrez
Rebelin


La va electoral le ha permitido a la izquierda latinoamericana alcanzar mayores xitos que con la lucha armada. Con esta solo Cuba se ha mantenido por largo tiempo.

El otro caso fue Nicaragua. Como sabemos, el Sandinismo alcanz un resonado triunfo insurreccional, pero al cabo de un cierto tiempo perdi el poder tras ser derrotado en unas elecciones. Luego, a travs de otras, se hizo de nuevo con la mayora.

El ejercicio democrtico ha impulsado en varios pases el arribo al poder de Fuerzas Progresistas e instalados gobiernos orientados a la izquierda, con todo el significado que ellos tienen para los intereses tradicionalmente dominantes en los Estados Unidos, donde aun nos ven como su Patio Trasero. La lista es larga, tanto que abarca la mayora de los pases que conforman Sur Amrica.

En nuestro caso es bien sabido que Chvez no tuvo xito en el intento de Golpe de Estado que promovi. Si hoy es Presidente ha sido por haber triunfado en varios procesos electorales. En cada crisis severa por las que ha atravesado su mandato, ha logrado salir airoso luego de realizado un evento democrtico.

Quizs muchos en la oposicin venezolana piensen que el gran error durante el Golpe de Estado del 11 de abril de 2002, fue no haberlo sabido concretar. Y no fue as, el gran error, que aun pagan, fue haber tomado el atajo golpista, violentando la Institucionalidad a duras pena mantenida tras la larga crisis poltica que nos ha conmovido desde 1989.

De nuevo el escenario de una salida golpista retumba por los rincones, al punto que varios comentaristas poltico, de uno y otro signo, lo examinan como curso poltico probable. Por lo tanto, es un escenario que debe formar parte de la agenda de algunos actores polticos y econmicos.

Desde la oposicin se sienten voces que expresan desesperanza ante las pocas posibilidades de Capriles Radonski para alcanzar el triunfo. En algunos se perciben desesperacin al sentir que un nuevo mandato de Chvez los liquidara como factores de poder. Acostumbrados a medrar del Estado en su posicin privilegiada de prohombres de la patria, observan con envidia y resentimientos como los negocios los estn haciendo otros. Son los mismos que elevan sus crticas porque a una mujer cargada de hijos le asignen una ayuda, fomenta la flojera, dicen, pero ven bien que ellos se apalanquen y se aprovechen del dinero pblico.

Bien, algunos de estos sectores parece que promueven una salida militar con apoyo extranjero. Esto no parece extrao ni imposible, dada la actividad desplegada desde el Departamento de Estado y la segura presencia de factores opuestos a Chvez en el seno de la FAB (Fuerza Armada Bolivariana). En fin, esta es el reflejo del pas: Chvez puede ser mayora, pero no tendra unanimidad. A ello hay que sumar los problemas propios de la organizacin en s.

Qu pasara si se produjera un Golpe de Estado? La paz inestable que aun tenemos se ira al diablo; la violencia masiva se apoderara de nuestras calles; la ruina econmica alcanzara a mucha gente, especialmente a los ms vulnerables; el nmero de vctimas sera incalculable. Si el Golpe triunfara, luego de un gran derramamiento de sangre, es muy probable que la violencia se instale por largo tiempo, agudizndose y tomando expresiones diversas.

Tambin se dice que existe gente en el Chavismo apostando por una salida golpista. Aun cuando luzca extrao, puesto que hoy por hoy aparecen como la Fuerza con mayor posibilidad de alzarse con el triunfo el prximo 7 de octubre.

Aun as, supongamos que existan quienes as piensan, y que en un momento dado cuenten con las posibilidades de hacerlo. Si as fuese, desde el propio pueblo chavista surgiran manifestaciones de rechazo. Basta la ms mnima investigacin de opinin para corroborar que en este sector los cambios son pensados en el marco de una democracia. Los pases amigos, adems, tambin rechazaran una accin como esta. Total, un golpe desde el chavismo no tiene viabilidad ni en el corto ni en largo plazo.

La oposicin venezolana est viviendo un proceso de recomposicin. El surgimiento de un liderazgo tremendamente joven pasa factura en la coyuntura, pero tambin indica la existencia de potencialidades que no se agotaran el 7 de octubre. Una derrota en esta fecha es factible que se convierta en el inicio de su verdadero ascenso. Esto a condicin de que no se dejen arrastrar por los desesperados.

Por otra parte, este pudiera ser el ltimo perodo presidencial de Chvez. En un Sistema democrtico, una largusima permanencia en el poder, no es tolerada fcilmente, mucho menos cuando este se concentra en una persona. La imagen del Presidente ocupndose de todo, hasta de lo ms mnimo, no habla bien de las capacidades del Sistema; al contrario, hace evidente la ausencia de un liderazgo colectivo que la situacin reclama.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter