Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-05-2005

El lder del grupo de rock norteamericano cumple su sueo de actuar en La Habana
Audioslave rompe el bloqueo debutando en la Tribuna Antiimperialista del Malecn

Carlos Tena/Pascual Serrano
Rebelin


Dicen en La Habana que nunca haba tocado un grupo de rock de esa categora, en plena cresta de su ola de popularidad y en un recinto abierto, por supuesto de acceso libre. Fue sin duda un acontecimiento sin precedentes el concierto del pasado viernes seis de mayo del grupo norteamericano Audioslave, formacin con una breve pero intensa historia profesional a sus espaldas, surgida en octubre del 2000, cuando el cantante chicano Zack de la Rocha abandon Rage Against The Machine y sus integrantes convocaron a Chris Cornell, ex-vocalista y guitarrista de Soundgarden, adems del bajista Tim Commeford y el batera Brad Wilk, para formar una nueva banda.

Unos cuatro mil jvenes cubanos se dieron cita en la emblemtica Tribuna Antiimperialista, creado como lugar de encuentro de masas frente a la Seccin de Intereses de Estados Unidos durante las movilizaciones para exigir la vuelta del nio balsero Elin Gonzlez. De modo que las decenas de funcionarios de la diplomacia norteamericana tuvieron que escuchar los atronadores sonidos de un grupo de rock de su pas entre las diez y cuarto de la noche y las doce y media de la madrugada que rompa el bloqueo norteamericano vitoreados y hermanados con la juventud cubana. Muchos recordaron que Estados Unidos no permite la entrada de msicos cubanos en suelo norteamericano.

Largas melenas, camisetas negras serigrafiadas con grupos de heavy metal y trepidantes bailes de rock infrecuentes en Cuba se contaron por miles en un concierto que ya hubieran querido tantos organizadores europeos y norteamericanos por su ausencia de incidentes dignos de destacar, peleas, drogas y vmitos de alcohol. Y todo con diez veces menos de policas que guardias jurados en un concierto en un pas capitalista.

La presentacin de Audioslave en La Habana, su primera en Amrica Latina, fue autorizada por las autoridades estadounidenses y por el Instituto Cubano de la Msica. Segn Bill Martnez, abogado del grupo que obtuvo la licencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, "ambos gobiernos desean captar a la juventud y es una maravillosa coincidencia de polticas" que permiti el viaje al pequeo pas caribeo. Audioslave interrumpi una gira promocional por Estados Unidos de su ltimo CD, "Out of Exile", para actuar en Cuba. El grupo, que sigue el estilo "hard-rock" de la legendaria banda Led Zeppelin, prometi ofrecer el concierto "ms ruidoso" que se haya escuchado en La Habana.

Admito que he sido bastante afortunado en mi vida profesional, porque he visitado muchos de los pases que deseaba conocer, pero entre todos aquellos que - tiene que ser pronto, muy pronto - , el primero de la lista era Cuba, una nacin que se considera del tercer mundo, y que yo sito entre las ms cultas y desarrolladas del mundo. Y adems cumplo otro sueo: el de venir a trabajar. Un grupo norteamericano de rock jams haba tocado en la Habana, as que Audioslave rompe el bloqueo debutando esta noche en la Tribuna Antiimperialistas del Malecn, enfrente de la residencia oficial de la Oficina de Intereses yanquis.

Esas palabras salan el da anterior del concierto de la boca del lder de la banda, Tom Morello, que fue quien estableci contacto con las autoridades cubanas para la realizacin de este proyecto, que hacia vibrar de emocin a los miles de rockeros de capital ms hermosa del Caribe, cuando se conoci la noticia, difundida en todos los medios audiovisuales de la isla.

Audioslave es una de las bandas ms radicales del actual hard rock norteamericano, herederos de aquellos Rage Against The Machine, que a su vez recogan el espritu de la mxima que se hizo tan popular en la dcada del 80 y que rezaba: Rock contra el Fascismo. Rock contra el Racismo. Para llegar a La Habana, los miembros del grupo tuvieron que sortear todo tipo de trabas hasta lograr el permiso correspondiente, sobre todo por parte de la administracin norteamericana, viajando de Atlanta a Florida no en un jet privado, sino en un aparato de la linea Miami Heat`s, que suele servir de apoyo a los jugadores de la NBA en sus desplazamientos por el Caribe.

Con la banda y su personal, llegaron a La Habana varios periodistas de la cadena MTV, emisora que grabar un DVD del concierto (Audioslave live in Cuba) para dar testimonio del acto. Hacemos historia - dijo uno de ellos- es el primer paso hacia la normalizacin futura de las relaciones culturales entre ambos pases. Todos nosotros estbamos nerviosos, excitados, pero muy alegres, durante los 30 minutos que dur el vuelo de Miami a La Habana.

La comitiva se dedic el da anterior a visitar la ciudad, sus monumentos, restaurantes, hospedndose en el Hotel Nacional, una de las joyas tursticas de la isla. Observaron con estupor cmo los automviles de sus abuelos, Chryslers, Buicks, Fords, de los aos 50, seguan decorando las calles de la ciudad. Miraban atnitos el panorama: no haba Mac Donalds, ni Starbucks, ni Kentucky Fried Chicken, ni Playboy o Billboard. Tuvieron tiempo de comprar algunos libros, poltica y filosofa, y se detenan para leer las pancartas del Malecn: La obra de la revolucin es invencible, Vamos bien, Bush, fascista, etc. Hasta se hicieron las correspondientes caricaturas en las calles de la Habana Vieja, esas que artistas annimos realizan para sacar algunos dlares (ahora chavitos), y hacerse una foto junto a la estatuas de su paisano Hemingway, en el Floridita, y de John Lennon en el parque que lleva el nombre del Beatle asesinado en Nueva York. Tras la visita a la Plaza de la Revolucin, la comitiva de Audioslave y su trouppe, regresaron al hotel. Al da siguiente les esperaba una excitante rueda de prensa en la que no faltaron todo tipo de preguntas y varias entrevistas en las emisoras de radio habaneras.

El concierto, que cont como telonero con el msico cubano X Alfonso, terminaba cuatro horas ms tarde. Cientos de jvenes continuaron la fiesta en el malecn habanero adyacente a la Tribuna Antiimperialista. All sacaron sus guitarras y les pudimos escuchar cantar Guantanamera, porque en La Habana, con cierto de rock y todo, nadie reniega de su msica. Ni de su revolucin viendo las banderas cubanas que ondearon durante el concierto.

El viernes seis de mayo termin siendo una tarde/noche para la historia del rock norteamericano, una tarde inolvidable para los jvenes y menos jvenes fans cubanos del hard rock.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter