Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2012

Una valija perdida

Higinio Polo
El Viejo Topo


Se conservan miles de fotografa s de la guerra civil espaola , pero la aparicin de nuevas imgenes siempre es un acontecimiento, que pone de relieve la enorme significacin y el gran valor emotivo que sigue teniendo para los ciudadanos espaoles el perodo que se abre con la rebelin fascista de 1936 y sigue con la reaccin obrera y popular. As ocurri cuando, en 1992, se encontraron , en un cubo de basura, las fotografas hechas por un militar italiano del CTV, Guglielmo Sandri , en Vipiteno, en el Tirol italiano. Mucha mayor repercusin ha tenido el hallazgo de las fotografas de la maleta mexicana , como se ha denominado a la coleccin de negativos de Capa, Taro y David Seymour , Chim , depositada ahora en el International Center of Photography de Nueva York , que ahora puede verse en el MNAC barcelons . Entre esas imgen es redescubiertas se encuentran algunas de las ms not ables de Robert Capa, tal vez el mejor fotgrafo de guerra del siglo XX.

La historia de su prdida y re descubrimiento es singular. Cuando Europa se adentraba en la catstrofe de 1939, Robert Capa decide escapar a Estados Unidos. Pareca una maldicin: las tropas nazis se aproximaban a Pars, y, pocos meses antes, Capa haba presenciado la cada de la Repblica espaola y la oleada de refugiados que se dirigan hacia el norte. Las noticias era n cada vez ms alarmantes, y, sin tiempo para organizar un traslado de sus pertenencias, a bandona Pars , porque teme, jus tificadamente, que su inclinacin por los comunistas acarree su deportacin cuando los nazis ocupen la capital francesa , y se embarca hacia Nueva York . Igual que Capa, m iles de personas se dirigen hacia el sur de Francia , huyendo de Pars , en una desbandada que ilustra la tensin y la angustia del momento . Capa tena su estudio en el 37 de la rue Froidevaux , ante el cementerio de Montparnasse, y sus ventanas daban casi enfrente de la tumba de Maupassant. Su ayudante, Imre Csiki Weiss, recoge cuatro mil quinientos negativos de Capa, Taro y Chim , realizados durante la guerra civil espaola, para ponerlos a salvo, y se los lleva, en bicicleta, hasta Burdeos, donde tiene intencin de enviarlos a Mxico, aunque, en es os das confusos de la guerra, cuando todo parece hundirse, acaba entregndoselos a un conocido para que los lleve al consulado chileno. En ese punto se pierde el rastro de los negativos, entre los que se encontraban algunas de l as ms famosas imgenes de Capa . Durante aos se crey que se haban perdido para siempre.

En los cuarenta aos siguientes no se supo nada de los negativos, hasta el punto de que un hermano de Capa , Cornell, hizo un llamamiento pblico en 1979 ( con ocasin de la Biennal de Venecia, donde se expusieron fotografas de su hermano) para conseguir cualquier informacin sobre ellos. Sin embargo, despus se ha sabido que, e n esos primeros meses de la Segunda Guerra Mundial, l a valija con los negativos lleg a manos de un general mexicano, Francisco Javier Aguilar Gonzlez , que era embajador en Vichy , aunque algunas fuentes cuestionan que se encontrase en Marsella en 1940, cuando, supuestamente, los negativos llegaron a sus manos . Aguilar volvi despus a su pas , con la maleta. Esa valija, que en realidad son tres cajas, reaparece en la dcada de los noventa, en Mxico D.F, cuando parte de los objetos del general Francisco Agui lar son heredados por el cineasta Benjamin Tarver, al morir su ta, viuda del general . Tras algunos episodios confusos entre intermediarios y el hermano de Cap a, finalmente los negativos sale n de Mxico hacia Estados Unidos, porque, e n 2007 , se n egocia su entrega al instituto ( International Center of Photography ) creado por Cornell Capa, hermano del fotgrafo , en Nueva York .

 

Es a maleta perdida en 1939, con cuatro mil quinientos negativos de Capa, Taro, Chim y algunos de Fred Stein, es en realidad un conjunto de tres cajas de pequeos compartimentos cuadrados , cada uno con un rollo fotogrfico. La caja verde es de Chim , y la roja de Capa y Taro. La maleta contiene ciento veintisis roll os de fotografas, de Taro, Capa y Chim . Como si lo hubieran decidido de antemano , cada uno de los fotgrafos es autor de una tercera parte del contenido de la maleta, que alberga imgenes de la guerra de Espaa, aunque tambin se encontra ron un par de rollos con escena s que capt Capa en Blgica al finalizar la guerra civil espaola, y otro par de carretes con negativos de Fred Stein tomados en Pars en 1935. Los tres fotgrafos fueron maestro s del fotoperiodismo y defensore s de la libertad. Capa y Taro eran mil itantes comunistas, y Chim era un decidido antifascista. Los tres eran judos. Por e sas terribl es casualidades de la historia , el tiempo que el destino les haba sido otorgado fue escaso : murieron en accidentes , aunque fuera en combate , cubriendo los frentes de guerra . Gerda Taro muri en Brunete, en 1937; Capa, en Th i Binh, Vietnam, en 1954; y Chim fue ametrallado en Egipto, en 1956.

Capa haba nacido en Budapest, en 1913, con el nombre de Endre Ern Friedmann. Con apenas dieciocho aos fue expulsado de Hungra debido a sus acti vidades polticas, y se traslad a Berln, donde trabaj como recadero y , despus , como fotgrafo, aunque la lle gada de Hitler al poder le llev a abandonar Alemania, y, tras pasar algunos meses en Viena y Budapest, se instal en Pars, donde particip en las grandes mo vilizaciones obreras y document grficamente el triunfo del Frente Popular francs. Con veintitrs aos recorre la Espaa de la guerra civil, donde morir su compaera Gerda, con quien iba a casarse, y, despus, en una vertiginosa carrera para alcanzar a la historia desbocada que le persegua , cubre durante siete meses, junto con Joris Ivens (un estimable realizador holands que recibira aos despus el Premio Lenin, y cuya tumba se encuentra hoy ante las ventanas de la rue Froidevaux donde Capa tena su estudio parisino), la resistencia china ante la invasin del Japn fascista. Recoge la amargura de la cada de Barcelona en 1939, la derrota de la repblica espaola y el xodo dramtico hacia los Pirineos, y vive durante los meses posteriores en Francia, aunque viaja a Mxico y a Estados Unidos en 1941, para encontrarse con Hemingway y Martha Gellhorn , que haban sido compaeros suyos de tareas en Espaa. Cubre los frentes de la Segunda Guerra Mundial, en Tnez, Sicil ia, Campania, y desembarca en Normanda en junio de 1944, y tiene la satisfaccin de participar en la liberacin de Pars, en ese agosto luminoso donde, sin embargo , la guerra sigue arrasando Europa . Poco despus, mantiene un la rgo romance con Ingrid Bergman, y , en 1947, funda la agencia Magnum y v isita la Unin Sovitica con John Steinbeck. Capa, que haba adquirido la nacionalid ad norteamericana , tiene que soportar que, durante la caza de brujas , el gobierno de Washington le re tire el pasaporte a causa de su militancia comunista. Despus de la guerra, documenta la particin de Palestina en 1948, as como la resistencia vietnamita a la dominacin francesa , acercndose al final : all morira, en Vietnam, el 25 de mayo de 1954, al pisar una mina , mientras acompaaba a un grupo de soldados franceses que participa ba n en una misin de rescate .

Gerda Taro se llamaba, en realidad, G erta Pohorylle y era una alemana nacida en Stuttgart en 1910. La llega da de los nazis al poder la puso en un a difcil situacin por lo que abandon el pas. En 1934, conoce a Capa en Pars, y se convierten en una pareja inseparable : es l quien le hace interesarse por la fotografa, y, a partir de 1935, empieza a colaborar con agencias fotogrficas , y ella inventa el nombre de Robert Capa para su Friedmann hngaro . En 1936 , la dulce y decidida chica alemana adopta el nombre de Gerda Ta ro, y, en agosto de ese mismo ao, amb os estn en Espaa , cubriendo para publicaciones franceses la resistencia de los obreros espaoles: en Barcelona, Taro fotografa a milicianos, y , despus , en los frentes de guerra de Aragn, Madrid, C rdoba, documenta el herosmo y la decisin de los trabajadores que pugnan por levantar un ejrcito que resista a la sublevacin fascista, durante una visita que dura dos meses. Vuelven en febrero de 1937, y captan imgenes en el frente de A lmera, y en Madrid. Capa retorna a Pars, pero Taro sigue en Espaa hasta finales de marzo, trabajando para la prensa comunista francesa, y ambos van y vuelven de Pars a Espaa , con una frentica actividad que, sin embargo, va a detenerse para siempre . En mayo , Taro se encuentra en Navacerrada, durante la ofensiva republic ana en la que se basara Hemingway para definir los escenarios donde se mueve el personaje de Robert Jordan en Por quin doblan las campanas . En julio de 1937 , Taro est en Valencia, en el II Congreso Internacional para la Defensa de la Cultura , y, despus, d ocumenta la batalla de Brunete, en las que sern sus ltimas imgenes: slo tena entonces veintisis aos. El 25 de julio, en la vspera de su regreso a Pars, durante una retirada desordenad a y catica, cerca de Brunete, un tanque republicano la aplasta por accidente . Tres das despus de su muerte, Paul Nizan acompaa su cadver desde Valencia a Pars, y el Partido Comunista Francs organiza un emocionado funeral de homenaje el mismo da en que Gerda Taro hubiera cumplido veintisiete aos. El PCF encarg a Giacometti que esculpiera la tumba de Taro en el Pre Lachaise : una sencilla lpida con una copa y un halcn recuerda a aquella chica alegre que muri cerca del Madrid de la resistencia.

David Seymour, Chim , era un polaco nacido en Varsovia en 1911 como Dawid Szymin , a quien encontramos en Par s en 1934 trabajando para la publicacin comunista Regards . Fotografa las movilizacione s obreras y las ocupaciones de fbricas, as como las luchas polticas que culminan en la victoria d el Frente Popular, y , como Capa y Taro, trabaja tambin en los frentes de de la guerra en Espaa, de cuyo esfuerzo son especialmente emotivas sus fotografas de los bombardeos fascistas sobre Barcelona, y el xodo de la derrota republicana. Durante la guerra mundial trabaja para el ejrcito norteamericano, mientras sus padres son asesinados por los nazis en 1942, aunque l no lo sabr hasta seis aos despus. Despus, participa en la fundacin de la agencia Magnum, y contina trabajando como fotgrafo, interesndose por los nios hurfanos de guerra, por la fundacin de Israel, y por la dura vida cotidiana en la Europa de postguerra. Tiene poco ms de cuarenta aos, pero tambin se acerca al final. En noviembre de 1956, durante l a guerra de Suez que desata la intervencin colonial de Gran Bretaa, F rancia e Israel contra Egipto, mientras se dirige a fotografiar un intercambio de prisione ros de guerra heridos, en Qantara , es asesinado , ametrallado por soldados egipcios .

 

De esos tres excepcionales fotoperiodistas son las imgenes de la maleta mexicana , y, aunque es sobradamente conocida la importancia de su obra, tal vez sean las imgenes de Gerda Taro que ahora podemos contemplar las que revelan su extraordinaria aportacin, considerada secundaria hasta ahora. En la Espaa de la guerra civil, l os tres fotgrafos trabajaron exclusivamente en la zona republicana, aunque viajaron con frecuencia a Par s . Regards , una revista del Partido Comunista Francs, publicaba regularmente las fotos de los tres, as como Ce Soir , un diario comunista franc s que diriga Louis Aragon . Entre los negativos de la maleta, est l a imagen de Gerda Taro escribiendo a mquina, captada por Fred Stein en Pars, en 1935, y, e n las otras fotografas del carrete , la vemos sonrer, fumar. Tambin est la foto grafa de Taro durmiendo, hecha por Cap a en Pars, el mismo ao , junto a otras, d onde Taro tiene otra posicin. E sa imagen, donde la chica e st con pijama, tena un enor me valor sentimental para Capa, que n o poda imaginar que a Gerda Taro apenas le quedaban dos aos de vida : por eso, la conserv durante muchos aos . En la exposicin del MNAC puede verse tambin el telegrama con que el mayor jefe de la 39 Divisin republicana informa , el 30 de julio de 1937, a las oficinas de Ce Soir en Pars de la muerte de Gerda Taro en Espaa.

Muchas de las imgenes que se conservaron entre los negativos de la maleta mexicana son notables. La f oto grafa de Chim , por ejemplo, donde se ve a una mujer que amamanta a su beb, y que se confundi despus con una escena captada durante un ataque areo en la guerra, pero que, en realidad, fue tomada durante una reunin por la reforma agraria cerca de Badajoz, a p rimeros de mayo de 1936 . Es, probablemente, la ms famosa fotografa de Chim . Y la imagen de Gil Robles con sombrero de cinta, denominado fhrer de los clericalfascistas por el semanario procomunista alemn AIZ, Arbeiter Illustrier te Zeitung , que editaba Willi Mnzenberg . Y las f otos de Lorca, Pasionaria, y de Victoria Kent. O l a portada de Regards con la Pasionaria: Una mujer, una militante, un jefe. Y o tras foto grafa s de Chim , sobre el desfile por el 19 aniversario de la revolucin bolchev ique, el 7 de noviembre de 1936, junto a las fotos que documentan los bomba rdeos fascistas sobre Madrid, hechas por Capa y Taro.

En Madrid y Valencia, Taro fotografa la vida cotidiana, los carteles, rtulos, los vendedores callejeros, los nios, la destruccin y los mutilados por la guerra . Tambin, la formacin del Ejrcito Popular, donde capta a Miaja, al Campesino . O las manifestaciones de duelo, como el funeral del general Lukcs , en Valencia, el 12 de junio de 1937, fotografiado por Taro y Capa. Lukcs era el sobrenombre de Bla Frankl, un escritor revolucionario hngaro conocido como Mt Zalka , que se haba incorporado a las Brigadas Internacionales, y que haba muerto el da anterior en Huesca. En el entierro, Taro recoge la magnfica escena donde se ve a tres mujeres obreras que saludan con el puo alzado, con una nia que se refugia entre ellas. A veces, elige escenarios donde reina el dolor y la muerte que el fascismo ha desatado sobre Espaa, como en las fotos que hizo Taro del depsito de cadveres y de un hospital, en Valenci a, en mayo de 1937. Sin olvidar las manifestaciones de solidaridad, el empeo por hacer llegar la cultura y la instruccin incluso en medio de una guerra, como en las imgenes que toma, en julio de 1937, cuando se celebra el II Congreso Internacional para la Defensa de la Cultura , en el Ayuntamiento de Valencia. Taro fotografa a Malraux, Ehremburg, Sigvard Lund, Nordahl Grieg, Claude Aveline, Martin Andersen Nex, Jos Bergamn, Julien Benda.

La exaltacin de la resistencia y el reconocimiento de la lucha obrera est n presente s en las fotografas que toma Chim a los mineros dinamiteros, en Asturias, que haban participado en la batalla de Oviedo. Y la denuncia poltica , en las f otos de Capa hechas durante la batalla del Se gre, en noviembre de 1938, donde, entre otras, se ve a Hemingway con Lster; Capa hizo all su ms dramtico reportaje s obre la guerra civil espaola. Al igual que en las captadas e n el frente cataln, en diciembre y enero de 1939, cuando el desastre se precipitaba. Capa iba entonces con el V Cuerpo de Ejrcito, con Lster, a quien vemos en la portada de Regards , del 19 de enero de 1939, apenas una semana antes de que las tropas fascistas ocupasen Barcelona, la capital de la Repblica. Muchas fotografas ilustran el horror de la guerr a y la ferocidad del fascismo, e intentan contribuir al esfuerzo de resistencia, como las que toma Capa del avin Heinkel alemn que fue derriba do y expuesto en los jardinets del Paseo de Gr cia, en enero de 1939, para elevar el nimo de la pobl acin .

Junto a esas imgenes, ilustrndolas, crnicas de Samuel L. Shneiderman, un periodista polaco que va en Pars, cuado de Chim , que escribe artculos sobre Espaa que se publican en Haynt , un diario yiddish de Varsovia. Sheiderman publicar un libro, Guerra en Espaa , y una crnica sobre el ghetto de Varsovia, El diario de Mary Berg . O reportajes como el de Mijail Koltsov para Regards sobre el desastre italiano en Guadalajara, en 1937, y noticias annimas que daban cuenta de la resistencia, que transmitan el mismo lenguaje que las fotografa s de Capa o Taro. Y algunas pelculas, como la que hicieron Car tier-Bresson y Herbert Kline, en 1938, y que titularon Con la Brigada Abraham Lincoln en Espaa , cinta que se descubri no hace mucho, en el archivo de la Brigada Lincoln en Nueva York. La pelcula se proyect en muchas salas norteamericanas durante los aos de la guerra civil. Dura 18 minutos, y, en ella, hay tambin escenas de Capa. Se ven los tranvas de Madrid, y un gigantesco poema Salud, Asturias , que cubre todo un edificio, y la cola del rancho, donde se alimentan los internacionalistas.

Tambin se guardaban en la maleta l as triste s fotos de C apa que muestran las consecuencias de la derrota republicana y el hacinamiento y el fro en Argelers, el Barcars, Bram y Mo ntolieu, en Francia, donde se ve a los refugiados levantar una ciudad de la nada, para miles de personas, sobre la arena, con trapos y maderas viejas, y donde, pese a todo, muchos siguen pensando en la resistencia, aunque la guerra est perdida: all se mezclan los soldados derrotados del Ejrcito popular, los ciudadanos que huyen del fascismo, los republicanos que haban acariciado la idea de una Espaa nueva y q ue se resisten a creer la dura evidencia que ms tarde recogera Camus: "Fue en Espaa donde mi generacin aprendi que uno puede tener razn y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa". Junto al rostro de la derrota, en las fotografas de Capa, aqu o all, se aprecian signos de vida, msicos con sus instrumentos, tiendas de campa a hechas de retales viejos, aunque los senegaleses siguieran patrullando a caballo, como si vigilaran criminales; se ven soldados que saben que hay que empezar de nuevo, aunque sea entre las barracas de madera que parecen las de los campos de exterminio nazis.

Tal vez sean las fotografas del final las que siguen impresionndonos ms , no tanto por lo que muestran como por su significado: Capa cubrira la cada de Barcelona, la c apital de la repblica espaola , y , entre otras, son esas escenas las que ahora podemos ver, guardadas en la maleta mexicana , en es a valija perdida . A principios de noviembre de 1938, Capa, junto con Hemingway, Herbert Matthews y Hans Kahle (un coronel de las Brigadas Internacionales) , sale del Hotel Majestic del Paseo de Grcia para visitar el frente del Ebro y para entrevistar a Lster, jefe del Cuerpo de Ejrcito . El derrotismo hace mella en la retaguardia, pero muchos creen que la resistencia es posible. El fotoperiodista q uiere saber si las tropas republicanas van a replegarse al otro lado del ro. No poda imaginar que, apenas dos meses y medio despus, las tropas fascistas se aproximaran a Barcelona. Hay otras fotografas de esas semanas finales, tambin con escenas que nos muestran el esfuerzo desesperado de resistencia que encabezan algunos dirigentes republicanos en Barcelona, mientras otros huyen considerando perdida la guerra. En una de es as imgenes, de Robert Capa, se ve a unos nios en los Jardinets del Passeig de Grcia , que juegan encaramados al fuselaje de un avin Heinkel He 111 , un bombardero, que los republicanos haban abatido y que se exhiba como muestra de la eficacia del ej rcito republicano y para estimular la resistencia. Los nios ren, inocentes y felices, en un fro y soleado da de enero de 1939, casi ajenos al dramatismo del final de la guerra y a la vida que les espera : Capa fotografa esas escenas cinco das antes de que las tropas fascistas ocupen Barcelona.

 

 

 

 

 

 

 

Pelcula de Cartier-Bresson y Herbert Kline:

http://www.youtube.com/watch?v=9AhGGC_i-WY

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter