Portada :: Europa :: Francia: elecciones 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2012

La victoria de Hollande corta la carrera poltica de Sarkozy y abre expectativas en la UE

Dabid Lazkanoiturburu
Gara

El traspaso de poderes en el Elseo ha dado lugar, en los primeros anlisis, a muchas expectativas de cambio no solo en el Estado francs, sino tambin en el conjunto de la UE. Franois Hollande afirma que impulsar una reorientacin de Europa hacia el empleo, el futuro y el crecimiento.


No hubo margen para las sorpresas. Mediada la tarde, y antes de que cerraran a las 18:00 horas la mayora de los colegios electorales, los institutos de sondeos ya auguraban la victoria al candidato del PS, Franois Hollande y la salida del Palacio del Elseo de Nicolas Sarkozy.

Escrutados los votos de la mayora de los departamentos, Hollande lograba un 51,6%, tres escasos puntos ms que Sarkozy, que rondaba un 48,4% de votos.

Hollande, el poltico gris por el que nadie apostaba hace meses, se convierte as en el segundo presidente socialdemcrata de la historia de la V Repblica. Quin hubiera dicho que este hombre, que ha vivido siempre en la sombra del aparato del partido, iba a recoger la antorcha de Franois Miterrand, presidente entre 1981 y 1993.

Hollande llega a la Presidencia por una concatenacin de factores en la que no faltan, como en la vida real, los imponderables. El escndalo sexual provocado por el favorito del PS, el ex director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, le abri las puertas a las primarias. Y las gan, representando al ala centrista del partido y sobre la candidata oficial, Martine Aubry.

Resulta igualmente paradjico que este poltico reformista y admirador de Jaques Delors est siendo presentado como la esperanza en un giro a la izquierda de la poltica europea en estos tiempos de zozobra.

Porque no cabe duda de que el electorado francs ha hecho suya una tendencia inexorable en la poltica europea de los ltimos tiempos. Con Sarkozy son ya doce los gobiernos destronados desde 2010. Y ese destino insoslayable no conoce de siglas ni de adscripciones polticas, a derecha o hacia la izquierda.

Y Sarkozy no ha sido la excepcin. De nada le ha servido arrimarse a la canciller alemana, Angela Merkel, o hacer rimbombantes anuncios como aquel en el que prometi una refundacin del capitalismo tras el estallido de la crisis global. Al contrario, la evidencia de que Francia iba a rebufo y bajo las rdenes de Berln contribuy a mermar la ya tocada popularidad del presidente.

Y es que no cabe olvidar que estas presidenciales han sido un plebiscito sobre la figura, histrinica y omnipresente, de un Sarkozy que ha batido todos los rcords, en negativo, de un inquilino de El Elseo.

Hace dos semanas se convirti en el primer presidente candidato en perder la primera vuelta. Y ayer se convirti en el primer mximo mandatario galo en no obtener un segundo mandato desde Valry Giscard dEstaing en 1981.

Sarkozy, quien sufre su mayor traspis en ms de 30 aos de controvertida carrera poltica, reconoci la derrota ante sus desolados seguidores en la Plaza de la Concordia. Francia tiene un nuevo presidente, ha sido una eleccin democrtica, republicana y debe ser respetado, seal entre silbidos y lamentos. Tras asumir toda la responsabilidad por la derrota, Sarkozy anunci que se prepara para volver a ser un francs entre los franceses, aunque no precis si eso significa una retirada completa de la vida poltica, como adelant en campaa.

Fuentes del Elseo dieron cuenta de una reunin con responsables de su partido, la Unin por una Mayora Presidencial (UMP), en la que Sarkozy les habra anunciado que no participar en la batalla por las legislativas de junio.

Si algo ha quedado claro es el fracaso de su estrategia electoral. Sarkozy pretendi repetir el xito arrollador de 2007 lanzndose a la conquista del voto de la extrema derecha. Pero esta, en proceso de refundacin bajo el liderazgo de Marine Le Pen, no trag esta vez. En espera de anlisis ms reposados, todo apunta a que sus guios xenfobos le han hurtado buena parte del voto del centro poltico.

Solo as se explica el triunfo, ajustado pero triunfo, de Hollande si tenemos en cuenta que las fuerzas situadas en el espectro que va del PS a la izquierda (incluidos los verdes) no sumaron ms de un 44% en la primera vuelta de las presidenciales.

Desde la localidad de Tulle, de la que ha sido alcalde y en la que vot ayer, Hollande anunci que los franceses han elegido el cambio y reiter que entre sus prioridades estar la de impulsar una reorientacin de Europa hacia el empleo, el futuro y el crecimiento (..) porque la austeridad no puede seguir siendo una fatalidad.

Su alocucin, en la que no obvi referencias a la Grandeur francesa, fue seguida por miles de personas reunidas en la emblemtica Plaza de La Bastilla. Sarko, c'est fini! (Sarko, se acab) era el lema ms coreado. Y que sin duda es el que ms congrega a los que ayer votaron por el presidente Hollande.

Y ahora, la tercera vuelta de las presidenciales (las legislativas)

Las presidenciales francesas tendrn una tercera vuelta: las elecciones legislativas del 10 y el 17 de junio, concebidas en el sistema poltico francs para dar al presidente electo los medios para conducir sus reformas y que esta vez llegan con la presin de la extrema derecha y de la izquierda.

Las elecciones legislativas sern una confirmacin del campo ganado, pronostica el politlogo Frdric Dabi (instituto Ifop) y, confirmada la victoria de Hollande, hay grandes posibilidades de un fuerte giro a la izquierda.

A la derecha, tras los resultados, la crisis est servida torque al ala centrista del partido presidencial, la UMP, le ha sentado muy mal el giro de Sarkozy a la derecha extrema,

El Frente Nacional, que con Marine Le Pen a la cabeza cosech el 17,9% de votos en la primera vuelta de las presdenciales, confa en aprovechar esas disensiones para lograr retornar al Parlamento tras 13 aos de ausencia, primera etapa de la recomposicin de la derecha bajo su gida. Su objetivo, presentarse como la nica y real oposicin a la izquierda ultraliberal, taxista y libertaria.

En el otro polo, el Frente de Izquierda de Jean-Luc Mlenchon (11,7%), que se ha marcado como objetivo alcanzar de aqu a diez aos el liderazgo de la izquierda, aspira a lograr el mayor nmero posible de diputados para presionar desde el exterior a un gobierno socialista en el que ya ha asegurado no participar.

El sistema electoral en vigor, mayoritario y uninominal a dos vueltas, es discriminatorio con los pequeos partidos, forzados a lograr alianzas con los ms fuertes para obtener escaos. La obligacin de obtener al menos el 12,5% del voto de los inscritos en la primera vuelta para seguir en liza se traduce las ms de las veces en un duelo entre derecha e izquierda.

Previsores, los ecologistas firmaron en noviembre del ao pasado un acuerdo con el PS que, pese al catastrfico resultado (2,3%) de su candidata, Eva Joly, les podra garantizar una veintena de diputados (actualmente tienen solo cuatro), lo que les permitira constituir grupo parlamentario (al superar el mnimo de 5 escaos), con el consiguiente acicate econmica e influencia en la toma de decisiones.

El PS y el Frente de Izquierda deberan ponerse de acuerdo en una candidatura nica en primera vuelta en todas las circunscripciones donde existe el riesgo de victoria del FN. Mlenchon confa sin embargo en la implantacin local del Partido Comunista, miembro de la alianza, y en la dinmica generada por su exitosa campaa electoral para lograr suficientes escaos para constituir grupo propio.

Los socialdemcratas esperan obtener ellos solos la mayora absoluta, ms confortable para gobernar.

En la derecha, los dirigentes de la UMP han rechazado categricamente que vayan a negociar alianzas con el FN, sea cual sea el coste. Pero segn Gal Sliman, si el resultado es muy ajustado el domingo (por ayer), la idea de una alianza UMP-FN volver a emerger.

En caso de duelo PS/FN ren la segunda vuelta, Sarkozy ha adelantado que la UMP decidira caso por caso entre la abstencin o el voto en blanco, excluyendo de entrada el apoyo a un candidato socialdemcrata.

Por lo que toca al centrista Franois Bayrou, que anunci que ayer votara a Hollande, espera que las legislativas le ayuden a superar el bache (9,13% de votos en primera vuelta presidencial) y le permitan dar nuevos pasos en su proyecto de remodelacin del centro poltico, un objetivo no totalmente utpico en caso de hecatombe de la presidencial UMP.

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20120507/339300/es/La-victoria-Hollande-corta-carrera-politica-Sarkozy-abre-expectativas-UE


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter