Portada :: frica :: Magreb
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-05-2012

Entrevista a Ley-Ngardigal Djimadoum, secretario general de ACTUS/PRPE (Accin Chadiana para la Unidad y el Socialismo/Partido Revolucionario Popular y Ecolgico)
Argelia en el punto de mira de los depredadores occidentales

Chrif Abdedaim
La Nouvelle Republique

Traducido para Rebelin por Caty R.


Decididamente, cada vez que surge la desestabilizacin de un pas, Occidente convoca a sus analistas mediticos. Ahora se ha orquestado una formidable campaa de desinformacin contra Mal. Por qu? Tras la vuelta al orden constitucional promovida por varios partidos, qu se esconde tras ese doble juego de un Occidente que no suelta la presa? El empeo de los tuaregs de constituir un Estado independiente, no formar parte de la lgica de la balcanizacin de la regin? Nos inclinamos a creer que s, y eso se relaciona con las riquezas que abundan en el norte de Mal. En esa perspectiva depredadora, Occidente no tiene reparos en aplicar su poltica de doble rasero. Existen buenos golpistas y golpistas malos? En esta nueva escalada en nuestras fronteras, cules sern los desafos y el papel de Argelia? Abordamos todas estas cuestiones con el doctor Ley-Ngardigal Djimadoum, secretario general de ACTUS/PRPE (Accin Chadiana para la Unidad y el Socialismo/Partido Revolucionario Popular y Ecolgico) y de ALAC (African Libyan Action Committes)

Chrif Abdedaim: Segn las informaciones transmitidas por los medios de comunicacin occidentales, en Mal se ha instalado el Apocalipsis, cmo podramos describir la situacin actual?

Ley-Ngardigal Djimadoum: Despus de las guerras imperialistas de ocupacin en Irak, Libia y Costa de Marfil, ninguna mente racional y objetiva puede creer todava a los mentirosos medios de comunicacin occidentales con respecto a Mal. A este respecto sera necesario un breve recordatorio histrico de las tres cruzadas occidentales de este ltimo decenio para eliminar las intoxicaciones mediticas imperialistas relacionadas con Mal.

La desinformacin meditica es un arma formidable utilizada, sistemticamente y hasta la saciedad, por las presuntas potencias democrticas e imperialistas occidentales con el fin de recolonizar los pases del Sur. Ahora esas mentiras erigidas a modo de gobierno universal sustituyen a las leyes internacionales. Desde la guerra contra el Presidente Sadam Hussein y el pueblo iraqu, el 20 de marzo de 2003, la desinformacin y las mentiras descaradas han permitido la recolonizacin de ese pas y de Libia por parte de las potencias imperialistas, EE.UU., Gran Bretaa y Francia. Al palmars de la depredacin colonial habra que aadir Costa de Marfil, donde Francia destac, ella sola, con una expedicin militar colonial punitiva al bombardear el palacio presidencial y despus secuestr y deport al Presidente legtimo rebelde, Laurent Gbagbo. A continuacin entroniz a su agitador Alassane Ouattara. La democracia de las caoneras arroja el oprobio sobre la Francia que se proclama defensora de los valores democrticos Universales.

Recordemos todava el pequeo tubo de ensayo exhibido por el Secretario de Estado de EE.UU., Collin Powel, en una rueda de prensa. Aquella burda mentira pretenda demostrar la presencia de las armas de destruccin masiva (ADM) del Presidente Sadam Hussein. Conocemos el resultado: Estados Unidos y su aliado britnico ocuparon el pas tras meses de intensos bombardeos. Fue un autntico crimen contra la humanidad, asesinaron al Presidente Sadam y a ms de un milln de iraques, el pas destruido est ocupado por los ejrcitos de EE.UU. y Gran Bretaa y el saqueo del petrleo contina. Paradjicamente, nunca se han encontrado las armas de destruccin masiva!

Este breve repaso histrico me parece necesario para entender los cnicos objetivos de la campaa meditica orquestada por los mentirosos medios de comunicacin occidentales contra la toma del poder en Mal por parte de los jvenes oficiales del Comit Nacional de Recuperacin de la Democracia y la Restauracin del Estado (CNRDRE), dirigida por el capitn Amadou Haya Sanogo.

Esta rama del ejrcito maliense no se someter a la Franafrique. Si esos militares y su golpe de Estado hubieran recibido el aval del imperialismo francs no existira esta avalancha de campaas de desinformacin meditica y de condena por parte de las autoridades francesas. Nunca ha existido en Mal un Apocalipsis causado por los militares, como proclaman los mentirosos medios occidentales.

Dnde estn las imgenes de las manifestaciones masivas a favor del rgimen del presidente derrocado Amadou Toumani Tour (ATT) en Bamako? En cambio los medios mentirosos ocultaron las monstruosas manifestaciones organizadas por el Movimiento Popular del 22 de Marzo (MP-22) de apoyo al CNRDRE. Semejante campaa de odio de los imperialistas occidentales es el preludio de una guerra contra el pueblo hermano maliense. Los ejemplos de Irak, Libia y Costa de Marfil nos recuerdan la lgica de guerra de recolonizacin y rapia de esas potencias depredadoras occidentales. Al respecto, el escritor y activista maliense Mountanga Fan Kantka, que ha vivido personalmente los sucesos de Bamako, declara en una entrevista realizada por el periodista Chrif Abdedaim en el peridico argelino La Nouvelle Rpublique del 11 de abril de 2012 lo siguiente: Como mencion en un artculo, existe toda una campaa de desinformacin en torno a los golpistas en la web y en los medios occidentales como RFI, France-24 o La voix d lAmerique queriendo que creamos que hay un Apocalipsis en Mal cuando no es el caso en absoluto.

El escrito aada en su blog: En las antenas de los propios medios especializados en la desinformacin tambin o que hubo un millar de manifestantes (Segn RFI y France 24) y dos mil segn la Voix de lAmerique, en las calles de Bamako para protestar contra el golpe de Estado. A menos que no sea verdad que yo vivo en Bamako, no o ningn eco de esas protestas, a pesar de que me adentr en la ciudad y llegu hasta Kati, feudo de los golpistas.

Segn usted, cules seran las motivaciones profundas de los golpistas?

Cierto nmero de hechos sociales gravsimos desgranados por el CNRDRE en su primera declaracin del 22 de marzo de 2012 justifican el derrocamiento del Presidente ATT. El empobrecimiento exponencial de las masas populares malienses es inversamente proporcional al acaparamiento de las riquezas nacionales por parte de un puado de personalidades, el gobierno corrupto e incompetente, el ejrcito nacional abandonado y mal equipado frente a la rebelin en el norte del pas que ha perdido muchos soldados. Sin duda la motivacin profunda del CNRDRE sera un arrebato patritico para resolver los acuciantes problemas polticos y sociales.

En su rueda de prensa del 13 de abril de 2012, el capitn Sanogo reiter las razones del derrocamiento de ATT: Nos hallamos frente a una situacin catica, un atolladero poltico, una corrupcin generalizada y suma y sigue. Nuestra preocupacin es Mal, primero Mal, el inters supremo de la nacin. Vamos a poner en marcha actuaciones concretas en beneficio del pueblo maliense (Le Prtoire, 13 de abril de 2012).

Los jvenes oficiales del CNRDRE pertenecen a la rama patritica del ejrcito, segn la declaracin de MP-22, y se mueven por un impulso nacionalista con el fin de parar el descenso a los infiernos hacia el que ATT, su puado de corruptos, los narcotraficantes y otros clientes pequeoburgueses estn conduciendo a Mal. Por qu vamos a dudar de la buena voluntad de esos jvenes oficiales que por aadidura han sufrido desde las primeras horas de su accin salvadora las hostilidades del imperialismo francs?

En consecuencia, el CNRDRE sera una organizacin autnoma, independiente del imperialismo francs al que por otra parte pill desprevenido a pesar del control que sus agentes de inteligencia siembran en los pases de su pre-carr africano.

Este golpe de Estado podra constituir una excusa para una intervencin militar extranjera?

Con el pretexto falaz de restablecer el orden constitucional, en realidad defender el orden colonial establecido y los intereses de Francia, los imperialistas, en particular los franceses, intervendran militarmente a la manera de Costa de Marfil, donde quieren preservar la Franafrique por todos los medios, econmicos, polticos y militares.

El ultimtum de 72 horas lanzado al CNRDRE por la CEDEAO para que cediera el poder y restableciera el orden constitucional fue recalcado por Francia desde el primer momento.

El orden colonial francs se ha traspasado a la CEDEAO para que intervenga militarmente en Mal. Esta organizacin subregional, presidida por Ouattara, se ha revelado como el brazo armado de los imperialistas, especialmente de Francia. Recordemos que el golpe de Estado militar del ejrcito francs del 11 de abril de 2011 contra el Presidente legtimo Laurent Gbagbo permiti entronizar a Ouattara. Este ltimo, que se lo debe todo a su amo el presidente Sarkozy, har lo que sea necesario, incluso perpetrar masacres si hace falta.

Cree que los militares que han tomado el poder podrn controlar la seguridad sin sufrir la influencia del plan de recuperacin por parte de Occidente?

El rgimen de ATT fue responsable del debilitamiento material y moral del ejrcito nacional. En un principio, durante un tiempo corto, ser difcil para el CNRDRE contener la inseguridad programada por las potencias imperialistas, de forma insidiosa y cnica, para Mal y la regin africana Sahara-Sahel. Mal, debilitado militarmente, no solo puede ver cmo se fortalece la influencia occidental, sino que adems el imperialismo francs se recuperara y despus pulverizara el espritu patritico que condujo a la creacin del CNRDRE. Con el pretexto de reorganizar el ejrcito maliense y ayudarle a combatir a los grupos rebeldes del norte del pas, Francia exigira a cambio la instalacin de una base militar.

Adems hay que recordar que Francia siempre ha deseado instalar una base en Mopti. Sin embargo el rgimen socialista de Modibo Keita se opuso. Los sucesivos regmenes se vieron obligados a responden de manera negativa o dudosa porque en general la opinin pblica maliense se opone ferozmente a la presencia milita de Francia en el suelo nacional. Por eso Francia tambin contribuy al debilitamiento militar permitiendo al Movimiento Nacional de Liberacin del Azawad (MNLA) regresar, armado hasta los dientes, desde Libia a Mal.

El cinismo de los imperialistas occidentales con respecto a frica no tiene lmites cuando se trata de defender sus intereses.

Cree que los hombres del capitn Sanogo disponen de los medios necesarios para contener la rebelin de los tuaregs y evitar el desmembramiento de Mal?

La proclamacin de la independencia del Azawad el viernes 6 de abril de 2012 no fue una sorpresa para los observadores por poco advertidos que estuvieran. En efecto, es obvio que los medios materiales del ejrcito maliense son insuficientes cuantitativa y cualitativamente frente al armamento de los grupsculos (AQMI, Ansar Die) y del MNLA, pertrechado gracias a los arsenales libios. En su declaracin del 20 de marzo, el CNRDRE acus al rgimen de ATT del debilitamiento material del ejrcito nacional. Este ltimo en principio no estara en condiciones contener los ataques de los grupsculos armados por lo que una guerra solo podra ganarse o perderse definitivamente si la victoria o el fracaso se plantean a largo plazo.

La feroz voluntad comn de restablecer la integridad territorial de Mal y su unidad anterior a la proclamacin de la independencia del Azawad ha sido afirmada varias veces por todos los partidos, las asociaciones y la sociedad civil. Esta unanimidad no podra impedir el desmembramiento del pas? Se puede imponer a un pueblo unido, celoso de su independencia y de la integridad de su pas la desintegracin de su patria? El Presidente de transicin de Mal, Diocounda Traor ha levantado la voz contra los rebeldes secesionistas del MNLA:

No dudaremos en emprender una guerra total e implacable para recobrar nuestra integridad territorial, sacar de nuestras fronteras a todos los invasores portadores de desolacin y miseria que son AQMI y todos esos traficantes de drogas que operan desde hace mucho tiempo en el norte del pas () Preferimos la paz, pero si la guerra es la nica salida, la haremos, prometi. (Le Nouvel Observateur, 12 de abril de 2012).

El capitn Sanogo, presidente del CNRDRE, tambin resumi esa voluntad unnime relativa a la integridad de Mal en estos trminos:

En primer lugar est el dilogo, y el ejrcito es la ltima solucin. Y si nos vemos obligados a tomar esa opcin ser con la misin de defender la integridad territorial. Estamos mirando en qu medida se puede equipar al ejrcito. El resto ya se ver (Le Rpublicain, 16 de abril de 2012).

Cree que la revolucin de los tuaregs contra el exrgimen maliense es legtima o vendra dictada por aqullos que quieren instaurar una nueva configuracin geopoltica en la regin del Sahel?

Conviene sealar que las revoluciones de los tuaregs en el norte de Mal y en otros pases de la Franafrique son recurrentes y tienen carcter social. Sus causas tienen un origen exgeno y/o endgeno. En todos los pases del pre-carr francs de frica, incluido Mal, la herencia de las rivalidades sociales creadas por el colonizador entre los pueblos sigue siendo conflictiva. En Mal, por ejemplo, la administracin colonial instituy las primeras discriminaciones entre nmadas blancos y sedentarios negros. En los aos 50, las actuales regiones del norte, pobladas con varios cientos de miles de habitantes en una superficie de 822.000 km2, disponan solo de cuatro agrupaciones, 10 escuelas, cuatro de ellas regionales (primarias, en los lugares mayores) y 10 dispensarios y enfermeras. Esa es la autntica cara del imperialismo francs que niega cualquier desarrollo social y econmico verdadero a las colonias. Es posible que el MNLA y los tuaregs hayan olvidado esa actuacin colonial para aliarse ahora con su verdugo para despedazar su pas, Mal? Desde la independencia, los gobiernos nacionales han realizado grandes esfuerzos en materia de estructuras, sanidad y educacin con respecto a la administracin colonial francesa que abandon a sabiendas esa regin del norte, una especie de bomba de relojera de su estrategia para la recolonizacin de frica.

En consecuencia, la cuestin tuareg es una herencia de los problemas nacionalistas (de origen social) legados por la potencia colonial francesa al joven Estado maliense cuando este accedi a la independencia nacional en 1960. La estrategia imperialista divide y vencers encuentra aqu en Mal, como en los dems pases del pre-carr francs, su materializacin.

Los antagonismos tnicos, regionales (nordistas contra sudistas), religiosos (cristianos contra musulmanes) fueron exacerbados por Francia con el fin de debilitar primero y despus someter a los Estados a su dominio absoluto. As el imperialismo oculta su responsabilidad histrica en el saqueo de los recursos naturales y en la explotacin de las poblaciones que ha conducido al empobrecimiento de los pueblos.

En ese contexto de reivindicaciones sociales legtimas contra los horrores del sistema de explotacin capitalista, poblaciones africanas enteras se levantaron contra los dictadores impuestos por Francia. Las revoluciones sociales legtimas contra los regmenes dictatoriales impuestos por los franceses son legin, estos levantamientos tenan que conducir necesariamente a la proclamacin unilateral de independencia, el 6 de abril de 2012, de un Estado tuareg (Azawad)? Las injusticias sociales institucionalizadas por los dictadores gobernadores-delegados de Francia en frica afectan de la misma forma a los dems pueblos y regiones malienses, excepto a una pequea minora de nuevos ricos depredadores pro imperialistas formada por los dirigentes polticos, sus familias y sus clanes, La revolucin popular de 1991 contra la dictadura de Moussa Traor en Mal, en la que participaron los tuaregs, es un ejemplo que trasciende todas las divisiones regionalistas sembradas anteriormente por la potencia colonial. Las reivindicaciones sociales de los tuaregs y las de las dems poblaciones frente a los tormentos del rgimen fueron convergentes y nacionales. Se preservaron la integridad territorial y la unidad nacional. Ese hecho contina siendo vlido en la actualidad y el MNLA debe reconocerlo.

El MNLA no debera dejase manipular por los planes criminales del imperialismo francs contra el pueblo maliense del que forma parte. La balcanizacin de frica convertira al continente en una presa todava ms fcil para las depredadoras potencias occidentales. En esas condiciones de injusticias generalizadas a nivel nacional, no sera ms juicioso federar todas las revueltas sociales en luchas revolucionarias nacionales, democrticas, populares y antiimperialistas con el fin de reforzar la unidad nacional? A este efecto, el MP-22, que agrupa a 126 partidos, organizaciones, asociaciones y personalidades, ha dado un paso decisivo hacia la unidad de accin al apoyar al CNRDRE que derroc al rgimen de ATT.

Qu opina de la proclamacin de la independencia del Azawad por parte del MNLA? Qu papel habra jugado Francia?

Francia, que en su momento bombarde Libia, sigue disponiendo de bases militares en Chad y controla Nger. Si hubiese querido, Francia podra haber interceptado las columnas de tuaregs fuertemente armados que partieron de Libia hacia el norte de Mal. El imperialismo francs tendra ya previsto detalladamente su plan de particin del pas. Se habra concertado un acuerdo entre el MNLA y Francia para la proclamacin de la independencia del Azawad el 6 de abril de 2012. Volveremos a eso despus. Todava ms, si Francia est tan comprometida con la integridad territorial de Mal, por qu no ha ayudado militarmente al ejrcito maliense? Por qu no convoca al Consejo de Seguridad de la ONU para una cuestin territorial tan importante? Sin embargo Francia sabe incitar muy bien a las instancias de la ONU cuando se trata de acudir a bombardear a los regmenes dscolos.

El pacto entre Francia y el MNLA convierte a este movimiento en su protegido. En efecto, Francia no ha movilizado a la opinin pblica internacional respecto a los crmenes contra la humanidad perpetrados por el MNLA en los territorios que ocupa en el norte de Mal. Los intereses del imperialismo francs son ms importantes que las vidas humanas y los derechos humanos en Mal.

El MNLA ha cometido actos muy graves en las poblaciones; violaciones, asesinatos de civiles, saqueos, tratamientos humillantes y degradantes, ejecuciones sumarias de los militares apresados

La ciudad de Aguehoc, en el norte del pas, fue escenario de la barbarie del MNLA y su aliado AQMI. LIndependant del 13 de febrero de 2012 informa de las declaraciones del Presidente depuesto, ATT, con respecto a las masacres de Aguehoc: Cuando el MNLA abandon el lugar descubrimos una tragedia: 70 jvenes de los nuestros estaban alineados en el suelo, los negros tenan las manos atadas a la espalda y los haban matado con disparos a bocajarro en la cabeza. Los de piel blanca, rabes y tuaregs, haban sido degollados y la mayora destripados. Segn el mismo peridico, a mediados de febrero, al regreso de una misin en Mal, el Ministro de Cooperacin de Francia, Henri de Raincourt, avanz un balance de 82 muertos y seal los mtodos brbaros y expeditivos en la ejecucin de las vctimas. El peridico maliense Lessor del 17 de febrero de 2012 escribi: Del 18 al 24 de febrero pasado, la localidad de Aguelhoc, en el norte del pas, ha sido brutalmente atacada por elementos que se declaran miembros del Movimiento Nacional para la Liberacin de Azawad (MNLA). Decenas de militares del ejrcito y de seguridad fueron apresados y ejecutados a sangre fra con las manos atadas a la espalda, declararon dos das despus los alumnos del Instituto de Formacin del Profesorado que pudieron huir de aquel infierno. Las declaraciones del gobierno francs que desaprueban la independencia pero no la condenan firmemente solo son una impostura.

El Presidente Sarkozy declar: Hay que trabajar con los tuaregs para ver cmo pueden conseguir un mnimo de autonoma (Le Monde, 13 de abril de 2012) Por qu el Presidente de Francia ignora los acuerdos de paz entre el gobierno maliense y el MNLA firmados en Tamanrasset bajo la gida del gobierno argelino el 6 de enero de 1991? No existira ah una voluntad manifiesta de torpedear la mediacin argelina con el fin de reafirmar sin ambages la supremaca colonial francesa en su pre-carr? Hablamos del acuerdo de autonoma de las regiones Sexta y Sptima del norte de Mal, cuya acta estipula: Ambas partes acuerdan que las poblaciones de las tres regiones del norte de Mal gestionarn libremente sus asuntos regionales y locales por medio de sus representantes elegidos en las Asambleas, segn un estatuto especial establecido por la ley. De qu nueva autonoma, sealada de manera sutil por el Presidente, se podra tratar salvo de la independencia declarada del Azawad, de la que Francia es el motor?

En el momento en que los imperialistas occidentales, a pesar de sus rivalidades internas inherentes al sistema capitalista, se asocian militarmente para recolonizar frica, no sera un suicidio para nuestro continente favorecer la balcanizacin del mismo, que ayudara a la doctrina occidental divide y vencers? El MNLA, confinado en el Azawad, sera una presa todava ms vulnerable para los depredadores occidentales que primero despedazaran el Azawad occidental y despus el oriental, el centro, el norte y el sur, segn el ansia de explotacin, aplicando la misma estrategia de independencias programadas. Y despus incitaran tambin a otras poblaciones (songhais, maures, bambaras, pelus, dialonkes, mossis) que viven en esta regin septentrional de Mal a proclamar unilateralmente sus independencias.

La explotacin capitalista de los pueblos africanos se refleja en la felicidad y el bienestar crecientes de los depredadores.

El MNLA estara apresado en un acuerdo para incautos con las potencias imperialistas que le alentaron y apoyaron en su proclamacin unilateral de la independencia del Azawad el 6 de abril de 2012. Los tuaregs se desengaarn y su despertar ser brutal.

Los pueblos africanos deberan incluir en sus actuaciones la dimensin panafricana de nuestro rico continente que en la actualidad, en el siglo XXI, se ha convertido en el principal objetivo geoestratgico de las potencias imperialistas occidentales.

Dichas potencias imperialistas, en particular Francia y Estados Unidos, por una parte rivalizan entre s y por otro lado con las potencias emergentes, como China, por la explotacin de los gigantescos recursos mineros (petrleo, gas, uranio, oro, fosfatos, bauxita, manganeso...) del Sahara.

La posicin geoestratgica de la regin Sahara-Sahel tambin suscita la codicia de esas dos potencias occidentales. A este efecto, desde 2002, Estados Unidos elabor la Pan Sahel Initiative (PSI) que en 2004 se convertira en Trans-Sahara Counter Terrorisme Initiative (TSCI), cuyo objetivo oficial es ayudar a las fuerzas de seguridad de los pases ribereos y limtrofes del Sahara (Nger, Mal, Argelia, Chad, Marruecos, Tnez, Mauritania, Senegal y Ghana) a controlar las fronteras y a luchar contra las actividades ilegales y el terrorismo encarnado por AQMI (Fuente: globalsecurity.org, 26 de marzo de 2012). Se han realizado maniobras y entrenamientos militares conjuntos entre unidades de los ejrcitos de esos pases africanos y tropas estadounidenses en nuestro continente.

Francia, por su parte, posee bases en frica (Chad, Yibuti, Gabn, Costa de Marfil, Senegal y Repblica Centroafricana) y acuerdos de cooperacin o de defensa con cierto nmero de pases de la Franafrique. Esas estructuras le permiten mantener su dominio, incluso bombardear el palacio presidencial en el caso de que un dirigente africano manifieste veleidades independentista o de insumisin, como fue el caso del Presidente Laurent Gbagbo de Costa de Marfil.

Algunos evocan la recuperacin del clebre plan de Alain Peyrefitte sobre la creacin de un Estado tuareg a caballo entre cuatro pases: el norte de Nger y de Mal, el sur de Argelia y el sur y el oeste de Libia, comparte esa opinin?

Comparto ese anlisis. En efecto, el activismo militar de Francia en torno al Sahara lo atestigua. La cuestin del Sahara siempre ha sido una de las principales preocupaciones del imperialismo francs tras la guerra de liberacin nacional del FLN. El inters de Francia por esta regin africana es tanto mayor por el crecimiento econmico de China en el continente. La intrusin china en el pre-carr ha debilitado de manera considerable la supremaca imperial de Francia. El sobresalto del imperio se traduce en un activismo guerrero en esta regin africana (Libia, Mal, Chad, Nger, Mauritania).

Francia se apresurara a concretar su antiguo proyecto de 1957 de crear la Organizacin Comn de las Regiones del Sahara (OCRS). Esta estructura consiste en reunir las regiones saharianas de Argelia, Mal, Mauritania, Nger y Chad en un conjunto nico bajo control de la antigua potencia colonial. Las turbulencias que azotan esta regin en los ltimos aos, como por ejemplo en el norte de Mal fronterizo con el Sahara argelino, implicaran a Francia.

Segn el doctor Assadek Aboubacrine, un profesor universitario maliense, existe un acuerdo entre Francia y el MNLA en estos trminos: El pacto acuerda que Francia se compromete a apoyar financiera, diplomtica y estratgicamente a los separatistas hasta el final, es decir, hasta que consigan su objetivo. A cambio, los separatistas debern comprometerse a erradicar al AQMI del norte de Mal y tambin a confiar a las empresas francesas la explotacin del petrleo del norte (blog regardscroises, 7 de abril de 2012; RFI, 10 de abril de 2012 y Mediapart, 18 de abril de 2012). El tema del Sahara ya era, en la vspera de las independencias de las colonias africanas, una de las principales preocupaciones de Francia.

En efecto, Francia querra amputar a Argelia su parte sur (el Sahara argelino) provocando as el fracaso de las primeras negociaciones franco-argelinas de Evian, 20 de mayo-13 de junio de 1961, y las conversaciones de Lugrin, del 20 al 28 de julio de 1961. El Frente de Liberacin Nacional (FLN) organiz manifestaciones populares en todo el pas.

Se sospecha en particular de los servicios de inteligencia franceses en esta nueva crisis maliense, usted lo cree?

Las guerras clandestinas o en la sombra que llevan a cabo los servicios secretos occidentales para recolonizar frica son una realidad. En Libia, como en Costa de Marfil, actuaron los agentes de la DGSE. En la actualidad ocurre lo mismo en Mal. El acuerdo entre Francia y el FNLA evocado ms arriba est reforzado por la cruzada belicista dirigida por Francia contra Libia, su papel en el secuestro de rehenes en Nger y Mal, sus implicaciones militares en Nger, Mauritania y Chad en el asunto de los rehenes. Esta cartografa que dibuja el contorno del Sahara y rodea a Argelia confirma, si hace falta, las intervenciones de los servicios de inteligencia franceses. Esta guerra en la sombra es el preludio de la autntica batalla abierta contra Argelia, y tiene sus razones. En esta regin, la Repblica Argelina Democrtica y Popular (RADP) es sin duda la ms poderosa e importante. Adems es independiente e insumisa desde la victoria del FLN en 1962 sobre el imperialismo francs. De hecho la RADP impide la realizacin del proyecto de 1957 de Alain Peyrefitte de crear un Estado sahariano tuareg, el control de la franja Sahara-Sahel (rica en codiciados minerales estratgicos) por las potencias occidentales.

En resumen, hay que desestabilizar a la RADP, e incluso destruirla, con el fin de que se realicen los proyectos de los imperialistas. El peridico argelino Le Temps dAlgrie del 11 de septiembre de 2011 escribi: Los servicios de inteligencia franceses que organizan el trfico de misiles libios, un lote de 20.000 Sam-7 rusos y Stringer estadounidenses que han pasado hoy a las manos de Al-Qaida del Magreb (AQMI), planificaron a principios de los aos 90 la revolucin de los tuaregs en el norte de Mal. Un rumor de la presunta detencin de Akhamoukh, transmitida por esos servicios secretos en el momento del asunto Hadj Batou se explot para extender la insurreccin del Azawad a la regin de Tamanrasset. Otras fuentes afirman por su parte que uno de los siete rehenes occidentales capturados en el Sahara por AQMI sera un agente de los servicios secretos franceses, la DGSE. Esta guerra secreta que libra Francia con el pretexto de infiltrarse en las redes terroristas para combatirlas o para liberar a los rehenes, no tendr objetivos diferentes de los declarados?

Argelia conoci los aos negros, se enfrent sola, con valenta, y venci a los terroristas. A quin beneficiara una nueva desestabilizacin de ese pas africano? Por coincidencias, o por puro azar, en los ltimos tiempos observamos amistades entre los imperialistas occidentales y Al-Qaida: En Libia Abdelhakim Belhaj, uno de los jefes militares rebeldes hoy gobernador militar de Trpoli, un yihadista bien conocido por los servicios secretos estadounidenses, y su grupo, recibieron la ayuda de Obama, Cameron y Sarkozy, as como de las bombas de la OTAN, para tomar el poder en Trpoli dentro del CNT. A propsito de este hombre, el peridico francs Le Monde del 26 de agosto de 2011 escribi: Ms conocido por la CIA con el nombre de Abou Abdallah Al Sadek, es uno de los fundadores y adems el emir del Grupo Islmico Combatiente (GIC) de Libia, una pequea formacin ultrarradical que en los aos anteriores al 11 de septiembre dispona por lo menos de dos campos secretos de entrenamiento en Afganistn.

Una configuracin parecida a esa alianza contra natura est en marcha en Siria contra el Presidente Bachar Al Assad. Por qu se iban a librar Argelia y su jugoso Sahara del diablico plan de los imperialistas? Es de notoriedad pblica que la excusa de la lucha contra AQMI y otros grupsculos terroristas en el Sahara, invocada por los depredadores occidentales, oculta en realidad su feroz voluntad de incrustarse e instalar all sus bases militares. As se aseguraran el saqueo a cielo abierto y desde arriba de las inmensas riqueza mineras de la regin Sahara-Sahel en detrimento de frica.

El esquema clsico de la nueva estrategia de los imperialistas para recolonizar frica y los dems pases del Sur dirigidos por presidentes rebeldes se basa en acciones de desestabilizacin que llevan a cabo los servicios secretos. Tenemos ejemplos de pases que ya fueron vctimas de la desestabilizacin y otros que estn en vas de serlo, en el punto de mira: la Argelia de Buteflika, la Libia de Gadafi, la Costa de Marfil de Gbagbo, el Zimbabue de Mugabe, la Corea del Norte de Kim Jong Un, el Irn de Admadineyad, la Venezuela de Chvez, la Cuba de Castro, la Bolivia de Morales, la Siria de Bachar Al Assad Las potencias imperialistas envan a sus agentes al terreno a fomentar las revueltas, a infiltrarse y a desviar de sus objetivos iniciales a los movimientos reivindicativos normales que quieren cambios sociales; as, libran una guerra meditica contando generalmente las supuestas masacres de poblaciones civiles perpetradas por los regmenes Ya sabe lo que viene a continuacin.

Entonces las potencias occidentales, que se denominan comunidad internacional, imponen una resolucin al Consejo de Seguridad de la ONU que les permite legitimar el bombardeo de los pases, capturar y/o asesinar a los dirigentes y finalmente recolonizar legalmente los pases y llevar a cabo el saqueo a cielo abierto y desde arriba con el aval del mencionado Consejo de Seguridad de la ONU.

Anteriormente pases como Hait, Irak, Costa de Marfil o Libia fueron vctimas de esa guerra en la sombra. En Mal est en curso esta guerra. A quin tocar maana? frica debe reaccionar enrgica y colectivamente contra esta guerra de recolonizacin que nos estn imponiendo. Es una cuestin de supervivencia de nuestro continente y sus pueblos.

Segn la agencia china Xinhua, el 26 de marzo de 2012, el Ministerio de Asuntos Exteriores francs reiter el 26 de marzo su exigencia de que Mal vuelva al orden constitucional. Segn usted es una declaracin de guerra, por qu?

El imperialismo francs ha mostrado siempre su desprecio atvico hacia los Estados subsaharianos. Esa constatacin es insoportable, humillante y degradante para frica. Las independencias nominales de 1960 no han cambiado en nada la actitud de Francia, que mantiene todos los resortes que le permiten esclavizar a nuestros Estados. Las declaraciones del Ministerio de Asuntos Exteriores francs sobre la vuelta al orden constitucional es efectivamente una declaracin de guerra al pueblo maliense que ha osado levantar la cabeza. Esta declaracin es, adems, una orden que refleja esa realidad de relacin amo-esclavo que a Francia le gustara mantener eternamente contra la voluntad de independencia de los pueblos del pre-carr francs de frica. Recordemos las tres palancas principales que permiten a Francia mantener la correa al cuello de los Estados del pre-carr francs africano:

- La moneda: Entre las primeras medidas de represalia impuestas por Francia contra el CNRDRE y las organizaciones afiliadas, la ms importante es el bloqueo de los haberes en los bancos de los pases miembros de la CEDEAO.

Mal pertenece a la zona monetaria del FCFA dirigida por Francia. Una asfixia monetaria y econmica del pas tendra efectos inmediatos.

Recordemos por qu esta moneda es contraria al desarrollo de frica. Creado el 26 de diciembre de 1945 por Francia, el FCFA (franco de las colonias francesas de frica), se llam a partir de 1958 franco de la comunidad francesa de frica. Es utilizado por 15 antiguas colonias francesas de frica. El FCFA, al estar vinculado al antiguo franco francs (FF) se encuentra actualmente, sin participacin de los africanos, con una devaluacin sin precedentes en la Eurozona (1 euro = 655,957 CFA). Semejante relacin monetaria permite a las potencias imperialistas, en particular a Francia, saquear nuestros recursos naturales sin tener que pagarlos a su precio justo. Adems son las multinacionales occidentales las que especulan en la Bolsa con los precios de las materias primas. Con el fin de garantizar la estabilidad del FCFA con una tasa de cambio fija marcada por Francia, esta ltima ha obligado a los 15 pases africanos a poner el 65% de sus ingresos de exportacin, todava denominados reservas de cambio en divisas extranjeras, en una cuenta del tesoro francs. Una dominacin y un robo que nunca permitirn el desarrollo de nuestros Estados y el bienestar de las masas populares africanas. Veamos un ejemplo: Si Chad vende petrleo por valor de 1.000 millones de dlares, tiene la obligacin de dejar un depsito de 650 millones de dlares en su cuenta domiciliada en el tesoro francs en Pars. Este dinero obviamente enriquece a Francia. As el Banco de Francia dispone gratuitamente de importantes reservas en divisas extranjeras y liquidez que permiten al Estado francs hacer frente a los gastos corrientes mientras los trabajadores africanos acumulan retrasos de pagos de varios meses, a veces por falta de liquidez. Esta servidumbre colonial monetaria se caracteriza tambin por la ausencia de una poltica monetaria independiente conforme al desarrollo y los intereses de los pueblos, y en que Francia tiene derecho de veto en los consejos de administracin de los Bancos Centrales africanos (BEAC y BCEAO).

- La defensa y la seguridad: los acuerdos militares y de seguridad con los Estados africanos y la presencia de sus bases militares en el continente, permiten a Francia supervisar todo y ejercer presiones militares sobre los gobiernos.

- La diplomacia: Esta depende de las dos anteriores. Los Estados de la Franafrique no solamente se saquean econmicamente, sino que adems forman una peana en la que se apoya Francia para conservar el estatuto de potencia media en la ONU y que se oiga su voz. Adems, recordemos que los dirigentes (gobernadores-delegados) de Francia en frica, impuestos a los pueblos y apoyados por Pars, votan al unsono en la ONU. Esos harkis del imperialismo francs tambin son culpables de las tragedias de Costa de Marfil y Libia y de la recolonizacin de ambos pases. En el mbito de la crisis maliense hemos asistido al cumplimiento servil de las rdenes de Francia contra Mal por parte de los harkis de la CEDEAO liderados por Ouattara. Este ltimo, furioso por la manifestacin de apoyo al CNRDRE organizada por el MP-22, arde de impaciencia por enviar a 3.000 hombres, gracias a la logstica del ejrcito francs de ocupacin en Costa de Marfil, a masacrar a los malienses y restablecer el orden colonial. Qu humillacin para nuestro continente!

Usted considera que la crisis maliense es un recrudecimiento de las agresiones imperialistas occidentales contra frica con el fin de recolonizarla. Puede explicarlo?

En el espacio de un ao se han librado dos guerras de rapia y recolonizacin contra frica. Ahora Costa de Marfil y Libia estn bajo la ocupacin imperialista occidental. La crisis maliense es una extensin de la cruzada belicista contra Libia. Esta guerra, sin duda, abarcar toda la zona. Pero esta vez la estrategia del imperialismo es primero desestabilizar, luego debilitar y despus ocupar toda la regin Sahara-Sahel, que contiene gigantescos recursos estratgicos (petrleo, gas, uranio, wolframio, oro) y adems por su posicin geoestratgica. El antiguo proyecto de Alain Peyrefitte de 1957 de creacin de un Estado sahariano tuareg ha salido del cajn de la Franafrique.

La proclamacin unilateral de la independencia del Azawad el 6 de abril de 2012 en el norte de Mal por el MLNA no es fortuita. Concreta el diseo de Francia. Si se ha elegido Mal en primer lugar para ese proyecto sahariano, es por la proximidad inmediata del Azawad al sur de Argelia, donde se encuentra la ciudad ms importante del Sahara: Tamanrasset. Eso por un lado. Por otra parte, el MNLA ha establecido un acuerdo con Francia.

La presencia de la Repblica Argelina Democrtica y Popular (RADP), independiente e insumisa, en esta regin del Sahara impide sin duda la concrecin del gran proyecto imperialista para el Sahara. En consecuencia, ese Estado africano se encuentra en el punto de mira de los depredadores occidentales que suean con sumergirle en el caos y despedazarlo como a Libia. El imperialismo impone a frica las guerras de recolonizacin. Nosotros tenemos el deber de defendernos.

Esa gangrena que afect a Libia (en la actualidad presa de una guerra civil generalizada), Costa de Marfil y ahora Mal Se extender a otros pases africanos o parar en este nivel?

La crisis monetaria y econmica del sistema capitalista que azota a las potencias imperialistas desde 2008, el aumento de la fuerza de los pases emergentes: Brasil, Rusia, China, Sudfrica (BRICS), especialmente China, se traduce en el declive irreversible de las antiguas potencias occidentales. Con la esperanza de conservar su rango poltico en la escena internacional y su alto nivel de vida gracias al saqueo de los recursos de los pases del Sur, las potencias imperialistas se han fijado como objetivo la recolonizacin de frica, ese espacio vital. As, desencadenan sin miramientos guerras mortferas de rapia avaladas por apresuradas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Ayer fueron Costa de Marfil y Libia, hoy toca el turno a Mal, en proceso de debilitamiento programado por los imperialistas. A quin tocar el turno maana si frica no se organiza colectivamente para defenderse? Mal sufrir la misma suerte si contina la estrategia francesa probada en Costa de Marfil donde se ha impuesto a un alborotador de la Franafrique avalado por Francia y la ONU. Recordemos que Francia convirti en un santuario la regin norte de Costa de Marfil donde estaban atrincherados los rebeldes de Ouattara y Soro, permitindoles fortalecerse militarmente antes de entronizarlos tras el golpe de Estado del ejrcito francs el 11 de abril de 2011 contra el presidente legtimo insumiso Laurent Gbagbo.

Esta ofensiva de recolonizacin del espacio vital por parte de los depredadores occidentales se extender a toda frica si no lo impedimos. Hay que detener por todos los medios el ansia de la reconquista de frica por Occidente. Debemos organizarnos colectivamente a escala continental para ganar esta guerra que nos han impuesto. En legtima defensa. Porque se trata de la vida de nuestro continente y de los africanos.

A pesar de la situacin actual usted es de los que parecen confiar en la explosin del orgullo de los hijos de frica. En qu medida podra eso desbaratar las conspiraciones tramadas por los occidentales para acaparar las riquezas africanas?

Los dos principales acontecimientos de principios de este siglo que han marcado para siempre las conciencias de las masas populares africanas son:

- Los bombardeos del palacio presidencial de Costa de Marfil por el ejrcito francs, que causaron la muerte de varios cientos de marfileos, con la captura y deportacin a la Haya del Presidente legtimo Laurent Gbagbo para que lo juzgue la Corte Penal Internacional, un tribunal racista antiafricano.

- La cruzada contra Libia del tro criminal Sarkozy-Obama-Cameron, dirigida por el Presidente Sarkozy. Los bombardeos de las fuerzas de la OTAN causaron la muerte de ms de 100.000 libios y finalmente el asesinato del Gua Gadafi por esos mismos imperialistas y sus delegados harkis del CNT de Benghasi. El pas, antes desarrollado, se ha convertido en un campo de ruinas.

Entre la juventud se est extendiendo una conciencia militante de lucha antiimperialista. Los jvenes afirman su vinculacin al panafricanismo y a la creacin de los Estados Unidos de frica (EUA), un elevado proyecto iniciado por el Gua Gadafi y por el cual le asesinaron los depredadores occidentales. La balcanizacin de frica programada por los imperialistas fracasar gracias a la juventud concienciada, que es el futuro de nuestro continente.

Los Estados Unidos de frica permitirn la supervivencia de los pueblos africanos. Si frica todava padece la dominacin occidental es porque ciertos intelectuales africanos, sedientos de poder personal, se han convertido en harkis de los imperialistas occidentales que actan a favor de los intereses de sus amos occidentales y contra los de frica. La traicin indigna, abyecta y criminal de esos harkis intelectuales, asociada a la de algunos lderes polticos y jefes de Estado africanos (gobernadores- delegados de Francia en frica) anim a los imperialistas occidentales a cometer crmenes contra la humanidad y a infligir humillaciones a toda frica en 2011.

Los harkis intelectuales que aplaudieron los crmenes imperialistas contra la humanidad en Costa de Marfil y en Libia, los gobernadores-delegados que votaron las resoluciones apresuradas del Consejo de Seguridad contra su madre patria, frica, empiezan a notar el incremento del patriotismo antiimperialista de la juventud. Se vern obligados a someterse a la voluntad popular. Esa es en realidad la autntica democracia, y no la que ha servido de excusa a las potencias depredadoras para recolonizar frica. La defensa de la democracia y la proteccin de las poblaciones civiles son las razones que esgrimen siempre las potencias occidentales para intervenir militarmente y recolonizar frica. Sin embargo hay que sealar que ya cay la careta porque, en efecto, los pases ocupados (Costa de Marfil y Libia) no son democrticos ni pacficos. La arbitrariedad y el desorden reinan y se han institucionalizado. Frente a esa impostura democrtica y a la recolonizacin de frica, la resistencia antiimperialista se organizar y triunfar.

Soy optimista con respecto al futuro de frica, ya que el sentimiento revolucionario que suena entre la juventud y el empobrecimiento progresivo de las masas populares conducirn a una revolucin que, como un tsunami, romper a su paso las cadenas de la esclavitud. Todava es posible un estallido patritico. Porque nuestro continente tiene que ser y convertirse en la superpotencia del prximo siglo. El vasto continente africano posee, en efecto, colosales recursos humanos, naturales, mineros indispensables para su desarrollo hacia ese objetivo. La manifiesta ausencia de voluntad poltica de ciertos dirigentes que sirven los intereses imperialistas y cuya misin es torpedear el proyecto de los EUA podr resistir mucho tiempo todava frente a la voluntad de los pueblos humillados, explotados y despreciados por las potencias imperialistas y sus lacayos?

El pueblo argelino o el pueblo vietnamita, concienciados, determinados, vencieron a las potencias imperialistas armadas francesa y estadounidense. Ese objetivo a escala de los EUA sera ms fcil, dado que el nivel global de nuestro desarrollo se ha perfeccionado ampliamente con respecto al de la poca de las guerras de liberacin nacional.

Debilitar Mal para someterlo? Cules son los desafos de Mal en esta nueva crisis? Se trata de otra etapa de escaladas desestabilizadoras en la regin?

Al permitir a los tuaregs equiparse de armas de los arsenales libios y dejndolos que transiten libremente por Nger (que est bajo su control), para reunirse finalmente en el norte de Mal, fronterizo con el Sahara argelino (Tamanrasset), el imperialismo francs tiene cuatro objetivos:

- Debilitar Mal con el fin de obligarle a aceptar la instalacin de una base militar francesa en Mopti, ya que la opinin pblica en general es muy hostil a la presencia de las fuerzas extranjeras en el pas.

- Permitir que las empresas francesas participen en la explotacin del oro (confiada a los canadienses) y en la prospeccin del petrleo y otros minerales. Francia no digiere que su pre-carr acoja a otros socios econmicos. Cualquier veleidad de rebelda se castiga con la desestabilizacin programada del pas

- Debilitar las relaciones entre Argelia y Mal, sobre todo despus de los acuerdos de paz de Tamanrasset del 6 de enero de 1991, firmados entre el gobierno maliense y el MLNA bajo la gida de la Repblica Argelina Democrtica y Popular (RADP).

- Controlar la regin Sahara-Sahel por su posicin geoestratgica y sus inmensas riquezas mineras estratgicas.

Con este fin, el imperialismo quiere desestabilizar la RADP, incluso amputar su parte sahariana si es preciso, para resucitar el proyecto de 1957 de una regin francesa en el Sahara. La eleccin de Mal para esta operacin criminal es su proximidad directa con Tamanrasset.

La proclamacin unilateral de independencia del Azawad por el MLNA contribuye a ese proyecto del imperialismo francs, a pesar de sus declaraciones hipcritas sobre el respeto a la integridad de Mal. Su acuerdo con el MNLA citado anteriormente muestra su verdadera cara.

Con la inestabilidad en Libia y Mal, cmo ve el papel y el lugar de Argelia en medio de ese infierno, si se puede calificar as?

La Repblica Argelina Democrtica y Popular (RADP), me gusta nombrarla literalmente porque eso evoca en el espritu de todos los patriotas africanos revolucionarios la epopeya gloriosa de la lucha de liberacin de ese pas que libr heroicamente el Frente de Liberacin nacional (FLN) contra el imperialismo francs. Ese mismo imperialismo francs ha recuperado el dominio en la actualidad desencadenando guerras de rapia y de recolonizacin de frica, por ejemplo en Costa de Marfil, en Libia y ahora en Mal. Ese infierno encendido deliberadamente por los imperialistas en frica para balcanizarla de acuerdo con su principio divide y vencers. Esas guerras de recolonizacin nos incitan a releer la historia de las luchas de liberacin de nuestro continente. El ejemplo de la RADP sigue siendo una fuente de inspiracin, y en ese sentido consideramos que tiene que desempear un papel histrico importante en la lucha antiimperialista y contra la recolonizacin de frica.

En las declaraciones de nuestro partido, ACTUS/PRPE, relativas a las situaciones en Costa de Marfil, Libia y Mal, criticamos las guerras imperialistas de Francia en frica. Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo argelino, que en 1961 infligi una derrota lacerante a las tropas coloniales francesas y logr arrancar su independencia. Esta humillacin infligida a Francia por los valientes muyahidines o fellagas del ejrcito de Liberacin Nacional (ALN), brazo armado del FLN, permanece tenazmente en la memoria de la potencia colonial que, a cualquier precio, querra tomarse la revancha con el fin de saquear el petrleo y el gas de los que la privaron.

Despus de la ejecucin de su plan criminal en Libia y en Mal, dos Estados fronterizos de la RADP, el imperialismo francs no se detendr en su camino. La desestabilizacin de la RADP despegar con la activacin de los antagonismos regionales (bereberes, kabilas, rabes, tuaregs) o de las redes confesionales islamistas (AQMI, GIA, GSPC). Sin embargo, deseamos y esperamos que el espritu revolucionario y nacionalista del FLN de antao resurja con el fin de infligir una segunda derrota a cualquier veleidad de balcanizacin y reconquista de la RADP. Esta ltima est en el punto de mira de los depredadores occidentales, en particular de Francia, que suea todava con realizar su proyecto del Sahara francs de 1957. Despus de la independencia del pas, la RADP ha ayudado a numerosos movimientos de liberacin de los pases del Sur. Hoy ms que nunca ese deber internacionalista adquiere todo su sentido y su importancia en frica frente a la rastrera recolonizacin occidental de nuestro continente.

La RADP debera recuperar su noble tradicin revolucionaria, porque el imperialismo no ha cambiado su guerra. Ha evolucionado a la forma de comunidad internacional constituda en realidad por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaa, el tro que impone su voluntad imperial al Consejo de Seguridad con resoluciones apresuradas y criminales en Costa de Marfil y en Libia.

No ser la RADP independiente y rebelde el prximo objetivo de las potencias depredadoras que se alinearon en Libia con el AQMI-CNT para asesinar al Gua Gadafi y matar a 100.000 libios bombardendolos con el fin de ocupar el pas?

La defensa de la RADP comenzara tambin con su ayuda a cualquier pas africano sealado por las acciones multiformes de recolonizacin imperialista.

En ese nivel la patria del FNL deber desempear un papel importante y sin complejos, tanto ms en cuanto que la regin Sahara-Sahel suscita la codicia de las potencias occidentales sedientas de recursos mineros estratgicos y con ansias de instalar sus bases militares. Creemos que si la RADP se hubiera implicado de antemano al lado de Libia sin duda se habra impuesto y habra conducido a la Unin Africana (UA) a resistir en bloque a los imperialistas.

Ley-Ngardigal Djimadoum, es el secretario general de los comunistas chadianos, la Accin Chadiana por la Unificacin y el Socialismo/Partido Revolucionario Popular Ecologista (ACTUS / PRPE)

Fuente: http://www.legrandsoir.info/l-algerie-est-dans-la-ligne-de-mire-des-predateurs-occidentaux.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter